Acerca de nosotras ·

miércoles, 4 de mayo de 2016

Mito: El aborto ocasiona el síndrome postaborto. 2/11


Dato: El síndrome postaborto no es un diagnóstico psiquiátrico válido.


No existe evidencia científica para corroborar la idea de que las mujeres que tienen abortos sufren el supuesto “síndrome postaborto”. Debido a la falta de evidencia científica, la Asociación Psiquiátrica Americana no reconoce al “síndrome postaborto” como un diagnóstico legítimo de salud mental
(APA 2002).
Rigurosas revisiones de la literatura científica de muy buena calidad, que examinan las consecuencias del aborto en la salud mental, concluyen que los estudios de la más alta calidad encuentran pocas diferencias, si alguna, entre las mujeres que tuvieron abortos y las que no habían tenido abortos en cuanto a resultados de salud mental a largo plazo (Vignetta et al. 2008, Ney y Wicket 1989, Thorp et al. 2005). La Asociación Psicológica Americana también apoya estas conclusiones (APA 2008).
Estudios científicos fidedignos también concluyen que las tasas de trastornos psiquiátricos son las mismas para las mujeres después del aborto que para las mujeres después del parto (Gilchrist et al. 1995); que las mujeres que abortan no son más propensas a sufrir depresión clínica que las mujeres que llevan a término un embarazo no deseado (Schmiege y Russo 2005); y que la violencia, específicamente la violación, está asociada con el embarazo no deseado y el aborto (Coker 2007, García- Moreno et al. 2005, Goodwin et al. 2000), así como con la ansiedad y otros problemas de salud mental (Adams y Bukowski 2007).
En estudios debidamente realizados, a menudo se encuentra que la mejor manera de predecir la salud mental de la mujer después del aborto es evaluar su salud mental antes del aborto.
Cuando no se toma en cuenta la salud mental de la mujer antes del aborto, los problemas de salud mental postaborto podrían parecer un resultado del aborto cuando en realidad estos problemas ya existían.
Las mujeres tienen diversas experiencias con relación al aborto, las cuales varían en los diferentes contextos socioeconómicos, religiosos y culturales. Los intentos por definir deliberadamente
las experiencias de todas las mujeres como homogéneas hacen caso omiso de las maneras personales en que cada mujer vive, experimenta e interpreta su embarazo y su aborto.

Antecedentes:
El término “síndrome postaborto” fue acuñado por primera veza principios de la década de los noventa y se basa en un estudiorealizado en 1992 de 30 mujeres en Estados Unidos. Postula que
el aborto es una experiencia traumática que ocasiona gravesproblemas de salud mental como depresión, profunda pena,ira, vergüenza, drogadicción, disfunción sexual, trastornos
alimentarios y pensamientos suicidas (Speckhard y Rue1992, Speckhard 1985). El “síndrome postaborto” es definidopor sus defensores como una forma de trastorno de estrés postraumático (TEPT).
Las mujeres en la pequeña muestra del estudio fueron reclutadas porque definieron su experiencia de aborto como“muy estresante”. Casi la mitad de las mujeres incluidas en el estudio tuvieron abortos en el segundo trimestre y algunastuvieron su aborto antes que fuera permitido por la ley en Estados Unidos. Por lo tanto, el estudio estaba sesgado para representar sólo a las mujeres en Estados Unidos que estimaban que sus experiencias de aborto eran negativas.

Fuentes :

Adams, Ryan y William Bukowski. 2007. Relationships with mothers and peers moderate the association between childhood sexual abuse and anxiety disorders. Child Abuse & Neglect , 31(6): 645-656.
Asociación Psicológica Americana, Comisión Especial sobre Salud Mental y Aborto. 2008. Report of the task force on mental health and abortion. Washington, D.C.: Asociación Psicológica Americana.

Asociación Psiquiátrica Americana. 2002. Diagnostic and statistical manual of mental disorders.
 Arlington, VA: Asociación Psiquiátrica Americana.

Charles, Vignetta, Chelsea Polis, Srinivas Sridhara y Robert Blum. 2008. Abortion and long-term mental health outcomes: A systematic review of the evidence. Contraception , 78: 436-450.

Coker, Ann L. 2007. Does physical intimate partner violence affect sexual health? A systematic review. Trauma, Violence, & Abuse , 8(2): 149-177.

García-Moreno, Claudia, Henrica A.F.M. Jansen, Mary Ellsberg, Lori Heise y Charlotte Watts. 2005.
WHO multi-country study on women’s health and domestic violence against women: Initial results on prevalence, health outcomes, and women’s responses.Ginebra: OMS.

Gilchrist, Anne C., Philip C. Hannaford, Peter Frank y Clifford R. Kay. 1995. Termination of pregnancy and psychiatric morbidity.British Journal of Psychiatry, 167(2): 243-8.

Goodwin, Mary, Julie Gazmararian, Christopher Johnson, Brenda Colley Gilbert y Linda Saltzman. 2000. Pregnancy intendedness and physical abuse around the time of pregnancy: Findings from the pregnancy risk assessment monitoring system, 1996-1997. Maternal and Child Health Journal , 4(2): 85-92.
Ney, Philip y Adele Rose Wickett. 1989. Mental health and abortion: Review and analysis. Psychiatric Journal of the University of Ottawa , 14: 506-16.

Rogers, James, George Stoms y James Phifer. 1989. Psychological impact of abortion: Methodological and outcomes summary of empirical research between 1966 and 1988.
Health Care for Women International , 10(4): 347-76.

Schmiege, Sarah y Nancy Felipe Russo. 2005. Depression and unwanted first pregnancy: Longitudinal cohort study. British Medical Journal , 331(7528): 1303-6.

Schmiege, Sarah y Nancy Felipe Russo. 2005. Depression and unwanted first pregnancy: Longitudinal cohort study. British Medical Journal , 331(7528): 1303-6.Speckhard, Anne. 1985. The psycho-social aspects of stress following abortion. PhD diss, University of Minessota.Speckhard, Anne y Vincent Rue. 1992. Postabortion syndrome: An emerging public health concern.
 Journal of Social Issues
, 48: 95-119.Thorp, John, Katherine Hartmann y Elizabeth Shadigan. 2005. Long-term physical and psychological health consequences of induced abortion: A review of the evidence.
Linacre Quarterly
, 72(1): 44-69
https://es.scribd.com/doc/238606268/10-Datos-Sobre-El-Aborto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...