Acerca de nosotras ·

sábado, 28 de enero de 2023

Cuidados, sistemas integrales y financiamiento en América Latina y el Caribe



Para avanzar hacia la igualdad sustantiva y alcanzar el desarrollo sostenible en 2030, es necesario superar cuatro nudos estructurales constitutivos de la desigualdad de género en América Latina y el Caribe. Los nudos son: 1) la desigualdad socioeconómica y la persistencia de la pobreza; 2) los patrones culturales patriarcales discriminatorios y violentos y el predominio de la cultura del privilegio; 3) la división sexual del trabajo y la injusta organización social del cuidado, y 4) la concentración del poder y las relaciones de jerarquía en el ámbito público (CEPAL, 2017a). 

Estos nudos se refuerzan mutuamente y generan complejos sistemas socioeconómicos, culturales y de creencias que obstaculizan y reducen la posibilidad de las mujeres de alcanzar su autonomía.  

La injusta y naturalizada división sexual del trabajo ha generado que las tareas de cuidado recaigan mayoritariamente en las mujeres realizándose dentro de los hogares de manera no remunerada o remunerada, muchas veces de manera precaria y en condiciones de informalidad.  

Esta serie de preguntas y respuestas está pensada para explicar relevancia que tienen los cuidados para las sociedades y la sostenibilidad de la vida y la situación actual de los cuidados en nuestra región. Comencemos con la primera:

¿Qué son los cuidados?   

Con el término “cuidados” nos referimos a todas las actividades que regeneran diaria y generacionalmente el bienestar físico y emocional de las personas.  

Los cuidados abarcan las tareas cotidianas de gestión y sostenimiento de la vida, como el mantenimiento de los hogares, el cuidado de los miembros de la familia, la educación de hijas e hijos y el propio autocuidado.  


¿Quiénes requieren de más cuidados?  

Los cuidados atraviesan la vida de todas las personas. Y todas las personas, en todos los momentos de la vida, requieren de cuidados. 

El cuidado es esencial para todas las personas en su día a día. Según factores como la edad, el estado de la salud, las condiciones físicas o las circunstancias, las personas demandan una cantidad de cuidados diferente y están en mayor o menor capacidad de brindársela a terceras personas. Así una persona requiere de cuidados para adquirir su autonomía cuando atraviesa su infancia, luego probablemente ya en la edad adulta deba cuidar de las nuevas generaciones y quizás en su vejez requiera nuevamente de cuidados. Por lo tanto, el cuidado, además de acompañar el ciclo de vida de las personas y ser un factor clave del desarrollo personal, es además un componente esencial de la reproducción de la sociedad, al permitir el sostenimiento de la vida y el funcionamiento de las actividades en su conjunto. 


¿Cuál es la relación entre pobreza y cuidados?  

La injusta organización social de los cuidados afecta desproporcionadamente a las mujeres en mayor situación de pobreza. Esta desigualdad es particularmente aguda para las mujeres de menores ingresos (Quintil 1), las que se ven sumergidas por diversos mecanismos que se denominan “Pisos Pegajosos”, quienes ocupan las actividades de la economía informal o los sectores de actividad con peores condiciones, en jornadas reducidas o empleos temporales y remuneraciones bajas. Estas mujeres dedican de media 45 horas semanales al trabajo no remunerado frente a las mujeres de los “techos de cristal” (quintil 5), término que describe el escenario de aquellas incorporadas al mercado laboral, pero que se ven impedidas de alcanzar las máximas jerarquías, las que dedican 33.13 horas.  

Se genera así un círculo vicioso entre cuidados, pobreza, desigualdad y precariedad ya que las personas que están en peor situación económica tienen menos posibilidades de contratar parte de los servicios de cuidados de manera remunerada en el mercado, teniendo que realizar dicho trabajo ellas mismas.  


¿Qué significa la pobreza de tiempo y como impacta en la vida de las mujeres?  

Cuanto más trabajo de cuidados se realiza, más dificultades se enfrentan para superar la pobreza económica debido a que la pobreza de tiempo limita las oportunidades para insertarse en el mercado laboral, una situación particularmente grave para las mujeres que encabezan hogares monoparentales.  

Esta situación genera desigualdades y pobreza de tiempo con respecto a los varones, provocando que las mujeres pierdan oportunidades de participar en los diversos ámbitos de la vida pública y desarrollar sus proyectos de vida. 

Como consecuencia, las mujeres enfrentan mayores barreras para participar plenamente de las oportunidades del trabajo remunerado. Las evidencias señalan que el tiempo dedicado al trabajo doméstico y de cuidados no remunerados es el principal obstáculo para la participación plena de las mujeres en el mercado laboral. Según datos de la CEPAL, alrededor de un 60% de las mujeres en hogares con presencia de niños y niñas menores de 15 años declara no participar en el mercado laboral por atender responsabilidades en los hogares, mientras que en hogares sin presencia de niños y niñas del mismo tramo esta cifra se acerca a un 18%.1 

Asimismo, para poder conciliar las responsabilidades asignadas de cuidado con la generación de ingresos, las mujeres han mostrado mayor presencia en los empleos de medio tiempo y en actividades económicas informales. 


¿Cuáles son las consecuencias de la desigualdad de los cuidados en la sociedad? 

Esta desigualdad es estructural y tiene consecuencias no sólo en el plano de las posibilidades individuales de alcanzar la autonomía económica y el desarrollo personal de las mujeres, sino que tiene además consecuencias en el funcionamiento de la sociedad, que pierde parte del talento y potencial de las mujeres.  


¿Qué es la crisis de los cuidados? 

En América Latina y el Caribe, ya antes de la pandemia por COVID-19, las mujeres dedicaban el triple de tiempo que los hombres al trabajo de cuidados no remunerado. Esta situación es particularmente aguda para las mujeres de menores ingresos, las llamadas de “pisos pegajosos” quienes dedican en promedio 45 horas semanales al trabajo no remunerado frente a las mujeres de los “techos de cristal”, que dedican 33.   

Durante la pandemia del Covid-19, el cierre de las escuelas y la reducción de la oferta de servicios causada por las medidas de confinamiento y distanciamiento social para frenar la crisis agravó esta desigualdad, ya que fueron las mujeres quienes renunciaron a trabajo remunerado para atender la demanda creciente de cuidados. Las mujeres, entonces, vivieron una seria precarización de sus condiciones de vida. En este sentido, la CEPAL2 señalaba cómo la contundente salida de las mujeres del mercado de trabajo supuso un retroceso de 18 años en términos de su participación laboral.   

La crisis demostró la insostenibilidad de la actual organización social de los cuidados, intensificando las desigualdades económicas y de género existentes, puesto que son las mujeres más pobres quienes más carga de cuidados soportan y a quienes la sobrecarga de cuidados condiciona, en mayor medida, sus oportunidades de empoderamiento económico y de autonomía.  


¿Cuántas mujeres se dedican al trabajo doméstico en América Latina? 

Asimismo, en América Latina hay entre 11 y 18 millones de personas en el trabajo doméstico: de ellas, 93% son mujeres. Este supone entre el 10,5% y 14,3% del empleo de las mujeres en la región.  

El 77,5% de las mujeres empleadas en trabajo doméstico operan en la informalidad y sus ingresos son iguales o inferiores al 50% del promedio de todas las personas ocupadas. Hay una clara desvalorización de este tipo de trabajo. Es urgente impulsar cambios en la cultura patriarcal de nuestras sociedades para que sean realmente sociedades de cuidados.  


¿Cómo podemos incidir sobre esta realidad? 

En América Latina y el Caribe, la centralidad de los cuidados en las agendas públicas ha ido incorporándose progresivamente, aunque de manera heterogénea, como resultado de los crecientes compromisos políticos, así como del trabajo de los movimientos de mujeres y de los análisis desde la economía feminista. Estos aportes han puesto el foco en la necesidad de reorganizar y redistribuir el trabajo de cuidado como clave para aspirar a sociedades más igualitarias e inclusivas. 

Por más de cuatro décadas, los Estados miembro de la CEPAL, reunidos en la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, han acordado la Agenda Regional de Género orientada a garantizar los derechos de las mujeres, avanzar hacia el logro de su autonomía y generar las bases para construir sociedades con igualdad. En este marco, los Gobiernos han aprobado una serie de acuerdos imprescindibles para el diseño e implementación de políticas de cuidados.  


Los principios de universalidad y progresividad en los cuidados 

Entre los acuerdos para el diseño de políticas de cuidados se reafirma el principio de universalidad y progresividad para el acceso a servicios de cuidado de calidad, la importancia de la corresponsabilidad tanto entre hombres y mujeres, como entre el Estado, el mercado, las comunidades y los hogares, así como la importancia de promover la sostenibilidad financiera de las políticas públicas de cuidado orientadas a alcanzar la igualdad de género. 


La Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe y los cuidados  

Este año (2022) avanzamos hacia la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, que se llevará a cabo en Buenos Aires, Argentina, del 7 al 11 de noviembre, y cuyo tema central será "La sociedad del cuidado: horizonte para una recuperación sostenible con igualdad de género". 

Es preciso un cambio del estilo de desarrollo, colocando la sociedad del cuidado y la sostenibilidad de la vida en el centro de las políticas  


¿Qué es una Sociedad del cuidado?  

Hablar de Sociedad del Cuidado implica un cambio drástico en el actual contrato social, porque en los hogares el trabajo de cuidados sigue estando en manos de mujeres y niñas. Debemos reconocer el cuidado como derecho humano y ponerlo en el centro de las políticas.  


¿Cuál es el rol del gobierno en la sociedad del cuidado?  

Es oportuno que los gobiernos dimensionen el impacto en la pobreza y de la pobreza del tiempo, para entender que no habrá empoderamiento de mujeres sin esta transformación, necesaria para diseñar a conciencia sistemas integrales de cuidado sostenibles, progresivos y universales. 


¿De dónde nace el llamado al reconocimiento y redistribución del trabajo de cuidados? 

Fueron los movimientos feministas y de mujeres quienes primero reclamaron este reconocimiento y la redistribución de esta carga, un nuevo pacto social y políticas públicas que visibilizaran y brindaran una respuesta.  


Sobre la corresponsabilidad social y de género 

Hoy en la región los cuidados han dejado de ser un asunto de las mujeres o que se resuelve por sí mismo, y son contemplados como un tema del que la sociedad debe ocuparse, por razones éticas, de justicia y de supervivencia. Y nos animamos a decir que se ha consolidado una escuela latinoamericana del cuidado, complementando las referencias europeas a la realidad cultural de América Latina. En línea con estos avances, varios países de la región han puesto en marcha programas, políticas e incluso sistemas integrales para avanzar hacia el reconocimiento, la redistribución y la reducción del trabajo de cuidados a nivel nacional y local. 

Definir la corresponsabilidad social, como uno de los principios orientadores de la construcción de sistemas de cuidados, implica considerarla como el resultado de la suma de esfuerzos de todos los actores de la sociedad que tienen la capacidad de ser proveedores de bienestar: el Estado a nivel central y descentralizado (nacional/federal, provincial o municipal), el mercado, las familias y la comunidad en su conjunto. Por esta razón, el principio de corresponsabilidad, así como la solidaridad intergeneracional son elementos clave para pensar las estructuras, los modelos y las fuentes de financiamiento de estos sistemas, como se verá más adelante, basados en la solidaridad desde un punto de vista socioeconómico e intergeneracional. 


¿Por qué se habla de los cuidados como un pilar de la protección social?  

Todos estos esfuerzos colectivos conforman un decidido impulso por avanzar hacia la Sociedad del Cuidado. En este sentido, la inversión en Sistemas Integrales de Cuidados como pilar fundamental de la protección social es un paso en la garantía de los derechos y el logro de la igualdad de género, el empoderamiento y la autonomía de las mujeres, además de resultar una contribución fundamental en términos del bienestar y de dinamización de la economía. En la actualidad, para consolidar sociedades más justas e inclusivas es preciso consolidar un sistema de protección social, esto es integrar una variedad de acciones orientadas a garantizar niveles mínimos de vida para todos. Los regímenes de bienestar o sistemas de protección social3 de nuestra región, aún con sus características propias y grados de desarrollo desigual en términos de cobertura y calidad de las prestaciones, se erigieron sobre la base de tres pilares: la salud, la educación y la seguridad social (Onu Mujeres y Cepal, 2020). 


¿A qué nos referimos con sistemas integrales de cuidados? 

Cuando hablamos de sistemas integrales de cuidados nos referimos al conjunto de políticas encaminadas a concretar una nueva organización social orientada a cuidar, asistir y apoyar a las personas que lo requieren, así como reconocer, reducir y redistribuir el trabajo de cuidados --que hoy realizan mayoritariamente las mujeres-, desde una perspectiva de derechos humanos, de género, interseccional e intercultural.  

Dichas políticas han de implementarse en base a la articulación interinstitucional desde un enfoque centrado en las personas, donde el Estado sea el garante del acceso al derecho al cuidado, sobre la base de un modelo de corresponsabilidad social – con la sociedad civil, el sector privado y las familias- y de género -entre hombres y mujeres.  


¿Cuáles principios guían la creación de sistemas integrales de cuidados?  

En ese sentido, la Creación de los sistemas integrales de cuidados debe venir guiada por los principios del cuidado como un derecho, la universalidad, la corresponsabilidad, la promoción de la autonomía y la solidaridad en el financiamiento.  

La implementación de un sistema integral de cuidados implica una gestión intersectorial que atienda a la diversidad cultural y territorial y permita el desarrollo gradual de sus componentes: los servicios, las regulaciones, la formación, la gestión de la información y el conocimiento, y la comunicación para la promoción del cambio cultural.  


¿Cuál es la relación entre los sistemas integrales de cuidados y el trabajo decente?  

Avanzar hacia Sistemas Integrales de Cuidados es clave para garantizar tanto el derecho al cuidado a quienes lo necesiten a lo largo de la vida, como el derecho de quienes cuidan, asegurándoles condiciones de trabajo decente. 


¿Cómo se financian los sistemas integrales de cuidado?  

Los Estados juegan un papel crucial en la implementación de los Sistemas Integrales de Cuidado, por lo que deben garantizar recursos para su financiamiento a través de sus presupuestos  

Es importante destacar la importancia de que los países de América Latina y el Caribe avancen en la conformación y el fortalecimiento de sistemas de cuidados desde un enfoque sistémico e integral y, por supuesto, con perspectiva de género, incorporando a todas las poblaciones que requieren cuidados, generando sinergias con las políticas económicas, de empleo, salud, educación y protección social, y fomentando la corresponsabilidad social entre hogares, Estado, mercado y comunidad. Es la manera más estratégica de afrontar las consecuencias e impactos económicos y sociales causados por las múltiples crisis que nos atraviesan, y lograr reconstruir con mayor igualdad sin dejar a nadie atrás. 

El financiamiento de los sistemas de cuidados, como del resto de los pilares de los sistemas de protección social (educación, salud y seguridad social), requiere de un pacto fiscal y social desde el cual nuestras sociedades puedan definir metas de bienestar. No es posible el bienestar colectivo sin solidaridad. 

Desde ONU Mujeres impulsamos la consolidación de sistemas integrales de cuidados sostenibles, progresivos y universales para avanzar hacia la Sociedad del Cuidado.  


¿Cuáles son los beneficios de la inversión en cuidados? 

Invertir en sistemas de cuidados no sólo es necesario, sino que también es inteligente, porque esta inversión genera múltiples beneficios, entre otros: 

Contribuye al desarrollo integral y la autonomía de niñas y niños mejorando su desarrollo físico y cognitivo generando efectos perdurables en la edad adulta a través de las perspectivas de empleo e ingresos a lo largo de sus vidas 

Mejora la calidad de vida y la autonomía de las personas adultas mayores, personas con discapacidad o en situación de dependencia, lo que a su vez genera un uso más eficiente de las inversiones en los sistemas de salud 

Favorece la autonomía económica de las mujeres, ya que al reducir la carga del trabajo de cuidado no remunerado pueden aumentar su participación en el mercado laboral. Esta participación incrementa el ingreso y la renta disponible de las familias, mejorando su capacidad de ahorro y consumo

Permite la creación directa e indirecta de empleo de calidad. La OIT ha estimado que a nivel mundial invertir en el cuidado universal de niños y niñas y en servicios de cuidado de larga duración podría generar hasta 280 millones de puestos de trabajo para 2030 y otros 19 millones para 2035. Se estima que 78% de estos nuevos puestos de trabajo serían ocupados por mujeres y el 84% sería empleo formal4. Se ha demostrado que la inversión en cuidados puede llegar a generar hasta tres veces más empleo que la misma cantidad invertida en el sector de la construcción5 

Todo ello convierte la inversión en cuidados en una inversión clave motor de la recuperación económica  

Adicionalmente una parte de esta inversión es recuperada por los Estados a través de los impuestos y las cotizaciones a la seguridad social, fruto del crecimiento en el empleo de calidad y la mayor capacidad de renta de las familias 

En definitiva, la inversión en cuidados permite romper con el círculo vicioso de cuidados, pobreza, desigualdad y exclusión, transformándolo do en un círculo virtuoso que genere múltiples réditos sociales y económicos.

https://bit.ly/3N70Vf6

https://bit.ly/3Da8GMT

https://bit.ly/3f39QBM

 https://lac.unwomen.org/es/stories/noticia/2022/10/cuidados-sistemas-integrales-y-financiamiento-preguntas-y-respuestas?fbclid=IwAR3ptHf8UCyi6-f-cNoGbB8NwHes8lN2Dequeyi1pBn1vuHHZCc0iKjDsrQ

Leer más...

martes, 24 de enero de 2023

Virginia Woolf: el atemporal encanto y poder del pensamiento y la palabra



“Desde la habitación oscura de Islamabad (Pakistán) donde se refugian, Roya y Helai, dos afganas recién licenciadas de 22 años, cuentan por videollamada cómo el sábado huyeron de su país sin el título que acredita que, durante los últimos cuatro años, estudiaron y se graduaron en Filología Española. El miércoles pasado, al día siguiente de que los talibanes prohibieran a las mujeres asistir a la universidad, estas dos jóvenes y una amiga de su clase acudieron al campus de la universidad de Kabul con la intención de recoger sus diplomas. Los talibanes les impidieron…”

(Cabe mencionar que el régimen talibán ya había prohibido desde antes a las niñas mayores de doce años asistir a la escuela)

El anterior no sólo es un extracto de lo publicado por el diario El País en diciembre pasado, sino que también es una contundente respuesta a las interrogantes de los muchos porqué de la vigencia del pensamiento y del feminismo de Virginia Woolf a 141 años de su nacimiento y a a casi un siglo de la publicación de Una Habitación Propia, ensayo con el que esta enorme escritora puso los cimientos del feminismo moderno, texto que junto a Tres Guineas publicado en 1938, constituye todo un compendio vital y atemporal de análisis reflexión y conocimiento para el desarrollo de una conciencia crítica feminista.

“Puedes cerrar todas las bibliotecas si quieres, pero no hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”

Un habitación propia, Virginia Woolf (1929)

La abundante obra literaria de Virginia Woolf no sólo nos abastece de herramientas de concientización y defensa de los derechos a la educación, al empleo y por consiguiente, a la independencia económica y a la autonomía de pensamiento y acción de las mujeres y las niñas, sino que también nos adentra y nos confronta en el terreno de la sexualidad, la salud mental, la enfermedad, los sentimientos y las emociones, lo blanco y lo negro de la vida misma y de la muerte.

Leer sus artículos, críticas, reseñas, semblanzas biográficas, además de sus cuentos, novelas, ensayos etcétera, es recorrer y conocer la sociedad y la intelectualidad de su época que en muchos aspectos se sigue pareciendo tanto a la nuestra, es navegar por el cambio de siglo, el sufragismo, el avance del feminismo, las dos guerras mundiales y la llegada del psicoanálisis entre muchos otros acontecimientos.

En el ejercicio de nuestro propio desarrollo se hace necesario escudriñar, analizar y comprender las miles y miles de páginas salidas de su pluma, de la profundidad de su elevado nivel de inteligencia, de su natural y sorprendente capacidad de análisis, de su bagaje de gran lectora, de su vocabulario infinito, pero también surgidas de sus propias vivencias en la difícil experiencia de ser mujer no sólo en un mundo de hombres, sino además en la transición de la época victoriana a la modernidad, leerla es incursionar en lo íntimo de la psicología humana, en la psique el sentir y el diario vivir de las mujeres yendo de lo privado a lo público, de lo individual a lo colectivo, de lo personal a lo político.

Virginia Woolf es la madre de la nueva narrativa de principios del siglo XX, del fluir de la conciencia, del monólogo interior, es también la madre del feminismo moderno y la madre literaria de incontables escritoras que nos reconocemos orgullosamente hijas de de sus enseñanzas, de su pensamiento crítico, de su feminismo pacifista, hijas de esta genial artista de las letras, la dama inglesa filosófica, poética, apasionada…melancólica, la escritora feminista que trasciende los tiempos y se hace eterna susurrando al oído de interminables generaciones de mujeres, el encanto y el poder de las palabras que crean conciencias, abren puertas y derriban barreras!


…”Las palabras están naturalmente llenas de ecos y de memorias, de asociaciones que han estado dando vueltas en los labios de las personas, en sus casas, en las calles, en los campos por muchos muchos siglos…”

(El oficio de las palabras, Virginia Woolf)

Mucho se ha leído, analizado, dicho, escrito de y sobre Virginia Woolf y se seguirá haciendo, porque su extraordinaria percepción de las cosas y su legado literario son una atemporal e inagotable fuente de interpelación política, filosófica, poética, feminista, social, médica y cultural para la actualidad de nuestro mundo, y seguramente la agudeza de su obra completa continuará interpelando a las generaciones de sociedades futuras en su asombrosa contemporaneidad!

Galilea Libertad Fausto


Crédito del dibujo: Anival Fausto
Leer más...

jueves, 19 de enero de 2023

Respetando la voluntad de las mujeres

 

Cuando son pequeños preguntamos a nuestros hijos e hijas que quieren ser de mayores. Es importante para todos los que los queremos, que su futuro lo vayan construyendo poco a poco. Su voluntad por tomar una dirección o otra sabemos que será importante para construir su felicidad. 

Detrás de esa expectativa confiada sobre nuestras criaturas se han venido escondiendo mandatos sociales que a las mujeres nos enviaban directamente al hogar. No había opción, ni siquiera a formarse si eras mujer, en algo que no tuviera relación con el hogar hace muy pocos años. Mi abuelo a mi madre y tía no les dio oportunidad de mayor formación que unos cursos para "señoritas" en la Milagrosa. No veía sentido a que sus hijas estuvieran más formadas.

El respeto a los deseos de las niñas, no era tal e iba bien encaminado a la reproducción de la sociedad. Los niños también tendrían descendencia, pero el cuidado de su familia quedaba en manos de ellas. A la par, la sociedad ensalzaba los logros masculinos y nos colocaba a las mujeres en la posición de seres necesitadas de depender.

 Las mujeres somos conscientes de que somos imprescindibles para que el mundo siga, pero también queremos no depender. Entendemos que la crianza, que es una labor temporal, debe ser un esfuerzo colectivo y que, aunque parta de la familia (madre, padre, abuelas, abuelos, tías y tíos…), tenga el apoyo de la sociedad, pues al fin la beneficia.

Somos conscientes del papel vital que las mujeres tenemos en la crianza; que nuestros aportes determinan seres más o menos sanos o felices. Por eso, en determinados momentos, no nos vemos en condición de ser madres. Y al igual que cuando queremos serlo se acepta nuestra voluntad, queremos que se acepte en el caso contrario. Dañamos a nuestro cuerpo con el aborto, lo sabemos, y lo entendemos, pero en algún caso lo consideramos un mal menor.

En Castilla León, de los 2597 abortos practicados en 2022, se realizaron el 65.8 % en las 9 primeras semanas, con embriones no mucho mayores que el ovulo que estamos acostumbradas a perder cada mes en nuestra menstruación. 

Es hora de ser conscientes que vivimos en un país laico y de respetar la voluntad de las mujeres, en lugar de someterlas a trabas absurdas, confiando en su criterio. Es hora de apoyarlas a reponerse de un proceso ya difícil de por sí, pues en otro momento puede que sigan poniendo su cuerpo en juego, con riesgo de muerte, no olvidemos, para regalar un nuevo ser a la sociedad. 



Leer más...

martes, 17 de enero de 2023

Feminicidios en Ecuador 2022

 

La situación de las mujeres en Ecuador no puede ser peor. Si ya  en 2017 estábamos asustadas de  que una mujer era asesinada cada 50 horas. En 2022 se asesinó a una mujer cada 26 horas. 

En 2022 se registraron 332 muertes violentas de mujeres por razones de género:

🖤 134 feminicidios íntimos

🖤 9 transfeminicidios y 

🖤 189 feminicidios por delincuencia organizada. 

 Son las cifras más altas desde 2014


Según nos informan al dar a conocer estos tremendos datos, no hay ninguna caso resuelto  de todos los feminicidios de 2022. Las mujeres se sienten absolutamente desprotegidas por todos los estamentos que deberían protegerlas . Las investigaciones en torno a los feminicidios dejan escapar feminicidas, la justicia es extremadamente lenta y de parte. Las penas no se cumplen . Las personas relacionadas con la victima que deberían estar sujetas a protección se encuentran con unos tramites imposibles de abordar , con lo que se quedan sin las ayudas que deberían tener. Por otra parte el Estado pretende hacer reducciones en los bonos a las victimas, en función del numero . En suma los derechos de las mujeres son desatendidos. 

Otro dato que nos habla de la terrible situación es que 6 de cada 10 mujeres son victimas de arma de fuego en un país  en el que poseerla es delito . 

En el cuadro elaborado por la fundación Aldea está claro el numero de hijos que quedan sin madre que en este año han sido 245 .  Sin duda no queda otra que compartir la rabia y gritar con ellas #VivasNosQueremos   #NadieNosCalla  #EstadoRespondeYA  Las mujeres EXIGIMOS el derecho a la vida y #VidasLibresDeViolencia

Os invitamos a apoyar el activismo de estas mujeres en la búsqueda de Justicia y Reparación para  todos los casos de los que nos hablan . 

Comunicado : https://www.fundacionaldea.org/noticias-aldea/mapa2022   

Grabación conferencia de presentación de datos: https://www.facebook.com/watch/live/?ref=watch_permalink&v=1250772378985960

y a seguirlas en las distintas redes sociales :

Facebook https://bit.ly/3WgPrca 

Twitter https://bit.ly/3ZFwv9L 

Instagram https://bit.ly/3XA8nU1 


Datos de 2017 

Leer más...

sábado, 14 de enero de 2023

Exposición LAS SINSOMBRERO homenaje a las mujeres olvidadas de la generación del 27



Grupo de mujeres en el Museo de Artes Decorativas de Madrid. (Fotografía incluida en el Álbum fotográfico de Victorina Durán FT19166.) 1921-1923 Donación Carmen Morales Durán Museo Nacional del Teatro (Almagro)


Mañana será el último día en el que según parece puede verse las exposición LAS SINSOMBRERO , digo según parece, pues dada la cola que hoy había para entrar parece que la exposición ha sido bastante exitosa. Lo que es claro es que si termina aquí, seria de muchísimo interés que viajara por todas las provincias españolas , en sus capitales y alguna que otra ciudad grande para dar acceso a las españolas y españoles a conocer el trabajo ocultado de este valiosísimo puñado de mujeres.
Para nosotras que desde la página de heroinas.net hemos venido difundiendo sus historias por separado ha sido un gran placer poder ver en directo obras que solo conocíamos por fotografía y aumentar el conocimiento sobre el trabajo de todas ellas.
Tenemos que agradecer a todas las personas que han hecho posible esta exposición permitiéndonos entrar en mayor intimidad en la vida de estas mujeres imprescindibles en nuestra historia .
  Ha sido un placer conocer y casi poder tocar la obra de Marga Gil Roësset escultora, ilustradora y poeta española, que tan pronto nos dejó. Sus textos nos habla de una gran autoexigencia, quien sabe si inspirada por un escritor español del que  María Elena Walsh supo escapar y tampoco escapó Zenobia, siguiendo de cuidadora en lugar de cuidarse a si misma para evitar su propia muerte. Igualmente ha sido magnifico poder ver el trabajo de las otras Roësset que no ha salido a la luz hasta ahora. Nos encantó ver el trabajo editorial de Consuelo Gil Roësset editora y escritora. Fue igualmente magnifico conocer más obras pictóricas de Marisa Roësset Velasco .

Ha sido una suerte poder ver los bocetos del trabajo de Victorina Durán Cebrián escenógrafa y diseñadora de vestuario, el trabajo de la toresana Delhi Tejero y saber del famoso Lyceum Club Femenino, del que seguramente con una investigación más exhaustiva podamos conocer más .

Ha sido también un privilegio poder ver obras que nunca habíamos visto de Maruja Mallo , ver texto de la poeta anarquista Lucía Sánchez Saornil  y nos ha llegado al corazón el último video de la vuelta a España de María Teresa León, ya con sus problemas de alzhéimer y escaso reconocimiento mientras que su esposo llegaba en olor de multitudes y con el reconocimiento cultural y político. 

También nos produjo dolor ver las antologías del 27, escritas por hombres  que no incluían a ninguna mujer. cuando estaba  Maragarita Ferreras escritora y poeta y de Concha Méndez Cuesta poeta, Carlota O´Neill...

Nos hemos olvidado de varias por eso necesitamos que la exposición siga viva y que nadie se la pierda .



Esta frase y el rostro de María Teresa León me tocaron el alma, quizá porque en su rostro hay algo de  mi madre y de mi abuela y también porque se que ellas además de cultura, en todas sus variables, nos dieron la vida y ternura para ser. Es por eso que no podemos permitir que sus aportes se queden en el olvido, porque aunque  su legado no este registrado, sabemos que sin ellas no seriamos nada . Nuestra deuda  con ellas es eterna y merece más de una exposición de unos meses .


http://www.heroinas.net/2017/03/carlota-oneill-escritora-y-periodista.html

Leer más...

domingo, 8 de enero de 2023

La salida está dentro



“El arte de perder no es difícil de aprender,

basta con perder algo cada día para aprender que perder no es una catástrofe”

Elizabet Bishop

Siempre Alice, 2014

Vivir con esclerosis lateral amiotrófica, es perder el rumbo la fuerza el equilibrio… las certezas, perder memorias cercanas y la probabilidad de futuros lejanos, perder capacidades, energía, perder normalidad a la vista humana al perder el movimiento y la voz, perder la posibilidad física de dar el sustento, la guía, el apoyo, el abrazo y el beso maternal tan anhelado… tan deseado… tan necesitado, perder maravillosos momentos en familia, la plática y el café con las amigas, añoradas vivencias que se escapan como agua entre los dedos, tiempos que se esfuman en la imposibilidad de la realidad paralizante, vivir con esclerosis lateral amiotrófica es perder acomodo, sueño…descanso, perder de día…perder de noche…perder continuo, perder independencia autonomía privacidad, perder proyectos de vida personal y compartida, es perder todo esto y mucho mucho más y sin embargo, perder sin colapsar…perdiendo aprendiendo a ganar, es ser yo aprendiendo en la cruel pérdida cotidiana a dominar el arte de perder, el arte de vivir, el arte de amar!, descubriendo cada día que la salida siempre es hacia adentro, sabiendo que la salida y la libertad están en mi esencia en mi alma en mi corazón…en mi espíritu, en el lugar en donde nacen mis sueños…mis ideas…en cada pensamiento, sentimiento y emoción que escribo con el dedo de uno de mis pies, en todo lo que amo crear, en la gratitud y la alegría con la que vivo cada instante, la salida está dentro…en lo que realmente soy más allá de mi apariencia desgastada…envejecida…de mi cuerpo enflaquecido, está en la verdadera yo que soy más allá de la enfermedad y la discapacidad!


“No soy la única, pero aún así soy alguien. No puedo hacer todo, pero aún así puedo hacer algo. Y justo porque no puedo hacer todo, no renunciaré a hacer lo que sí puedo"

Hellen Keller (1880-1968)


¡GRACIAS! Mujer del Mediterráneo, ¡GRACIAS! Hortencia Hernández por este año publicando mis escritos, juntas seguimos moviendo y transformando el mundo!



Galilea Libertad Fausto

P.F.

Créditos de la ilustración a quien corresponda.
Leer más...

sábado, 31 de diciembre de 2022

Regalemos feminismo


 Una no nace feminista, se hace. Se requiere estudio y atención para ser feminista, no es sencillo ver los fallos del orden patriarcal tan establecido y normalizado en nuestras vidas por lo que os proponemos este precioso libro para regalar en estas fechas, porque nos escucha y atiende en nuestra diversidad vital y  por ser un libro colectivo con  temas que nos atañen. 
En este libro podemos recibir mensajes de mujeres que vienen de mundos distintos, de países distintos y de formaciones distintas, destila horizontalidad . 

 En palabras de su coordinadora Mónica Di Nubila  El libro en su conjunto muestra la mirada feminista. En este caso enriquecida porque participamos mujeres de varias generaciones y de diversos continentes. Vivimos el mismo tiempo, pero en contextos sociales y políticos diferentes. Algunas desde la experiencia de la vida y otras desde el enfoque teórico, cruzando nuestra formación, el compromiso feminista y la realidad en la que estamos inmersas. Ese compendio en una publicación es una síntesis muy interesante. Opiniones libres y personalizadas.

“En nuestras propias palabras- Voces críticas de mujeres en la sociedad patriarcal”  está disponible en las librerías, especialmente, en Madrid en Librería Reno https://www.libreriareno.com/es/ , calle Monteleón nº 14 CP 28004 que fue la que nos llevó a la Feria del Libro de Madrid y realiza la venta del libro físico tanto en tienda como online.

La versión e-book está en https://www.amazon.es/En-nuestras-propias-palabras-patriarcal-ebook/dp/B0B64K4R7M

También está disponible en varias bibliotecas municipales y de las comunidades autónomas.

Han sido coautoras de este libro dos queridas amigas Safira Cantos, comprometida activista por los derechos humanos,  y Leila Hicheri Hicheri, feminista tunecina,  lo que suma para que  invitemos a que  conozcan su libro.

https://elescritor.es/entrevista/conoce-a-la-escritora-monica-di-nubila-autora-de-la-obra-en-nuestras-propias-palabras-voces-criticas-de-mujeres-en-la-sociedad-patriarcal/

Leer más...

jueves, 22 de diciembre de 2022

Entre el sexo y el género

Cuando gracias a los aportes de las feministas conocimos y profundizamos en el concepto de género , en cuya reflexión Joan Wallach Scott con su artículo  "El género: una categoría útil de análisis histórico", publicado en 1986 en la American Historical Review  que sin duda uno de los artículos más leídos y citados de la historia de la revista  nos dimos cuenta que era preciso romper con las ataduras que la sociedad había impuesto a cada sexo 

Estas ataduras tienen una base estructural y acabar con ellas es el trabajo que las feministas llevamos haciendo por años. Conseguir por ejemplo los permisos de paternidad de los que hoy disfrutan nuestros hijos ha sido un trabajo liderado por feministas del que se ha beneficiado toda la sociedad haciéndola más vivible. Los logros en ese sentido en España son importantes si comparamos con otros países, por ejemplo, en Francia, la licencia de paternidad pasó de 14 a 28 días en 2021 mientras aquí desde el 1 de enero de 2021 se igualó, el permiso por nacimiento y cuidado del menor para ambos progenitores que pueden disfrutar de 16 semanas de prestación,

Conceptos como el techo de cristal, el suelo pegajoso, la brecha salarial sobre los que seguimos trabajando las feministas están ahí como muestra de una sociedad que claramente penaliza el  ser mujer. Hechos que como los feminicidios implican una imprescindible responsabilidad social para que desaparezcan. 

Cambiar esta realidad social que discrimina a las mujeres es una labor que exige un compromiso colectivo y no se resuelve porque tal o cual mujer tenga una situación de privilegio y le toquen menos las discriminaciones.

Frente a esta situación hay personas que quieren cambiándose a si mismas romper las reglas que sobre su sexo han venido cargándose, quieren de un plumazo cambiar los mandatos que sobre ellas estaban impuestos 

 El asunto es muy delicado pues saber en esencia que es un hombre o una mujer es ardua tarea de discernir dándose cualidades, virtudes y defectos en ambas partes. Sabemos, eso si, de unas características genéticas que son las que nos han venido definiendo como de un sexo u otro.

 El asunto no es baladí pues en el caso de los nacidos con sexo masculino que quieren ser mujeres mayoritariamente para ese cambio toman referencias de estereotipos de los que las mujeres estamos queriendo desprendernos. A mi como mujer comprometida con la salud de mi sexo, me preocupa que los tacones sean un estandarte de estas personas que quieren mostrarse como mujer, sus operaciones estéticas, sus cuerpos rehechos medicamente me agreden pues colocan unos estándares estéticos contrarios a una vida saludable y sé cómo esto afecta a las jóvenes adolescente y los problemas de bulimias, anorexias y otros desordenes alimentarios que conlleva.

 Otras personas sienten que definiéndose como, por ejemplo, de sexo binario, ya no son ni hombres ni mujeres al uso y pueden vestir y ser lo que les apetezca. Vivimos en una sociedad marcada por el neoliberalismo que nos hace creer que la propia voluntad es el único mecanismo preciso para obtener nuestos objetivos, sin ser conscientes del coste en sus vidas que tales decisiones tendrán cuando pasen a otras fases vitales en las que ser parte de algún engranaje social. ¿Qué pasará cuando estas personas quieran reproducirse? ¿Les afectaran las hormonas tomadas?,¿su descendencia aceptara sin problemas esa anterior naturaleza de su progenitor o progenitora? Por no citar miles de dificultades que se encontraran en el camino.

Otro tema es como los problemas de las mujeres quedan al incluir como mujeres a personas sin útero. Hace varios años coloqué una imagen de úteros en distintas posiciones: alegres, tristes…, como sinónimos de mujer, una imagen que era muy entendible para todas las mujeres, al margen de su nivel cultural que hablaba de nuestros cambios de estados anímicos e inmediatamente fui tachada terf. ¿No podremos volver a entender el útero como algo femenino o la gestación o la menstruación …? ¿debemos dejar de hablar de esas situaciones por no ser incluyentes? ¿Dejaremos de ser madres para ser seres gestantes?

 La resolución de un problema de identidad de un número reducido de personas no puede quedar sin identidad a casi la mitad de la población. 

Desde el feminismo hemos sido incluyentes con la diversidad sexo-genérica y hemos compartido luchas por mucho tiempo, pero su búsqueda de derechos no puede excluirnos. 

Hablaba de la imagen de unos úteros que yo publicaba para información de mujeres indígenas en una ciudad ecuatoriana, pues bien, en esa ciudad la universidad propiciaba estudios sobre un numero reducido de personas transgénero con presentación de dicha investigación a nivel internacional y sin embargo estas mujeres indígenas estaban bastante olvidadas. La situación de marginación de muchas mujeres indígenas es una realidad vieja mientras que los problemas  de las personas trans son mucho más atrayentes y novedosos.

El resultado es que la legislación ecuatoriana ha aceptado los vientres de alquiler lo que desde el feminismo entendemos como una agresión a la gestante y al ser gestado, pero desde el lobby gay entienden como lo más legitimo pues son mayoritariamente sus beneficiarios.

Otro tema importante que separa a las mujeres feministas del lobby gay es la prostitución que ellos entiende debe regularse y nosotras que debe abolirse.

Las feministas, que muchas como yo, son madres, se sienten preocupadas de que determinadas modas confundan a nuestros hijos e hijas de que la acción medica sobre sus cuerpos para conseguir esos otros cuerpos posibles es inocua. También estamos preocupadas de que   una minoría social arrolle nuestros deseos y derechos de igualdad y no vayan al fondo de la cuestión estudiando cada caso de cambio de sexo muy, muy en profundidad.

Imagen de Rosalía Hernández Sánchez 
Leer más...

Feliz Solsticio de invierno y un 2023 lleno de amor y comprensión.



Feliz Solsticio de invierno  y nuestro deseo de que el 2023 sea un año lleno de Paz y atención a las personas más desfavorecidas, entre las que sin duda se encuentran las mujeres. Por un año 2023 en el que los feminicidios no existan y aprendamos a relacionarnos con menos violencia 

Leer más...

viernes, 9 de diciembre de 2022

Hacia la igualdad en España (1910-1936)


 Es un lugar común la afirmación de que la iglesia y los católicos tenían una visión tradicionalista del papel de la mujer. Pero sorprende encontrarse parecido ideal entre los hombres liberales, progresistas y librepensadores. José Ortega y Gasset sentía cierto desasosiego ante la idea del trabajo femenino, según testimonio de su propia hija13. Nunca una mujer, por otra parte, estuvo presente en las tertulias de la Revista de Occidente, ni siquiera María Zambrano, por quien Ortega sentía predilección intelectual.

Ortega y Gasset vio a la mujer como un ser de cabeza confusa y como una forma de humanidad inferior a la varonil. Se deduce de lo que escribió, en época ya bastante tardía, en el ensayo El hombre y la gente, “En la presencia de la Mujer presentimos los varones inmediatamente una criatura que, sobre el nivel perteneciente a la humanidad, es de rango vital algo inferior al nuestro. No existe ningún otro ser que posea esta doble condición: ser humano y serlo menos que el varón”14.

En ese mismo libro narra el propio Ortega una anécdota de su juventud, que podemos situar en la primera década del siglo xx, antes de la Gran Guerra:

“Siendo yo joven volvía en una gran transatlántico de Buenos Aires a España. Entre los compañeros de viaje había unas cuantas señoras norteamericanas, jóvenes y de gran belleza. Aunque mi trato con ellas no llegó a acercarse siquiera a la intimidad, era evidente que yo hablaba a cada una de ellas como un hombre habla a una mujer que se halla en la plenitud de sus atributos femeninos. Una de ellas se sintió un poco ofendida en su condición de norteamericana. Por lo visto, Lincoln no se había esforzado en ganar la guerra de Secesión para que yo, un joven español, se permitiese tratarla como a una mujer. Las mujeres norteamericanas eran entonces tan modestas que creían que había algo superior a “ser mujer”. Ello es que me dijo: “Reclamo de usted que me hable como a un ser humano”. Yo no pude menos que contestar: “Señora, yo no conozco a ese personaje que usted llama ‘ser humano’. Yo sólo conozco hombres y mujeres. Como tengo la suerte de que usted no sea un hombre, sino una mujer -por cierto, espléndida- me comporto en consecuencia”. Aquella criatura había padecido, en algún College, la educación racionalista de la época […]”15.

Manuel Bartolomé Cossío, mano derecha de Francisco Giner, manifestaba cierta zozobra ante la posibilidad de una maestra superior impartiendo clase en una normal masculina, porque “la relativa inferioridad de la mujer la impide tomar esta participación en la enseñanza de los maestros”16. Emilia Pardo Bazán fue nombrada catedrática de Literatura Contemporánea de las lenguas Neo-Latinas, en virtud de un Real Decreto de 11 de mayo de 1916. Tras ello se hallaba la voluntad expresa de Alfonso XIII, en honor de los indiscutibles méritos literarios de la condesa. Pero se hizo contra la opinión y el voto unánime negativo de todos los catedráticos de la Universidad Central.

Los alumnos, además, le hicieron boicot, negándose a ir a las clases de doña Emilia. Entre los catedráticos que la “repudiaron” no faltaban los de la Institución Libre de Enseñanza. Una carta de Cossío a la escritora evidencia la opinión de este hombre ilustre y liberal sobre la presencia de Pardo Bazán en la universidad:

“Mi felicitación, pues, ya que a usted le gusta -yo creo que, en usted, es mal gusto- ir a la Universidad […].

“Pero, querida Emilia, déjeme usted ahora que, protegido por nuestra vieja amistad y como un eco humilde de lo que diría -estoy seguro- aquel noble espíritu que se fue para siempre [Giner], le pregunte a usted: No siendo por el bollo, que a usted ni puede ni debe interesar, ¿no cree usted que su gloria, la verdadera, la de usted misma, la que usted se ha creado, la que nadie le puede dar ni quitar, la que el mundo le reconocerá siempre y en todas partes, sería gloria mucho más gloria sin Consejos, ni Academias ni Universidades […]?”17.

Tomado del texto de  Mercedes Montero


13. Shirley Mangini, Las modernas, 77, 78.

14. José Ortega y Gasset, El hombre y la gente Tomo I (Madrid: Revista de Occidente, 1957), 179-180. Se trata de una compilación de conferencias dictadas por Ortega desde 1934. El texto de la edición que citamos es básicamente el preparado por el autor para un curso de conferencias pronunciadas entre 1949 y 1950

15. José Ortega y Gasset, El hombre, 176-177.

16. Geraldine M. Scanlon, La polémica, 65.

17. Alberto Jiménez Fraud, Residentes, semblanzas y recuerdos (Ma


Leer más...

lunes, 5 de diciembre de 2022

Derechos humanos en Qatar



 


Los capitanes de varios equipos europeos tenían previsto llevar un  brazalete durante los partidos, con el propósito de mostrar su apoyo a  la diversidad, la inclusión y los derechos sociales del colectivo LGBTI+ (Lesbiana, Gay, Bisexual, Transgénero e Intersexo). 

Sin embargo, dieron marcha atrás ante la amenaza de penalizaciones lanzadas desde la Federación Internacional de Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) que mostro con sus amenazas su sensibilidad social . 


Frente a ese comportamiento sancionador de la FIFA el equipo alemán mostro su rechazo . Todos los integrantes del equipo  taparon sus bocas como signo de que estaban amordazados, impedidos a expresarse .

Lejos de producirse un apoyo al equipo alemán por este gesto , lo que si vimos fue un gesto de burla , al despedir a dicho  equipo del campeonato dentro de una emisora qatarí , que evidentemente   refleja su desprecio por  los derechos de las personas con diversidad genérica






Sentimos no obstante que en esta fiesta eminentemente masculina, testosterónica y competitiva  a nadie se le haya  ocurrido algún giño de apoyo a las personas trabajadoras y las  mujeres qatarís que tienen sus derechos muy limitados en el país donde se desarrolla el campeonato . 

Las mujeres  están discriminadas en la ley y en la práctica. En virtud del sistema de tutela masculina, continúan estando ligadas a su tutor varón, habitualmente su padre o un hermano, abuelo o tío o, en caso de estar casadas, su esposo. Además, siguen necesitando el permiso de su tutor para tomar decisiones vitales clave como casarse, estudiar en el extranjero con becas públicas, trabajar en muchos puestos del gobierno, viajar al extranjero hasta cierta edad y recibir algunos servicios de salud reproductiva.

La legislación relativa a la familia continua discriminando a las mujeres al dificultarles el divorcio. Las mujeres divorciadas continuaban sin poder ejercer la tutela de sus hijos e hijas.


http://mujerdelmediterraneo.heroinas.net/2022/11/y-los-derechos-de-las-mujeres-y-las.html

http://mujerdelmediterraneo.heroinas.net/2022/11/qatar-y-fifa-celebraran-el-futbol-pesar.html

Leer más...

viernes, 2 de diciembre de 2022

Nuestro apoyo a la presa política nicaragüense Dora María Téllez


DORA MARÍA TÉLLEZ, DEFENSORA NICARAGÜENSE, RECONOCIDA CON EL PREMIO RENÉ CASSIN DE DERECHOS HUMANOS


Nos sumamos a la declaración sobre nuestra admirada Dora María Téllez 


 La Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA) condena enérgicamente las terribles condiciones en las que Dora María Téllez está detenida injustamente en El Chipote, una infame prisión de Managua, Nicaragua. Téllez es una antigua comandante de la guerrilla sandinista, historiadora y activista política de la oposición. Ha sido miembro de LASA, y su trabajo publicado y su activismo pacífico en apoyo de la democracia en Nicaragua han sido reconocidos a nivel nacional e internacional.

Las investigaciones históricas de Téllez han documentado el proceso de despojo de los indígenas de Matagalpa y Jinotega de sus tierras, provocado por la colonización del Estado nicaragüense en los años 1820-1890. En reconocimiento a su labor como historiadora, fue incorporada a la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua, y ostenta el distinguido cargo de Miembro Correspondiente de la Academia de Geografía e Historia de Guatemala. En 2004, fue nombrada profesora visitante en el Robert F. Kennedy en Estudios Latinoamericanos de la Harvard Divinity School, pero se le denegó un visado de entrada, a pesar de haber viajado anteriormente a Estados Unidos. En junio de 2011, la Universidad de Helsinki le concedió el Honoris Causa en Ciencias Políticas. En mayo de 2022, estando en prisión, la Universidad de la Sorbona de París le concedió un doctorado honorífico en reconocimiento a su trayectoria política y científica.

Téllez está en prisión desde que fue detenida violentamente en su domicilio el 13 de junio de 2021. En febrero de 2022, fue condenada por el llamado delito de “conspiración y daño al bienestar nacional”, una nueva ley que ha sido utilizada para procesar, sin el debido proceso, a más de 90 presos políticos de la oposición, incluyendo empresarios, líderes religiosos y políticos, activistas y periodistas, entre otros. Desde su detención ha estado recluida en régimen de aislamiento, sin acceso al exterior y con una alimentación insuficiente. Las pocas visitas que ha recibido durante su calvario han observado su drástica pérdida de peso. Recientemente su situación se ha vuelto más grave, ya que ella, junto con otros presos políticos, inició una huelga de hambre para protestar por el trato inhumano que reciben.

LASA hace un llamamiento al Gobierno de Nicaragua para que aplique las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos, conocidas como Reglas de Mandela, a Téllez y a los más de 200 presos políticos que se encuentran en las cárceles nicaragüenses. LASA pide el cese de los tratos inhumanos, ya sean físicos o psicológicos, a Téllez y a otros presos políticos que puedan constituir tortura, lo que constituye un crimen contra la humanidad. LASA pide la liberación inmediata de Téllez; mientras permanezca en prisión, insta a que se ponga fin de inmediato a su confinamiento solitario; a que se le garantice una alimentación adecuada, saneamiento y atención médica; a que tenga acceso a libros y otros materiales de lectura; y a que reciba visitas regulares de Octubre 2022 sus familiares. También pide al gobierno nicaragüense que facilite el acceso a la prisión de El Chipote a las organizaciones locales de derechos humanos, a la Cruz Roja Internacional y al Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para garantizar que Dora María Téllez y otros presos políticos estánsiendo tratados de acuerdo con las normas internacionales.

Acerca de LASA

La Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA por sus siglas en inglés) es la asociación profesional más grande del mundo que integra a individuos e instituciones dedicadas al estudio de América Latina y el Caribe. Actualmente, LASA cuenta con más de 12 000 miembros en todo el mundo y tiene un comité que defiende la libertad académica y el respeto de los derechos humanos.

https://wilpf.es/dora-maria-tellez-defensora-nicaraguense-reconocida-con-el-premio-rene-cassin-de-derechos-humanos/

https://lasaweb.org/es/news/statement-nicaraguan-political-prisoner-dora-maria-tellez/

Leer más...

viernes, 18 de noviembre de 2022

Un 19 de noviembre para decir no al abuso infantil y no más Lolitas!

 


<<Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta.


Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, cuando estaba derecha, con su metro cuarenta y ocho de estatura, sobre un pie enfundado en un calcetín. Era Lola cuando llevaba puestos los pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos fue siempre Lolita>>


Con estas “románticas” palabras comienza su declaración un pederasta de 40 años que secuestra, viola, golpea y continúa abusando sexualmente durante dos años a su hijastra, una niña huérfana de tan sólo doce años; y si bien es cierto que este párrafo pertenece a la ficción literaria del escritor ruso VladimirNabokov (Lolita, 1955), también lo es que en la vida real el mundo está lleno de millones de Lolitas que diariamente sufren no solamente la violencia sexual de que son objeto, sino también la indiferencia y en muchas ocasiones el dedo acusador del entorno familiar y social en el que viven.

La Organización Mundial de la Salud reporta que cuatro de cada cinco víctimas de abuso sexual infantil son niñas; a esto debemos aumentar que el 90% de los casos suceden dentro de su propia casa, siendo en la gran mayoría de los abusos un hombre miembro o “amigo” de la familia.

La pederastia a sido un tema recurrente en mis artículos periodísticos desde el 2006 que publiqué “Depredadores sexuales a domicilio”,  de entonces a la fecha la situación no ha mejorado, por el contrario empeoró sobre todo a causa de la pandemia, en el contexto del 19 de noviembre Día Internacional contra el Abuso Sexual Infantil, continuo visibilizando esta devastadora problemática, hablando de datos y cifras pero también desde el sentir de las víctimas, y de cómo la ficción y la cultura pueden llegar a marcar el rumbo de las cosas.

El constructo patriarcal machista y misógino está a menudo en las diferentes formas del arte, provocando sutilmente la normalización de la violencia hacia las mujeres y las niñas en la familia, en la comunidad y en el mundo.

Antes de volver a abordar el tema desde la literatura quiero decir que el panorama global es desolador, en Europa, EE.UU y Canadá, un 20% de los niños y niñas han sido abusados sexualmente, respecto a EEUU  un reciente reporte de Internet Watch Foundation (IWF), informó que este país es el de mayor contenido de abuso sexual y pornografia infantil en línea, en cuanto a México,  es la nación que tiene el número más elevado de violencia sexual a menores, y sólo una de cada cien denuncias recibe sentencia.

No puedo afirmar exactamente cómo es la situación en otras culturas, pero en la cultura mexicana a la que pertenezco es muy común escuchar decir absurdamente tanto a hombres como a mujeres, que tal o cual niña es maliciosa, temperamental y provocadora de hombres.

Lo anterior me lleva de regreso a la novela Lolita  como espejo de la vida real, por la reacción de la crítica literaria y una buena parte de la comunidad lectora, que bajo la influencia de el discurso machista han interpretado esta historia de secuestro, golpes y abuso sexual infantil, como una tierna romántica y apasionada historia de amor, convirtiendo en su opinión a un pervertido abusador de niñas en un pobre hombre enamorado, víctima de la irresistible coquetería malsana de su hijastra, 

Probablemente a muchas de nosotras  por conocer de antemano el contenido de este clásico literario del siglo XX , nos haya costado mucho tiempo y trabajo decidirnos a leerlo, quizás porque el abuso sexual en la infancia es algo que nos toca de forma muy cercana poniéndonos el dedo en la llaga de los recuerdos y las emociones,  por lo menos así ha sido para mi, sin embargo, como bien dice la escritora, intelectual y feminista española Laura Freixas: “a Lolita hay que leerla analizarla y criticarla”, a lo que yo añado que además de lo anterior que me parece magnífico, a Lolita también hay que reivindicarla!

El inconsciente individual y colectivo necesita deshacerse del mito de que existen niñas  seductoras de naturaleza promiscua, pequeñas pervertidas sexules pidiendo ser manoseadas y violadas, como individuos y como sociedad no podemos seguir exonerando a los verdaderos culpables y tampoco romantizando la pederastia!

Se estima que más del 85% de las víctimas de abuso sexual infantil, sufren el traumático ultraje en silencio sin decírselo a nadie, por miedo a su agresor, por vergüenza, por temor a no ser creídas, a ser expuestas y malvistas por las personas adultas a su alrededor, como por desgracia suele suceder.

En mi experiencia trabajando con grupos de apoyo para mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, observé que en su mayoría habían padecido abuso sexual  cuando eran niñas y nunca lo pudieron hablar con alguien, por todo lo anterior, pero además porque en el fondo se sentían y se pensaban culpables y merecedoras de lo que les sucedía, casi todas continuaban teniendo ese sentimiento de culpabilidad, esto es una consecuencia del mensaje patriarcal incrustado en la psique femenina mediante la cultura machista, con la que durante siglos las mujeres hemos sido educadas.

Sigamos trabajando en pos de una educación con perspectiva de género para derribar el nefasto sistema de dominación en el que vivimos, y aprendamos a llamar a las cosas por su nombre,  los niños abusados y las niñas abusadas son víctimas no culpables, la pederastia no es romántica…el abuso no es amor!!

Galilea Libertad Fausto 

Leer más...

¿Y los derechos de las mujeres y las personas trabajadoras en Qatar?

 


 Mostremos nuestro compromiso con quienes lo necesitan . Un ejemplo :

Quienes me conocen saben que una de las cosas que más me gustan en la vida es el fútbol. Soy extremadamente futbolera. Disfruto viendo partidos, me gusta ver los esquemas de juego, la estrategia, las jugadas, los goles, las paradas... Si juega el Madrid, además, lo vivo con muchísima intensidad.

Cuando hay Mundial o Eurocopa me veo todos y cada uno de los partidos que ponen. Me da igual si es China contra Senegal o Eslovenia contra Polonia. 

Sin embargo, este Mundial no lo voy a ver. Ni un partido. Me lo he prometido a mí misma y lo voy a cumplir aunque me duela. Y no, no me siento ni especial, ni creo que soy una mejor persona por no verlo. Pero sí pienso que si todo el mundo hiciera lo mismo, si este Mundial fuera un fracaso en audiencias, si todo el mundo se negara ver un Mundial que se celebra en un país que viola sistemáticamente los derechos de las mujeres, de las personas migrantes y de las personas homosexuales, cuyas infraestructuras han costado miles de vidas humanas, cuyos estadios se han levantado sobre la explotación más salvaje y cuyo único motivo para ser sede es el dinero y la corrupción más salvaje, la FIFA se lo pensaría dos veces antes de volver a dar un evento deportivo de estas características a un país tan miserable como Qatar. 

Y sé que no va a ser así, sé que va a ser seguido por millones de personas, que van a ser capaces de abstraerse del sufrimiento humano que ha provocado ese Mundial. O a las que, directamente, les da igual. Sé que lo que yo haga o deje de hacer no va a servir de nada. Pero yo no podría vivir en paz conmigo misma si pisoteara mis valores por un poco de fútbol.

Por ahora Rod Stewart, Dua Lipa o Shakira se han negado a actuar en la gala inaugural del Mundial. Bien por ellos. Estoy segura de que encontrarán artistas que sí pasen por el aro porque poderoso caballero es Don Dinero y porque les da igual el dolor o el sufrimiento de miles de personas por culpa de este evento deportivo. Pero que haya otros que se niegan, que Klopp hable del Mundial en rueda de prensa llamando a las cosas por su nombre, que los estadios alemanes se llenen de pancartas clamando contra el Mundial de Qatar, que cada vez haya más y más voces, tanto en el mundo de fútbol como de fuera, que se hagan cargo de lo que supone que una dictadura teocrática que viola los derechos humanos, sea la sede, que hablen la FIFA como la organización corrupta que es, quizá y solo quizá sea la primera piedrecita para cambiar un poquito las cosas.

Al menos me queda la esperanza.


Macarena Aguilar Castellano



Leer más...

martes, 15 de noviembre de 2022

Los aportes de las mujeres negados y retorcidamente valorados

 


Hoy como abuela veo a mi hija recién parida afrontar su estado doloroso, la dificultad de que el bebe mame suficiente , las noches y días en los que es imposible dormir cuatro horas seguidas.. y recuerdo la frase de Indira Gandhi en la que hemos sido educadas . No cuentes tus dolores de parto; Enseña el niño¡ y así hemos vivido como si lo que hubiéramos hecho no fuera digno de relatar por ser de menor importancia . ¡No debemos distraer a los sabios que organizan el mundo con nuestras pequeñeces ¡ ¿ que importancia tienen traer hijos al mundo ? ¿ no lo hacen igual los perros, gatos, elefantes y hasta ballenas ?. Lo cierto es que nosotras como humanas no solo dejamos que el cuerpo haga, sentimos, sufrimos, nos alegramos de forma que los animales no hacen, y entendemos que no hay nada más valioso en el mundo que gestar, parir  y sacar adelante un nuevo ser . Aunque he de decir que cuando mi gata parió y quise cambiar su nido a otro lugar( había parido bajo mi cama )  sus llantos me parecieron absolutamente humanos . ¡ no los olvidare¡

A la que tampoco olvido es a mi madre con veinte años siendo madre y recuerdo lo mal que llevo su Purificación. Era nueva en el pueblo y no tenia con quien ir a ese proceso del que debería pedir perdón la iglesia Católica como de tantos otros . ¿ Porqué la madre era impura? ¿ Porqué el padre no era impuro ?

Traigo el texto del libro de unos amigos en el que cuentan en que consistía dicha norma:

 Las madres que habían dado a luz no salían de casa durante un mes, trascurrido este periodo de tiempo o cuarentena,  el primer domingo del mes con el bebe recién nacido y una cesta en al que llevaban velas como ofrenda, esperaban a la puerta de la iglesia , hasta que el sacerdote ya vestido para la misa la recibía. El  rezaba unos responsos y la aspergía con agua  bendita y poniéndole una estola sobre la cabeza la acompañaba hasta el altar , a continuación la purificada madre se acomodaba en su lugar habitual . Llegado el momento del ofertorio , hacia una ofrenda de velas , encendiendo una que permanecía luciendo durante la misa. 

Si miramos los orígenes de esa practica  vemos que establecía diferente periodo de cuarentena  si la nacida era niña o si era niño . La mujer necesitaba más espacio de purificación si había parido una niña . 

Entre las dificultades que surgían tras el parto, esta no era la mayor, con lo que muchas mujeres no se acuerdan aunque este rito se viniera haciendo con normalidad en Castilla y León hace menos de setenta años ( por citar un dato del que tengo certeza ) 

   Adjuntamos una imagen del libro El Sexocidio de las brujas de Françoise d'Eaubonne   que incluye la carta  abierta que en noviembre de 1998 firmaba junto  junto con otras mujeres  dirigida a Juan Pablo II solicitando disculpas por parte de la Iglesia del sexocidio que contra las mujeres entre 1450 y 1650 tuvo lugar, entendiendo la existencia de una responsabilidad eclesial en esa misoginia recurrente "manifestada al mas alto nivel desde los primeros siglos de la Iglesia triunfante" . Entendemos como ella que la Iglesia Católica nos debe varias disculpas .

Leer más...

sábado, 12 de noviembre de 2022

Qatar y FIFA celebrarán el fútbol a pesar de las carencias en derechos de las mujeres y personas trabajadoras


La Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Catar 2022 será la XXII edición de la Copa Mundial de Fútbol masculino organizada por la FIFA. Se desarrollará desde el 20 de noviembre al 18 de diciembre en Qatar, que consiguió los derechos de organización el 2 de diciembre de 2010, sin embargo los derechos de las mujeres y las personas trabajadoras están lejos de conseguirse en ese país mientras el mundo del fútbol mira para otro lado cómodamente.




Derechos de las Mujeres

Las mujeres siguen estando discriminadas en la ley y en la práctica. En virtud del sistema de tutela masculina, continúan estando ligadas a su tutor varón, habitualmente su padre o un hermano, abuelo o tío o, en caso de estar casadas, su esposo. Además, siguen necesitando el permiso de su tutor para tomar decisiones vitales clave como casarse, estudiar en el extranjero con becas públicas, trabajar en muchos puestos del gobierno, viajar al extranjero hasta cierta edad y recibir algunos servicios de salud reproductiva.

La legislación relativa a la familia continua discriminando a las mujeres al dificultarles el divorcio. Las mujeres divorciadas continuaban sin poder ejercer la tutela de sus hijos e hijas.

En marzo de 2021, el gobierno rechazó las conclusiones de un informe de HumanRights Watch sobre la discriminación contra las mujeres en Qatar y prometió investigar y enjuiciar a cualquier persona que hubiera infringido la ley. Al concluir el año no había realizado ninguna investigación.

Noof al Maadeed, mujer qatarí de 23 años que solicitó asilo en Reino Unido alegando abusos en el ámbito familiar, decidió regresara Qatar tras pedir garantías a las autoridades. Comenzó a documentar su retorno en las redes sociales, pero no se volvió a saber nada de ella a partir del 13 de octubre, después de que hubiera denunciado a la policía amenazas de familiares. Pese a que las autoridades aseguraron que no corría peligro, seguía sin conocerse su paradero, lo que suscitaba temor por su seguridad.


Sigue sin concluirse la reforma laboral y se deben indemnizaciones

Pese a su promesa, el gobierno no aplicó ni hizo cumplir las reformas, lo que permitió el resurgimiento de las prácticas abusivas y reavivó los peores elementos del sistema de kafala (patrocinio).

La población trabajadora migrante sigue enfrentándose en ocasiones a trabas y requisitos burocráticos insalvables cuando intentaba cambiar de empleo sin el permiso de su entidad empleadora aunque éste hubiese dejado de ser un requisito legal. En diciembre, el gobierno informó de que 242.870 trabajadores y trabajadoras migrantes habían podido cambiar de empleo tras las reformas de septiembre de 2020; no obstante, no publicó la cifra de quienes lo habían conseguido hacer sin el permiso de su entidad empleadora, información clave para medir el avance.

La situación continuó siendo especialmente difícil para las trabajadoras domésticas internas a causa de su aislamiento en el domicilio del empleador o empleadora, que era también su lugar de trabajo.

El sistema sigue otorgando poder a las entidades empleadoras, que supervisaban la entrada y la residencia de las personas trabajadoras migrantes en el país y podrían anular sus permisos de residencia o presentar contra ellas cargos de fuga, conductas abusivas que pondrían en peligro su presencia legal en el país.


En mayo, el Ministerio de Trabajo puso en funcionamiento una plataforma digital concebida para que los trabajadores y trabajadoras pudieran presentar denuncias.

Pese a la introducción de un nuevo salario mínimo y de medidas para vigilar el pago de los salarios, la población trabajadora migrante continuaba siendo víctima del robo de éstos por sus entidades empleadoras sin recurso efectivo a la justicia. De hecho, su acceso a la justicia siguió siendo en gran medida lento y, en los casos en que lo hubo, a menudo no condujo a un recurso efectivo.

El fondo de asistencia creado para ayudar a los trabajadores y trabajadoras a recuperar su dinero cuando los comités para resolver disputas laborales fallaban a su favor actuaba caso por caso, y seguía sin estar claro si los trabajadores y trabajadoras podían cobrar los salarios impagados con cargo al fondo y e nqué plazo. En abril, el personal de una empresa de vigilantes de seguridad se declaró en huelga para protestar por el incumplimiento del pago del nuevo salario mínimo. Medios de comunicación afines al Estado informaron deque el gobierno había investigado a la empresa y concluido que el salario que pagaba cumplía los requisitos legales. Las autoridades continuaban sin investigar adecuadamente las muertes de los trabajadores y trabajadoras migrantes, miles de los cuales habían fallecido de forma repentina e inesperada en Qatar durante el decenio anterior pese a haber superado las pruebas médicas obligatorias antes de viajar al país. Su inacción, que impedía evaluar si las muertes eran atribuibles a causas laborales, significaba que Qatar no protegía un elemento básico del derecho a la vida. También negaba a las familias afectadas la oportunidad de ser indemnizadas por la entidad empleadora o las autoridades.


Derechos Sindicales

La población trabajadora migrante sigue teniendo prohibido formar sindicatos o afiliarse a ellos. En su lugar, las autoridades introdujeron comités conjuntos, iniciativa promovida por las entidades empleadoras para permitir la representación de los trabajadores y trabajadoras que distaba mucho de respetar el derecho fundamental de éstos

“Aunque en los últimos cinco años Qatar ha hecho importantes avances en materia de derechos laborales, es evidente que aún queda un gran trecho por recorrer. Miles de personas trabajadoras siguen atrapadas en el ya conocido ciclo de explotación y abusos debido a las lagunas legales y a la inadecuada aplicación de la ley”, apunta Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional añadiendo :A las puertas de la Copa Mundial, la tarea de proteger a la población trabajadora migrante de la explotación está sólo a medias, mientras que la de indemnizar a quienes han sufrido abusos apenas ha comenzado.

 Qatar alberga a unos dos millones de trabajadores y trabajadoras migrantes, pero no cumple las normas laborales internacionales. Amnistía Internacional ha instado reiteradamente a Qatar a abolir el abusivo sistema de kafala, que vincula a los trabajadores y trabajadoras con sus empleadores durante hasta cinco años e impide a algunos grupos, como los trabajadores y trabajadoras domésticos, abandonar el país sin el permiso de sus empleadores.

“Los dos millones de trabajadores y trabajadoras migrantes que forman la columna vertebral de la economía qatarí tienen derecho a recibir un trato justo en el trabajo, y a obtener justicia si no lo reciben”, ha manifestado Stephen Cockburn.

“Si Qatar se toma en serio el cumplimiento de sus promesas de mejorar los derechos de los trabajadores y trabajadoras, debe proporcionar más jueces para garantizar que los casos se atienden rápidamente, debe financiar plenamente el fondo de indemnización y debe asegurarse de que las empresas que incumplen las normas se enfrentan a la justicia.”

Amnistía Internacional escribió a las tres empresas para exponerles sus conclusiones, pero no recibió respuesta.

Si desean más información sobre las condiciones a las que se enfrentan los trabajadores y trabajadoras migrantes en Qatar, consulten:


Reality Check: The state of migrant workers’ rights with four years to go until the Qatar 2022 World Cup

https://www.amnesty.org/es/documents/mde22/9758/2019/en/

https://www.amnesty.org/es/latest/news/2022/10/qatar-labour-reform-unfinished-and-compensation-still-owed-as-world-cup-looms/

https://www.amnesty.org/en/documents/mde22/6106/2022/en/


Leer más...