Acerca de nosotras ·

sábado, 29 de noviembre de 2014

Las mujeres en Japón


Japón valora a las mujeres menos - a medida que los necesita más


A pesar de las leyes antidiscriminatorias y un número cada vez mayor de mujeres empleadas, Japón se está quedando atrás del resto del mundo en materia de igualdad de género.La discriminación generalizada persiste, y  ha crecido más sutilmente en los últimos años.

Japón es uno de los países más industrializados del mundo, pero siempre se ha mantenido fiel a sus antiguas tradiciones. De la misma manera, los roles de género tradicionales siempre han sido una fuente de desigualdad en la tercera mayor economía del mundo.
De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Japón  se ha clasificado como el más desigual de los países más ricos del mundo.
Y la brecha parece estar ampliándose: en octubre pasado el informe anual del Foro Económico Mundial sobre las brechas de género degrado  el rango de Japón de 99 a 101 ( dato de 2012 en 2014 esta en el puesto 104 ), junto a Tayikistán y Gambia en términos de igualdad política y social. 
Para Yuko Ogasawara, profesora de sociología en la Universidad Nihon de Tokio, la descalificación  de Japón no significa   una sorpresa. "En este país todavía es imposible combinar el trabajo y la familia.", Dice a IPS. "Esa es la razón principal detrás de la desigualdad. Las personas, sean hombres o mujeres, tienen que trabajar hasta las diez  todos los días. Si desea formar una familia esto es  un obstáculo evidente ".
Hace quince años- mujeres  y hombres asalariados de oficinas de Ogasawara publicaron  un libro que describe el espacio de oficina típico japonés, donde las mujeres tenían que manejar el trabajo de oficina y servir el té, mientras que los hombres podían ascender en la escala ejecutiva.

70% de las mujeres abandonan la fuerza laboral después de tener primer bebé

"Mucho ha cambiado desde entonces", dijo a IPS Ogasawara. "Hay más mujeres ejecutivas ahora, las mujeres se les da más oportunidades. Pero aún  permanece un  problema: el 70 por ciento de las mujeres abandonan la fuerza laboral después de tener su primer bebé ".
"Después de la crianza de sus hijos, es muy difícil para muchas mujeres a volver", dice Kathy Matsui, una economista de  uno de los mayores bancos de Japón, que ha estado estudiando el empleo de las mujeres japonesas desde 1999.
"Muchas veces el problema se encuentra dentro de las organizaciones y sus sistemas de evaluación", dijo a IPS. "La mayoría de los departamentos de recursos humanos rechazan a las mujeres cuando tienen un espacio en blanco de diez años en su plan de estudios. Para ellos,  deben haber olvidado todo lo que han aprendido y por lo tanto no son adecuadas para la contratación. Eso es una discriminación sutil ".
"Las mujeres que quieren relanzar su carrera sólo  pueden obtener  puestos de trabajo  a tiempo parcial con un salario bajo", Yuko Ogasawara añade. "Estos  trabajos son muy poco remunerados en comparación con trabajadores a tiempo completo, por lo que muchas empresas quieren mantener el sistema tal como esta. Consigen  mano de obra barata.

La discriminación está profundamente arraigada

La discriminación está profundamente arraigada en las instituciones del país."Japón tiene numerosas leyes contra la discriminación", dijo Yoshiyuki Takeuchi, profesor de economía en la Universidad de Osaka, "pero aún así el regimen  fiscal, de pensiones,  y de seguridad social y seguro de salud se basan en el modelo de una familia de cuatro personas con un  padre  trabajador y una madre y ama de casa.
"En Japón, las empresas pagan a los hombres un salario más alto si sus mujeres  se quedan en casa. Las mujeres que reinician un trabajo a  tiempo parcial sólo puede ganar una cantidad de dinero limitada. Estas son las reglas y regulaciones que se desarrollaron durante los años setenta sobre la base de la realidad económica de la época que  apenas han cambiado desde entonces. Hoy en día se retiene a las mujeres que  tratan de reiniciar una carrera ".
Al mismo tiempo, la realidad económica de Japón está cambiando muy rápidamente. El país está profundamente preocupado por el estancamiento económico que se inició hace 20 años. La población está envejeciendo muy rápidamente, la tasa de natalidad está disminuyendo y la población del país se prevé una contracción en torno al 30 por ciento en 2055.

No hay apertura  a la inmigración

"La fuerza laboral se está reduciendo y Japón no esta muy abierto a la inmigración," Kathy Matsui  dijo a IPS. "No hay otra solución que utilizar más a la población existente. Las mujeres constituyen el 50 por ciento de la población japonesa, estan  muy  bien formadas , pero dejan de trabajar a una edad determinada. No hay otra opción que tomar medidas para tratar de mantener a las mujeres en el ambito  laboral . Este no es un punto de vista feminista, es el resultado de un  análisis objetivo de un economista ".
Sin embargo, la sociedad japonesa no parece muy dispuesto a aceptar la idea. Una encuesta llevada a cabo por el gobierno japonés en diciembre mostró que el 51 por ciento de la población cree que las mujeres deben quedarse en casa y cuidar de la familia, mientras sus maridos trabajan.
Este dato representa  un 10,3 por ciento más que el resultado de una encuesta similar realizada en 2009. El aumento fue especialmente notable en la categoría de edad de 20 a 30.
"La generación joven de hoy sabe lo que significa crecer con una madre trabajadora", dice Suzanne Akieda, una arqueóloga belga que ha estado viviendo y enseñando en Japón por más de 40 años.
"En los últimos años  montones de mujeres japonesas han tratado de dejar de lado su vida personal para seguir una carrera. Ahora muchas empiezan a reconsiderar si eso era lo correcto. Esta es la reacción ".
Fuente: IPS | Daan Bauwens
http://www.asafeworldforwomen.org/womens-rights/wr-asia-pacific/wr-japan/3660-gender-discrimination-in-japan.html
http://frenopaticoo.blogspot.com/2011/10/sayaka-kajita-ganz-magia-en-sus-manos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...