Acerca de nosotras ·

martes, 22 de marzo de 2011

Derecho a la salud : LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA


FORMAS Y CONSECUENCIAS DE LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA (MGF)


Tal y como indicase el relator especial para la Tortura: en función del tipo y de la gravedad de la intervención practicada, las mujeres pueden padecer consecuencias a largo plazo como infecciones crónicas, tumores, abscesos, cistitis, infertilidad, crecimiento excesivo del tejido cicatrizado, mayor riesgo de infección por SIDA, hepatitis y otras enfermedades hemáticas, daño a la uretra con resultado de incontinencia urinaria, (fístula), menstruación dolorosa, relaciones sexuales penosas y otras disfunciones sexuales”

Entre el 98 y 100% de las mujeres en edades comprendidas entre los 15-49 años han sufrido MGF en Egipto, Ginea y Eritrea
El 86% de las mujeres  en edades comprendidas entre los 15- 49 años han sufrido MGF en Mali (The World´s Women 2010. Trenes and Statistics.Economic & Social Affair United of Nations )

La MGF comprende todos los procedimientos que incluyen la extirpación parcial o total de los genitales femeninos externos, u otra agresión a los órganos genitales femeninos, practicada por razones tradicionales, culturales o religiosas. En otras palabras, cuando el motivo de la intervención no se basa en razones médicas.

 Aunque los métodos mediante los que se lleva a cabo la MGF varían de un país a otro, así como de un grupo cultural, étnico o religioso a otro, la práctica ha sido en general clasificada en cuatro modalidades principales, en concreto:
i) Eliminación parcial o total del clítoris y/o del prepucio (clitoridectomía)
ii) Eliminación parcial o total del clítoris y de los labios menores, con o sin escisión de los labios mayores.
iii) Estrechamiento del orificio vaginal con la creación de un sello de cubierta resultante del corte y la yuxtaposición de los labios menores y/o los labios mayores, con o sin escisión del clítoris (infibulación); y
iv) Cualquier otra manipulación dañina de los genitales femeninos sin finalidad médica, por ejemplo, pinchazo, agujereamiento, incisión, raspadura o cauterización.

 Todas las formas de MGF son consideradas dañinas, aunque las consecuencias tiendan a ser más severas en función de la modalidad practicada. Otros factores, como la edad y la situación social, pueden influir en la gravedad de las consecuencias. La MGF se practica mayoritariamente a niñas menores de 15 años aunque, ocasionalmente, se realiza, también, a mujeres adultas y casadas. A menudo, la intervención se lleva a cabo con herramientas rudimentarias y sin anestesia manteniendo sujeta a la niña o a la mujer.

 Casi todas las personas que han sido objeto de MGF experimentan un gran dolor y hemorragias. Otros efectos nocivos para la salud son shock, trauma psicológico, infecciones, retención de orina, daño a la uretra y al ano, e incluso la muerte. La “medicalización” de la MGF, cuando la intervención es realizada por profesionales sanitarios, en vez de por parte de curanderos tradicionales, no la convierte en menos grave. Aunque, en determinadas circunstancias, puedan mitigarse algunos de los efectos inmediatos, no hay evidencia de que se eviten, o de que se reduzcan significativamente las complicaciones obstétricas u otras, a largo plazo, derivadas de esta práctica.

 Las consecuencias de la MGF no concluyen tras la intervención inicial. La niña o la mujer queda mutilada permanentemente, y puede padecer otros daños físicos y mentales graves a largo plazo. En su vida posterior, puede verse obligada a someterse a procesos de infibulación, defibulación o reinfibulación, por ejemplo, tras el matrimonio, o en el parto. Una niña o mujer sometida, inicialmente, a una modalidad relativamente menos agresiva de MGF puede padecer en el futuro una forma de intervención más grave. Las supervivientes de la MGF también corren riesgos significativamente mayores durante el parto, incluida la posibilidad de perder el bebé durante o inmediatamente tras el parto. Los estudios establecen que estos riesgos son mayores, cuanto mayor es la amplitud del tipo de MGF practicada.

http://www.unhcr.org/cgi-bin/texis/vtx/refworld/rwmain/opendocpdf.pdf?reldoc=y&docid=4ac4b3782

2 comentarios:

  1. Faltaría dar un mayor peso al trauma psicológico que deja, y hacer alusión a la práctica de la episiotomía como una de las formas de mutilación genital femenina (se realizan de forma rutinaria e indiscriminada en muchos países)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos encantaría que nos ayuden con información para poder mejorar el post . Gracias por su ayuda.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...