Acerca de nosotras ·

jueves, 26 de septiembre de 2013

Reflexionando sobre las mujeres.


Durante nuestra historia conocida las mujeres se dedicaban al ámbito privado  de la vida, mientras que los hombres se desarrollaban  en el ámbito público. L@s grandes pensador@s no saben por que la división se dio, pero es un hecho que fue así. Sabemos que en siglo XVIII el papel publico  de la mujer era casi nulo,  porque estaba ocupada en el cuidado de su familia  o formándose para cuidar otra en el futuro. Aunque ha habido maravillosas excepciones, eran puntuales
En ese ámbito en la que la mujer se movía, cuidaba de todos, con dedicación y entrega, no solo de su familia sanguínea sino también de miembros de la familia de su marido.
Gracias a sus cuidados estamos aquí, no morimos victimas de alguna epidemia por que sus casas estaban limpias y nos alimentaban el cuerpo y el alma.  Seguramente todas esas madres abnegadas esperaban que sus hijos y maridos las representaran en la vida pública y las protegieran con el mismo mimo que ellas ponían en su parte de trabajo. Pero la realidad era bien distinta, los hombres tomaban el control y a ellas las trataban como niñas que no tuvieran  ni criterio ni conocimientos.
Hasta hace poco la mujer egipcia, que compartía vida y trabajos con su marido solo podía heredar de él bienes muebles, Ósea todos los bienes inmuebles  del esposo pasaban a los hermanos de este si la mujer no había tenido un hijo varón, no importa que hubiese tenido muchas hijas. Se quedaban sin casa

Hubo hijos y maridos que lucharon por los derechos de sus madres o esposas, pero  fueron acallados por la mayoría que estaba muy a gusto en el poder

En España, las mujeres conseguimos el derecho al voto en 1931 y la patria potestad sobre nuestros hijos, uno de los bienes seguramente mas preciados para nuestras antecesoras en 1981, podemos decir que ayer  en términos históricos.
Hace demasiado poco que somos iguales ante la ley y como por educación nos han hecho más comprensivas, desde que nos ponen de rosita, y aceptamos consejos, opiniones y críticas, se permiten seguir controlando nuestras vidas con sutiles amenazas.
Espero que estemos curtidas para dar respuesta, que no sean sus valores los que nos aumenten la autoestima. Sabemos de nuestra generosidad, trabajo e inteligencia, ¿que importa si parir, cuidar y educar a un  hijo o hija  en esta sociedad no vale apenas? Nosotras sabemos que vale más que un Premio Nobel. Algunas tienen varios además de hacer mas cosas.

También están las mujeres que imbuidas por valores machistas,  nos aconsejan o han aconsejado igualmente: “Todos los días deberíamos de dar gracias a Dios por habernos privado  a la mayoría de las mujeres del don de la palabra ,porque si lo tuviéramos, quien sabe si caeríamos en la vanidad de exhibirlo en las plazas” o “Las mujeres nunca descubren nada; Les falta talento creador reservado por Dios para inteligencias varoniles “ nos decía  Pilar Primo de Ribera . Parece que  no sabia que Marie Curie había sido premio Nobel  dos veces por sus  descubrimiento de nuevos elementos químicos. Me gustaría que esas mujeres, que son muchas, se reflexionen desde dentro y nos respeten a las otras como seres humanos iguales y nos ayuden en la construcción de una identidad propia y no de espejo de nadie. Necesitamos del grito unánime de las mujeres , que se reafirme en nuestra capacidad para gobernar nuestras vidas y así conseguir leyes que respeten nuestras decisiones .            

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...