Acerca de nosotras ·

lunes, 8 de marzo de 2021

Contamos con tu trabajo de cada día


 La igualdad de las mujeres requiere un trabajo arduo para trasformar siglos de preconceptos patriarcales. NO ES LABOR DE UN DÍA. Hoy 8 de marzo, nos ponemos de pie y nos hacemos oír, pero sin el trabajo de cada día no trasformaremos valores tan incrustados en la sociedad . La cultura patriarcal esta inserta en nosotras mismas e incluso no sabemos como queremos ser sin esa mirada que nos devuelve el espejo hecho por hombres. Toca deconstruirse y eso lleva toda una vida.  

Soy consciente del avance en nuestros derechos pero el feminismo es un universalismo y hasta que no terminemos con los controles a la virginidad de las mujeres, por poner un pequeño ejemplo que nos queda muy cerca no habremos movido un poquito el mundo. Queda la mutilación genital femenina, los matrimonios infantiles, el control sobre nuestra vida y nuestras decisiones en la maternidad … Queda muchísimo.


Leer más...

sábado, 6 de marzo de 2021

Los hombres asesinos y agresores lo hacen por voluntad propia

 De nuevo traemos un articulo de Martha Canseco González publicado en SemMéxico, el  22 julio 2019 que ella dedica a Héctor 


* Cada dos horas y media una mujer es asesinada  en México 


Hace muchos años, mi hermana gemela estaba en los últimos años de la carrera de Psicología, aunque sabía que su especialidad era la Neuropsicología, estaba segura que alguna cosa más habría aprendido, entonces continuamente le expresaba mis dudas sobre distintos temas, que con el tiempo sabría eran producto de mi incipiente malestar de género.

Alguna vez le pregunté: ¿Los agresores están conscientes del enorme daño físico y emocional que le hacen a las mujeres y a las niñas cuando las violan o abusan de ellas sexualmente? Su respuesta me dejó con la boca abierta: ¡Si no fuera así, no lo harían!

He de confesar que para mí fue un tremendo golpe cultural, darme cuenta que algunos hombres en México, por desgracia demasiados, no nos quieren a las mujeres en el planeta tierra y buscan hacernos el mayor daño posible.

Lo que quiero resaltar aquí, es que los hombres asesinos y agresores lo hacen por voluntad propia, buscan justificarse arguyendo celos, alcohol, engaño o drogas, así entonces y en buena parte, terminaremos con la violencia de género cuando ellos decidan dejar de violentarnos.

México es ya el país con mayor número de feminicidios en el mundo, tan sólo en lo que va del año, mil 119 mexicanas han sido asesinadas, así de fácil cada dos horas y media una mujer es asesinada a manos de quién prometió en un altar quererla y cuidarla, o de hombres cercanos y conocidos.

Decía mi querida amiga Nora Sosa cuando fue Directora de la UEPAVF (Unidad Especializada para la Atención de la Violencia de Género y en la Familia): “No hemos ni siquiera empezado a enfrentar una violencia, cuando a los machistas ya se les ocurrió otra”.

Y como comunicóloga tengo que reconocer el papel que juegan los medios de comunicación para fomentar la violencia contra las mujeres y no sólo porque los medios son la caja de resonancia de los roles y los estereotipos de género sino porque los recrean, los exageran.

Dice la antropóloga feminista Rita Segato que no es casualidad que en los principales centros de producción cinematográfica y televisiva del planeta se estén produciendo tantos programas y películas de corte policiaco e investigación, donde generalmente las víctimas son mujeres. Se trata dice, Segato de una pedagogía de la crueldad, enseñan cuál es la manera más cruel de acabar con las mujeres.

Y aunado a ésta, ya de por sí, terrible situación hay que agregar los vaivenes y la simulación del sistema de justicia mexicano, que termina dejando a la mayoría de las mujeres en total indefensión y sin acceso a la justicia.

En éste marco quiero comentar algunos detalles de la columna de Héctor De Mauleón que escribió para El Universal el pasado 17 de julio y que tituló “Matar mujeres: la epidemia sin control”.

Una epidemia es una enfermedad que se propaga durante un cierto período de tiempo en una zona geográfica determinada y que afecta de manera simultánea a cualquier persona.

El femigenocidio que se está llevando a cabo en México no es una enfermedad, los hombres que lo llevan a cabo, no están enfermos, son hijos sanos del machismo más cerril, primitivo y aldeano. Decir que es una epidemia es quitar responsabilidad a los asesinos de mujeres.

El exterminio de mexicanas no está ocurriendo en una zona determinada del país, es en general en todo el territorio, ciertos estados presentan más casos que otros, pero esto sólo resulta anecdótico.

Una epidemia afecta por igual a hombres que a mujeres, en éste caso sólo son mujeres las víctimas, así que Héctor hay que nombrar a las cosas por su nombre: En México hay una guerra contra las mujeres, pura violencia de género. Seguramente como tú sabes, la violencia de género es aquella dirigida, orientada y exclusiva contra mujeres y niñas, por el mero hecho de ser mujeres y niñas, no hay ninguna otra razón.

Además, la violencia de género cumple un objetivo social: CONTROLAR Y DOMINAR A LAS MUJERES.

Así entonces Héctor, se debe declarar una emergencia nacional si no queremos que ocurra lo que en China, en ése país asiático hay un déficit de mujeres debido a los abortos selectivos, es decir no dejaron nacer a millones de mujeres. Aquí en México nos dejan nacer, pero no nos dejan vivir, ¡yo no sé qué es peor!


botellalmar2017@gmail.com

https://www.semmexico.mx/?p=9979



Leer más...

viernes, 5 de marzo de 2021

Periodistas tras la justicia. Mujeres valientes



Tomamos el articulo publicado por Martha Canseco  en SemMéxico,  el  14 enero 2019 pues nos interesan mucho sus palabras: 

Sin la menor duda, puedo afirmar que la vanguardia periodística en México va, en muy buena medida, de la mano de las mujeres, son las mujeres periodistas las que están marcando el camino del buen periodismo.

La semana pasada, Lydia Cacho Ribeiro, recibió disculpas públicas del gobierno mexicano, ante la violación de sus derechos humanos por dar a conocer una de las redes de pederastia que operan en nuestro país y que hace ocho años llevó a su arresto y vejación ordenados por Mario Marín Torres y Kamel Nacif.

Carmen Aristegui Flores, sigue ganando la batalla legal ante los infundios de MVS, luego de que diera a conocer la corrupción en la pareja presidencial de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera y su llamada “casa blanca”.

Hace varios años, Sara Lovera López recibió amenazas por dar seguimiento a la información sobre la escolta personal del entonces Sub-procurador de Investigación y Lucha contra el narcotráfico, Javier Coello Trejo, quienes se dedicaron a violar mujeres en el sur de la capital del país.

Soledad Jarquín Edgar, no cejará jamás en su lucha por que se esclarezca el asesinato de su hija María del Sol, también periodista, aunque eso implique que las autoridades oaxaqueñas tengan que reconocer que sí, que a las y los empleados del gobierno de Oaxaca se les obliga a hacer trabajo gratuito para el PRI, exactamente como ocurre en muchos otros estados del país y también aquí.

Guadalupe Lizárraga lleva años dejando al descubierto la corrupción y la indolencia de los gobiernos de Chihuahua y Ciudad Juárez ante los feminicidios que no cesan en la zona fronteriza de México.

De las periodistas que han sido asesinadas por delatar los crímenes del sistema, ni hablar, sólo recordarles que México ha sido declarado como el peor país del mundo para el ejercicio del periodismo y para ser mujer, dos circunstancias que nos son adversas a quienes nos dedicamos a ésta profesión.

 Todas estas mujeres ponen de manifiesto nuestro valor y valentía, atributos que no se nos suelen asignar pero que los nombres citados confirman.  Nuestro agradecimiento a estas periodistas que por el mundo buscan la verdad y la justicia 

 

https://www.semmexico.mx/?p=7112

Leer más...

domingo, 28 de febrero de 2021

La mujer es la negra del mundo

 

 22 de junio, 2020.- El pasado 14 de junio, a través de la cadena Discovery, la periodista norteamericana Oprah Winfrey presentó un programa especial donde platicó con diferentes intelectuales afroamericanos, hombres y mujeres, acerca de la situación actual de esa minoría en el vecino país del norte.

Claro todo en el marco del asesinato de George Floyd en Minnesota a manos de tres policías blancos, que le oprimieron el cuello y otras partes del cuerpo hasta asfixiarlo y las manifestaciones de repudio, no solo en Estados Unidos sino también en el resto del mundo.

El programa se llamó ¿Y ahora hacia dónde vamos? que es una pregunta pertinente que se está haciendo la comunidad negra en el vecino del norte. Durante dos horas hablaron sobre la situación que aqueja a los afroamericanos en la llamada economía más importante del mundo, y en serio que en varias ocasiones parecía que estaban hablando de la condición de las mujeres mexicanas, solo que con la enorme diferencia de que allá matan a un hombre negro y el país se incendia, acá matan a diez mujeres al día y ¡no pasa nada!

Hablaron, por ejemplo, de la herida de la esclavitud sí, a cuatrocientos años de que se aboliera la esclavitud, esa herida sigue sangrando y ha trascendido a las y los descendientes de los esclavizados.

¡Imagínense!, a las primeras que esclavizó el ser humano, fue a las mujeres, miles de años llevamos así cargando con esta herida que supura todo el tiempo porque el suplicio no termina, llevamos las mujeres la herida del patriarcado.

Uno de los invitados de Oprah aseguró que Estados Unidos debe pedir perdón a la población negra por haberlos esclavizado y continuar maltratándolos aún ahora. Y ese hombre hacia ver la importancia de que la sociedad toda pidiera perdón, porque dijo, sí no se reconoce todo lo malo que se ha hecho contra esa población minoritaria, las cosas continuarán exactamente igual.

Lo mismo pasa acá en México con las mujeres. Hace unos años algunos hombres empezaron a hablar por las redes sociales de un “borrón y cuenta nueva” con respecto a la violencia de género, exigían que las mujeres olvidáramos todo lo que el machismo nos ha, y nos sigue violentando.

Por supuesto la idea no prosperó. Tan sencillo como esto: Si, el machismo mexicano no reconoce y acepta sus crímenes cometidos contra las mujeres todos los días, seguirá prevaleciendo la idea de que tienen razón en hacerlo y que lo que hacen está bien.

En la emisión se habló además de posibles escenarios que podrían aliviar la situación de la población negra, se insistió en la necesidad urgente de redistribuir la riqueza, de reconstruir todo el sistema de salud y garantizar mayor acceso a toda la población. Por supuesto eso mismo en México no nos caería nada mal sobre todo porque y como lo indican las encuestas del INEGI, son las mexicanas las que tienen menor acceso a la riqueza y a un sistema de salud que de verdad atienda sus necesidades.

Ante las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, los invitados de Oprah lo ven como una oportunidad, no sólo de sacar a Trump de la presidencia sino de mejorar el papel político de las y los negros.

Claro no dejaron de reconocer que cuando el sistema hegemónico no quiere que pase nada, ¡no pasa nada!, decían, tuvimos a un presidente negro durante 8 años en la Casa Blanca y la situación realmente no mejoró para nosotres, hemos hecho nuestro mejor esfuerzo, hemos ido a la universidad, nos hemos preparado y el nivel de riqueza que puede alcanzar una persona de color, no se compara a la que tiene la población blanca.

Por supuesto que ni para las y los afroamericanos, demás minorías, incluyendo a la población hispana y a las mujeres en todo el mundo nada cambiará si no se modifican a fondo las estructuras patriarcales que dan vida al sistema de dominación, abuso y violencia. Aquí en México, las mujeres votamos desde hace 67 años, muchas mujeres han llegado al Congreso nacional y a los estatales, sin embargo, el gigantesco edificio del orden patriarcal sigue intacto.

Como verán las castigadas minorías del sistema hegemónico, tenemos muchas coincidencias en cuanto a discriminaciones, violencias, falta de oportunidades y acceso a los recursos en general.

Sí el piso fuera parejo para todas, todos y todes en este mundo, sin lugar a dudas estaríamos mucho mejor.

En uno de los segmentos que se presentaron en la emisión especial, una mujer negra durante un discurso callejero en Los Ángeles terminó diciendo: ¡Den gracias de que la población negra no quiere venganza sólo quiere igualdad! Y lo retomo, ¡den gracias que las mujeres no queremos venganza, sólo queremos igualdad!

Por cierto “La mujer es la negra del mundo”, es una canción escrita hace muchos años por John Lennon y Yoko Ono, que da nombre a uno de sus mejores álbumes.

Aquí algunas partes de la letra en español: La mujer es la negra del mundo. Sí, ella es, piensa en eso. La mujer es la negra del mundo. Piensa en eso y haz algo. La hacemos pintar su rostro y bailar. Si ella no acepta ser esclava, decimos que no nos ama. Sí es genuina decimos que intenta ser un hombre. Mientras la sobajamos fingimos que es superior a nosotros. Sabes, la mujer es la negra del mundo. Si no me crees, échale una mirada a la que está contigo.

La mujer es la esclava de los esclavos. Ah, sí, tú me crees, grita. La hacemos tener y criar a nuestros hijos. Y entonces la dejamos en casa por ser una madre vieja y gorda. Le decimos, la casa es el único lugar donde debe estar. Entonces nos quejamos de que ella es muy poco mundana para ser nuestra amiga. La insultamos todos los días en la televisión. Y nos preguntamos por qué no tiene agallas o confianza en sí misma. Cuando es joven matamos su propósito de ser libre. Esto es lo que preferimos olvidar, pero seguro entiendes el mensaje.


botellalmar2017@gmail.com

Martha Canseco González /SemMéxico,

https://www.semmexico.mx/?p=22175

https://www.semmexico.mx/?paged=2&s=Martha+Canseco+Gonz%C3%A1lez&id=23770

Leer más...

viernes, 26 de febrero de 2021

COBARDÍA

 


MANDATO

Hace algunos meses entrevisté a seis mujeres que encontraron en el Centro de Justicia para Mujeres de Hidalgo, solución a los problemas de violencia que vivían de manera cotidiana a manos de sus parejas, sí, esos que juraron quererlas y cuidarlas.

Una de ellas, quien acudió en busca de ayuda luego de la primera agresión física, por supuesto sufría de otros tipos de violencia, me comentó que ya divorciada pudo platicar tranquilamente con su ex marido y le preguntó: – ¿por qué me pegaste? -, él respondió, – no sé, no sé porque –.

He estado releyendo a Rita Segato, “Estructuras Elementales de la Violencia” y nuevamente encuentro en esas líneas con una nitidez pasmosa la raíz de este problema. Dice Rita, así como existe la expresión “el arte por el arte”, así se puede definir la violencia contra las mujeres, “la violencia por la violencia”. Al referirse a la violación señala:

“La violación no es consecuencia de patologías individuales, ni en el otro extremo, un resultado automático de la dominación masculina ejercida por los hombres sino un MANDATO. Mandato, hace referencia al imperativo y a la condición necesaria, para la reproducción del género como estructura de relaciones entre posiciones marcadas por un diferencial jerárquico. SE TRATA DE UN ACTO NECESARIO EN LOS CICLOS REGULARES DE RESTAURACIÓN DE ESE PODER”.

Por eso la afirmación de las feministas de que la violencia machista, es eminentemente una cuestión de voluntad, que se acabará en muy buena medida cuando los agresores decidan dejar de violentar ya sea para dominar y controlar o para dejar clara una posición de poder.

Esta reflexión viene al tintero por lo que está ocurriendo al interior de cientos de hogares mexicanos debido al confinamiento forzado por el COVID-19. Como nunca la violencia contra mujeres, niñas y niños va en aumento. Por supuesto éste es un acto de monumental y enorme cobardía por parte de los agresores machistas. ¡Hoy más que nunca los hombres deberían sentir vergüenza de sus pares, de sus compinches, de sus compadritos!

Mi amiga Martha Spiers, me hizo llegar el texto del escritor británico, Nate White, quien explica por qué Donald Trump es tan impopular en Gran Bretaña y creo que Trump es la personificación por excelencia de un agresor machista.

“Hay reglas no habladas en esto- las reglas de Queensberry de la decencia básica- y Trump las rompe todas. Él golpea hacia abajo- lo que un caballero nunca debería hacer- y cada golpe que apunta lo dirige por debajo del cinturón. A él le gusta patear a los vulnerables o sin voz- y los patea cuando están en el piso”.

Así el machismo mexicano. Ésta aldeana forma de ser está aprovechando el confinamiento, cuando mujeres, niñas y niños no tienen a dónde ir, cuando es más difícil recibir ayuda, para golpear por la espalda y en el piso, ¡Cobardes, mil veces cobardes!

Por eso tiene toda la razón Belén Sanz, representante de ONU Mujeres en México, quien en entrevista con el Centro de Información de las Naciones Unidas en México y al referirse a la prevención de la violencia de género señaló:

“También nos parece importantísimo que la sociedad en su conjunto aproveche esta oportunidad para redistribuir las responsabilidades al interior del hogar. Tenemos datos que nos indican que aquellos hogares donde las tareas de cuidado no remunerado se distribuyen entre hombres y mujeres entre las personas que tienen responsabilidades en el cuidado del hogar, esos hogares son hogares con menos índices de violencia, esto contribuye a un mayor nivel de armonía y de paz al interior de los hogares”

Por todo esto, ya es tiempo de que los hombres se manifiesten clara y abiertamente contra la violencia de género y lo hagan interpelando a sus pares, y digo interpelar porque esta acción exige del otro una reparación, repuesta o cambio.

¡Entiendan! Las mujeres no necesitamos que nadie nos defienda, porque al hacerlo nos ponen nuevamente en una posición de vulnerabilidad, lo que necesitamos y de manera urgente es que los agresores machistas dejen de una vez por todas de violentarnos, así nadie tendrá que defendernos. ¡de eso se trata todo!

Martha Canseco González  /SemMéxico,/ 13 de abril, 2020.-

https://www.semmexico.mx/?p=19258

botellalmar2017@gmailcom

Leer más...

jueves, 25 de febrero de 2021

A la mesa y a la cama…

 

Traemos este articulo publicado  el 4 Junio 2019, pero muy de actualidad y de mucho interés.

Una lectora me preguntó a qué me refería en una columna anterior con “democratizar la sexualidad”, aquí lo explico más ampliamente.

Dice un dicho muy mexicano “a la mesa y a la cama…solo una vez se llama”, haciendo una alegoría, si la mesa fuera la sexualidad, en éste modelo hegemónico y heteronormativo que priva, la mesa se sirve para un solo comensal.

Vamos que si se concibe y se vive el inicio de una relación sexual desde el momento en que hay una erección y que ésta termina cuando ya no la hay, por supuesto sólo se está contemplando el deseo y el placer de una de las partes.

Hace muchos años, dando talleres de autoerotismo femenino en Hidalgo, yo pedía a las asistentes que describieran como era una relación sexual con sus maridos y me contestaban: “Pues mi marido se sube y se baja”. Mientras la sexualidad humana se continúe concibiendo y siga girando solo en torno al placer masculino y al pene, seguirá siendo antidemocrática, hegemónica y heteronormativa.

Pero para que la sexualidad humana sea democrática, las mujeres han de romper con algunos estereotipos de género, por ejemplo: agradar, servir y atender a las y los demás. Dice Marcela Lagarde que cuando las mujeres más estamos para las y los demás menos estamos para nosotras mismas.

Ciertamente lo primero que colonizaron los hombres fue el cuerpo femenino para su placer y su disfrute, así entonces sí queremos que las cosas sean diferentes, es de nuestro cuerpo de lo primero que nos hemos de repropiar, seguidamente de nuestro placer. Tenemos que dejar de concebirnos únicamente como las dadoras de placer, para empezar a aprender a recibir.

En los talleres de autoerotismo femenino, conocí mujeres de 30, 40,50 y 60 años que nunca en su vida han experimentado un orgasmo y yo les decía que no son ellos quienes les harán ver estrellitas, a menos que les den un codazo en el ojo, que el orgasmo es de quien lo trabaja.

Por supuesto los hombres tienen una gran responsabilidad en lograr que la sexualidad se democratice. Primero, tener la voluntad de cambiar, segundo concebirnos a las mujeres como seres sexuados con derechos. No sólo ellos tienen derecho al placer, nosotras también, no sólo ellos tienen derechos sexuales y reproductivos, nosotras también y hay que respetarlos.

En éste contexto le platico sobre los resultados de un estudio que se hizo en España, “Diagnóstico de la Mujer joven en la España de hoy” y que publicó ésta semana el diario La Vanguardia.

Se entrevistaron a 1,300 mujeres de 18 a 34 años de edad y 1,500 mujeres mayores de 35 años. El estudio reveló que el 46.8% de las jóvenes y el 51% de las adultas tienen relaciones sexuales sin ganas de tenerlas. ¿Creen que ésas cifras cambiarían si la encuesta se hiciera aquí en México? ¡Yo creo que no!

Digo, con que ganas han de ir a una relación sexual si las dejan mirando al techo y peor aún por la obligación de dar placer.

El análisis descubre también que son más las mujeres jóvenes quienes se definen como feministas que las adultas y que a pesar de eso el feminismo no ha permeado en su vida sexual.

Otros datos interesantes con respecto a las jóvenes españolas es que el 5.6% ha mantenido relaciones sexuales en grupo, el 20.8 % ha practicado el cibersexo y el 20.3% ha tenido relaciones sexuales con desconocidos. Pero fíjense bien, si cruzamos éstos datos con el que señala que la mayoría ha tenido la relación sexual sin ganas, se puede asegurar en consecuencia, que no son más libres sexualmente que lo que fueron sus abuelitas y sus madres, vamos que aunque tengan prácticas más novedosas y atrevidas, no obtienen placer de ello, sigue siendo en consecuencia antidemocrático.

A esto le llama Marcela Lagarde sincretismo de género, que si tener sexo igual que ellos, beber igual que ellos, insultarse entre ellas igual que ellos las insultan significara que son más libres, están muy equivocadas, como lo revela la encuesta, las mujeres jóvenes al igual que las adultas siguen sin ser dueñas de su placer.

¡Sopas!.


Martha Canseco/ Botella al Mar

SemMéxico



https://www.expresszacatecas.com/opinion/43421-a-la-mesa-y-a-la-cama
Leer más...

lunes, 22 de febrero de 2021

¿Qué pueden hacer las personas con responsabilidades políticas?



Los fondos de la UE, como los Fondos Estructurales Europeos y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, pueden apoyar las inversiones de los Estados miembros en infraestructuras y servicios asistenciales que contribuyan a lograr una mejor conciliación entre la vida familiar y la vida laboral, así como a reducir las brechas en relación con el empleo y los cuidados. Para apoyar la integración de la igualdad de género en los fondos de la UE, el EIGE ha desarrollado una herramienta que delimita oportunidades de financiación para medidas de apoyo a los progenitores que trabajan y a los cuidadores y cuidadoras, en toda su diversidad, en la UE actual. Esta herramienta está en consonancia con la Estrategia Europea para la Igualdad de Género 2020-2025, que subraya la necesidad de disponer de financiación de la UE para apoyar las medidas de conciliación de la vida familiar y laboral.

1. Aumentar la disponibilidad, la accesibilidad y la calidad de los servicios asistenciales para menores, personas mayores y personas con discapacidad fomentando las inversiones a gran escala en el sector asistencial.

De este modo, se contribuiría a resolver las brechas en materia asistencial y se crearían nuevos puestos de trabajo, no solo para las personas directamente empleadas en el sector asistencial, sino también para aquellas que trabajan en sectores relacionados, como las personas que fabrican equipos médicos, las personas empleadas en servicios de limpieza, conductores y conductoras de empresas de reparto, así como trabajadores y trabajadoras de la hostelería. La pandemia de la COVID-19 también nos ha enseñado hasta qué punto los trabajos relacionados con la prestación de cuidados son esenciales para el buen funcionamiento de la sociedad y de la economía, y por qué es tan importante realizar inversiones inteligentes en este sector.

2. Fortalecer el marco legal y establecer medidas vinculantes para garantizar una mayor transparencia salarial.

La obligación para las empresas de informar sobre los salarios es una medida que puede solucionar la falta de información de los empleados sobre las estructuras salariales o de remuneración dentro de una organización. La Comisión Europea está trabajando en una propuesta de directiva sobre la transparencia salarial para mujeres y hombres, con el objetivo de introducir medidas obligatorias de transparencia salarial, aumentar la transparencia de los sistemas de remuneración, mejorar la comprensión pública de los conceptos jurídicos pertinentes y reforzar los mecanismos de ejecución.

Otras iniciativas como el fomento del conocimiento de importantes conceptos jurídicos, como «retribución», «mismo trabajo», «trabajo de igual valor» también supondrían un gran avance. Otra medida importante consiste en adoptar una perspectiva neutra respecto del género para los sistemas de evaluación y clasificación del trabajo, que determinan  la retribución y las bonificaciones. El valor del trabajo debería evaluarse y compararse sobre la base de criterios objetivos, como los requisitos profesionales, la responsabilidad, el trabajo efectuado y la naturaleza de las tareas que implica. Se trata de una consideración necesaria para combatir los estereotipos y prejuicios con respecto al trabajo de las mujeres.

3. Combatir la segregación horizontal y vertical por sexos en el mercado laboral.

Abordar la segregación horizontal con medidas que no atraigan a más mujeres hacia los ámbitos dominados por los hombres (como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, así como la tecnología de la información y las comunicaciones), sino también para atraer a más hombres hacia el sector asistencial. Una forma de conseguirlo consiste en definir un estándar en términos de cualificaciones y oportunidades de desarrollo profesional para el sector asistencial. Esto contribuiría a reconocer la complejidad de estos trabajos y compensar mejor su valor.

Otro paso crucial consiste en reconocer las competencias adquiridas a través de la prestación de cuidados, tanto remunerada como no remunerada. Esta medida puede suponer una ayuda para las personas que prestan cuidados de manera no profesional, especialmente para las mujeres que están intentando dar el paso a otros empleos dentro del mercado laboral.

La Estrategia Europea para la Igualdad de Género 2020-2025 insta a la Comisión Europea a presentar la actualización de la Agenda de Capacidades para Europa y a proponer una recomendación del Consejo en materia de educación y formación profesionales, en la que se aborde la igualdad de género en el mercado laboral y los estereotipos de género en la educación y la formación (14).

Combatir la segregación vertical con medidas para solucionar la baja representación de las mujeres en puestos de toma de decisiones en la mayoría de los sectores del mercado laboral.

Por ejemplo, la Estrategia Europea para la Igualdad de Género 2020-2025 anima a la Comisión Europea a adoptar la propuesta de Directiva de 2012 relativa a la mejora del equilibrio de género en los consejos de administración de las empresas, que establece el objetivo de un mínimo del 40 % de los miembros no ejecutivos del sexo menos representado en los consejos de administración de las empresas (15).

(14) Comisión Europea, «Gender equality strategy 2020–2025» («Estrategia Europea para la Igualdad de Género 2020-2025»), 2020 (https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/qanda_20_357).

(15) Parlamento Europeo, Pregunta con solicitud de respuesta oral O-000123/2018 al Consejo – Asunto 128 del Reglamento – Asunto: Propuesta de Directiva sobre las mujeres en los consejos de administración, 2018 (https://www.europarl.europa.eu/doceo/document/O-8-2018-000123_ES.html).


https://eige.europa.eu/sites/default/files/documents/20203246_mh0320445esn_pdf.pdf

https://eurogender.eige.europa.eu/ Instituto Europeo de la Igualdad de Género


Leer más...

domingo, 14 de febrero de 2021

Desigualdades de género en la prestación de cuidados y la retribución en la UE



Conclusiones principales Desigualdades de género en la prestación de cuidados y la retribución en la UE 

• Existe una relación directa entre la desigual distribución de los cuidados no remunerados en los hogares y las desigualdades de género que se producen en el mercado laboral. 

• El grueso de la labor asistencial no remunerada recae en las mujeres, e impide su acceso al empleo. 

• El sector asistencial remunerado registra un alto porcentaje de mujeres empleadas que, con frecuencia, tienen empleos precarios y mal pagados, con pocas perspectivas de desarrollo profesional. • La menor cuantía de sus retribuciones y la inseguridad de sus contratos de trabajo hacen que normalmente resulte más conveniente para las mujeres renunciar al empleo remunerado y ocuparse del cuidado de sus familias que para los hombres. 

• La mayoría de los países en los que la distribución de los cuidados no remunerados entre hombres y mujeres es más equitativa tienden a registrar tasas de empleo más elevadas entre las mujeres y una menor brecha salarial de género. 

• La crisis de la COVID-19 en Europa ha puesto de manifiesto que la prestación asistencial es esencial para el funcionamiento de la sociedad y la economía. Nos recuerda por qué necesitamos una repartición más justa de estas tareas, que es vital, pero que a menudo está socialmente infravalorada.



Los cuidados no remunerados siguen siendo un «trabajo de mujeres» 

Las desigualdades de género en el trabajo asistencial no remunerado son notables en toda la UE. Las mujeres, independientemente de si tienen o no empleo, son las que realizan la mayor parte del trabajo no remunerado en el hogar. Teniendo en cuenta la totalidad de la población de la UE, los datos revelan que el 92 % de las mujeres de la UE llevan a cabo con regularidad labores asistenciales, lo que significa que prestan cuidados no remunerados al menos varios días a la semana, en comparación con el 68 % de los hombres (1 ). El 81 % de las mujeres y el 48 % de los hombres efectúan labor asistencial diariamente. 

El porcentaje se eleva hasta el 88 % en el caso de las madres y el 64 % en el caso de los padres de hijos e hijas menores de 18 años. Elevada prestación de cuidados no remunerados también en el caso de mujeres con empleo En relación con la prestación asistencial, se repite el mismo patrón de desigualdad entre las personas empleadas. 

Prácticamente la totalidad de las mujeres empleadas en la UE (94 %) prestan labor asistencial no remunerada varias veces a la semana, mientras que en el caso de los hombres empleados, este porcentaje es del 70 % (2 ). La participación de las mujeres en los cuidados no remunerados es muy elevada, y se sitúa en un porcentaje superior al 85 % en todos los Estados miembros si se tiene en cuenta tanto la prestación diaria como semanal.

No obstante, los países registran variaciones, debidas a las grandes diferencias constatadas en la implicación de los hombres en la prestación de cuidados, que oscila entre el 41 % en Chipre y el 90 % en Dinamarca. La mayor desigualdad en relación con la prestación de cuidados diarios se registra en Grecia, Chipre y Polonia, países en los que las mujeres le dedican el doble de tiempo que los hombres. En Dinamarca, Suecia y Eslovenia, la distribución de los cuidados es más equitativa (gráfico 1).

 Las mujeres que tienen empleos a tiempo parcial o temporales prestan más labor asistencial no remunerada 

La situación profesional también afecta a las desigualdades de género en el trabajo relacionado con la prestación de cuidados no remunerados y la retribución. Las mujeres que trabajan a tiempo parcial dedican una hora más al día a los cuidados no remunerados que las mujeres con empleos a tiempo completo, lo cual no es el caso entre los hombres que tienen trabajos a tiempo parcial (3 ). Los hombres y las mujeres con responsabilidades asistenciales tienden a trabajar predominantemente en empleos precarios e informales (4). Las mujeres con empleos temporales o sin un contrato formal emplean el doble de tiempo en la prestación de cuidados no remunerados que las mujeres con empleos fijos. Las desigualdades de género dentro de los trabajos re- . lacionados con la prestación de cuidados son más acusadas entre los trabajadores con empleos atípicos que entre aquellos que tienen empleos permanentes. Las mujeres poco cualificadas dedican más tiempo diariamente a la prestación de cuidados que las mujeres con empleos altamente cualificados (5). Con frecuencia, las mujeres recurren a empleos a tiempo parcial para poder conciliar el trabajo con las responsabilidades familiares. Sin embargo, esto repercute negativamente en sus salarios y en sus futuras pensiones, no solo porque implica que trabajan menos horas, sino también porque los salarios por hora de trabajo son más bajos que los equivalentes a los de los empleos a tiempo completo (6). Además, las mujeres tienden en mayor medida a interrumpir su carrera profesional por responsabilidades relacionados con la prestación de cuidados. En la UE, el 29 % de las mujeres afirma que el motivo principal de que trabajen a tiempo parcial son las responsabilidades relacionadas con la prestación de cuidados, frente a solo el 6 % en el caso de los hombres (7).

 1 ) Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound), European Quality of Life Survey 2016 – Quality of life, quality of public services, and quality of society («Encuesta europea sobre calidad de vida 2016 – Calidad de vida, calidad de los servicios públicos y calidad de la sociedad»), Oficina de Publicaciones de la Unión Europea, Luxemburgo, 2018 (https://www.eurofound.europa.eu/publications/report/2017/fourth-european-quality-of-life-survey-over- view-report#tab-01). (

 2) Eurofound, Sexta Encuesta europea sobre las condiciones de trabajo: 2015, 2015 (https://www.eurofound.europa.eu/es/surveys/european-working-conditions-surveys/sixth-european-working-conditions-survey-2015).

( 3) Eurofound, Sexta Encuesta europea sobre las condiciones de trabajo: 2015, 2015 (https://www.eurofound.europa.eu/es/surveys/european-working-conditions-surveys/sixth-european-working-conditions-survey-2015).

 ( 4) Oficina Internacional del Trabajo, Care work and care jobs for the future of decent work («La prestación de cuidados y los empleos en el sector asistencial para el futuro del trabajo digno»), Ginebra, 2018 (https://www.ilo.org/global/publications/books/WCMS_633135/lang--en/index.htm).

 ( 5) Eurofound, Sexta Encuesta europea sobre las condiciones de trabajo: 2015, 2015 (https://www.eurofound.europa.eu/es/surveys/european-working-conditions-surveys/sixth-european-working-conditions-survey-2015).

 ( 6) Eurostat, Reconciliation between work, private and family life in the European Union («Conciliación entre la vida laboral, privada y familiar en la Unión Europea»), Oficina de Publicaciones de la Unión Europea, Luxemburgo, 2009 (https://ec.europa.eu/eurostat/web/products-statistical-books/-/KS-78-09-908). 

( 7) Eurostat, «Why do people work part-time?» («Por qué la gente trabaja a tiempo parcial»?), 2019 (https://ec.europa.eu/eurostat/web/products-eurostat-news/-/ DDN-20190918-1)


https://eige.europa.eu/sites/default/files/documents/20203246_mh0320445esn_pdf.pdf

Leer más...

miércoles, 10 de febrero de 2021

Justicia para Márcia Barbosa de Souza !

 

 Nos sumamos a exigir justicia para Márcia Barbosa de Souza :

 El caso de Márcia Barbosa de Souza es una caso de feminicidio de una joven de 20 años que fue asesinada por un poderoso diputado del estado de Paraíba en Brasil, en 1998. Representado por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y la Oficina de Asesoría Jurídica a Organizaciones Populares (GAJOP)  fue objeto de audiencia pública en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte Interamericana) los días 3 y 4 de febrero, después de 23 años de búsqueda de justicia y verdad.


Márcia Barbosa de Souza, una joven de 20 años, negra y de escasos recursos económicos, encaja perfecta, y desafortunadamente, en las estadísticas de muerte violenta de mujeres. Márcia se mudó a la ciudad capital del estado de Paraíba en busca de trabajo. Pocos días después de estar en la ciudad, recibió una llamada en el hotel donde se hospedaba y supuestamente salió a encontrarse con el diputado Aércio Pereira quien le había ofrecido trabajo en una fábrica de zapatos.


Horas después Márcia llamó desde el celular del diputado, los testigos dicen que se le escuchaba angustiada y preocupada por lo que uno de ellos advirtió a la familia de Marcia de la situación y les sugirió que fueran a buscarla en la ciudad, sin embargo, dadas las condiciones económicas de la familia de Márcia, nadie pudo ir. Márcia fue asesinada esa noche y su cuerpo fue encontrado la mañana del día siguiente, 18 de junio de 1998, en un terreno baldío golpeada y con signos de muerte por asfixia.


El 21 de julio de 1998 el Delegado encargado del caso elaboró ​​un informe en el cual expresó que el Diputado del estado de Paraíba Aércio Pereira de Lima estaría directamente involucrado en el asesinato de Márcia Barbosa, sin embargo, el Delegado señaló que la audiencia del Diputado sería difícil debido a las prerrogativas de inmunidad parlamentaria con las que contaba. Así, la acción penal contra el Diputado solo podría iniciarse con la autorización de la Asamblea Legislativa del Estado de Paraíba. Esta autorización fue denegada en dos ocasiones.


Por la misma razón, el proceso penal contra los principales imputados del caso no se inició hasta el 14 de marzo de 2003, es decir, casi cinco años después de los hechos y sólo cuando el señor Aércio Pereira dejó el cargo de diputado por no haber sido reelegido. Si bien el 27 de septiembre de 2007 fue condenado a 16 años de prisión por el asesinato y ocultamiento del cadáver de Márcia Barbosa de Souza, nunca fue detenido y murió 5 meses después, en libertad, el 12 de febrero de 2007.


El asesinato de Márcia Barbosa se produjo en un contexto general de violencia contra las mujeres en Brasil y en el Estado de Paraíba, acompañado por la impunidad estructural existente en este este tipo de hechos. La violencia contra las mujeres en el momento de los hechos era ampliamente tolerada en Brasil, en 1998, año en el que fue asesinada Márcia Barbosa de Souza, el número total de mujeres víctimas de homicidio en Brasil fue de 3.503 (Mapa da Violência 2012). Las leyes adoptadas por el Estado brasileño para abordar la violencia contra las mujeres no han sido efectivas para eliminar este tipo de violencia de género. A pesar de que el marco legislativo del país tiene dos pilares decisivos en esta lucha: la promulgación en 2006 de la Ley nº 11.340 para combatir y prevenir la violencia doméstica y familiar contra las mujeres - Ley Maria da Penha - que representa uno de los avances más importantes a los derechos de las mujeres en Brasil, y la clasificación del feminicidio como una de las formas calificadas de homicidio, en 2015, actualmente la tasa de feminicidio en Brasil es la quinta más alta del mundo según el Mapa de Violencia, Homicidio de mujeres en Brasil.


Dado que Brasil es un país profundamente marcado por el racismo, la violencia afecta de manera desproporcionada a las mujeres según la combinación de múltiples formas de discriminación por motivos de género, raza, etnia, clase, orientación sexual e identidad de género. Esto significa, por ejemplo, que las mujeres negras, al ser sometidas simultáneamente a la opresión de género y raza, son la mayoría de las víctimas en varios indicadores de violencia. En 2015, el Ministerio de Justicia indicó que las mujeres negras (negras y morenas) son el 68,8% de las mujeres asesinadas por agresiones en Brasil.


“Con una tasa de 1,6 feminicidios por cada 100.000 habitantes, América Latina es la segunda región más letal para las mujeres en el mundo con niveles altísimos de impunidad (Informe publicado por Naciones Unidas en 2018). El caso de Márcia Barbosa que denota una situación de violencia estructural contra las mujeres con connotaciones de género, raza y clase puede contribuir no sólo a la reparación de los familiares de la víctima sino también al desarrollo de estándares de justicia y prevención en Brasil y en toda la región.” expresó Viviana Krsticevic, directora ejecutiva de CEJIL


Las organizaciones representantes de las víctimas demostrarán que el Estado brasileño violó el derecho a las garantías judiciales y la protección judicial al impedir la investigación de la responsabilidad del señor Aércio Pereira de Lima a través de la figura de la inmunidad parlamentaria que se aplicó a hechos de la más alta gravedad, a pesar de que existe absoluta ausencia de motivación política detrás de la acusación, sin que se respete el debido proceso y sin que la decisión adoptada haya sido fundamentada.

https://www.cejil.org/es/feminicidio-marcia-barbosa-souza-sera-juzgado-corte-interamericana-derechos-humanos-febrero-despues

Leer más...

domingo, 7 de febrero de 2021

Despedimos a Moufida Tlatli cineasta tunecina


Tristemente hoy debemos decir adiós a una gran mujer tunecina . Celebramos su vida y agradecemos todos sus aportes .

 Moufida Tlatli ( 4 de agosto de 1947- 7 de febrero de 2021) directora, guionista y montadora. Su amor por el cine lo descubrió gracias a su profesora de filosofía. Después de graduarse en el Institut des hautes études cinématographiques en 1968, regresó a Túnez, donde trabajó como editora para diferentes películas tunecinas y árabes, como Omar Gatlato de Merzak Alouache, la Mémoire fertile de Michel Khleifi, Halfaouine de Férid Boughdir. Dirigió su propio largometraje, Los silencios del palacio, en 1994, esta película fue aclamada por la crítica, ganó varios premios: La Cámara de Oro del Festival de Cannes, el Tanit de Oro de Cartago, el Premio Internacional de la Crítica del Festival Internacional de Cine de Toronto, entre otros. 

Tras la caída de Ben Ali en enero 2011, fue nombrada ministra de la cultura en el gobierno provisional (aunque solo estuvo 10 días en este cargo).

Leer más...

jueves, 4 de febrero de 2021

Narges Mohammadi víctima de la arbitrariedad de la justicia iraní

 

Los hijos de Narges Mohammadi,  activista de derechos humanos iraní que salió de prisión, publicaron un video en las redes sociales criticando que su madre no pueda  salir del país.

Narges Mohammadi, vicepresidenta del Centro de Defensores de Derechos Humanos, fue liberado a mediados de octubre después de cumplir una sentencia de prisión, pero aún se le niega el derecho a un pasaporte que le permita  salir del país.

Su esposo, Taghi Rahmani, publicó un video en Twitter de sus dos hijos, Kiana y Ali, preguntando por qué no podía ir a Francia a visitarlos a pesar de la liberación de su madre.

"No puedo entender por qué mi mamá está fuera, pero no puede venir a Francia", dice Kiana en el video.  El esposo y los hijos de Narges Mohammadi viven en Francia desde hace varios años.

"Ninguna ley permite que se prohíba a mi madre salir", dijo su hijo Ali. Cuando mi madre salió de la cárcel, todo lo que había hecho desapareció; "Está escrito en la ley".

"Ningún gobierno tiene derecho a decirle a mi madre que no tienes derecho a ir a ver a sus hijos", dijo.

Narges Mohammadi fue arrestada y juzgada por primera vez en 1989 por sus actividades de derechos humanos. Fue juzgado de nuevo en 1993 y su pena total de prisión se aumentó a 16 años, de los cuales 10 eran ejecutables.

Posteriormente, la sentencia de la Sra. Mohammadi se redujo a ocho años y medio utilizando la Ley de Reducción de la Encarcelación y el consentimiento del tribunal, después de lo cual fue liberada de la prisión el 7 de octubre de 2010.

En este sentido, el Sr. Rahmani también dijo que las repetidas búsquedas de Narges Mohammadi después de su liberación de la prisión para obtener un pasaporte y salir del país para visitar a su esposo  y a sus hijos fueron infructuosas.

El HRANA,  órgano de noticias de la Asociación Iraní de Activistas de Derechos Humanos,  indico que a su esposa le habían dicho en varias ocasiones que tenía prohibido salir del país y que no se le otorgaría  pasaporte en ese momento.

Taghi Rahmani también enfatizó que "no hubo prohibición de salida en el veredicto emitido contra Narges Mohammadi, y no está claro cómo, por qué razón y por qué institución se prohibió la salida de Narges. 


https://www.independentpersian.com/node/118111/%D8%B3%DB%8C%D8%A7%D8%B3%DB%8C-%D9%88-%D8%A7%D8%AC%D8%AA%D9%85%D8%A7%D8%B9%DB%8C/%D8%A7%D9%86%D8%AA%D9%82%D8%A7%D8%AF-%D9%81%D8%B1%D8%B2%D9%86%D8%AF%D8%A7%D9%86-%D9%86%D8%B1%DA%AF%D8%B3-%D9%85%D8%AD%D9%85%D8%AF%DB%8C-%D8%A7%D8%B2-%D9%85%D9%85%D9%86%D9%88%D8%B9%DB%8C%D8%AA-%D8%AE%D8%B1%D9%88%D8%AC-%D9%85%D8%A7%D8%AF%D8%B1%D8%B4%D8%A7%D9%86-%D8%A7%D8%B2-%D8%A7%DB%8C%D8%B1%D8%A7%D9%86


Leer más...

miércoles, 3 de febrero de 2021

Los derechos de las mujeres en Argelia



En octubre de 2020 el  cuerpo carbonizado de Chaïma, de 19 años, fue encontrado en una gasolinera abandonada en Thenia, a 80 kilómetros  al este de la capital de Argelia, Argel.

El movimiento feminista del país realizó  protestas en varias ciudades del país para exigir acciones que detengan la violencia contra las mujeres tras la violación y el asesinato de esta joven.

Su asesino confesó el crimen y  fue  arrestado pero las feministas desconfían de la justicia de su país dado que la madre de Chaïma dijo que el sospechoso había intentado violar a su hija en 2016, cuando tenía 15 años, pero el caso fue abandonado.

También hay informes de que el cuerpo carbonizado de otra mujer fue encontrado en un bosque en días próximos al asesinado de Chaïma.

Las mujeres realizaron sentadas en Argel y Orán, coreando el nombre de Chaïma y pidiendo el fin de la violencia de género. Las activistas también acudieron a las redes sociales con el hashtag #JeSuisChaima (Soy Chaïma)  y se quejan de la fuerte presencia policial a pesar de las pequeñas protestas e insisten :

 "Este gobierno no ofrece albergues ni mecanismos para proteger a las víctimas de sus torturadores, este gobierno dice que tiene leyes, pero en realidad a las mujeres se les pide que perdonen al agresor, sea su hermano o su padre o lo que sea".

"Las mujeres presentan una denuncia y esperan tres o cuatro años para que se resuelva y se dicte sentencia. Son condiciones inaceptables. Argelia es para hombres y mujeres argelinos".

En las manifestaciones una mujer sostenía un cartel que decía en francés: "Soñamos con un país donde se escuche más a las mujeres que hablan de violación que a los hombres que hablan del velo".

En la ciudad noroccidental de Orán, la policía hizo cancelar rápidamente las protestas.

Según el grupo  Femicides Algeria, 54 mujeres pueden haber sido asesinadas en 2020. También se registraron 60 feminicidios  en 2019, pero creen que el número real es mucho mayor ya que muchos de esos asesinatos no se denuncian. Para contener las crecientes tasas de violencia contra las mujeres, 10 organizaciones propusieron soluciones a las autoridades públicas para reducir la violencia y el feminicidio en Argelia.

 Estas organizaciones proponen muchas soluciones, incluida la creación de centros de recepción para recibir a mujeres y niños víctimas de violencia con un presupuesto íntegramente dedicado a ellas.

En este contexto una veintena de actrices argelinas se reunieron en un spot para denunciar la violencia contra la mujer. Esta campaña, liderada en particular por Bahia Rachedi, Souhile Maalem y Adile Bendimerad, tiene como objetivo luchar contra las presiones sociales infligidas a las mujeres, así como la violencia, física y moral, y los feminicidios de los que son víctimas.

En un mensaje publicado en las redes sociales, estas actrices declararon que “se unen hoy para solicitar el cese a la violencia contra las mujeres y los feminicidios (...) hacemos un llamado a la conciencia y movilización general para que cese esta violencia”.


https://www.facebook.com/Majalat.org/

https://www.majalat.org/news/artists-mobilizing-combat-violence-against-women-algeria

https://www.bbc.com/news/world-africa-54465180

https://www.africanews.com/2020/10/08/rein-in-culture-of-violence-algerians-urge-action-after-rape-and-murder-of-woman/

Leer más...

martes, 2 de febrero de 2021

Hoda Chaaraoui educadora y activista de los derechos de las mujeres de Egipto

 

Hoda Hanem Chaaraoui es egipcia, nació en 1879 y murió en 1947. Educada, viajera y habla varios idiomas, desempeñará un papel muy activo por los derechos de la mujer desde 1919 cuando crea la "Sociedad de la nueva mujer" para promover la alfabetización femenina y la educación en higiene. Cuatro años más tarde, en 1923, fundó la "Unión de Mujeres Egipcias". También participa en la vida política egipcia, sobre todo dentro del Wafd para lograr la independencia egipcia. Tras la muerte de su marido con quien se había casado a los 13 años, a su regreso de un viaje como parte de sus actividades asociativas, se revela: la igualdad de género pasa, declara, al mejorar las condiciones sociales de la mujer, el desarrollo de su educación y la solidaridad de los países árabes, mujeres y hombres por igual.


 En este sentido, escribió al Primer Secretario de la recién formada Liga Árabe en 1945 para transmitirle el interés de la Unión de Mujeres Árabes en los asuntos políticos y sociales. Ella le menciona que el artículo 13 de los estatutos de la Unión estipula que su oficina se esforzará por delegar miembros de sus comisiones en la Liga de los Estados Árabes para trabajar por el establecimiento de una colaboración a fin de servir "los intereses nacionales comunes" y porque “las circunstancias actuales requieren la colaboración de ambos sexos”.

 Verdadera pionera de los derechos de las mujeres en el mundo árabe, reúne a las asociaciones de mujeres en esta lucha pero también en las luchas por la independencia de sus países. La vida y obra de Hoda Hanem Chaaraoui nos invitan a tener presente su historia, fuente de inspiración y reflexión en estos tiempos en los que los debates sobre la igualdad entre mujeres y hombres y la independencia de los pueblos siguen en plena vigencia. Noticias, la carrera y las acciones de esta mujer merecen ser conocidas y promocionadas como ejemplo.


http://www.efi-ife.org/sites/default/files/EFI_Gender%20Equality%20Education%20manuel_FR.pdf

Leer más...

sábado, 30 de enero de 2021

Linda Nochlin: ¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas?

Alice Neel, Linda Nochlin and Daisy, 1973.
COURTESY MUSEUM OF FINE ARTS, 


¿Por qué no han existido grandes artistas mujeres? (en inglés original: Why Have There Been No Great Women Artists?) es un ensayo publicado en 1971 por la historiadora de arte estadounidense Linda Nochlin. Es considerado un trabajo pionero tanto para la historia del arte feminista, como para la teoría feminista del arte.​


En este ensayo, Nochlin explora los obstáculos institucionales –en contraste con los individuales– que han impedido a las mujeres occidentales alcanzar el éxito en las artes. Divide su argumento en varias secciones, la primera de las cuales aborda los supuestos implícitos en el título del ensayo, seguido por "La cuestión del desnudo", "El logro de las damas," "Éxitos" y "Rosa Bonheur."

En la introducción, Nochlin reconoce que "el reciente aumento de la actividad feminista" en los Estados Unidos es una condición para su pregunta sobre las bases ideológicas de la historia del arte, y asimismo invoca la frase de John Stuart Mill de que "nos inclinamos a aceptar como algo natural lo que es".

En su conclusión, afirma: "He procurado abordar una de las eternas cuestiones utilizadas para desafiar la demanda de las mujeres por la igualdad real, en lugar de simbólica, al analizar la estructura completamente equivocada en la que se basa la pregunta “¿Por qué no ha habido grandes artistas mujeres?”, al cuestionar la validez del planteamiento de los llamados problemas en general y del “problema” de la mujer específicamente; y posteriormente al sondear algunas de las limitaciones que, en sí, tiene la disciplina de la historia del arte."


Publicado por primera vez en la Woman in Sexist Society: Studies in Power and Powerlessness (eds. Vivian Gornick y Bárbara Morán; Nueva York: Basic, 1971), más tarde fue reimpreso en ArtNews.El artículo se reproduce con regularidad desde entonces, incluyendo en el libro de ensayos de Nochlin Women, Art, and Power and Other Essays.

¿Por qué no han existido grandes artistas mujeres? se considera  que es de lectura obligatoria para los campos de la historia del arte feminista y de la teoría feminista del arte, en la medida en que considera los obstáculos institucionales que han enfrentado históricamente las mujeres en la tradición occidental de las artes visuales. Nochlin considera la historia de  la educación artística, así como la naturaleza del arte y del genio artístico. El ensayo también ha servido como un importante impulso para el redescubrimiento de las mujeres artistas, y fue seguido por la exposición Mujeres Artistas: 1550-1950.​ Eleanor Munro consideró que este ensayo "hace época",​ y de acuerdo a Miriam van Rijsingen "se le considera la génesis de la historia del arte feminista".

El título y contenido del ensayo han inspirado una serie de ensayos y publicaciones sobre la ausencia de mujeres en determinados ámbitos profesionales, tales como "Why Are There No Great Women Chefs?" de Charlotte Druckman.​ En 1989 se organizó una exposición para aumentar la visibilidad de las mujeres artistas titulada Women's Work: the Montana Women's Centennial Art Survey Exhibition 1889-1989, inspirado por la contribución innovadora de Nochlin.


Deborah Kass la pintó en 1997 al estilo de una obra de Warhol "Death and Disaster
Linda Nochlin (nacida Linda Weinberg; Nueva York, 30 de enero de 1931-29 de octubre de 2017) fue una historiadora del arte estadounidense, profesora universitaria y escritora, que dedicó una parte importante de su obra a la presencia de la mujer en el arte y a monografías sobre el realismo.


Nochlin recibió su BA en Filosofía por la universidad de Vassar, un MA en Inglés de la Universidad de Columbia, y su doctorado en la historia del arte desde el Instituto de Bellas Artes en la Universidad de Nueva York en 1963.


Después de trabajar en los departamentos de historia del arte en la Universidad de Yale , el Centro de Graduados de la City University de Nueva York (con Rosalind Krauss ) y Colegio Vassar , Nochlin tomó una posición en el Instituto de Bellas Artes. 

En 2000,  en el Homenaje a Linda Nochlin se publicó una antología de ensayos que desarrollan temas Nochlin ha trabajado durante toda su carrera.
Nochlin también ha participado en la publicación de otros ensayos y libros, incluyendo mujeres, el arte y el poder: y otros ensayos (1988), Ensayos sobre el arte del siglo XIX y Sociedad: La política de la Visión (1989), La mujer en el siglo 19: Categorías y contradicciones (1997), y las mujeres representan (1999).
Ha analizado como el género afecta la creación y  la aprehensión del arte, como lo demuestra su ensayo "1994 Cuestiones de Género en Cassatt y Eakins ". Además de la historia del arte feminista, ella es  conocida por su trabajo en el realismo , específicamente en Courbet .
Como complemento de su carrera como académica, fue integrante  del Consejo Asesor de Arte de la Fundación Internacional para la Investigación Artística (IFAR).

En 2006, Nochlin recibió un Premio a la Mujer visionaria de Moore College of Art & Design .


Nochlin deconstruye la historia del arte, identificando y rechazando presupuestos metodológicos. 
En su ensayo - ¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas?" - Explora las posibles razones por las que la "grandeza" en el logro artístico se han reservado para los genios masculinos. Nochlin argumenta que las expectativas sociales generales contra las mujeres que buscan seriamente arte, las restricciones en la educación de las mujeres en las academias de arte, y toda la subestructura romántico, elitista,  la glorificación individual, y la producción sobre la que se basa la profesión de la historia del arte sistemáticamente han impedido el surgimiento de grandes mujeres artistas.

Nochlin fue el co-comisaria de varias exposiciones históricas que exploran la historia y los logros de las mujeres artistas.
2007 - "Feminismos Globales" (con Maura Reilly) en el Museo de Brooklyn .
1976 - "Mujeres Artistas: 1550-1950" (con Anne Sutherland Harris) en el Los Angeles County Museum of Art .
 
Los escritos publicados Nochlin abarcan 156 obras en 280 publicaciones en 12 idiomas y 20.393 fondos de la biblioteca.





Leer más...

viernes, 29 de enero de 2021

La pandemia en la región Mena

 

Incremento de la violencia machista durante la pandemia 


 El Covid-19 cambió la vida de casi todos en el planeta en cuestión de meses y afectó más a las personas vulnerables a través de las dificultades económicas. Para las mujeres, se ha duplicado con un aumento de la violencia doméstica. Y para las mujeres que viven en países donde las desigualdades de género están muy presentes, como en la región MENA, la situación ha empeorado significativamente, a pesar de que se abren nuevas oportunidades para ellas.

El estallido de la pandemia ha revelado las fracturas internas de la sociedad, pero también ha puesto a las mujeres en la primera línea mientras perdían en autonomía, seguridad e independencia económica. El Barómetro Árabe publicó una encuesta en diciembre de 2020, estimando que “las mujeres soportan una parte desproporcionada de los recortes de empleo” en la región MENA, un 8% más que los hombres en Marruecos y 4 en Argelia y Túnez. La pandemia también ha afectado la vida social de las mujeres: “El temor a la salud relacionado con COVID, el cierre impuesto, el cierre de escuelas y el aumento de las demandas de la familia y el hogar, que son responsabilidades predominantemente de las mujeres en MENA, han cobrado un alto precio en Mujeres árabes ". También afectó drásticamente su seguridad, ya que las mujeres se vieron obligadas, por ejemplo, a permanecer en una relación violenta o no poder buscar ayuda: “La tasa más alta de aumento percibido en el abuso o la violencia contra las mujeres se encuentra en Túnez (63%), seguida de Argelia y Marruecos (41%, respectivamente), mientras que el aumento percibido de la violencia de género en Jordania es del 27% y en el Líbano es del 20% ".

“Lo que quedó claro durante la pandemia es que, como cualquier otro desastre, no afecta a las personas de la misma manera”, dijo a Fanack Lina Abou Habib, directora interina del Instituto Asfari de la Universidad Americana de Beirut en el Líbano. “Simplemente porque las personas están posicionadas de manera diferente en términos de poder, recursos, habilidades para tomar decisiones. La pandemia simplemente ha exacerbado las desigualdades que ya existen. Organizaciones de mujeres, académicas e investigadoras han documentado que la pandemia tuvo un efecto dramático en mujeres y niñas ”.


Abou Habib hizo especial hincapié en la violencia de género y la violencia doméstica, tomando el ejemplo de su país, el Líbano, y dijo que hubo seis casos de mujeres asesinadas en un mes en abril de 2020, el primer mes de encierro, esencialmente por maridos. En este informe de la organización feminista libanesa Kafa se destaca la responsabilidad de estar atrapada en casa ante el aumento de la violencia: “Durante el mes de abril, la línea directa de Kafa recibió 105 nuevos casos, frente a 75 durante marzo. Las mujeres que llamaron por primera vez denunciaron actos de violencia que habían estado ocurriendo durante un tiempo, pero que se volvieron más intensos o más frecuentes debido a la presencia del agresor en el hogar 24 horas al día, 7 días a la semana ". También es el caso de las trabajadoras domésticas migrantes que trabajan en la región MENA y que a menudo no tienen recurso en caso de abuso en tiempos normales, y mucho menos en un momento de crisis.

Las mujeres en la región MENA también son las principales proveedoras de trabajo de cuidados, un puesto que les genera mayores niveles de estrés. Según la OCDE, “las mujeres de MENA están en el centro de la respuesta de emergencia de salud, ya que constituyen la mayoría de los trabajadores del sector de servicios sociales y de salud en la región, lo que las expone a mayores riesgos de contraer el virus”. También les afecta en el hogar con trabajos de cuidado no remunerados como la escolarización en el hogar y el cuidado de familiares enfermos y / o ancianos. “Este es el trabajo que tienen que hacer por los demás, sin reconocimiento, que se les dé algún valor, tienen que poder hacer malabarismos en la conciliación de su vida laboral y personal”, dijo Abou Habib. “Aumentó exponencialmente con la pandemia. No solo la mayoría de los miembros de la familia están siempre en casa, las mujeres también tienen que seguir las pautas relacionadas con la salud para conocer y proteger a su familia contra daños ”.

En la larga lista de cómo la pandemia ha afectado a las mujeres en la región MENA, también vale la pena mencionar el gran abandono de las niñas en las escuelas, lo que amplifica el fenómeno del matrimonio infantil en algunos países, el cierre de los tribunales de familia religiosos, que evita cualquier romance. como el divorcio, y la presión sobre comunidades ya estigmatizadas como la comunidad queer, las trabajadoras sexuales, las trabajadoras domésticas, las refugiadas, que a menudo no tienen a dónde ir en busca de ayuda en sociedades que las rechazan en su mayoría. Por ejemplo, en el Líbano, las trabajadoras domésticas fueron arrojadas a las calles cuando sus empleadores ya no podían permitirse el lujo de alimentarlas, después de semanas y, a veces, meses de trabajo no remunerado.


"Básicamente, le dice al mundo lo que somos, quiénes somos y qué somos capaces de hacer", comentó Abou-Habib. “En Túnez, según los colegas de una organización LGBTQ llamada“ We exist ”, trabajaron muy duro para apoyar a las personas envueltas en prostitución  a las que se les negó cualquier tipo de ayuda, estigmatizadas y con una extrema necesidad de suministros básicos, higiene menstrual , y así. Lo que quiero decir es que la pandemia mostró lo peor de nuestras mentalidades y de lo que nuestras sociedades patriarcales pueden hacer, que es oprimir aún más a las personas que ya están 

 No obstante a la luz de las terribles consecuencias para las mujeres y las niñas en la región MENA, la pandemia ha impulsado a las organizaciones de mujeres a presionar por más acciones gubernamentales y cambios económicos que podrían conducir, si se toman en cuenta, a mejores sociedades para todos.

Tomado del articulo de  Florence Massena


The Pandemic in the MENA Region, a Hardship But Also an Opportunity for Women - Fanack.com

https://www.arabbarometer.org/2020/12/covid-19-magnifies-pre-existing-gender-inequalities-in-mena/

Leer más...

martes, 26 de enero de 2021

Pensamiento feminista




 Hablamos sobre un libro publicado hace mucho y nos preguntamos sobre su difusión . Sin duda para cualquier mujer, ecuatoriana sobre todo, debería ser casi de obligado conocimiento .
Por nuestra parte , que conocemos a una de las autoras y  a la que hace la reseña , nos encanta hablar de este libro tesoro , que estaríamos deseosas de leer

Theuth, el dios egipcio que creó las artes y las letras, para entregarlas al pueblo argumentó ante el rey Thamus sobre la utilidad de la escritura: “Este conocimiento hará más sabios a los egipcios y más memoriosos, pues se ha inventado como un fármaco de la memoria y la sabiduría”. Recordé este mito de Platón al leer Pensamiento feminista y escritos de las mujeres en el Ecuador: 1980-1990, libro que acaba de ser publicado por Unifem y Unicef, agencias de Naciones Unidas. Es que se trata aquí de la memoria. No del hecho fisiológico, tan frágil como nuestra condición humana, sino de  aquella creada para contrarrestar esa fragilidad, precisamente ;la memoria que se perenniza con la escritura, que impide olvidar  y permite dimensionar cuanto hicimos y a quienes quisimos o no quisimos.Sus autoras, María Cuvi Sánchez y Laura Buitrón Aguirre, feministas de esa década y actoras del movimiento de mujeres que se forjó entonces, desde sus correspondientes lugares -la academia y la documentación- invirtieron más de un año de investigación, de intercambio de puntos de vista, ideas y recuerdos, para entregarnos un libro que reseña 282artículos periodísticos, ensayos, libros, boletines de 102 ecuatorianas y unas cuantas extrajeras que siguen en nuestro país. Pero más allá del inteligente y cuidadoso trabajo de investigación, catalogación, interpretación desde lo teórico y lo vivencial, hay una intención más sugerente aún: que no se olvide lo que pensamos e hicimos algunas mujeres de esa década, lo que escribimos entorno a cuatro temas: violencia contra las mujeres, cuerpo y sexualidad, organización y participación. Si no, la investigación y el libro habrían sido más grandes, y más archivos habría en el CD que reproduce más de medio centenar de artículos de 29 autoras, y folletos institucionales sobre organización y sobre la primera campaña nacional contra la violencia a las mujeres, que inició los años 90.Por lo mismo, permite descubrir o redescubrir, dimensionar y valorar, pensamientos y acciones, pero sobre todo, saber que hay antecesoras en la construcción de una historia colectiva que aún parece insignificante a los ojos de una sociedad todavía patriarcal y androcéntrica, porque sigue creyendo que el pensamiento y el hecho masculinos son la vara que mide lo humano. Es un libro que implica reconocimiento a lo que escribieron e hicieron las mujeres de una década, aquella sque de una u otra manera fueron arte y parte de la construcción del movimiento que marcó la siguiente y las mostró como nuevas actoras sociales. No hay nostalgia ahí, sino valoración de una historia colectiva, que puede ser punto de partida de otros estudios. Un abre bocas, lo llama María Cuvi, sobre todo para quienes piensan, como las autoras y yo, que “lo nuevo se crea visitando y consumiendo lo antiguo”, según la cita que abre el libro. Por la memoria también se celebra.  
Reseña : Alexandra Ayala Marín 


María Cuvi Sánchez y Laura Buitrón Aguirre  Pensamiento feminista y escrito de mujeres en el Ecuador:1980-1990UNIFEM-UNICEF,Quito Ecuador,2006,165 págs.
Leer más...

lunes, 25 de enero de 2021

Mujeres

La autora de este poema es JENNY LONDOÑO, una mujer ecuatoriana que ganó el premio Gabriela Mistral en Chile por este poema llamado "Reencarnaciones".



Gracias a Tiemar .
http://tiemarlanzarote.blogspot.com/
Leer más...

sábado, 23 de enero de 2021

ENTRADA EN VIGOR DEL TRATADO PARA LA PROHIBICIÓN DE ARMAS NUCLEARES



Nos hacemos eco de la alegría general  de las personas de bien. por la entrada en vigor del Tratado para la prohibición de armas nucleares . Con nuestras hermanas de La Liga International por la Paz y la libertad  (WIPF) recordamos la lacra que para el mundo suponen los gastos en armas frente a las necesidades de millones de seres humanos que están sumidos en la pobreza, que ahora se une a la enfermedad y la muerte


 Ray Acheson, coordinadora del programa de desarme de WILPF, explica  lo qué han significado las armas nucleares  desde su uso en Hiroshima y Nagasaki: “Durante 75 años, hemos vivido bajo la amenaza de una explosión radioactiva, cuyos efectos son inmediatamente devastadores y con impacto en futuras generaciones. Durante setenta y cinco años, desde la producción a los ensayos, al uso, al almacenamiento y a la eliminación, las actividades con armas nucleares han contaminado la tierra y el agua, y seguirán haciéndolo durante miles de años más. Durante setenta y cinco años, corporaciones como Lockheed Martin, Boeing y Bechtel han cosechado increíbles beneficios de los contratos gubernamentales para bombas y bombarderos”.


“Durante 75 años”, sigue Acheson, “se nos ha dicho que estas armas eran absolutamente necesarias para garantizar la “seguridad internacional” y la “estabilidad estratégioca”. El nuclearismo es el mito de que las armas nucleares son esenciales para la seguridad. Es una enorme hazaña de luz de gas que insiste en que las armas que podrían matar a toda la población del planeta son lo único que nos mantiene a salvo”. Es más, Acheson analiza que “el nuclearismo es el patriarcado, es la dominación de una mentalidad que señala que la violencia equivale al poder, que las armas equivalen a seguridad. Es una mentalidad que proviene de la dominación de los hombres sobre las mujeres, de la supremacía blanca y de la riqueza, de la capacidad de cuerpo y de la heteronormatividad. Viene de la prioridad capitalista de la ganancia sobre la gente, y del militarismo que acumula la riqueza a través de la guerra”.


Acheson explica que en 2019 los nueve Estados que disponen de armas nucleares gastaron 73 mil millones de dólares en armas nucleares. “Esto es más que 138.000 dólares por minuto. En medio de una pandemia, Estados Unidos tiene más ojivas nucleares que hospitales“. ICAN de hecho denuncia que “la administración Trump ha presionado directamente a los Estados que han ratificado el Tratado para que retiren su apoyo y se abstengan de animar a otros países a ratificarlo”.


https://wilpf.es/momento-historico-el-tratado-para-la-prohibicion-de-armas-nucleares-entra-en-vigor/

https://www.vozpopuli.com/internacional/tratado-prohibicion-armas-nucleares_0_1430857171.html

https://www.ecologistasenaccion.org/160584/entra-en-vigor-el-tratado-de-prohibicion-de-armas-nucleares/

Leer más...