Acerca de nosotras ·

miércoles, 16 de mayo de 2018

Actúa a favor de Noura Hussein Shatqa



Te pedimos apoyes a Noura Husseinen  en este link que se dirige a autoridades sudanesas con este texto :


Le escribo sobre el caso de Noura Hussein Hamad, una joven de 19 años que fue condenada a muerte el 10 de mayo de 2018 por matar a su esposo violador. Noura es una víctima de violación conyugal y no debería ser asesinada por defenderse a sí misma.

Le escribo para pedirle al gobierno sudanés que revoque la pena de muerte contra Noura, y permitirle un nuevo juicio considerando sus circunstancias atenuantes. 




Se suman a este pedido ONU y Amnistía Internacional . 


El caso de Noura Hussein Shatqa , la joven condenada a muerte por matar a su esposo después de que éste la violara, ha vuelto a poner de manifiesto las terribles condiciones en las que se encuentran mujeres y niñas africanas atrapadas en matrimonios forzados, privadas de todo poder de decisión y sufriendo la violencia de sus parejas. Además, ha abierto un amplio debate sobre el matrimonio infantil, el consentimiento y la pena de muerte –abolida en 106 países actualmente-.

La joven, de 19 años, contrajo matrimonio contra su voluntad con Abdulrahman Mohamed Hammad hace tres años y, posteriormente, huyó a casa de una tía. Sin embargo, su familia la engañó para que regresara a casa. Cuando esto sucedió Noura fue entregada a su esposo. Ante la negativa de Hussein a consumar el matrimonio, Abdulrahman la violó con la ayuda de sus hermanos y primos. A la mañana siguiente, intentó abusar de ella de nuevo y fue entonces cuando se produjo un forcejeo entre la pareja, a raíz del cual el esposo sufrió heridas con un cuchillo, que a la postre resultaron mortales. Los padres de la joven sudanesa la entregaron a la policía y Noura Hussein lleva en prisión desde mayo de 2017. En el juicio, celebrado en julio, el juez del Tribunal Penal Central de Omdurman aplicó una ley desfasada (Ley Penal de 1991), que no reconocía la violación conyugal y el 29 de abril se la condenó a pena de muerte a petición de la familia del fallecido, que rechazó una compensación económica. Ahora sus abogados tienen 15 días para apelar.

Dicha sentencia despertó y movilizó a la comunidad internacional, que asiste atónita a como una víctima es vapuleada por la justicia, que la condena por homicidio intencional a pesar de actuar en legítima defensa propia. Poco le importó al juez que en el informe del examen médico practicado tras la pelea se indicara que la joven había sufrido heridas, que incluían mordiscos y arañazos. La periodista sudafricana Kim Harrisberg denuncia que la violencia sexual se ha convertido en la norma y que se trata de una especie de guerra contra los cuerpos y espíritus de las mujeres. «Es una tragedia que el único medio de defensa de Noura fuera el asesinato, y que haya sido condenada por ello a pesar de luchar por su propia dignidad y por su propia vida. Su experiencia es un gran ejemplo de lo que las mujeres de todo el mundo soportan bajo las normas patriarcales que atacan los cuerpos y espíritus de las mujeres».





Portavoz de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani  : 

La discriminación y la violencia, incluida la violencia sexual, contra las mujeres y las niñas en Sudán han sido enfatizadas por el caso de Noura Hussein Hammad Daoud, quien la semana pasada fue sentenciada a muerte por un tribunal sudanés. Hussein fue declarado culpable de apuñalar fatalmente al hombre con el que la forzaron a casarse, que supuestamente la había violado. Hemos recibido información de que el matrimonio forzado, la violación y otras formas de violencia de género contra Hussein no fueron tomados en cuenta por la Corte como evidencia para mitigar la sentencia, y que las garantías más estrictas de un juicio justo y el debido proceso fueron no cumplido en este caso. Dado que su caso ha llamado la atención internacional, estamos muy preocupados por su seguridad y la de su abogado y otros partidarios.

En los juicios que conducen a la imposición de la pena de muerte, el respeto escrupuloso a las garantías de un juicio justo es particularmente crucial. El Relator Especial sobre ejecuciones sumarias ha argumentado que la imposición de la pena de muerte contra pruebas claras de legítima defensa constituye un homicidio arbitrario, especialmente cuando las mujeres han sido acusadas de asesinato cuando se defienden. Hacemos un llamamiento a las autoridades para que tengan plenamente en cuenta el reclamo de autodefensa de Hussein contra el intento del hombre de violarla, después de que, según informes, ya la había violado en una ocasión anterior con la ayuda de otras tres personas.

Entendemos que Hussein recibió 15 días para apelar la decisión. En tales circunstancias, el derecho a que una sentencia condenatoria sea revisada por un tribunal superior es de particular importancia. Es esencial que los principios de juicio justo y debido proceso se observen en la fase de apelación de este caso. Una revisión que se limita a los aspectos formales o legales de la condena, sin consideración de los hechos, no es suficiente en virtud del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que Sudán ha ratificado.

El Comité de los Derechos del Niño de la ONU y el Comité de Derechos Humanos de la ONU, dos cuerpos de expertos independientes y autorizados sobre el derecho internacional de los derechos humanos, han expresado su profunda preocupación por la situación de los derechos humanos de las mujeres en Sudán. En particular, la CDN ha enfatizado el impacto negativo del matrimonio precoz y forzado en la salud, la educación y el desarrollo social de las mujeres y las niñas. Además, a pesar de la reciente reforma del Código Penal (el artículo 149 de la Ley penal sudanesa (1991) fue enmendado en 2015), la violencia doméstica y la violación en el matrimonio todavía no están penalizadas. Una mejor protección de los derechos humanos de las mujeres y la criminalización de la violación conyugal podrían ayudar a salvar muchas vidas y evitar resultados terribles como los del caso de Hussein.


El trágico caso de Hussein es una oportunidad para que las autoridades sudanesas envíen un mensaje claro de que la violencia de género no será tolerada en el país.



http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=23101&LangID=E

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...