Acerca de nosotras ·

martes, 12 de diciembre de 2017

Marcela Lagarde: “Debemos dejar la rivalidad a un lado para avanzar como género”


La sororidad es la alianza que se forma por la amistad y reciprocidad entre mujeres que comparten el mismo ideal y trabajan por alcanzar un mismo objetivo.

Esta es indispensable para alcanzar la igualdad y por eso sugiere dejar atrás la rivalidad y ver a quien esté a mi lado como compañera.

Se trata de descubrir que el éxito de una mujer no es prueba del fracaso de otra, sino tomarlo como ejemplo y ver que es posible alcanzarlo.

Marcela Lagarde, antropóloga y feminista mexicana, visitó el país ( Costa Rica )  para conversar sobre este tema en el décimo aniversario de la asociación Alas. LA REPÚBLICA conversó con ella.

¿Por qué insistir en la sororidad?
Hay una necesidad muy grande de intervenir de una forma positiva en las relaciones entre mujeres porque estamos en muchos espacios en los que hay que desarrollar habilidades importantes y lograr metas: desde la escuela hasta la universidad, el trabajo, el salario, la productividad; esos elementos hacen que compitamos muchísimo por el espacio, por el trabajo, por la amistad de una persona y más la tradicional competencia de “ser la mejor mujer, mamá o esposa” en relación con otras y eso crea un ambiente propicio a la rivalidad entre mujeres.

En este contexto, ¿la rivalidad es negativa?
La rivalidad entre mujeres hace que se beneficien las estructuras del poder patriarcal, los machistas y las mujeres y hombres misóginos.

Procuro y recomiendo no hacer relaciones rivales, sino aprender una nueva ética de apoyo, respeto y concordancia para estar mejor en las relaciones con mujeres y sacar provecho.

Hay que hacer consciencia de lo complicado que es entrarle a un conflicto permanente con otras. Lo indeseable que es, lo que nos daña y recorremos esos espacios y vemos sufrimiento de mujeres por las relaciones conflictivas con otras: jefas que son nefastas con sus colaboradoras, o trabajadoras o colegas que son una constante molestia para las relaciones de cooperación que deberían prevalecer.

Entonces, ¿cuál es la propuesta?
La propuesta feminista es desmontar ese afecto rival por nosotras, ese pensamiento propiciado contra las demás y buscar un proceso de reeducación afectiva e intelectual, ir cambiando nuestras opiniones hacia las demás, verlas como compañeras, entender que son mujeres como nosotras, que enfrentan dificultades familiares, conyugales y laborales.


Pero, ¿cómo se puede aplicar la sororidad en el ámbito laboral?
Lograr ser una buena trabajadora capaz de apoyar a las compañeras; si es jefa tratar de ser una entrañable, que será recordada siempre por la capacidad incluyente de reconocer el trabajo, de felicitarlas, de favorecerlas cuando tienen algún tipo de problema; o sea, un liderazgo y una jefatura laboral que no explote a las mujeres, sino que favorezca su buen desarrollo laboral, su crecimiento personal, su capacidad formativa y desde luego apoyar su desarrollo profesional.

¿Qué se consigue con esta alianza?
Tiene que ver con mejorar la vida laboral, que es clave en la sociedad contemporánea y es clave para las mujeres porque tenemos doble jornada de trabajo: sostenemos el trabajo doméstico y el cuidado de los menores y de enfermos, y que son tareas complicadísimas y si no lo entendemos, no comprenderemos por qué están cansadas a media jornada, por qué hablan por teléfono y dirigen su casa desde la oficina.

Necesitamos desarrollar una gran comprensión de las mujeres, una empatía, ponernos en los pies de la otra y entenderla para dejar de la rivalidad y ver en qué la podemos ayudar, crear mecanismos de convergencia, de sintonía, de sinergia entre las mujeres.
Karla Barquero kbarquero@larepublica.net

Leer más...

lunes, 11 de diciembre de 2017

Arabia Saudí y los derechos de sus mujeres

Imagen del dibujante Carlos Lafutt para la campaña en favor de las mujeres conductoras en Arabia Saudí.

Según el Informe de Amnistía Internacional 2016/17 las mujeres y las niñas continuaban estando discriminadas en la ley y en la práctica, y no recibían protección adecuada contra la violencia sexual y de otros tipos. Las mujeres seguían estando jurídicamente subordinadas a los hombres y en situación de inferioridad a ellos en lo relativo al matrimonio, el divorcio, la custodia de los hijos e hijas y la herencia, y no tenían acceso a la educación superior, al empleo remunerado y a los viajes al extranjero sin la aprobación de su tutor varón. También seguían teniendo prohibido conducir vehículos. El plan de reforma económica del gobierno “Visión 2030” incluía metas para aumentar del 22 al 30% la participación de las mujeres en la mano de obra del país e “invertir” en sus capacidades productivas para “reforzar su futuro y contribuir al desarrollo de nuestra sociedad y nuestra economía”. Al concluir el año no había constancia de que se hubieran iniciado reformas legales ni otras medidas necesarias para alcanzar estos objetivos, aunque el ministro de Justicia decidió en mayo que las mujeres recibieran una copia de su certificado de matrimonio, exigido en caso de disputas legales entre cónyuges. La Asamblea Consultiva debatió una propuesta de ley que, de ser promulgada, permitiría a las mujeres obtener el pasaporte sin la aprobación de un tutor varón. En agosto, una campaña emprendida en Twitter con el lema de “Las mujeres saudíes exigen el fin de la tutela” hizo que decenas de miles de mujeres expresaran su oposición al sistema de tutela masculina. Fuentes activistas calculaban que, en septiembre, 14.000 mujeres saudíes habían firmado una petición en Internet en la que se solicitaba al rey Salmán la abolición del sistema. El 11 de diciembre fue detenida e interrogada Malak al Shehri por haber publicado en las redes sociales un fotografía suya sin abaya (túnica de cuerpo entero). Quedó en libertad el 16 de diciembre, pero su condición jurídica no estaba clara.

https://www.amnesty.org/download/Documents/POL1048002017SPANISH.PDF
http://www.elmundo.es/sociedad/2017/09/26/59caa68346163fcc0b8b4586.html

Leer más...

domingo, 10 de diciembre de 2017

El Salvador: #JusticiaParaTeodora #LibertadparaTeodora


Han pasado diez años desde que Teodora del Carmen Vásquez perdió el conocimiento en un baño en su lugar de trabajo, cuando tenía nueve meses de embarazo y dio a luz a un bebé muerto. Después de que la policía la acusó de matar a su recién nacido, fue sentenciada a 30 años de prisión.

Tras cumplir un tercio de su condena, pasa las semanas y los meses leyendo libros. "En los 10 años que he estado aquí, probablemente he leído 500 libros", dijo Vásquez, de 34 años, a Univision durante una reciente visita a la prisión para mujeres de Ilopango.

Segura y con buena dicción, está sentada en un patio sombreado dentro de la prisión, muy diferente a lo que ella describe como las celdas superpobladas donde vive junto a cientos de mujeres.

"Cuando yo estaba allá afuera, solo había estudiado tercer grado. Ahora ya soy bachiller", dice. "Siempre estoy leyendo libros o estudiando algo para no sentir mucho el tiempo, ni estar pensando solo en que estoy acá".

El Salvador tiene una de las leyes de aborto más estrictas del mundo. Con el firme apoyo de la Iglesia Católica del país y un poderoso grupo de presión provida, el aborto se volvió ilegal en todos los casos en 1998, incluyendo la violación. Es uno de los cinco países en el mundo donde no se permite el aborto ni siquiera para salvar la vida de una madre embarazada; los otros son República Dominicana, Nicaragua, la Santa Sede y Malta.



CARTA ABIERTA A LAS DISTINGUIDAS AUTORIDADES DEL ESTADO DE EL SALVADOR.



 Junto a Amnistía Internacional instamos  al Estado de El Salvador a garantizar el debido proceso en la revisión del caso de Teodora del Carmen Vázquez y a asegurarse de que recibe la justicia que en su día le fue denegada.
https://www.amnesty.org/es/documents/amr29/7551/2017/es/
https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-el-salvador-teodora-vasquez/
Leer más...

sábado, 9 de diciembre de 2017

Mujeres en Marruecos: conociendo y defendiendo sus derechos

 

La Fundación CIDEAL, con la colaboración de la AECID, ha producido este documental a partir de dos experiencias llevadas a cabo  en Marruecos en el marco de sus acciones de cooperación para el desarrollo. La primera de ellas se centra en la alfabetización jurídica de mujeres en distintas ciudades del Norte del país.



La segunda experiencia comprende una serie de acciones de sensibilización sobre igualdad de derechos y oportunidades llevadas a cabo en centros de educación secundaria. El documental completo consta de tres partes.






Leer más...

viernes, 8 de diciembre de 2017

La violencia sexual sigue siendo invisible y no prioritaria en las políticas de España


Fallamos de manera alarmante como sociedad, cuando a las víctimas de violencia de género, y especialmente a las de violencia sexual, se las trata como acusadas, y cuando la noticia es si su relato es veraz o no, como estamos viendo estos días en el juicio que se está celebrando en Pamplona. Con esto, lo único que se hace es provocar una doble revictimización”, señaló Virginia Álvarez, responsable de política interior de Amnistía Internacional España. 


El caso de Blanca (nombre ficticio), mujer de 20 años con nacionalidad española y de origen colombiano con la que ha hablado Amnistía Internacional, ejemplifica también los prejuicios, los estereotipos y la falta de diligencia debida del Estado a la hora de atender a las víctimas de violencia sexual. 

Blanca fue agredida sexualmente a las 5 de la mañana del 8 de mayo de 2016. Su agresor la hizo perder el conocimiento en dos ocasiones. Cuando llegó a casa a las 7 de la mañana y tras contárselo a su madre, decidieron ir a denunciar lo ocurrido.. En la comisaría de su barrio les indicaron que no podían tomar su denuncia y que debían ir a la comisaría especializada en este tipo de delitos en Madrid (Jefatura Superior de la Policía Nacional). En esta comisaría, Blanca entró sola y se enfrentó a un interrogatorio que duró 5 horas. Entre el cansancio y el shock por lo ocurrido, se quedaba dormida en la mesa. “En todo momento sentía que no me creían, lo que me provocaba mayor intranquilidad”. En todo ese tiempo nadie informó a su madre de lo que estaba pasando dentro. 

En ningún momento, los agentes le explicaron que tenía derecho a asesoría legal antes de realizar la denuncia. Según su relato, tras la declaración no le ofrecieron acompañarla a recibir asistencia sanitaria, ni le informaron de que en estos casos sólo podía ir a un centro hospitalario especializado, el Hospital de la Paz. Al salir de la comisaría, por sus propios medios, buscaron un hospital donde no se le atendió indicándole que debían ir al hospital especializado. Allí el trato médico fue correcto, pero el médico que la atendió tuvo un enfrentamiento con el médico forense que se negaba a acercarse al centro hospitalario. No se presentó para hacer la exploración hasta las 15.00 horas, sin preservar la intimidad de la víctima, al hablar del caso a voz en grito. Tras ser violada a las 5 de la mañana, tuvieron que transcurrir 10 horas para que finalmente Blanca fuese atendida por personal sanitario y forense. 

En la comisaría, la madre de Blanca encontró un papel con datos de la organización CAVAS (Centro de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales) a quien decidieron llamar y que fueron quienes las asesoraron y apoyaron. La investigación de este caso no ha avanzado. 



La violencia de género en el ámbito de pareja y ex-pareja sigue siendo una grave violación de derechos humanos en España y quedan muchas cuestiones por resolver. Sin embargo, con la aprobación de la Ley Integral de Violencia de Género en diciembre de 2004, el Estado español  reconoció que las agresiones de género en la pareja o ex-pareja deben combatirse  a través de una legislación específica que tenga en cuenta una perspectiva de género; y aceptó que tienen la  responsabilidad y el deber de proteger a las víctimas. También se produjeron algunos avances para combatir la trata de personas con fines de explotación sexual, aunque hay graves problemas en cuanto a la identificación de las víctimas y no se cuenta con una Ley Integral. Sin embargo, los avances descritos no han alcanzado la violencia sexual en sus diferentes manifestaciones.


En relación a la violencia sexual, Amnistía Internacional ha denunciado en diversas ocasiones, entre otros, la falta de recolección de datos desagregados, lo que impide conocer la dimensión de este problema. Según datos de la Macroencuesta de Violencia contra las Mujeres de 2015, el 7'2% de las niñas y mujeres han sufrido violencia sexual en algún momento de su vida, lo que equivale a más de 1,4 millones de niñas y mujeres. Los datos facilitados por el Ministerio del Interior sobre violencia sexual son muy limitados, al registrar únicamente los datos de denuncias presentadas. En 2016 se presentaron 8.763 denuncias por delitos contra la libertad sexual, de las cuales 8.147 incluyen agresiones contra la libertad y la identidad sexual (agresiones, abusos, acoso, o contacto con menores a través de tecnología).

Amnistía Internacional lamenta la ausencia de iniciativas por parte de las autoridades públicas, como por ejemplo la existencia de campañas y acciones de prevención, la falta de servicios especializados de atención y recuperación de las víctimas, o la falta de especialización de todos los agentes que intervienen en todo el proceso de atención a víctimas de violencia sexual.


Igualmente Amnistía Internacional alerta de la persistencia de prejuicios discriminatorios que impactan negativamente en los derechos de estas víctimas en el proceso judicial. A diferencia de lo que sucede en otro tipo de delitos, las mujeres víctimas de violencia de género, incluyendo la   violencia sexual, se enfrentan habitualmente a prejuicios por parte de las autoridades que ponen en duda la credibilidad de sus testimonios, lo cual introduce una pesada carga para demostrar la veracidad de su relato. 

Igualmente desde las  asociaciones del movimiento feminista siguen trabajando por llevar la prevención a nivel de calle, luchando por la no revictimización, por una sociedad no machista, por mayor formación en el estado de todos los estamentos que deban conectarse con las mujeres violentadas , por mayor compromiso de las distintos administraciones municipales, de comunidades autónomas y estatales  que a día de hoy, salvo raras excepciones no tienen un compromiso contra la violencia sexual y de género  . 

https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/la-violencia-sexual-sigue-siendo-invisible-y-no-prioritaria-en-las-politicas-publicas-en-espana/

Leer más...

Avanzan los derechos de las mujeres en Bolivia


A nombre del Pacto por la Despenalización del Aborto en Bolivia, deseo compartir con ustedes que a las 0: 42 horas del  6 de Diciembre, en una sesión histórica la Cámara de Senadores del Estado Plurinacional de Bolivia aprobó en su fase en detalle y por mayoría (23 votos a favor y 9 en contra), el artículo 157 del Código del Sistema Penal que da  paso a la ampliación de causales por las que las mujeres pueden acceder a la interrupción legal del embarazo.

Desde marzo de este año, la Asamblea Legislativa Plurinacional inició el tratamiento del Código del Sistema Penal,  cuerpo normativo con aproximadamente 700 artículos que sustituirá el Código Penal y el Código de Procedimiento Penal, vigentes por más de 45 años en Bolivia y que penaliza el aborto, a excepción de las causales de violación, incesto y riesgo de la vida de la mujer.

El pasado 28 de septiembre, el proyecto de Código del Sistema  fue aprobado por la Cámara de Diputados procediéndose a la remisión a la Cámara de Senadores, como prevé el procedimiento legislativo. El CSP pasó del tratamiento en Comisión, para su debate en el plenario, donde el día de hoy se aprobó el polémico artículo 157, que amplía de 3 a 8 las causales por las que las mujeres pueden acceder a un aborto.



Coordinadora de la Mujer
Av. Arce Nº 2132 Edif. Illampu Piso 1 Of. A
Tel.: (591- 2) 2444922 - 23 - 24 Int. 11
Fax: 591-2 2116117 - 

Facebook: Observatorio de Género - Coordinadora de la Mujer
La Paz - Bolivia

Leer más...

jueves, 7 de diciembre de 2017

7 años caminando hacia la igualdad



Trabajamos tanto que ni pusimos atención en que el día 2 de diciembre cumplíamos siete años, ademas estábamos muy ocupadas asistiendo a la JORNADA DE DIVERSIDAD FEMINISTA EN MADRID a la que nos convoco la Federación de Asociaciones de Mujeres de la Comunidad Madrid.


Buena oportunidad de sumarnos con los distintos feminismos para fortalecer nuestros avances y fijar objetivos integradores y aterrizables, siguiendo el camino que nos ha llevado a una mucho mayor conciencia de género.

Necesitamos de vuestra ayuda en difusión y contenidos ya que  el trabajo es difícil cuando no solo cuestionamos nuestro país sino que somos conscientes del universalismo que supone el feminismo.

Sabemos que hoy contamos con herramientas de comunicación más rápidas pero que fácilmente se esfuman o que pueden hacer desaparecer .  
Seguimos desde aquí contando con vuestra ayuda, os pedimos más sugerencias, contenidos,  criticas y agradecemos vuestra compañia y aliento
  



Leer más...

miércoles, 6 de diciembre de 2017

#NOESPAISPARAMUJERES



Como cada 6 de diciembre, nuestros país, "celebra" el aniversario de la Constitución de 1978. Pero...¿es España un país para mujeres?, con casi 1000 asesinadas en 14 años, 40.000 denuncias por violencia de género al año y una violación cada 8 horas, desde el movimiento feminista podemos afirmar que España no es un país para mujeres. 
Nuestra Constitución se supone que nos da una serie de derechos para ser ciudadanas libres, pero entonces...¿por qué tenemos que ser las mujeres valientes? ¿por qué tenemos que protegernos de la violencia?
¿De verdad se respetan los derechos de las mujeres en nuestro país? ¿De verdad somos personas libres con 330 agresiones sexuales denunciadas al día? ¿De verdad un país que respeta a sus mujeres tiene una brecha salarial del 24%? 
¿Cómo puede ser que la Constitución permita la existencia de una justicia patriarcal que da impunidad a los agresores y anima a no denunciar a las víctima? ¿cómo puede ser que las víctimas de agresiones sean las juzgadas en sus juicios y no lo sean los agresores? ¿con qué impunidad cuentan los agresores que saben que sus víctimas no denunciaran por no pasar por el calvario que supone denunciar en este país?
Hemos venido a cuestionarlo todo. Hemos llegado para cambiarlo todo. Porque esta país no nos quiere, este país no nos respeta, esta Constitución no nos representa, porque España no es país para mujeres.



EL HT DE LA CAMPAÑA SERÁ #NOESPAISPARAMUJERES Y LAS CUENTAS DE REFERENCIA @FeminismosMad y @HuelgaFeminista
- entrevista sobre cómo el movimiento feminista debatió sobre la Constitución en 1978.
 http://hacialahuelgafeminista.org/category/campanas/
https://youtu.be/GY4uXWgQF_Y 


Leer más...

Fortalecimiento de la función del sector privado en el empoderamiento económico de las mujeres 9/9


bbb)  Promover un sector privado socialmente responsable, que rinda cuentas y que actúe en consonancia con, entre otros, los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos: Puesta en Práctica del Marco de las Naciones Unidas para “Proteger, Respetar y Remediar”, la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo, las normas laborales, ambientales y de salud, y los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres establecidos por la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU-Mujeres) y el Pacto Mundial, a fin de promover el empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo y lograr la igualdad entre los géneros, el empoderamiento de las mujeres y las niñas y su pleno disfrute en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales;
 ccc)  Fomentar entornos laborales y prácticas institucionales que valoren a todos los trabajadores y les ofrezcan las mismas oportunidades para desarrollar su pleno potencial, entre otras cosas, velando por que la igualdad de género y la incorporación de la perspectiva de género sean consideradas un aspecto necesario de la gestión de los recursos humanos, en particular para modernizar las organizaciones e instituciones científicas y tecnológicas tanto en el sector público como el privado; 
ddd)  Alentar y facilitar el espíritu emprendedor de las mujeres, entre otras cosas mejorando el acceso a las oportunidades de financiación e inversión, los instrumentos de comercio, el desarrollo empresarial y la capacitación, a fin de aumentar la participación en el comercio y las adquisiciones por parte de las empresas de mujeres, incluidas las microempresas y pequeñas y medianas empresas, las cooperativas y los grupos de apoyo, tanto en el sector público como privado; 
eee)  Colaborar con el sector privado a fin de tener en cuenta una perspectiva de género al realizar análisis de la cadena de valor para orientar la elaboración y aplicación de políticas y programas que promuevan y protejan el derecho de las mujeres a trabajar y los derechos en el trabajo en las cadenas de valor mundiales. 
41.  La Comisión reconoce su función primordial en el seguimiento de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing en que se basa su labor y destaca que es fundamental abordar e integrar la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas en los exámenes nacionales, regionales y mundiales de la aplicación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y asegurar las sinergias entre las actividades de seguimiento de la Plataforma de Acción de Beijing y las actividades de seguimiento con perspectiva de género de la Agenda 2030. 
42.  La Comisión exhorta a los Gobiernos a que fortalezcan, según proceda, la autoridad y la capacidad de los mecanismos nacionales para la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, en todos los niveles, los cuales deberían estar ubicados en el más alto nivel posible de gobierno y contar con fondos suficientes, y a que incorporen una perspectiva de género en todas las instituciones nacionales y locales pertinentes, incluidos los organismos públicos laborales, económicos y financieros, a fin de asegurar que la planificación nacional, la adopción de decisiones, la formulación y ejecución de políticas, los procesos de presupuestación y las estructuras institucionales contribuyan al empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo. 
43.  La Comisión recuerda la resolución 70/163 de la Asamblea General, de 17 de diciembre de 2015, y alienta a la secretaría a que siga examinando la forma de aumentar la participación, en particular en el 62º período de sesiones de la Comisión, de las instituciones nacionales de derechos humanos que se ajusten plenamente a los principios relativos al estatuto de las instituciones nacionales de promoción y protección de los derechos humanos (Principios de París), cuando existan, de conformidad con el reglamento del Consejo Económico y Social. 
44.  La Comisión exhorta a las entidades del sistema de las Naciones Unidas a que, en el marco de sus respectivos mandatos, apoyen a los Estados que lo soliciten en sus esfuerzos por lograr el empoderamiento económico de las mujeres en el cambiante mundo del trabajo. 
45.  La Comisión exhorta a ONU-Mujeres a seguir desempeñando un papel central en la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas y en la prestación de apoyo a los Gobiernos y los mecanismos de mujeres a nivel nacional que lo soliciten en la coordinación del sistema de las Naciones Unidas y en la movilización de la sociedad civil, el sector privado, las organizaciones de empleadores, los sindicatos y otros interesados pertinentes, a todos los niveles, en apoyo de la aplicación plena, efectiva y acelerada de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing y la aplicación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible con perspectiva de género para alcanzar el empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo.

http://www.unwomen.org/-/media/headquarters/attachments/sections/csw/61/csw-conclusions-61-sp-web.pdf?la=en&vs=5432
Leer más...

lunes, 4 de diciembre de 2017

Fortalecimiento de la voz colectiva y el liderazgo de las mujeres y su participación en la adopción de decisiones 8/9


tt)  Adoptar medidas para garantizar la participación plena, efectiva y en condiciones de igualdad de las mujeres y su acceso a puestos de liderazgo y de alto nivel, incluso a través de medidas especiales de carácter temporal, según proceda, en estructuras e instituciones encargadas de tomar decisiones en materia económica a todos los niveles, así como en empresas, consejos de administración de empresas y sindicatos; uu)  Garantizar que las mujeres en situaciones de conflictos armados y posteriores a conflictos, las mujeres que se ven afectadas por desastres naturales y otras situaciones de emergencia humanitaria y las desplazadas internas estén empoderadas para participar de manera eficaz y significativa en procesos de liderazgo y toma de decisiones, y que se respeten y protejan plenamente los derechos humanos de todas las mujeres y las niñas en las estrategias de respuesta y recuperación; 
vv)  Reconocer que el empoderamiento de las mujeres y las niñas y la inversión en ellas, que son fundamentales para el crecimiento económico, y la consecución de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluida la erradicación de la pobreza y la pobreza extrema, así como la participación efectiva de las mujeres en la toma de decisiones, son aspectos clave para romper el ciclo de discriminación y violencia y para promover y proteger el goce pleno y efectivo de sus derechos humanos, y reconocer también que ese empoderamiento requiere la participación activa de las niñas en los procesos de adopción de decisiones y como agentes del cambio en sus propias vidas y comunidades, en particular a través de las organizaciones de niñas, con el apoyo y la participación activos de los padres, tutores legales, familiares y cuidadores, de los niños y los hombres, así como de la comunidad en general;
 ww)  Proteger y promover el derecho a la libertad de asociación, a la reunión pacífica y a la negociación colectiva a fin de que todas las trabajadoras puedan organizarse y afiliarse a sindicatos, cooperativas y asociaciones empresariales, sin dejar de reconocer que esas entidades jurídicas se crean, modifican y disuelven de conformidad con la legislación nacional, y teniendo en cuenta las obligaciones jurídicas internacionales de cada Estado; 
xx)  Apoyar la colaboración tripartita entre los Gobiernos, los empleadores y las trabajadoras y sus organizaciones, incluidos los sindicatos u otras organizaciones representativas, para prevenir y eliminar los obstáculos a la igualdad entre los  géneros y el empoderamiento de la mujer en el  mundo del trabajo; 
yy)  Alentar y apoyar la participación y el liderazgo de las mujeres en los sindicatos, las organizaciones de trabajadores y las de empleadores, y exhortar a todos los dirigentes de esas organizaciones a que representen de manera eficaz los intereses de todas las trabajadoras; 
zz)  Promover un entorno seguro y propicio para todos los agentes de la sociedad civil y aumentar los recursos y el apoyo a las organizaciones de base comunitaria, locales, nacionales, regionales y mundiales de mujeres y de la sociedad civil, de manera que estas puedan contribuir plenamente al empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo; 
aaa)  Reconocer el importante papel que pueden desempeñar los medios de comunicación para la consecución de la igualdad entre los géneros y el empoderamiento económico de la mujer, entre otras cosas, mediante una cobertura no discriminatoria y con perspectiva de género y la eliminación de los estereotipos de género, en particular los que se perpetúan en los anuncios comerciales, y fomentar la capacitación de las personas que trabajan en los medios de comunicación y la elaboración y el fortalecimiento de mecanismos de autorregulación para promover imágenes equilibradas y no estereotipadas de las mujeres y las niñas, que contribuyan a su empoderamiento y a la eliminación de su discriminación y explotación;

http://www.unwomen.org/-/media/headquarters/attachments/sections/csw/61/csw-conclusions-61-sp-web.pdf?la=en&vs=5432
Leer más...

sábado, 2 de diciembre de 2017

Gestión del cambio tecnológico y digital para el empoderamiento económico de las mujeres 7/9


rr)  Apoyar el acceso de la mujer, durante toda su vida, al desarrollo de aptitudes y el trabajo decente en sectores nuevos y emergentes, ampliando el alcance de las oportunidades de educación y capacitación en, entre otras esferas, la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, la tecnología de la información y las comunicaciones y el dominio del entorno digital, y mejorar la participación de las mujeres y, según proceda, de las niñas como usuarias, creadoras de contenido, empleadas, empresarias, innovadoras y dirigentes; 

ss)  Reforzar las políticas educativas y los planes de estudios en materia de ciencia y tecnología, de manera que sean pertinentes para las necesidades y el beneficio de las mujeres y las niñas, fomentar la inversión y la investigación en tecnologías sostenibles, en particular para fortalecer la capacidad de los países en desarrollo, a fin de que las mujeres puedan aprovechar la ciencia y la tecnología en iniciativas empresariales y para su empoderamiento económico en el cambiante mundo del trabajo; 

http://www.unwomen.org/-/media/headquarters/attachments/sections/csw/61/csw-conclusions-61-sp-web.pdf?la=en&vs=5432
Leer más...

viernes, 1 de diciembre de 2017

Una de cada cuatro mujeres en el Líbano ha denunciado un ataque sexual


Con motivo de la Campaña de 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género, ABAAD, la Comisión Nacional para Mujeres Libanesas, y ONU Mujeres, lanzó la campaña "LifeForLife". Esta campaña tiene como objetivo modificar el Capítulo Siete del Código Penal libanés en una ley que maximiza las sentencias de prisión a los perpetradores de incesto de violación. Más específicamente, la llamada es para modificar la ley condena Que delincuente declarado culpable de asalto sexual de la hija de, hermana, nieta, sobrina o cualquier persona de la que tengo la custodia física o jurídica con una pena de cadena perpetua.

El incesto de violación es una de las formas más peligrosas y generalizadas de violación y agresión sexual en el Líbano. Fuentes de seguridad en el país indicaron que "los números no declaradas de la delincuencia es mucho más alta, en gran parte debido a las circunstancias de los ataques que ocurren dentro de la familia, en áreas remotas o en los campos de refugiados, quees lo hace más difícil saber el número exacto de las agresiones comprometido cada año ''.

"El número de crímenes de violación denunciados en el Líbano no es mínimo; Una de cada cuatro mujeres en el Líbano ha denunciado un ataque sexual ", dijo Ghida Anani, directora de ABAAD.

"El objetivo principal de esta campaña es impulsar a los responsables de la toma de decisiones y legisladores a enmendar el Capítulo Siete del Código Penal para condenar a perpetradores de violaciones de incesto a cadena perpetua. También pretendemos concienciar a las mujeres sobre la necesidad de denunciar el abuso sexual, particularmente debido al daño psicológico perjudicial que provoca el delito de incesto en las niñas y las mujeres, lo que incluso podría llevar al suicidio ".

Sumaiya, que ha sufrido repetidos asaltos sexuales por parte de su padre, dijo: "Sufrí un dolor insoportable tratando de dar sentido a lo que me estaba sucediendo. Viví en constante temor, y me quedé aislada y en silencio todo el tiempo. Prefería la soledad y no hablar de eso. Afectó mis resultados en la escuela y mis maestros le contaron a mi madre mis calificaciones. Sin darse cuenta de lo que estaba sucediendo, ella me culpó y me castigó ".

Las últimas cifras muestran que los informes de delitos de violación en el Líbano han aumentado en los últimos años. El número de casos reportados han aumentado de 11 en 2009 a 21 en 2010, 33 en 2011, 42 en 2012, 36 en 2013, 52 en 2014 y 27 en 2015. En la primera mitad de 2016, hubo 18 delitos de violación denunciados, con la mayoría de los ataques cometidos por perpetradores familiares para la víctima, ya sean familiares, vecinos o compañeros de trabajo. También es común que los atacantes cometan agresiones en lugares con los que las víctimas están familiarizados y en los que se sienten seguros.


 




 Según el Informe de Amnistía Internacional 2016/17 :Las mujeres seguían sometidas a leyes sobre la condición jurídica de las personas que mantenían disposiciones discriminatorias relativas al matrimonio, el divorcio, la custodia de los hijos e hijas y la herencia. La ley sobre nacionalidad continuaba impidiendo que las libanesas casadas con extranjeros transmitieran su nacionalidad a sus hijos e hijas. La misma ley no se aplicaba a los libaneses casados con extranjeras. Las mujeres seguían sin estar protegidas de la violación conyugal, no penalizada por la Ley de Protección de las Mujeres y los Miembros de las Familias de la Violencia Intrafamiliar de 2013. Esta ley se aplicó en 2016 para enjuiciar a los esposos de Roula Yaacoub y Manal Assi, muertas a golpes a manos de sus cónyuges en 2013 y 2014, respectivamente; el segundo fue condenado a muerte, pero en julio se le conmutó la pena por cinco años de prisión. Las mujeres refugiadas sirias y palestinas procedentes de Siria corrían el riesgo de sufrir abusos graves contra los derechos humanos, incluidos violencia de género, explotación y acoso sexual, especialmente en lugares públicos. Las refugiadas cabeza de familia estaban especialmente expuestas a sufrir acoso de hombres si no residían con familiares varones adultos. Muchas mujeres refugiadas de Siria carecían de permisos de residencia válidos y, como consecuencia, temían denunciar el acoso sexual u otros abusos a las autoridades libanesas.

Los trabajadores y trabajadoras migrantes estaban excluidos de la protección que ofrecía la Ley del Trabajo, lo que los dejaba expuestos a sufrir explotación laboral y abusos físicos, sexuales y psicológicos de sus empleadores. En especial seguían estando en situación de riesgo las personas migrantes empleadas en el servicio doméstico, en su mayoría mujeres, debido al sistema de patrocinio laboral kafala, que las mantenía atadas a sus empleadores.


Leer más...

jueves, 30 de noviembre de 2017

Medidas para hacer frente a la informalidad creciente del trabajo y a la movilidad de las trabajadoras 6/9


nn)  Fomentar la transición al empleo formal para las mujeres que trabajan en empleos remunerados del sector no estructurado, a domicilio y en microempresas y pequeñas y medianas empresas, así como las que trabajan en el sector agrícola, por cuenta propia y a tiempo parcial, facilitando una protección social y salarios que permitan gozar de un nivel de vida adecuado, y tomar medidas para hacer frente a las condiciones de trabajo insalubres y peligrosas que puedan caracterizar el trabajo en el sector no estructurado de la economía promoviendo la seguridad y la salud de los trabajadores del sector no estructurado; 
oo)  Aprobar políticas y leyes nacionales en materia de migración que tengan en cuenta el género, en consonancia con las obligaciones pertinentes en virtud del derecho internacional, a fin de promover el empoderamiento económico de las trabajadoras migrantes en todos los sectores y proteger sus derechos humanos, independientemente de su estatus migratorio; reconocer las aptitudes y la educación de las trabajadoras migrantes y, según proceda, facilitar su empleo productivo, trabajo decente e integración en la fuerza de trabajo, en particular en las esferas de la educación y la ciencia y la tecnología; 
pp)  Reconocer la importante contribución y el liderazgo de las mujeres en las comunidades de migrantes y adoptar las medidas apropiadas para garantizar su participación plena, igualitaria y significativa en la formulación de soluciones y oportunidades a nivel local, y reconocer también la importancia de la protección de los derechos laborales y de un entorno de seguro para los trabajadores migrantes y las personas con empleos precarios, la protección de las trabajadoras migrantes en todos los sectores y la promoción de la movilidad de la mano de obra, incluida la migración circular, en consonancia con  la Declaración de Nueva York para los Refugiados y  los Migrantes; 
qq)  Formular, reforzar y ejecutar estrategias amplias contra la trata que incorporen una perspectiva de derechos humanos y desarrollo sostenible, y aplicar, según proceda, marcos jurídicos, de una manera que tenga en cuenta la edad y el género, para combatir y eliminar todas las formas de trata de personas, aumentar la concienciación pública sobre el problema de la trata de personas, en particular de las mujeres y las niñas, adoptar medidas para reducir la vulnerabilidad de las mujeres y niñas a las formas contemporáneas de esclavitud y la explotación sexual, y aumentar la cooperación internacional, entre otras cosas, para hacer frente a la demanda que fomenta todas las formas de explotación, incluida  la explotación sexual y el trabajo forzoso, con miras  a eliminarla; 
Leer más...

miércoles, 29 de noviembre de 2017

JORNADA DE DIVERSIDAD FEMINISTA EN MADRID 2/12/2017 CENTRO CULTURAL GALILEO



ESTÁS INVITADA  a PARTICIPAR en la  
“JORNADA DE DIVERSIDAD FEMINISTA EN MADRID”
el sábado 2 de diciembre 2017 en CENTRO CULTURAL GALILEO c/ Galileo 39. Madrid 28015.  (Metro Quevedo). 
de 10:00h a 19:00h. 

 
...para compartir la diversidad de la agenda feminista y promover futuras acciones comunes reivindicativas del Movimiento Feminista de Madrid


Leer más...

martes, 28 de noviembre de 2017

Aplicación de políticas económicas y sociales para el empoderamiento económico de las mujeres 5/9


o)  Aprobar y aplicar políticas macroeconómicas, laborales y sociales con perspectiva de género que promuevan el crecimiento inclusivo, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente de las mujeres, protejan el derecho de las mujeres a trabajar y sus derechos en el trabajo y atenúen los efectos de la recesión económica, y hacer un seguimiento de las consecuencias de esas políticas; 
p)  Adoptar medidas concretas para eliminar la práctica de fijar precios distintos según el género, también conocida como la aplicación de la “tasa rosa”, es decir que los bienes y servicios destinados o vendidos a las mujeres y las niñas son más caros que bienes o servicios similares destinados o vendidos a los hombres y los niños; 
q)  Adoptar medidas concretas para apoyar e institucionalizar un enfoque para la gestión financiera pública con perspectiva de género, incluida la elaboración de presupuestos con perspectiva de género y su seguimiento en todos los sectores de gasto público teniendo en cuenta la perspectiva de género, para hacer frente a la falta de recursos destinados a abordar la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y velar por que todos los planes y todas las políticas nacionales y sectoriales para la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas estén debidamente financiados y suficientemente dotados, de forma que puedan aplicarse de manera eficaz; 
r)  Promover la prestación de cuidados y el trabajo doméstico remunerados y decentes para las mujeres y los hombres en los sectores público y privado, proporcionando protección social, condiciones de trabajo seguras e igual salario por trabajo igual o por trabajo de igual valor, facilitando así la transición de los trabajadores del sector informal, especialmente los empleados en la prestación de cuidados y el trabajo doméstico remunerados e informales, hacia la economía formal; 
s)  Mejorar la seguridad de las mujeres en el trayecto hacia y desde el trabajo y la seguridad de las mujeres y las niñas en el trayecto hacia y desde los establecimientos educativos mediante la incorporación de una perspectiva de género en las estrategias de desarrollo rural y en la plani- ficación y la infraestructura urbanas, incluidos sistemas de transporte público sostenibles, seguros, accesibles y asequibles, alumbrado público e instalaciones sanitarias separadas y adecuadas, con el objeto de facilitar el acceso de las mujeres a los lugares, los productos, los servicios y las oportunidades económicas; 
t)  Optimizar los gastos fiscales en materia de protección social e infraestructura asistencial con perspectiva de género, como servicios equitativos, de calidad, accesibles y asequibles de educación preescolar, el cuidado de niños, el cuidado de personas de edad, la atención médica y servicios asistenciales y sociales para las personas con discapacidad y las personas que viven con el VIH y el SIDA, que satisfagan las necesidades tanto de los cuidadores como de las personas que necesitan la atención, teniendo en cuenta que las políticas de protección social también desempeñan un papel fundamental para reducir la pobreza y la desigualdad y para apoyar el crecimiento inclusivo y la igualdad entre los géneros; 
u)  Trabajar para establecer o reforzar sistemas de protección social inclusivos y con perspectiva de género, incluidos los niveles mínimos, con miras a garantizar el pleno acceso a la protección social para todos sin discriminación de ningún tipo, y tomar medidas para alcanzar progresivamente niveles más altos de protección, incluida la facilitación de la transición del trabajo informal al formal; 
v)  Promover medidas jurídicas, administrativas y en materia de políticas que aseguren el acceso pleno e igualitario de la mujer a las pensiones, mediante planes contributivos o no contributivos que sean independientes de sus trayectorias de empleo, y reducir las brechas que existen entre los géneros en relación con la cuantía de las prestaciones; 
w)  Tomar medidas para lograr la plena efectividad del derecho al disfrute del más alto nivel de salud física y mental posible, mejorando el acceso de las mujeres y las niñas a sistemas de salud oportunos, asequibles y de calidad mediante estrategias nacionales con perspectiva de género y políticas y programas de salud pública que sean amplios y asequibles y que estén mejor orientados a satisfacer sus necesidades, y trabajar para mejorar el acceso a prestaciones de licencia remunerada y seguridad social, en particular en casos de jubilación, desempleo, enfermedad, discapacidad, envejecimiento e incapacidad para trabajar, así como elaborar y aplicar medidas de seguridad y salud ocupacional, entre ellas, medidas adecuadas para ofrecer protección especial a las mujeres durante el embarazo en los tipos de trabajos que se hayan demostrado que son perjudiciales para ellas;

x)  Garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos de conformidad con el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y la Plataforma de Acción de Beijing y los documentos finales de sus conferencias de examen, incluido el acceso universal a servicios de atención de la salud sexual y reproductiva, entre ellos los de planificación familiar, información y educación, y la integración de la salud reproductiva en las estrategias y los programas nacionales, y en el reconocimiento de que los derechos humanos de la mujer incluyen su derecho a tener control y decidir de manera libre y responsable todas las cuestiones relacionadas con su sexualidad, incluida la salud sexual y reproductiva, sin coerción, discriminación ni violencia, como contribución al goce efectivo de sus derechos económicos y al logro de su independencia y empoderamiento; 
y)  Reconocer la importancia social de la maternidad, la paternidad, la condición de madre y la condición de padre y el papel de los padres en la crianza de los hijos, y promover la licencia de maternidad, paternidad o parental paga y prestaciones de seguridad social adecuadas tanto para mujeres como para hombres, adoptar medidas apropiadas para garantizar que no sean objeto de discriminación al hacer uso de esos beneficios y promover el conocimiento y la utilización de esas oportunidades por parte de los hombres, como medio para que las mujeres puedan aumentar su participación en el mercado de trabajo;
 z)  Adoptar todas las medidas adecuadas para reconocer, reducir y redistribuir la parte desproporcionada que soportan las mujeres y las niñas en cuanto a la prestación de cuidados y el trabajo doméstico no remunerados promocionando políticas e iniciativas que apoyen la conciliación de la vida laboral y familiar y el reparto equitativo de las responsabilidades entre mujeres y hombres, mediante arreglos laborales flexibles que no reduzcan la protección laboral y social, proporcionando infraestructuras, tecnologías y servicios públicos, como los de agua y saneamiento, energía renovable, transporte y tecnología de la información y las comunicaciones, así como guarderías accesibles, asequibles y de calidad y servicios de cuidado de niños, cuestionando los estereotipos de género y las normas sociales negativas y promoviendo la participación y las responsabilidades de los hombres como padres  y cuidadores; 
aa)  Establecer mecanismos para medir el valor de los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados a fin de determinar su contribución a la economía nacional, por ejemplo mediante encuestas periódicas sobre el empleo del tiempo, e incluir esas mediciones en la formulación de políticas económicas y sociales con perspectiva de género; 
bb)  Implicar plenamente a los hombres y los niños como asociados y aliados estratégicos para la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas mediante la formulación y aplicación de políticas y programas nacionales que aborden las funciones y responsabilidades de los hombres y los niños, incluida la distribución equitativa de las responsabilidades en la prestación de cuidados y el trabajo doméstico, y alentar a los hombres y los niños a que participen plenamente, como agentes y beneficiarios del cambio, con el objetivo de eliminar todas las formas de discriminación y violencia contra las mujeres y las niñas tanto en el ámbito público como privado, comprendiendo y afrontando las causas profundas de la desigualdad de género, como las relaciones desiguales de poder, los estereotipos de género y las normas sociales negativas, según las cuales las mujeres y las niñas están subordinadas a los hombres y los niños, como contribución al empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo; 
cc)  Promover la incorporación y reincorporación y el avance de todas las mujeres en los mercados de trabajo, en particular por medio de políticas y programas orientados a eliminar los obstáculos estructurales y los estereotipos que afrontan las jóvenes en la transición de la escuela al mundo del trabajo y también para solucionar los problemas que enfrentan las mujeres que retoman su carrera luego de haberla interrumpido para prestar cuidados y las mujeres de edad, proporcionando acceso a la formación técnica y profesional, el desarrollo empresarial, la determinación de las competencias idóneas para cada empleo y la orientación profesional, incluso en relación con ocupaciones de remuneración elevada y alto grado de crecimiento; 
dd)  Promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas con discapacidad, la plena efectividad de sus derechos humanos y su inclusión en la sociedad, y tomar medidas para que las mujeres con discapacidad tengan acceso al trabajo decente en condiciones de igualdad con los demás en los sectores público y privado y que los mercados de trabajo y entornos laborales sean abiertos, inclusivos y accesibles a las personas con discapacidad, y adoptar medidas positivas para aumentar el empleo de las mujeres con discapacidad y eliminar la discriminación por motivos de discapacidad con respecto a todas las cuestiones que atañen a todas las formas de empleo, incluida la contratación, la retención y los ascensos, y la facilitación de condiciones de trabajo seguras y saludables, en consulta con los mecanismos nacionales pertinentes y las organizaciones de personas con discapacidad; 
ee)  Fortalecer y apoyar la contribución de las mujeres rurales y agricultoras al sector agrícola, la seguridad alimentaria y la nutrición y el bienestar económico de sus familias y comunidades, y a la promoción del desarrollo agrícola y rural, incluidas las explotaciones agrícolas en pequeña escala, y velar por que tengan igualdad de acceso a las tecnologías agrícolas, por medio de inversiones y la transferencia de tecnología en condiciones mutuamente convenidas, y a innovaciones en materia de producción y distribución agrícola en pequeña escala, con el apoyo de políticas integradas y multisectoriales que mejoren la capacidad productiva y los ingresos y aumenten su resiliencia, y hacer frente a las deficiencias y los obstáculos existentes para comercializar sus productos agrícolas en los mercados locales, regionales e internacionales; 
ff)  Apoyar el empleo remunerado de la mujer rural en los sectores no agrícolas, adoptando para ello medidas para mejorar sus condiciones de trabajo, aumentar su acceso a los recursos productivos, invertir en la infraestructura correspondiente, los servicios públicos y tecnologías que permitan ahorrar tiempo y trabajo, promover el trabajo remunerado de la mujer rural en la economía formal y abordar las causas estructurales y subyacentes de las difíciles condiciones que enfrentan las mujeres rurales; 
gg)  Adoptar medidas para promover el empoderamiento económico de las mujeres indígenas, entre otras cosas, facilitando el acceso a una educación inclusiva y de calidad y la participación significativa en la economía afrontando las formas múltiples e interrelacionadas de discriminación y los obstáculos a que se enfrentan, en particular la violencia, y fomentar su participación en los procesos pertinentes de toma de decisiones a todos los niveles y en todas las esferas, sin dejar de respetar y proteger sus conocimientos tradicionales y ancestrales, y teniendo en cuenta la importancia de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, para las mujeres y las niñas indígenas; 
hh)  Elaborar y adoptar estrategias con perspectiva de género sobre la mitigación y la adaptación al cambio climático, en consonancia con los instrumentos internacionales y regionales, para apoyar la resiliencia y la capacidad de adaptación de las mujeres y las niñas para responder a los efectos adversos del cambio climático, con el objetivo de fortalecer su empoderamiento económico, entre otras cosas, mediante la promoción de su salud y bienestar, así como el acceso a medios de vida sostenibles, en particular en el contexto de una reconversión justa de la fuerza laboral; 
ii)  Seguir elaborando y reforzando normas y metodologías a nivel nacional e internacional para mejorar la recopilación, el análisis y la difusión de estadísticas de género y datos sobre los sectores estructurado y no estructurado de la economía, entre otras cosas, sobre la pobreza de la mujer, la distribución de los ingresos y activos en el hogar, el trabajo asistencial no remunerado, el acceso de la mujer a activos y recursos productivos, y su posesión y control de ellos, y la participación de la mujer en todos los niveles de adopción de decisiones, a fin de medir los avances en el empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo, mediante el fortalecimiento de la capacidad estadística nacional, incluso a través del aumento de la movilización de asistencia financiera y técnica de todas las fuentes para que los países en desarrollo puedan diseñar y recopilar sistemáticamente datos fiables, oportunos y de alta calidad desglosados por sexo, edad, ingresos y otras características pertinentes en los contextos nacionales y puedan garantizar el acceso a esos datos; 
jj)  Promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas reafirmando los compromisos contraídos en la Agenda de Acción de Addis Abeba de la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, fomentando la coherencia de las políticas y un entorno propicio para el desarrollo sostenible a todos los niveles en que participen todos los agentes y revitalizando la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible; 
kk) Tomar medidas para aumentar significativamente la inversión para subsanar las deficiencias en materia de recursos, en particular mediante la movilización de recursos financieros de todas las fuentes, incluida la movilización y asignación de recursos públicos, privados, nacionales e internacionales, entre otras cosas mejorando la administración de los ingresos mediante sistemas impositivos modernizados y progresivos, mejores políticas fiscales, una recaudación más eficiente de impuestos y el otorgamiento de una mayor prioridad a la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer en la asistencia oficial para el desarrollo a fin de aprovechar los progresos alcanzados y asegurar que la asistencia oficial para el desarrollo se utilice eficazmente para acelerar el logro del empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo;
 ll)  Instar a los países desarrollados a que cumplan plenamente los compromisos de asistencia oficial para el desarrollo que han contraído, incluido el compromiso asumido por muchos países desarrollados de cumplir la meta de destinar el 0,7% de su ingreso nacional bruto a la asistencia oficial para el desarrollo de los países en desarrollo, y la meta de destinar entre el 0,15% y el 0,20% del ingreso nacional bruto a la asistencia oficial para el desarrollo de los países menos adelantados, y alentar a los países en desarrollo a consolidar los avances logrados en asegurar que la asistencia oficial para el desarrollo se utilice eficazmente para contribuir a alcanzar las metas y los objetivos de desarrollo y para ayudarlos, entre otras cosas, a promover el empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo; 
mm)  Fortalecer la cooperación internacional, incluida la cooperación Norte-Sur, Sur-Sur y triangular, teniendo presente que la cooperación Sur-Sur no sustituye, sino que complementa, a la cooperación Norte-Sur, e invitar a todos los Estados a aumentar la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular centrándose en las prioridades comunes de desarrollo, con la participación de todas las instancias pertinentes del gobierno, la sociedad civil y el sector privado, tomando nota, al mismo tiempo, de que la implicación y el liderazgo nacionales en este sentido son indispensables para conseguir la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y  las niñas;
Leer más...

domingo, 26 de noviembre de 2017

Fortalecimiento de la educación, la capacitación y el desarrollo de aptitudes 4/9


k)  Promover y respetar el derecho de las mujeres y las niñas a la educación a lo largo de toda su vida a todos los niveles, especialmente en el caso de las que se han quedado más atrás, proporcionando acceso universal a una educación de calidad, asegurando una educación de calidad inclusiva, equitativa y no discriminatoria, promoviendo oportunidades de aprendizaje permanente para todos, velando por que terminen la educación primaria y secundaria y eliminando las disparidades de género en el acceso a todas las esferas de la educación secundaria y terciaria, promoviendo la enseñanza de conocimientos básicos sobre finanzas y el entorno digital, velando por que las mujeres y las niñas tengan acceso, en igualdad de condiciones, al desarrollo de las perspectivas de carrera, la capacitación y las becas, y adoptando medidas positivas para fomentar las competencias de liderazgo y la influencia de las mujeres y las niñas, y tomar medidas para promover, respetar y garantizar la seguridad de las mujeres y las niñas en el entorno escolar y para apoyar a las mujeres y las niñas con discapacidad en todos los niveles de la educación y la capacitación; 

l)  Incorporar una perspectiva de género en los programas de educación y capacitación, en particular los relativos a la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, eliminar el analfabetismo de la mujer y facilitar una transición eficaz de la educación o el desempleo al trabajo, en particular mediante el desarrollo de aptitudes que permitan a las mujeres y las niñas participar activamente en el desarrollo económico, social y cultural y faciliten la participación activa de la mujer en la gobernanza y la adopción de decisiones a todos los niveles, crear condiciones que favorezcan la plena participación e integración de la mujer en la economía formal y elaborar planes de estudio que tengan en cuenta las cuestiones de género para los programas de enseñanza a todos los niveles, entre otras cosas, con el fin de encarar las causas profundas de la segregación ocupacional en la vida laboral; 

m)  Dar mayor importancia a la educación de calidad para las niñas, que incorpore estudios de comunicación y tecnología, donde estén disponibles, incluidos cursos de recuperación y alfabetización dirigidos a las que no hayan recibido una educación académica, e iniciativas especiales para mantener hasta la educación posprimaria la escolarización de las niñas, incluidas las que están casadas o embarazadas, para promover el acceso de las jóvenes a la capacitación profesional y empresarial, y adoptar medidas para eliminar los estereotipos de género a fin de que las jóvenes que se incorporen al mercado laboral tengan oportunidades de obtener empleo pleno y productivo, una remuneración equitativa y un trabajo decente; 

n)  Velar por que las adolescentes embarazadas y las madres jóvenes, así como las madres solteras, puedan continuar y completar su educación, y, a este respecto, formular, aplicar y, cuando proceda, revisar las políticas educativas para que puedan permanecer y regresar a la escuela, proporcionándoles apoyo y acceso a servicios sociales y de atención de la salud, incluidos servicios de cuidados de niños e instalaciones de lactancia y guardería, y a programas educativos en lugares accesibles, con horarios flexibles y de aprendizaje a distancia, incluido el aprendizaje virtual, y teniendo en cuenta la importante función que desempeñan los padres al respecto, incluidos los padres jóvenes, así como las dificultades a que se enfrentan; 

http://www.unwomen.org/-/media/headquarters/attachments/sections/csw/61/csw-conclusions-61-sp-web.pdf?la=en&vs=5432
Leer más...

viernes, 24 de noviembre de 2017

Fortalecimiento de los marcos normativos y jurídicos 3/9


a)  Considerar la posibilidad de ratificar, con carácter especialmente prioritario, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención sobre los Derechos del Niño, así como sus Protocolos Facultativos, o de adherirse a ellos, limitar el alcance de las reservas, formular dichas reservas en la forma más precisa y restringida posible para asegurar que ninguna de ellas sea incompatible con el objeto y el propósito de ambas Convenciones, examinar periódicamente sus reservas con miras a retirarlas y retirar las reservas que sean contrarias al objeto y al propósito de la convención que corresponda, y aplicarlas plenamente, entre otras cosas, implantando leyes y políticas nacionales eficaces; 
b)  Considerar la posibilidad de ratificar y, en el caso de los que ya lo han hecho, aplicar los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo, a saber, el Convenio sobre la Libertad Sindical y la Protección del Derecho de Sindicación, 1948 (núm. 87); el Convenio sobre el Derecho de Sindicación y de Negociación Colectiva, 1949 (núm. 98); el Convenio sobre el Trabajo Forzoso, 1930 (núm. 29); el Convenio sobre la Abolición del Trabajo Forzoso, 1957 (núm. 105); el Convenio sobre la Edad Mínima, 1973 (núm. 138); el Convenio sobre las Peores Formas de Trabajo Infantil, 1999 (núm. 182); el Convenio sobre Igualdad de Remuneración, 1951 (núm. 100); y el Convenio sobre la Discriminación (Empleo y Ocupación), 1958 (núm. 111), a fin de contribuir al goce efectivo del derecho de la mujer a trabajar y de sus derechos en el trabajo; 
c)  Promulgar o fortalecer y aplicar leyes y marcos regulatorios que garanticen la igualdad y prohíban la discriminación contra la mujer, en particular en el mundo del trabajo, incluida su participación en los mercados de trabajo y su acceso a ellos, por ejemplo, leyes y marcos que prohíban la discriminación por razones de embarazo, maternidad, estado civil o edad, así como otras formas múltiples e interrelacionadas de discriminación; adoptar las medidas adecuadas para garantizar que las mujeres gocen, durante toda su vida, de igualdad de oportunidades de trabajo decente en los sectores público y privado, reconociendo, al mismo tiempo, que las medidas especiales de carácter temporal encaminadas a acelerar la igualdad de facto entre hombres y mujeres no deberían considerarse una forma de discriminación; afrontar las causas profundas de la desigualdad de género, los estereotipos de género y las relaciones desiguales de poder entre el hombre y la mujer; y proporcionar, según corresponda, mecanismos eficaces de reparación y acceso a la justicia en caso de incumplimiento y rendición de cuentas por violaciones y abusos de los derechos humanos; 
d)  Promulgar leyes y emprender reformas para lograr la igualdad de derechos de las mujeres y los hombres y, cuando proceda, las niñas y los niños, al acceso a los recursos económicos y productivos, incluido el acceso a la tierra, su posesión y control, los derechos de propiedad y sucesión, los recursos naturales, las nuevas tecnologías apropiadas y los servicios financieros, incluidos la obtención de créditos, los servicios bancarios y la microfinanciación, así como la igualdad de acceso a la justicia y a asistencia letrada a este respecto, y garantizar la capacidad jurídica de las mujeres y la igualdad de derechos de las mujeres y los hombres a formalizar contratos; 
e)  Eliminar la segregación ocupacional encarando los obstáculos estructurales, los estereotipos de género y las normas sociales negativas, promoviendo la igualdad de acceso de la mujer a los mercados de trabajo, la 
educación y la capacitación, así como su participación en ellos, y apoyando a las mujeres con el fin de diversificar sus opciones educativas y ocupacionales en esferas emergentes y sectores económicos en crecimiento, como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas y la tecnología de la información y las comunicaciones, reconociendo el valor de los sectores en que trabaja un gran número de mujeres; 
f)  Promulgar o fortalecer y aplicar leyes y reglamentos que respeten el principio de igual salario por trabajo igual o trabajo de igual valor en los sectores público y privado como medida decisiva para eliminar la desigualdad salarial por razón de género, proporcionar a este respecto mecanismos eficaces de reparación y acceso a la justicia en caso de incumplimiento, y promover la aplicación de las políticas de igualdad de salario mediante, por ejemplo, el diálogo social, la negociación colectiva, evaluaciones de los puestos de trabajo, campañas de sensibilización, la transparencia salarial y auditorías de género en la remuneración, así como la certificación y el examen de las prácticas de remuneración y el aumento de la disponibilidad de datos y análisis sobre la desigualdad salarial por razón de género; 
g)  Promulgar o fortalecer y aplicar leyes y políticas para eliminar todas las formas de violencia y acoso contra las mujeres de todas las edades en el mundo del trabajo, en las esferas pública y privada, y proporcionar mecanismos de reparación eficaces en caso de incumplimiento; garantizar la seguridad de las mujeres en el lugar de trabajo; hacer frente a las múltiples consecuencias de la violencia y el acoso, habida cuenta de que la violencia contra las mujeres y las niñas constituye un obstáculo para la igualdad entre los géneros y el empoderamiento económico de la mujer; promover actividades de concienciación, en particular mediante la divulgación de los costos económicos y sociales que tiene ese tipo de violencia; y elaborar medidas para promover la reincorporación de las víctimas y las supervivientes de la violencia en el mercado de trabajo; 
h)  Formular y aplicar medidas que tengan en cuenta las cuestiones de género para brindar protección contra todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas en espacios públicos y privados, y para prevenir y sancionar esas formas de violencia, en particular la violencia doméstica, el acoso sexual, la trata de personas y el femicidio, entre otras, con el fin de promover el empoderamiento y el goce efectivo de los derechos económicos de las mujeres y las niñas y facilitar el empleo pleno y productivo de las mujeres y su contribución a la economía, por ejemplo, favoreciendo cambios en los estereotipos de género y las normas sociales, las actitudes y los comportamientos negativos, entre otras cosas, fomentando la movilización de la comunidad, la autonomía económica de las mujeres y la participación de los hombres y los niños, especialmente los líderes comunitarios; y estudiar, de ser posible, medidas para responder a las consecuencias de la violencia contra la mujer, como medidas de protección del empleo, tiempo libre, cursos de concienciación, servicios psicosociales y redes de seguridad social para las mujeres y las niñas que son víctimas y supervivientes de la violencia, y para fomentar sus oportunidades económicas; 
i)  Reforzar las leyes y los marcos regulatorios que promueven la conciliación y la distribución de las responsabilidades laborales y familiares de las mujeres y los hombres, incluso mediante la elaboración, aplicación y promoción de leyes, políticas y servicios que tengan en cuenta las cuestiones de la familia, como los planes de licencia parental y de otro tipo, una mayor flexibilidad de las modalidades laborales, el apoyo a las madres lactantes, el desarrollo de la infraestructura y la tecnología, y la prestación de servicios, entre ellos guarderías asequibles, accesibles y de calidad y servicios asistenciales para niños y otros familiares a cargo, y la promoción de las responsabilidades equitativas de los hombres respecto del trabajo en el hogar como padres y cuidadores, lo cual crea un entorno propicio para el empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo; 
j)  Abstenerse de promulgar y aplicar medidas económicas, financieras o comerciales unilaterales que no se ajusten al derecho internacional y a la Carta de las Naciones Unidas y que impidan la consecución plena del desarrollo económico y social, particularmente en los países en desarrollo
Leer más...