Acerca de nosotras ·

viernes, 10 de abril de 2020

Violencia contra las mujeres: la pandemia en la sombra




En este momento en el que 90 países están en situación de confinamiento, 4000 millones de personas se refugian en casa ante el contagio mundial del COVID-19. Se trata de una medida de protección, pero conlleva otro peligro mortal. Vemos cómo aumenta otra pandemia en la sombra: la violencia contra las mujeres.

A medida que los países informan sobre la infección y el confinamiento, cada vez son más las líneas de atención y los refugios para la violencia doméstica de todo el mundo que notifican un incremento de llamadas en busca de ayuda. En Argentina, Canadá, Francia, Alemania, España, Reino Unido[1] y los Estados Unidos[2], las autoridades gubernamentales, las personas que defienden los derechos de las mujeres y aliados de la sociedad civil han señalado un aumento de las denuncias de violencia doméstica durante la crisis y mayor necesidad de protección de emergencia[3,4,5]. Las líneas de atención de Singapur[6] y Chipre han registrado un aumento de las llamadas de más del 30 por ciento[7]. En Australia, el 40 por ciento de quienes trabajan en primera línea comunicó en una encuesta realizada en Nueva Gales del Sur un incremento de las peticiones de ayuda como consecuencia de una escalada en la intensidad de la violencia[8].

El confinamiento aviva la tensión y el estrés generados por preocupaciones relacionadas con la seguridad, la salud y el dinero. Asimismo, refuerza el aislamiento de las mujeres que tienen compañeros violentos, separándolas de las personas y los recursos que mejor pueden ayudarlas. Es la situación perfecta para ejercer un comportamiento controlador y violento en el hogar. De forma paralela, al tiempo que los sistemas sanitarios se esfuerzan al límite, los refugios para la violencia doméstica alcanzan también su máxima capacidad, agravándose el déficit de servicio al readaptar dichos centros a fin de ofrecer una respuesta adicional al COVID.

Incluso antes de que existiera el COVID-19, la violencia doméstica ya era una de las violaciones de los derechos humanos más flagrantes. En los últimos 12 meses, 243 millones de mujeres y niñas (de edades entre 15 y 49 años) de todo el mundo han sufrido violencia sexual o física por parte de un compañero sentimental. Y, con el avance de la pandemia del COVID-19, es probable que esta cifra crezca con múltiples efectos en el bienestar de las mujeres, su salud sexual y reproductiva, su salud mental y su capacidad de liderar la recuperación de nuestras sociedades y economías, y de participar en ella.

Tradicionalmente, los bajos índices de denuncia generalizados respecto a la violencia doméstica y de otro tipo han dificultado las medidas de respuesta y la recopilación de datos. De hecho, menos del 40 por ciento de las mujeres que sufren violencia buscan ayuda de algún tipo o denuncian el delito. Menos del 10 por ciento de estas mujeres que buscan ayuda recurren a la policía. Las circunstancias actuales complican todavía más la posibilidad de denunciar, lo cual incluye las limitaciones de las mujeres y las niñas para acceder a teléfonos y líneas de atención y la alteración de servicios públicos como la policía, la justicia y los servicios sociales. Es posible que dicha alteración también ponga en riesgo la atención y el apoyo que necesitan las sobrevivientes, como la gestión clínica de las violaciones, y el apoyo psicosocial y para la salud mental. Además, se fortalece la impunidad de los agresores. En muchos países la ley no está de parte de las mujeres; uno de cuatro países no tiene leyes que protejan específicamente a las mujeres contra la violencia doméstica.

Si no se aborda debidamente, esta pandemia en la sombra se añadirá al impacto económico del COVID-19. En el pasado, el costo mundial de la violencia contra las mujeres se ha estimado en aproximadamente 1,5 billones de dólares estadounidenses. Esta cifra sólo puede aumentar en este momento que crece la violencia, y seguir aumentando una vez superada la pandemia.

El aumento de la violencia contra las mujeres se debe solucionar de manera urgente con medidas integradas en el apoyo económico y paquetes de estímulo acordes con la gravedad y la magnitud del reto que reflejen las necesidades de las mujeres que se enfrentan a diversas formas de discriminación. El Secretario General de las Naciones Unidas ha instado a todos los gobiernos a que hagan de la prevención y la gestión de la violencia contra las mujeres una parte fundamental de sus planes de respuesta nacionales ante el COVID-19. Los refugios y las líneas de atención para las mujeres se deben considerar como un servicio esencial en todos los países, y deben contar con financiación específica y amplios esfuerzos destinados a mejorar la difusión de su disponibilidad.

Las comunidades y las organizaciones de base y de defensa de las mujeres han sido clave a la hora de prevenir y acometer crisis anteriores, y la función que actualmente desempeñan en primera línea debe respaldarse con financiación que se mantenga a más largo plazo. Se deben potenciar las líneas de atención, el apoyo psicosocial y el asesoramiento en línea, empleando soluciones tecnológicas como, por ejemplo, los SMS, herramientas y redes digitales para ampliar el apoyo social y llegar a las mujeres que no tienen acceso a teléfonos o Internet. Los servicios policiales y judiciales se deben movilizar a fin de garantizar que se otorgue la mayor prioridad a los incidentes de violencia contra las mujeres y las niñas, evitando que los agresores queden impunes. También el sector privado tiene un papel importante que desempeñar, ya que puede compartir información, alertar al personal de hechos y peligros relacionados con la violencia doméstica y fomentar iniciativas positivas como el reparto de tareas de cuidado en casa.

El COVID-19 ya nos está poniendo a prueba de maneras que la mayoría de personas nunca habíamos experimentado con anterioridad. Provoca tensiones emocionales y económicas que nos esforzamos por combatir. La violencia que actualmente aparece como una mancha negra de esta pandemia es un reflejo de nuestros valores, nuestra resiliencia y nuestra humanidad compartida, que se ven ahora amenazados. Nuestro empeño no debe consistir únicamente en sobrevivir al coronavirus. Debemos renacer de esta crisis con mujeres fuertes, que ocupen el centro mismo de la recuperación.

Declaración de Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres
Fecha: lunes, 6 de abril de 2020


Notas
[1] “Coronavirus: I'm in lockdown with my abuser” https://www.bbc.com/news/world-52063755, acceso: 3 de abril de 2020

[2] “Domestic violence cases escalating quicker in time of COVID-19” https://missionlocal.org/2020/03/for-victims-of-domestic-violence-sheltering-in-place-can-mean-more-abuse, acceso: 3 de abril de 2020

[3] Lockdowns around the world bring rise in domestic violence” https://www.theguardian. com/society/2020/mar/28/lockdowns-world-rise-domestic-violence, acceso: 3 de abril de 2020

[4] “Domestic violence cases jump 30% during lockdown in France” https://www.euronews.com/2020/03/28/domestic-violence-cases-jump-30-during-lockdown-in-france, acceso: 3 de abril de 2020

[5] “Durante la cuarentena, aumentaron un 25% los llamados al 144 por violencia de género” http://www.diario21.tv/notix2/movil2/?seccion=desarrollo_nota&id_nota=132124), acceso: 2 de abril de 2020

[6] “Commentary: Isolated with your abuser? Why family violence seems to be on the rise during COVID-19 outbreak”, https://www.channelnewsasia.com/news/commentary/coronavirus-covid-19-family-violence-abuse-women-self-isolation-12575026, acceso: 2 de abril de 2020

[7] “Lockdowns around the world bring rise in domestic violence” https://www.theguardian. com/society/2020/mar/28/lockdowns-world-rise-domestic-violence, acceso: 3 de abril de 2020

[8] “Domestic Violence Spikes During Coronavirus As Families Trapped At Home”  https://10daily.com.au/news/australia/a200326zyjkh/domestic-violence-spikes-during-coronavirus-as-families-trapped-at-home-20200327, acceso: 2 de abril de 2020


UN Women Executive Director Statement:

Direct Link to UN Women Infographic:
Leer más...

viernes, 3 de abril de 2020

Tewhida Ben Sheikh es reconocida por Túnez



Nuestro aplauso al reconocimiento del aporte de Tawhida Ben Cheikh  gran mujer comprometida con las mujeres y con su país Túnez donde han emitido un billete  de diez dinares dedicado a ella.

Tewhida Ben Sheikh (también conocida como Tawhida Ben Cheikh o Taouhida Ben Cheikh) (2 de enero de 1909 en Túnez – 6 de diciembre de 2010)​ fue la primera mujer musulmana moderna en el norte de África en convertirse en médica. Fue una pionera en salud sexual, en particular facilitando el acceso a métodos anticonceptivos y al aborto.


Médica, pediatra y ginecóloga, Ben Cheikh es conocida principalmente por su trabajo en medicina femenina, ginecología y por su trabajo desinteresado con organizaciones sin fines de lucro. 

Ella había sido vicepresidenta de la Media Luna Roja Tunecina y después de que la planificación familiar se legalizara en Túnez en 1973, se convirtió en la fundadora de la primera clínica de planificación familiar del país. Sin embargo, el camino hacia la cima de su exitosa carrera no fue fácil. Incluso después de haberse graduado como médico en 1936 a la edad de 27 años, Ben Cheikh tuvo que esperar hasta 1955 para dirigir el departamento de maternidad del hospital Charles-Nicolle en Túnez.

En 1959, Ben Cheikh se convirtió en la primera mujer en formar parte del Consejo Nacional de la Orden de Médicos de Túnez.

Tawhida Ben Cheikh en el billete de diez dinares de Túnez. Foto: Banco Central de Túnez

https://es.wikipedia.org/wiki/Tewhida_Ben_Sheikh
https://en.vogue.me/culture/tunisia-honors-tawhida-ben-cheikh/
https://en.wikipedia.org/wiki/Tewhida_Ben_Sheikh
Leer más...

sábado, 28 de marzo de 2020

ONU insta a una mejor protección de las personas mayores que enfrentan el mayor riesgo de la pandemia de COVID-19

“Inaceptable”: un experto de la ONU insta a una mejor protección de las personas mayores que enfrentan el mayor riesgo de la pandemia de COVID-19 

GINEBRA (27 de marzo de 2020) - La sociedad tiene el deber de ejercer la solidaridad y proteger mejor a las personas mayores que tienen la mayor parte de la pandemia de COVID-19, dijo un experto en derechos humanos de la ONU.

"Los informes de personas mayores abandonadas en hogares de cuidado o de cadáveres muertos encontrados en hogares de ancianos son alarmantes. Esto es inaceptable", dijo Rosa Kornfeld-Matte, experta independiente de la ONU sobre el disfrute de todos los derechos humanos por parte de las personas mayores. "Todos tenemos la obligación de ejercer la solidaridad y proteger a las personas mayores de tal daño".

Las personas mayores no solo enfrentan un riesgo desproporcionado de muerte, sino que además se ven amenazadas por COVID-19 debido a sus necesidades de apoyo de atención o al vivir en entornos de alto riesgo como las instituciones, dijo el experto.

Kornfeld-Matte expresó preocupaciones particulares sobre las personas mayores con afecciones de salud subyacentes y aquellos que ya están socialmente excluidos, que viven en la pobreza, que tienen acceso limitado a los servicios de salud o que viven en espacios confinados, como cárceles y residencias residenciales.

"Esta exclusión social se ve exacerbada por las medidas de distanciamiento 'social', como negar a los visitantes a hogares de cuidado residencial. El distanciamiento social no debe convertirse en exclusión social", dijo el experto.

"La distancia física es crucial, pero se deben encontrar formas creativas y seguras para aumentar las conexiones sociales. A las personas mayores se les debe proporcionar formas de mantenerse en contacto en línea, incluidas aquellas en residencias y áreas remotas", instó.

El experto independiente señaló que las personas mayores ya se enfrentan a una discriminación particular de la vejez ("ageism") y, por lo tanto, requieren protección de derechos específicos. Destacó la necesidad urgente de un enfoque holístico de los derechos humanos para las personas mayores que garantice la realización equitativa de todos sus derechos, incluido el acceso a la atención médica.

"Estoy profundamente preocupado de que las decisiones sobre la asignación de recursos médicos escasos, como los ventiladores en las unidades de cuidados intensivos, se puedan tomar únicamente en función de la edad, negando a las personas mayores su derecho a la salud y la vida en igualdad de condiciones con los demás.

"Los protocolos de clasificación deben desarrollarse y seguirse para garantizar que tales decisiones se tomen en función de las necesidades médicas, la mejor evidencia científica disponible y no en criterios no médicos, como la edad o la discapacidad.

"Las personas mayores se han vuelto muy visibles en el brote de COVID 19, pero sus voces, opiniones y preocupaciones no se han escuchado. En cambio, el envejecimiento arraigado en nuestras sociedades se ha vuelto aún más evidente. Lo hemos visto en un lenguaje cruel y deshumanizante. en las redes sociales y en el énfasis exclusivo en la vulnerabilidad de las personas mayores ignorando su autonomía ", dijo Kornfeld-Matte.

Finalmente pidió a todos los interesados ​​que se aseguren de que los servicios de apoyo esenciales en el hogar en las comunidades puedan continuar sin poner en riesgo a las personas mayores y sus proveedores de atención. "Las comunidades y las generaciones deben unirse para superar esta crisis en solidaridad", concluyó el experto de la ONU.



La Sra. Rosa Kornfeld-Matte (Chile) fue nombrada por el Consejo de Derechos Humanos como la primera experta independiente en el disfrute de todos los derechos humanos por las personas mayores en mayo de 2014. La Sra. Kornfeld-Matte se desempeñó como Directora Nacional del Servicio Nacional de Envejecimiento de Chile, donde diseñó e implementó la Política Nacional de Envejecimiento. Tiene una larga carrera como académica y es la fundadora del programa para personas mayores en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=25748&LangID=E
Leer más...

jueves, 26 de marzo de 2020

10 cosas que debes saber sobre las mujeres en prisión



  1. Aunque las mujeres constituyen una proporción muy pequeña de la población carcelaria total en Europa, un 4–5% en promedio, el número de mujeres en prisión está aumentando rápidamente.
  2. En Europa, hay alrededor de 100 000 mujeres en prisión en un día determinado.
  3. La mayoría de los delitos por los cuales las mujeres son encarceladas no son violentos, están relacionados con la propiedad o las drogas.
  4. Muchas mujeres en prisión son madres y generalmente las cuidadoras principales o únicas de sus hijos. Se estima que alrededor de 10 000 bebés y niños o niñas en Europa se ven afectados por el encarcelamiento de su madre.
  5. En la mayoría de los países europeos, los bebés y los niños o niñas pequeñas pueden permanecer en prisión con sus madres: 3 años es el límite de edad más común. Las instalaciones varían ampliamente entre países.
  6. Las enfermedades mentales están sobrerrepresentadas entre las reclusas; El 80% de las mujeres en prisión tienen una enfermedad mental identificable y dos tercios sufren de un trastorno relacionado con sustancias.
  7. Se estima que al menos el 75% de las mujeres que ingresan a las cárceles europeas tienen problemas con el consumo de drogas y alcohol. Además, las reclusas son más propensas que los reclusos a inyectarse drogas.
  8. La prevalencia del VIH y otras enfermedades infecciosas es a menudo mayor entre las reclusas.
  9. Las mujeres presas tienen más probabilidades de hacerse daño y suicidarse.
  10. Las mujeres prisioneras tienen tres veces más probabilidades de reportar haber sufrido abuso físico o sexual antes de su encarcelamiento.


http://www.euro.who.int/en/health-topics/health-determinants/prisons-and-health/focus-areas/womens-health/10-things-to-know-about-women-in-prison
Leer más...

miércoles, 25 de marzo de 2020

La cultura de la violación sigue perpetuándose con sentencias como la del caso Arandina



Críticas a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por dudar de la credibilidad de la víctima y los sorprendentes y estereotipados cambios interpretativos



25 de marzo de 2019.- Las organizaciones abajo firmantes queremos manifestar nuestro más profundo malestar por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León dictada el pasado 18 de marzo de 2020 sobre el llamado “Caso Arandina” con la que se considera que hubo abusos y no agresión sexual a una menor de 15 años, atenuando las penas a dos de los jugadores y absolviendo uno de ellos. 

En estos difíciles momentos que atraviesa el país con el coronavirus, las entidades adheridas consideramos que la repercusión sobre esta nueva y sorprendente decisión del alto tribunal castellano leonés ha sido mínima, por lo que es necesaria hacer entender la trascendencia de un fallo de esta envergadura que únicamente viene a demostrar que continúa perpetuándose la cultura de la violación en nuestro país. 

La sentencia inicial de la Audiencia Provincial de Burgos definió lo ocurrido como agresión sexual, al apreciar “intimidación ambiental”, teniendo en cuenta la diferencia de edad y complexión física de ellos; y  condenó a los tres jóvenes a 38 años de prisión en diciembre pasado. Ahora la Sala Civil-Penal del  TSJCyL absuelve a uno de los condenados y atenúa las penas hasta los cuatro y tres años de prisión para los otros dos al apreciar, entre otras causas, “la cercanía de edad y la proximidad en el grado de madurez con la menor”. 

“No entendemos el giro interpretativo que ha tomado este caso y las diferencias tan sustanciales entre ambas decisiones judiciales; pero lo que está claro es que vuelve a ponerse en duda la credibilidad de la víctima y además el último fallo no tiene en cuenta en absoluto el Código Penal que elevó la edad de consentimiento sexual de los 13 a los 16 años en 2015; ni la jurisprudencia del Tribunal Supremo para absolver a uno de ellos como si no hubiera existido delito alguno”. 

También consideramos que se están desoyendo argumentaciones prohibidas en tratados firmados y ratificados por España como el Convenio de Estambul o el propio Consejo de Europa, que prohíben centrarse en las actuaciones anteriores y posteriores de la víctima, como en esta ocasión, con el único propósito de descreditarla. 

“Volvemos a experimentar un retroceso claro en los derechos de las mujeres y nuevamente en materia de violencia sexual, lo que nos lleva a preguntarnos cómo decirles a las mujeres que confíen en el sistema judicial. El mensaje que lanza esta sentencia es terrible, de nuevo, se desplaza el foco de la culpabilidad en la víctima y los agresores salen prácticamente indemnes”.



CONTACTO PRENSA
   663911094
      
Indicar que además de este comunicado con todas las adhesiones de las organizaciones que nos están aún llegando, hay abierta desde hace unos días una recogida de firmas al respecto para amplificar la queja: https://bit.ly/3af9Hn7
Leer más...

viernes, 13 de marzo de 2020

Hay mujeres....machistas y de la Alternativa



Hay mujeres que por citar a nuestras ancestras se creen con su legado, aunque nuestras ancestras quisieran nuestros avances y ellas nuestros retrocesos.  Por supuesto nos sentimos orgullosas de  Clara Campoamor, Concepción Arenal o Emilia Pardo Bazán,  que conectadas  con movimientos sociales internacionales quisieron visiblizar nuestras capacidades y competencias hasta entonces ocultas bajo la incultura a la que forzosamente se nos ha sometido y la carencia de derechos políticos y sociales.

Hay mujeres que por no celebrar el 8 de marzo se escudan en que luchan cada día y nuestra pregunta es: ¿ dónde ?,¿ desde cuándo ?.
 Hablan de que odiamos a los hombres olvidando que también somos esposas y madres de hijas e hijos y que juntos, pero no detrás como hasta ahora queremos avanzar hacia un futuro igualitario desde el principio hasta el final de nuestros días, sin pendientes en las orejas, ni estereotipos de género, ni triples jornadas...

Hay mujeres que dicen que somos victimas y puede que ellas no lo sean pero nosotras desde aquí nos sentimos victimas como la mujer a la que hoy acaba de matar su compañero junto a su hija y desde luego nos interesa subvertir este orden asesino que mata más que el terrorismo.

Hay mujeres que hablan de que se colectiviza a la mujer presentándonos como un movimiento social, palabras  y más palabras que vemos bien dirigidas a mantener las desigualdades ya existentes y a negarnos la capacidad de decidir nuestro destino.

 Hay mujeres a las que le preocupan los velos de mujeres lejanas, sin cuestionarse los propios y las obligaciones de vestimenta de otros países sin ver como afecta la talla 38 a nuestras vidas y las de nuestras hijas con anorexias y bulimias.

En la España de hoy, en la que hombres y mujeres no tenemos los mismos derechos reales,  nos representa una ministra como Irene Montero que ha salido de las urnas, que ha sentido y sufrido el machismo social y que pretende mejorar la realidad para todas nosotras incluso para estas victimas de la violencia simbolica a las que le recomendamos lean a Pierre Bourdieu, que es un hombre y quizá su discurso las convenza más que el de su propias hermanas.
Leer más...

jueves, 12 de marzo de 2020

Nuestro recuerdo y agradecimiento a Françoise d'Eaubonne a los cien años de su nacimiento



Hoy 12 de marzo de 2020 la sabia feminista y comprometida trasformadora social Françoise d'Eaubonne cumpliría 100 años. 
Ella nos regaló los términos ecofeminismo, sexocidio o falólacrata entre otros en su continuo trabajo de reflexión e investigación sin darse importancia y sin seguramente conseguir el suficiente reconocimiento .
Felizmente la editorial "incorporte" ha publicado el pasado año su libro  El Sexocidio de las brujas  que nos la recuerda con toda su fuerza activista resaltando  el genocido del que por sexo las mujeres fuimos victimas en Europa durante tres siglos.  Se nos mataba por mujeres no por brujas.  En el libro nos aporta datos de como las brujas asesinadas  eramos nosotras mayoritariamente.
En este libro  se incluye la carta  abierta que en noviembre de 1998 firmó junto con otras mujeres  dirigida a Juan Pablo II solicitando disculpas por parte de la Iglesia del sexocidio que contra las mujeres entre 1450 y 1650 tuvo lugar, entendiendo la existencia de una responsabilidad eclesial en esa misoginia recurrente "manifestada al mas alto nivel desde los primeros siglos de la Iglesia triunfante" .
 A pesar de  que ella  nos dice  que el Evangelio, sobre el que Pedro "edifico su Iglesia" es,  de todos los libros sagrados del mundo, el único  que es feminista.  
Ella indica : En consecuencia  la peste misógena y la masacre de las brujas es fruto de la perversión de la doctrina religiosa que las mujeres del siglo xx tienen derecho a ver condenada. 


Nuestra querida Françoise d'Eaubonne  tuvo una infancia en Toulouse  marcada por la decadencia física de su padre, debida a los efectos de los gases en las trincheras durante la guerra de 1914. Cuando tenía 16 años estalló la Guerra Civil en España y a los 19 fue testigo de la llegada de los republicanos exiliados.  Por su madre estaba unida a España ya quera  era hija de un revolucionario  carlista. 

Entre los 20 y los 25 años sufrió las penurias propias de la época y tuvo contacto, al fin de la segunda guerra mundial, con los convictos judíos que volvían de los campos, en una de las grandes estaciones de tren parisinas. Más tarde trató sus sentimientos sobre este periodo de su vida bajo el evocador título Chienne de Jeunesse (lit, juventud perra).

 Todas estas vivencias de la infancia junto con su personalidad hipersensible fueron las bases de su forma crítica de explorar el mundo, que la llevaron a convertirse en una militante feminista radical. Durante un tiempo formó parte del Partido Comunista francés, y más tarde co-fundó  el primer movimiento revolucionario gay de Francia, el FHAR (Front homosexuel d'action révolutionnaire), Frente Homosexual de Acción Revolucionaria, en 1971. 

Fue ademas madre de dos hijos, aunque nunca adquirió compromiso matrimonial. Murió en París el 3 de agosto de 2005.

 Françoise d'Eaubonne escribió más de 50 obras, desde Colonnes de l'âme (poesía, 1942) a L'Évangile de Véronique (ensayo, 2003). También fue autora de novelas de ciencia ficción, como L'échiquier du temps y Rêve de feu.

También escribió algunas novelas infantiles y otras actividades literarias como los panfletos (20 ans de mensonges, contra Longo Maï), traducciones (Poemas de Emily Brontë), una edición crítica de las cartas de Gustave Flaubert, numerosos prefacios, etc.




Agradezco a Meritxell Martínez que me ha ayudado a conocer mejor a esta grandísima mujer a la que todas debemos estar agradecidas y celebro estos cien años de presencia física y espiritual de Françoise en el mundo.
Leer más...

miércoles, 11 de marzo de 2020

Cambio climático


Traemos la Declaración del Profesor Philip Alston, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, en su visita a España, 27 de enero - 7 de febrero de 2020 en lo que toca al cambio climático  ;

El cambio climático tendrá un impacto dramático en la vida de las personas en situación de pobreza y las políticas vigentes para apoyarlos. 76 Además de los esfuerzos de mitigación y adaptación ya implementados, España debe garantizar que sus políticas de protección social tengan en cuenta los efectos inminentes del cambio climático y que esté en posición de apoyar a las personas en la pobreza que serán las más afectadas por el daño, así como aquellos que serán empujados a la pobreza por el cambio climático. Las olas de calor ya han provocado la muerte de cientos de personas, y las familias pobres sin acceso a electricidad o aire acondicionado estarán cada vez más en riesgo. 77

En 2019, el gobierno anunció un plan de inversión pública de 47 mil millones de euros para hacer frente al cambio climático en 10 años, con el objetivo de hacer que España sea neutral en carbono para 2050. 78 El mes pasado declaró una emergencia climática 79 y ha reducido significativamente su dependencia del carbón. 80 Pero aún no se ha aprobado una ley tan esperada sobre el cambio climático, y el Congreso debe actuar sin demora. 81
Es alentador que el Gobierno ya tenga un acuerdo con la OIT para implementar una Transición Justa, 82 y será crucial que el nuevo gobierno trabaje para garantizar que los trabajadores desplazados durante la transición lejos de los combustibles fósiles tengan un apoyo social adecuado y acceso a capacitación. programas La insuficiencia del actual sistema general de protección social indica que este será un gran desafío.

76 Relator Especial de la ONU sobre pobreza extrema y derechos humanos, “Cambio climático y pobreza”, 17 de julio de 2019, https://undocs.org/A/HRC/41/39.
77 Estudio de AEMET con el Ministerio de Transición Ecológica, “Efectos del Cambio Climático en España”, 3 de marzo de 2019, http://www.aemet.es/en/noticias/2019/03/Efectos_del_cambio_climatico_en_espanha; Greenpeace, “Asi nos afecta el cambio climático”, 28 de noviembre de 2018, https://es.greenpeace.org/es/wp-content/uploads/sites/3/2018/11/GP-cambio-climatico-LR. pdf p. 43)
78 "España propone un plan de inversión pública de $ 53 mil millones en cambio climático", Reuters, 20 de febrero de 2019 https://www.reuters.com/article/us-spain-climatechange/spain-proposes-53-billion-public-investment- en-clima-cambio-plan-idUSKCN1Q91LU.
79 "España declara la emergencia climática, prepara el plan climático", AP, 21 de enero de 2020, https://apnews.com/1e946085841af1e942659d4154d75d03.
80 "Las emisiones de gases de efecto invernadero caen en España a medida que las centrales eléctricas abandonan el carbón", El País, 6 de enero de 2020 https://english.elpais.com/elpais/2020/01/06/inenglish/1578314036_180989.html.
81 Congreso de los Diputados "Proposición de Ley sobre Cambio Climático y Transición Energética", http://www.congreso.es/public_oficiales/L13/CONG/BOCG/B/BOCG-13-B-48-1.PDF.
82 Ministerio de Transición Ecológica, "La Estrategia de Transición Justa dentro del Marco Estratégico de Energía y Clima".

https://gsia.blogspot.com/2020/02/declaracion-del-profesor-philip-alston.html?m=1
Leer más...

martes, 10 de marzo de 2020

Manifiesto de mujeres magrebíes

Somos mujeres magrebíes procedentes de contextos islámicos, somos feministas por un 8 de Marzo sin velos.

Nos dirigimos a todas las plataformas del 8M para hacer constar que nosotras, mujeres nacidas en el Magreb, en España u otros países, en familias musulmanas, vivimos y reclamamos un feminismo laico, un feminismo opuesto a la represión patriarcal que se ejerce en nombre de la religión.

Creemos en un feminismo universal que lucha a favor de una sociedad con iguales derechos y libertades para mujeres y hombres. Rechazamos todo intento de aceptar normas patriarcales basadas en la religión bajo la excusa de que es “nuestra cultura”. No reconocemos ninguna norma, sea religiosa o cultural, que vaya en contra de la igualdad y libertad de las mujeres.

Denunciamos el discurso a favor del “multiculturalismo” que pretende mantenernos a nosotras, mujeres de contextos islámicos, apartadas de los derechos y libertades que se reivindican para las demás. Pretenden crear parcelas aparte para nosotros, categorizándonos como “colectivo musulmán”, sometido a las normas dictados por “nuestros” teólogos.

Exigimos un feminismo laico que rechace toda imposición religiosa. Rechazamos ser tratadas como un colectivo aparte. Rechazamos el uso del velo islamista (hiyab) para marcarnos como personas distintas a las demás ciudadanas y como reivindicación en nombre del feminismo.
Esta lucha contra el patriarcado es universal y se debe dar a la vez en nuestra sociedad de origen y en el país en el que residimos y en el que muchas ya hemos nacido, sin por eso poder sustraernos a las normas patriarcales de nuestra cultura de origen. Normas justificadas cada vez más con la religión bajo el disfraz de una “identidad” que se nos impone como obligatoria.

No queremos ser clasificadas como parte de un “colectivo”, ni religioso, ni cultural, ni étnico y mucho menos “racializado”. Queremos igualdad.

Es nuestra convicción que esa igualdad en derechos y libertades sólo se puede dar en un Estado laico, en el que las religiones pertenecen a la esfera privada y no se instrumentalizan para dividir la ciudadanía en colectivos o grupos diferenciados.

Por ello exigimos un Estado laico y, especialmente:

Educación laica

— Sin asignaturas de religión. La asignatura de historia comparada de las religiones debe ser la misma para todos los alumnos y no debe favorecer un dogma sobre otro.

— Sin presencia de símbolos religiosos en el aula. No puede haber crucifijos ni símbolos equivalentes, ni tampoco puede exhibirlos el profesorado. Las profesoras no podrán llevar hiyab.

— Alumnas sin hiyab. Las niñas no deben ser visualmente categorizadas y segregadas por la religión de sus padres. No se admitirá el hiyab en los colegios (ni tampoco la kipá en los niños judíos ni símbolos equivalentes que marquen expresamente la religión de la persona que los porta). El colegio debe ser un espacio que enseña la igualdad de todos los ciudadanos, sin importar su procedencia, y especialmente la igualdad de todas las ciudadanas, sin símbolos sexistas.

—Aprendizaje para todas. No se admitirán exenciones de los alumnas de ciertas asignaturas con pretexto de su religión. Debe haber sesiones deportivas obligatorias, incluyendo la natación, fundamental no solo para el desarrollo motriz, el disfrute y el conocimiento del propio cuerpo, sino también para la supervivencia.

—Educación en valores. Deben aumentarse las charlas sobre igualdad, feminismo y racismo en centros educativos de primaria, secundaria y la universidad, siempre desde una perspectiva laica y antropológica, basada en la igualdad de derechos de mujeres y hombres, sin importar su procedencia étnica, su cultura o su religión, y opuesta a los estereotipos sexistas.

Integración laica

—Proyectos de formación. Necesitamos más talleres de alfabetización, formación profesional y conocimiento del entorno para mujeres migrantes. Estos talleres no deben darse nunca ni en las mezquitas ni en las asociaciones islámicas o centros culturales religiosos, sino en espacios sin connotación religiosa.

—No más dinero divino. La Administración pública debe dejar de subvencionar mezquitas, asociaciones o fundaciones cuya finalidad sea crear una “identidad” islámica que permita mantener una comunidad musulmana segregada. Tampoco debe aliarse con centros establecidos por otros Estados que intentan mantener control sobre “sus” emigrantes en España, ni con proyectos financiados por teocracias que utilizan la religión como fuente de negocios (sello halal, peregrinaje...)

— Protocolo de Seguridad. Es imprescindible contar con centros específicamente preparados para acoger o aconsejar a mujeres y niñas de trasfondo migratorio que hayan sufrido violencia dentro de su propia comunidad y no están en condiciones de enfrentarse a su propia familia mediante una denuncia policial.

— Observatorio. Necesitamos una institución que observe el cumplimiento de los derechos humanos en la población inmigrante, tanto para protegerla contra el racismo cotidiano que experimenta como para evitar que sea manipulada por quienes usan la religión como herramienta política y patriarcal.

Esperamos que todas estas reclamaciones sean tenidas en cuenta por quien corresponda. Estamos convencidas de que redundará en beneficio de toda la sociedad.

Te pedimos tu firma del manifiesto aqui
https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScuvKe4NwXwFuCGQfSubNh0l8_LzGwFUpEJN0nwVrvO-tlESw/viewform

Leer más...

lunes, 9 de marzo de 2020

Malos tiempos para las mujeres en Serbia; El parlamento no ratificó el Convenio de Estambul


 El parlamento eslovaco decidió el martes rechazar el tratado internacional para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres.

En el parlamento de 150 escaños, 96 de los 113 diputados presentes votaron para rechazar la ratificación del tratado, conocido como  ElConvenio de Estambul

Eslovaquia también rechazó el tratado en marzo de 2019.

El partido nacional eslovaco ultranacionalista, miembro de la coalición gobernante, propuso el rechazo.

El opositor Partido Popular de extrema derecha Nuestra Eslovaquia también votó en contra.

Los legisladores también instaron al presidente Zuzana Caputova a informar al Consejo de Europa que Eslovaquia se mantendrá al margen del tratado.


Como el primer instrumento internacional para establecer estándares integrales y jurídicamente vinculantes para prevenir la violencia de género, proteger a las víctimas y castigar a los perpetradores, caracteriza la violencia contra las mujeres como una violación de los derechos humanos y una forma de discriminación.

Aunque la Unión Europea y sus estados miembros han firmado el tratado, algunos de ellos, incluidos Bulgaria, República Checa, Hungría, Lituania, Letonia y Eslovaquia, aún no han ratificado el documento.

26 de febrero de 2020 - BELGRADO, Serbia -

https://www.aa.com.tr/en/europe/slovakia-rejects-womens-rights-treaty/1745006
Leer más...

sábado, 7 de marzo de 2020

Manifiesto por los derechos de las mujeres



Leer más...

MUJERES SIN FRONTERAS


Leer más...

viernes, 6 de marzo de 2020

Manifiesto de la Comisión 8M de Madrid 2020



Revuelta feminista
Con derechos, sin barreras. Feministas sin fronteras

Venimos de lejos, la Comisión 8M es el espacio unitario de organización y encuentro del movimiento feminista autónomo de Madrid que año tras año, desde hace más de cuatro décadas, ha preparado las movilizaciones del 8 de marzo. En estos últimos años nuestras propuestas fueron: en el 2017 el Paro Internacional de Mujeres y en el 2018 y 2019 planteamos la Huelga Feminista con el objetivo de mostrar que sin nosotras el mundo no se mueve. A través de las huelgas hemos conseguido que nadie pueda mirar a otro lado frente a las propuestas del movimiento feminista, sin embargo, sabemos que debemos seguir avanzando e impulsar las acciones necesarias que tengan la capacidad de acabar con las desigualdades, el racismo, la violencia machista y nos posibilite tener una vida digna a todas las personas, todos los días. Porque formamos parte de un proceso colectivo de apoyo mutuo y de transformación radical de la sociedad, de la cultura, de la economía, de las relaciones, nuestra propuesta este año 2020, es la Revuelta Feminista.

Desde el 8 de febrero al 8 de marzo hemos querido hacer saber al mundo que necesitamos una vida con derechos todos los días del año; queremos cambiarlo todo, queremos estar todas, entendiendo las diferentes realidades que nos atraviesan a cada una. El propio deseo de vidas dignas y con derechos para todas nos enfrenta a quienes solo buscan el beneficio económico de una minoría y hacen su política desde la mentira y el desprecio a las mujeres, desde el miedo, la victimización y el resentimiento; y en el proceso de reconocer y defender nuestros derechos desarrollamos lazos de apoyo y solidaridad entre todas. Nosotras entendemos que el 8 de marzo es importante, pero más importante es aún el proceso que llevamos a cabo cada año para tejer redes feministas de todas las realidades y de diferentes lugares del planeta. Somos un grito global de diversos pensamientos, estamos unidas contra el patriarcado y dispuestas a dar la batalla para construir unas vidas mejores.

Por todo ello, exigimos que se consideren las violencias machistas como una cuestión que atañe al Estado y a toda la sociedad. Son 18 las mujeres asesinadas este 2020, 99 las que fueron asesinadas en 2019 y 1046 desde que existen registros, con 32 denuncias al día en España por agresiones y abusos sexuales, por eso, es necesario que se tenga en cuenta las distintas causas y dimensiones de las violencias machistas, poniendo fin a todas aquellas que sufrimos cotidianamente y que se invisibilizan o normalizan en todos los ámbitos y espacios vitales, sea cual sea nuestra edad y condición (hogar, trabajo, espacios públicos, pareja, familia, entorno laboral, sociedad e instituciones del Estado). También señalamos y denunciamos la violencia sexual que nos afecta de modo aún más marcado a mujeres en situación de vulnerabilidad, como somos las mujeres migradas, las trabajadoras domésticas, las mujeres con diversidad funcional, las tuteladas y las mujeres con problemas de salud mental que sufren violencia quedando sus derechos desprotegidos. Queremos movernos en libertad por todos los espacios, públicos y privados, y a todas horas y denunciamos la justicia patriarcal que no nos considera personas de pleno derecho y que nos quiere dóciles, sumisas y calladas.

Luchamos para que las mujeres seamos dueñas de nuestros cuerpos, nuestros deseos y nuestras decisiones, para que las personas disidentes sexuales, especialmente las mujeres trans, dejemos de sufrir agresiones y múltiples violencias, y por una sociedad que respete y valore la diversidad funcional, la diversidad sexual, y la diversidad de identidad y/o expresión de género. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objetos para ser cosificados y utilizados como reclamo, y nuestros procesos de vida no son enfermedades. También reclamamos la erradicación de cualquier tipo de violencia obstétrico-ginecológica que se ejerza sobre las mujeres. Exigimos que el aborto esté fuera del Código Penal y se reconozca como un derecho de las mujeres para decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra maternidad, y que se respete la autonomía de las mujeres de 16 y 17 años para decidir. Exigimos, también, que se garantice su realización en los servicios públicos de salud. Finalmente, queremos denunciar el castigo que recae sobre nosotras por nuestra diversidad, por nuestra edad, por ser migradas y por estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad.

Pero todo lo anterior no va a ser posible si no rompemos la división sexual del trabajo que nos condena a la precariedad, la discriminación laboral y los trabajos peor pagados, no remunerados, invisibles e ilegales. Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida para que el embarazo o los cuidados no puedan ser objeto de despido ni de marginación laboral, ni deben menoscabar nuestras expectativas personales ni profesionales.

Luchamos  por un mercado laboral que se base en la igualdad real, porque los trabajos a los que logramos acceder están marcados por la temporalidad, la precariedad, incertidumbre, los bajos salarios, las jornadas parciales no deseadas, la brecha salarial y un techo de cristal. Exigimos alternativas para las trabajadoras migrantes en situación administrativa irregular. Exigimos también las pensiones que nos hemos ganado, no más pensiones de miseria que nos obligan a sufrir pobreza en la vejez. Pedimos la cotitularidad de las pensiones y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado o que hemos desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo en el mercado laboral y luchamos por la ratificación del Convenio 189 de la OIT que regula el trabajo doméstico. Queremos que se visibilice y reconozca el valor y dignidad del trabajo doméstico y de cuidados que realizamos las mujeres, y los derechos de quienes los realizamos, para que se asuma la corresponsabilidad por parte de todos los hombres, de la sociedad y del Estado. El trabajo de cuidados debe ser reconocido como un bien social de primer orden.

Como feministas, nos oponemos con firmeza al neoliberalismo salvaje que se impone como pensamiento único a nivel mundial y que destroza nuestro planeta y nuestras vidas. Las mujeres tenemos un papel primordial en la lucha contra el cambio climático y en la preservación de la biodiversidad, por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos, exigimos que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política, y apoyamos las luchas que protagonizan mujeres que defienden sus tierras, su sabiduría y los recursos de sus pueblos, incluso arriesgando sus vidas, amenazadas por el extractivismo, las empresas transnacionales, y los tratados de libre comercio; contra las viejas y nuevas formas de explotación. Somos antimilitaristas y estamos en contra de las guerras, que son producto y extensión del patriarcado y del capitalismo para el control de los territorios y de las personas, y porque la consecuencia directa de las guerras son millones de mujeres refugiadas por todo el mundo, mujeres que estamos siendo victimizadas, olvidadas y violentadas. Estamos en contra de los estados autoritarios y represores que imponen leyes mordaza y criminalizan la protesta y la resistencia feminista, y nos posicionamos frente al discurso de la extrema derecha que nos ha situado a mujeres, migrantes, racializadas y LGTBI como objetivo prioritario de su ofensiva ultraliberal, racista y patriarcal.

Somos antirracistas porque formamos parte de una sociedad diversa, multicultural, con una trayectoria de convivencia de diferentes personas y culturas desde hace siglos. Por eso también estamos contra la Ley de Extranjería y los muros que se levantan en nuestro país y vamos a romper con las fronteras, el racismo y la xenofobia que atraviesa y recorre toda la sociedad, para que ninguna mujer tenga que migrar forzada por las políticas coloniales, neoliberales y racistas del Norte Global, que producen situaciones económicas, bélicas, sociales y ambientales insostenibles. Exigimos la acogida de todas las personas migradas y refugiadas, sea por el motivo que sea, porque somos mujeres libres en territorios libres. Exigimos que se garanticen nuestros derechos como mujeres, y creemos en un mundo donde nadie muera en el mar, sin muros, ni alambres, ni vallas, ni concertinas, ni CIEs, ni redadas racistas, porque ningún ser humano es ilegal.

Para lograr ese otro mundo posible necesitamos sociedades laicas, donde la educación tiene que ser la clave. Exigimos que la perspectiva feminista sea transversal a todas las disciplinas y a todos los niveles; una educación libre de valores heteropatriarcales, así como que la educación afectivo-sexual esté contemplada en el currículo escolar y sea integral, libre de estereotipos sexistas, capacitistas, racistas y LGTBIfóbicos. Una formación afectivo-sexual que nos permita desarrollarnos en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos, evitando así agresiones machistas o LGTBIfóbicas en las aulas.

Somos un movimiento internacional y diverso y nos precede una larga genealogía de luchas feministas, por eso recordamos también a las sufragistas, a las sindicalistas, a todas las que hicieron posible la Segunda República, a las que lucharon en la Guerra Civil y por la Revolución Social y contra la dictadura franquista sufriendo una represión dirigida y específica por el hecho de ser mujeres; y todo ello sin olvidar que la memoria feminista tiene el poder y la responsabilidad de conectarnos con las genealogías de las luchas de quienes nos preceden, visibilizando lo que históricamente ha sido invisibilizado desde una mirada patriarcal.

Y proponemos otra forma de ver, de entender, de estar en el mundo y de relacionarnos. En definitiva, proponemos un nuevo sentido común.

Sabemos que hay que seguir avanzando. Nos sabemos fuertes y continuamos luchando.

¡SOMOS REVUELTA FEMINISTA Y CONSEGUIREMOS EL MUNDO QUE QUEREMOS!
Leer más...

jueves, 5 de marzo de 2020

Mujer, infancia y adolescencia en España


Traemos la Declaración del Profesor Philip Alston, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, en su visita a España, 27 de enero - 7 de febrero de 2020
 Entendemos que la infancia y la adolescencia no es independiente y su situación esta conectada especialmente con su madre, por eso traemos la opinión sobre ambos grupos :

Mujer


En España, como en muchos países, las mujeres tienen tasas más altas de pobreza relativa, privación material severa, baja intensidad de empleo y pobreza severa, y están peor en casi todas las variables relacionadas con el mercado laboral. 

El Real Decreto-ley 6/2019 introdujo medidas para garantizar la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo, pero aún queda mucho trabajo por hacer. 84 España tiene la segunda tasa más alta de desempleo femenino en la UE por un margen significativo. 85 Y el trabajo de cuidado no remunerado afecta las rentas de las mujeres: el 47 por ciento de las mujeres que trabajan a tiempo parcial lo hacen por razones de cuidado de niños, en comparación con el 7 por ciento de los hombres. Y el 23 por ciento de las mujeres con hijos están desempleadas, un total de 10 puntos porcentuales más que entre los hombres. 

La violencia de género también es una causa de pobreza. Conocí a varias mujeres que explicaron las dificultades económicas que enfrentaron después de abandonar las relaciones abusivas, incluida una mujer que no pudo acceder a la asistencia social porque había huido a otra comunidad autónoma y aún no había alcanzado el umbral de residencia de un año. Según un informe de 2019, el 61.2 por ciento de las mujeres encuestadas que fueron víctimas de violencia de género estaban desempleadas, y un 6.9 por ciento adicional trabajó en puestos no contratados. 87

El beneficio extremadamente bajo para los niños y el bajo gasto en asistencia social para familias y niños es especialmente perjudicial para las mujeres. El ochenta y dos por ciento de los hogares monoparentales están encabezados por una mujer, y la mitad de los hogares monoparentales estaban en riesgo de pobreza o exclusión social en 2018, frente al 45 por ciento en 2008. 88 53.5 por ciento no pudo manejar un imprevisto gastos, y 17.4 se habían retrasado en el pago del costo de la vivienda o los servicios públicos a partir de 2018. 89Extender la duración de la educación de la primera infancia a niños entre 0 y 3 años y desarrollar servicios asequibles después de la escuela para niños en edad escolar puede ayudar a los padres, y especialmente a las madres, a mantener el empleo. La proporción de niños en edad escolar cubiertos por servicios extracurriculares es del 8%, muy por debajo del promedio de la OCDE de 29%. 

Si bien los funcionarios del gobierno explicaron una serie de políticas diseñadas para promover la igualdad de género, hubo una notable ausencia de atención a las estructuras económicas profundas que perpetuan la desigualdad. Se debe prestar mayor atención a la economía del trabajo de cuidado no remunerado y las formas de compensarlo y reemplazarlo. En mi reunión con el Ministerio de Igualdad, me dio la impresión de que el Ministerio no emplea a economistas profesionales y ve esto como un problema, lo cual es muy desafortunado dado que la lucha para lograr la igualdad de género seguramente debe librarse en parte en el dominio de ciencias económicas.


Infancia y Adolescencia

El 29.5 por ciento de los niños/as   estaban en riesgo de pobreza o exclusión social en 2018, y el 6.5 por ciento experimentó privación material severa. 91  
Las tasas de pobreza infantil son aún más intensas en las zonas rurales; entre las poblaciones de inmigrantes, refugiados y romaníes; y en familias con personas con discapacidad. 92 Los hogares con niños/as o adolescentes tienen un mayor riesgo de pobreza o exclusión social que aquellos con adultos solamente, 93 y un 29 por ciento de los hogares con niños/as describieron "grandes dificultades" para llegar a fin de mes. 94
Sorprendentemente, los funcionarios de varias comunidades autónomas me aseguraron que la mejor manera de lidiar con la pobreza infantil era abordar la pobreza del hogar, por lo tanto, descartar problemáticamente las características únicas y el impacto de la pobreza infantil durante toda la vida.
El gasto público en prestaciones familiares está mal orientado y sigue siendo uno de los más bajos de la UE, con un impacto limitado. A partir de 2017, el gasto fue alrededor de la mitad del promedio de la UE, 1.2 por ciento del PIB en comparación con 2.3 por ciento. 95 La efectividad de las medidas también es baja, y la protección social de España solo logra una reducción de 6,9 ​​puntos en la tasa de pobreza infantil, en comparación con, por ejemplo, 32 puntos en Irlanda. 96 
España es casi única entre los países de la UE en que no cuenta con un esquema universal y no contributivo de prestaciones familiares y de menores. 97  En 2019, el Real Decreto-ley 8/2019 aumentó la prestación familiar para niños/as dependientes a 341 euros por año para niños/as en riesgo de pobreza (1.3 millones de niños), y hasta 588 euros para familias en situación de pobreza severa (630,000 niños). Sin embargo, casi la mitad de los niños/as en situación de pobreza, un millón de niños/as, no tienen acceso al beneficio, que todavía es muy bajo, con aproximadamente 28 euros por niño al mes. 98
La situación de los y las jóvenes en España también es desafiante, con bajas tasas de empleo y abandono escolar. Hubo una tasa de desempleo del 30.51 por ciento entre los menores de 25 años al cuarto trimestre de 2019 99 y más del 70 por ciento de los trabajadores jóvenes en España tenían contratos de trabajo temporales, significativamente más altos que el promedio de la UE. 100 A partir de 2018, el 12.4 por ciento de los y las jóvenes de 15 a 24 años 101 y el 19.6 por ciento de los de 20 a 34 años no estaban empleados o en educación o capacitación (NEET). 102
En general, el hecho de que España no tenga un conjunto de políticas más concertado y generoso para eliminar la pobreza infantil generalizada es tanto un fracaso moral como una herida económica autoinfligida. 103 

Los niños/as mal educados y atendidos significan una fuerza laboral menos sofisticada y se convierten en una carga adicional para los servicios de protección social en los años venideros.

83 Red Europea de Lucha contra la Pobreza, "Poverty Watch Spain 2019", https://www.eapn.es/publicaciones/367/poverty-watch-2019 pp. 13-14.
84 Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, "Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación", https: / /www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2019-3244; Solidar, "Social Rights Monitor 2019", http://www.solidar.org/en/publications/social-rights-monitor-2019 p. 4)
85 Eurostat, "Desempleo por sexo y edad - promedio mensual", https://appsso.eurostat.ec.europa.eu/nui/show.do?dataset=une_rt_m&lang=en.
86 Save the Children "El futuro en el que queremos crecer", febrero de 2019, pág. 7)
87 Fundación Adecco, “Un empleo contra la violencia”, noviembre de 2019, https://s03.s3c.es/imag/doc/2019-11-22/informe-empleo-contra-la-violencia-2019.pdf p. 15.
88 Red Europea contra la Pobreza, "Poverty Watch Spain 2019", https://www.eapn.es/publicaciones/367/poverty-watch-2019 p. 18; Instituto Nacional de Estadística, "Riesgo de pobreza o exclusión social (indicador AROPE), por tipo de hogar", https://www.ine.es/jaxiT3/Datos.htm?t=10010.
89 Instituto Nacional de Estadística, "Hogares con privación material, por tipo de hogar", https://www.ine.es/jaxiT3/Tabla.htm?t=9974.
90 OCDE, "Economic Surveys: Spain", noviembre de 2018, https://www.oecd-ilibrary.org/economics/oecd-economic-surveys-spain-2018_eco_surveys-esp-2018-en págs. 51, 54.
91 Instituto Nacional de Estadística, "Riesgo de pobreza o exclusión social (Estrategia Europa 2020) y sus componentes, por edad y sexo", https://www.ine.es/jaxiT3/Tabla.htm?t=10005. Véase también, Save the Children, "Familias en riesgo", 2020.
92 Presentación de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, https://www.ohchr.org/Documents/Issues/Poverty/VisitSpainSubmissions/17_EAPN_SP.pdf p. 2)
93 Red Europea contra la Pobreza, “Poverty Watch Spain 2019”, https://www.eapn.es/publicaciones/367/poverty-watch-2019 p. 4)
94 Fundación FOESSA, “Violación de derechos: infancia”, https://caritas-web.s3.amazonaws.com/main-files/uploads/sites/16/2019/06/FOESSA-Focus-Childhood_EN.pdf p. 3)
95 Eurostat, "Gastos en prestaciones de protección social por función, 2017-tabla 1", consultado por última vez el 17 de enero de 2020, https://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php?title=File:Expenditure_on_social_protection_benefits_by_function , _2017-table_1.png; Presentación de la Plataforma de Infancia, https://www.ohchr.org/Documents/Issues/Poverty/VisitSpainSubmissions/5_Plataforma_de_Infancia.pdf p. 4)
96 Save the Children, "Página del país de Save the Children España", septiembre de 2019.
97 UNICEF, Olgo Canto Sánchez y Luis Ayala Canon, "Políticas públicas para reducir la pobreza infantil en España: Análisis del impacto", 2014 https://www.unicef.es/sites/unicef.es/files/unicef_politicas_para_reducir_pobreza_infantil_espana_baja.pdf p . 73; , "OIT-UNICEF," Hacia la protección social universal para los niños: Lograr el ODS 1.3 ", 41, 2019.
98 Solidar, “Social Rights Monitor 2019”, http://www.solidar.org/en/publications/social-rights-monitor-2019 p. 7; Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, "Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo", https://www.boe.es / eli / es / rdl / 2019/03/08/8; Comisión Europea, "Country Report Spain 2019", 27 de febrero de 2019, https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/file_import/2019-european-semester-country-report-spain_en.pdf p. 55; Save the Children, "Página del país de Save the Children España", septiembre de 2019, pág. 1)
99 Instituto Nacional de Estadística, "Tasas de desempleo", cuarto trimestre de 2019, https://www.ine.es/infografias/tasasepa/desktop/tasas.html?t=0&lang=en; Eurostat, "Estadísticas de desempleo", https://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php/Unemployment_statistics.
100 Eurofund, "Los jóvenes, especialmente los poco cualificados, son los más afectados por las desigualdades sociales en España", 11 de octubre de 2019,
https://www.eurofound.europa.eu/news/news-articles/young-people-particularly -los-bajos-calificados-soportan-la-peor-de-desigualdades-sociales-en-españa.
101 Eurostat, "Cuadro de indicadores sociales de indicadores", https://ec.europa.eu/eurostat/web/european-pillar-of-social-rights/indicators/social-scoreboard-indicators; Comisión Europea, "Country Report Spain 2019", 27 de febrero de 2019, https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/file_import/2019-european-semester-country-report-spain_en.pdf p. 12)
102 Eurostat, "Estadísticas sobre los jóvenes, ni en el empleo ni en la educación o la formación", https://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php/Statistics_on_young_people_neither_in_employment_nor_in_education_or_training.
103 Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, "DB012 - Mapa territorializado de la pobreza infantil en España", https://www.comisionadopobrezainfantil.gob.es/es/db012-mapa-territorializado-de-la-pobreza- infantil-en-españa.
Leer más...

miércoles, 4 de marzo de 2020

#UnDíaSinNosotras


Nos sumamos a la lucha por la igualdad de nuestras hermanas mexicanas y con ellas cuestionamos a los distintos sectores de la sociedad en su comportamiento con las mujeres .
Ellas plantean :
Se nos ocurrieron 15 preguntas que le podemos hacer a las empresas que se están sumando al paro nacional #UnDíaSinNosotras.
Leer más...

martes, 3 de marzo de 2020

La pobreza rural


Poco menos de una quinta parte de España vive en áreas rurales, 114 donde el ingreso promedio real per cápita cayó 13.5 por ciento entre 2009 y 2018. 115 Las áreas rurales están experimentando despoblación y envejecimiento agudo.
Catorce provincias están muy afectadas por la "disminución demográfica", con más del 25 por ciento de su población de 65 años o más. 116 Las personas que viven en la pobreza en la “España vacía” (vaciada) enfrentan desafíos únicos y un riesgo muy alto de pobreza o exclusión social (31 por ciento). 117

Las personas con las que me reuní en las zonas rurales destacaron los beneficios de la vida rural, incluida la proximidad a la naturaleza, pero también describieron el aislamiento, la exclusión y la pobreza. Un grupo en Extremadura explicó que experimentaron cortes de energía que duraron días, a veces no pudieron visitar a un médico debido a la falta de transporte público o dinero para pagar un taxi, y consideraron que sus votos no le importaban al gobierno central. Visité un área en Galicia sin atención médica especializada, sin guardería y sin educación secundaria, donde una mujer explicó: "Mi hija dice que no ve un futuro para sí misma aquí". La gente también describió los altos precios de Internet, lo que plantea riesgos de exclusión digital para familias pobres y de bajos ingresos, especialmente a medida que el gobierno se mueve para digitalizar aspectos del apoyo social.

El Gobierno no debe dejar que este gran grupo sufra por las fuerzas del mercado más allá de su propio control, y debe elaborar una estrategia integral para hacer frente a los problemas que afectan a un número cada vez mayor de personas.

Leer más...

lunes, 2 de marzo de 2020

"Una violencia que no cesa"



Tres mujeres han sido asesinadas en menos de 48 horas, dos en Madrid y una en Sevilla, la pasada semana. Sí, han leído bien: tres mujeres, tres esposas, tres madres, tres hermanas, tres amigas… ¿se imaginan que hubiesen sido tres profesores, tres albañiles, tres médicos o tres políticos? ¿A qué están pensando lo mismo que yo? Seguro que sí. La noticia inundaría todos los informativos, el Gobierno convocaría una rueda de prensa, la sociedad se echaría las manos a la cabeza y en todo el país se repetiría la misma frase “esto no se puede consentir”. Pero no, aquí no ha pasado nada ¿y saben por qué? Pues porque las muertas, como dice alguna gente, las asesinadas, como decimos quienes reconocemos la violencia machista, son mujeres. Ciudadanas cuya desaparición no tiene ni la misma importancia ni el mismo tratamiento que tienen "otras"  muertes.

Sigue pareciéndome mentira que tras 16 años de la puesta en marcha de la Ley Integral y tras la aprobación del Pacto de Estado contra la violencia machista, las mujeres sigan siendo el blanco fácil de maltratadores y asesinos. Porque no nos engañemos, la violencia contra las mujeres tiene un origen distinto al de cualquier otra violencia, por mucho que se empeñen en negarlo desde algunos partidos políticos que, instalados en el negacionismo, no reconocen a las mujeres asesinadas como víctimas a las que sus asesinos han desposeído de todos sus derechos, convirtiéndolas en objetos sobre los que descargar su poder, su ira y sus frustraciones. Detrás de cada asesinato machista hay todo un entramado que facilita al asesino la acción. Al no considerar a la mujer una igual, la relación no puede ser simétrica, él es el hombre (el centro de todas las cosas) y ella es la que soporta todo por amor. Si esa relación se sustenta en el tiempo sin que la mujer intente ocupar el espacio que le corresponde, la relación durará toda la vida. Pero como se atreva a cuestionar su posición y alterar la forma de convivencia que él ha establecido, su seguridad estará en peligro.

Todos los testimonios de las mujeres que han sido víctimas de la violencia, todos, repito, son iguales. Todas sus historias tienen el mismo principio y algunas, desgraciadamente, no tienen el mismo final. Unas consiguen superar el trauma vivido al lado de su agresor y recuperar su vida, otras no se recuperan nunca y algunas pasan a engrosar ese listado maldito de “mujeres asesinadas”.

Han pasado 60 días desde que empezó el 2020 y ya son 13 las víctimas de la violencia machista, una violencia que no cesa y contra la que es necesario actuar con contundencia. Es urgente que las medidas contempladas en el Pacto de Estado se desarrollen en su totalidad, es urgente que la Judicatura crea y apoye, sin fisuras, a las víctimas, es urgente que la sociedad se implique activamente en la lucha contra esta lacra; de no ser así, la mitad de la población – somos el 51% de ella- seguiremos siendo el blanco fácil para maltratadores y asesinos. Y hablando de víctimas, hoy también quiero recordar a las 20 mujeres que tras años de sufrimiento y de silencio, se atrevieron a denunciar por acoso sexual, a Plácido Domingo. Según las conclusiones del informe encargado por el sindicato de músicos de ópera de EEUU, las acusaciones son ciertas, un informe que concluye que el tenor cometió “actividades inapropiadas, desde el coqueteo hasta los avances sexuales, dentro y fuera del lugar de trabajo”. Llama la atención que, al mismo tiempo que ese informe se daba a conocer, el tenor reconocía el acoso, se mostraba arrepentido del daño causado y pedía perdón.

A pesar de estar contenta por el resultado final de esta historia, no puedo evitar recordar a todas esas personas, mujeres en su mayoría, que pusieron en duda la palabra de las víctimas y que defendieron al tenor, afirmando que era un hombre galante y considerado con las mujeres. Esas personas, entre las que se encuentran la Sra diputada Cayetana Alvárez de Toledo, la Pta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la cantante Ainoha Arteta y los políticos Rafael Hernando y Herman Tresch, deberían pedir disculpas; pues no tuvieron reparo alguno en tacharlas de mentirosas y de querer llevarse por delante a una gran persona con acusaciones imposibles de probar.
Imagino la sorpresa que se habrán llevado al conocer el resultado del informe y, sobretodo, al escuchar a su ídolo reconocer que sí, que acosó a esas mujeres. Me pregunto si se atreverán a decir algo, porque es lo que deberían hacer ante el mea culpa que ha entonado el cantante (nunca mejor dicho)

Y termino este artículo con una cita del psicólogo y escritor italiano Walter Riso, que dice así: “la mentira y el engaño tienen fecha de caducidad, al final todo se descubre y, al mismo tiempo, la confianza muere para siempre”


Aurora Valdés

Leer más...