Acerca de nosotras ·

jueves, 21 de septiembre de 2017

RECOMENDACIONES GENERALES ADOPTADAS POR EL COMITÉ PARA LA ELIMINACIÓN DE LA DISCRIMINACIÓN CONTRA LA MUJER (Recomendación general Nº 19) La violencia contra la mujer




Antecedentes 

1. La violencia contra la mujer es una forma de discriminación que impide gravemente que goce de derechos y libertades en pie de igualdad con el hombre.
2. En 1989, el Comité recomendó que los Estados incluyeran en sus informes información sobre la violencia y sobre las medidas adoptadas para hacerle frente (Recomendación general Nº 12, octavo período de sesiones).
3. En el décimo período de sesiones, celebrado en 1991, se decidió dedicar parte del 11º período de sesiones al debate y estudio del artículo 6 y otros artículos de la Convención relacionados con la violencia contra la mujer, el hostigamiento sexual y la explotación de la mujer.  El tema se eligió en vista de la celebración en 1993 de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos convocada por la Asamblea General en su resolución 45/155, de 18 de diciembre de 1990.
4. El Comité llegó a la conclusión de que los informes de los Estados Partes no siempre reflejaban de manera apropiada la estrecha relación entre la discriminación contra la mujer, la violencia contra la mujer, y las violaciones de los derechos humanos y las libertades fundamentales.  La aplicación cabal de la Convención exige que los Estados Partes adopten medidas positivas para eliminar todas las formas de violencia contra la mujer.
5. El Comité sugirió a los Estados Partes que al examinar sus leyes y políticas, y al presentar informes de conformidad con la Convención tuviesen en cuenta las siguientes observaciones del Comité con respecto a la violencia contra la mujer.

Comentario general 
6. El artículo 1 de la Convención define la discriminación contra la mujer.  Esa definición incluye la violencia basada en el sexo, es decir, la violencia dirigida contra la mujer porque es mujer o que la afecta en forma desproporcionada.  Incluye actos que infligen daños o sufrimientos de índole física, mental o sexual, amenazas de cometer esos actos, coacción y otras formas de privación de la libertad.  La violencia contra la mujer puede contravenir disposiciones de la Convención, sin tener en cuenta si hablan expresamente de la violencia.
7. La violencia contra la mujer, que menoscaba o anula el goce de sus derechos humanos y sus libertades fundamentales en virtud del derecho internacional o de los diversos convenios de derechos humanos, constituye discriminación, como la define el artículo 1 de la Convención.  Esos derechos y libertades comprenden:
a) El derecho a la vida;
b) El derecho a no ser sometido a torturas o a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes;
c) El derecho a protección en condiciones de igualdad con arreglo a normas humanitarias en tiempo de conflicto armado internacional o interno;
d) El derecho a la libertad y a la seguridad personales;
e) El derecho a igualdad ante la ley;
f) El derecho a igualdad en la familia;
g) El derecho al más alto nivel posible de salud física y mental;
h) El derecho a condiciones de empleo justas y favorables.
8. La Convención se aplica a la violencia perpetrada por las autoridades públicas.  Esos actos de violencia también pueden constituir una violación de las obligaciones del Estado en virtud del derecho internacional sobre derechos humanos u otros convenios, además de violar la Convención.
9. No obstante, cabe subrayar que, de conformidad con la Convención, la discriminación no se limita a los actos cometidos por los gobiernos o en su nombre (véanse los apartados e) y f) del artículo 2 y el artículo 5).  Por ejemplo, en virtud del inciso e) del artículo 2 de la Convención, los Estados Partes se comprometen a adoptar todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer practicada por cualesquiera personas, organizaciones o empresas.  En virtud del derecho internacional y de pactos específicos de derechos humanos, los Estados también pueden ser responsables de actos privados si no adoptan medidas con la diligencia debida para impedir la violación de los derechos o para investigar y castigar los actos de violencia e indemnizar a las víctimas.

file:///C:/Users/ttenn/Downloads/INT_CEDAW_GEC_3731_S.pdf
Leer más...

martes, 19 de septiembre de 2017

Romper los patrones culturales del machismo, un desafío


Hay avances legislativos, presupuestos pero no se ha transformado la cultura

 Si no se revierten los patrones culturales del machismo “nos llevará muchísimos años todavía” lograr eliminar la violencia contra la integridad física, sexual y psicológica de las mujeres.

Es fundamental la transformación cultural para erradicar la violencia contra las mujeres, agregó Luz Patricia Mejía Guerrero, Secretaria Técnica del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI).

En entrevista con SemMéxico, precisó:

“Hemos avanzado en legislaciones, en políticas públicas, en presupuestos etiquetados, pero no hemos avanzado en procesos de transformación cultural, lo cual ha sido mucho más complejo de lo esperado”.

Sostuvo que incluso hay muchas personas encargadas de implementar las políticas públicas, y que aun teniendo estos mandatos mantienen estructuras de pensamiento que conceden a los hombres una valoración superior a las mujeres.

Entonces, agregó, implementar una política pública sin esos patrones culturales, que se siguen reproduciendo en los medios de comunicación, en las escuelas y en el seno de las familias, “es el gran desafío de nuestro tiempo”.

En el caso específico de México, expresó que con las autoridades de este país, el  MESECVI ha hecho una valoración muy clara de que los medios de comunicación están obligados, en tanto como servidores públicos y por las leyes de este país, de asumir su responsabilidad social para erradicar contenidos de odio, discriminación o violencia.

Eso dijo a propósito de que el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que hace unos días se reunió con representantes de la industria de la Radio y la Televisión para que difundan mensajes que acaben con prejuicios y estereotipos.

La Convención de Belém do Pará estableció por primera vez en el continente americano, en 1994, el desarrollo de mecanismos de protección y defensa de los derechos de las mujeres.

Para su implementación creo en 2004 el MESECVI, a cargo de Mejía Guerrero, el cual realiza procesos de evaluación y apoyo continuo e independiente sobre las tareas que en tal sentido realizan los Estados miembro de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Sobre la actuación de los Estados pertenecientes a la OEA que han suscrito la Convención de Belém do Pará, señaló que no podría hablar de un país que presente un mejor panorama para hacer la vida de las mujeres más segura, porque “lamentablemente vivimos en una de las regiones más violentas del mundo”.

El panorama en el continente americano es muy desigual en materia de derechos humanos de las mujeres, dijo.

Señaló que algunos países presentan mejor panorama legislativo, pero no así en el tema presupuestario; otros tienen mejores planes nacionales, pero son deficientes en el área de justica, o bien están mejor en justicia pero no en el tema legislativo o presupuestario.

“En la mayoría de los países estamos trabajando con políticas públicas, presupuestos y con legislación, gracias a la presión de los movimientos feministas y asociaciones de la sociedad civil que han exigido de manera permanente una respuesta institucional a la gravísima situación sobre la violación de los derechos humanos que padecemos las mujeres en la región”, apuntó.

“Reconocemos el esfuerzo institucional que el Gobierno realiza como política de Estado, pero el Estado mexicano tiene muchísimos problemas en materia de derechos humanos y es algo que se conoce a nivel internacional”, recalcó.

Pero dijo que el MESECVI saluda ampliamente el esfuerzo institucional que hacen las autoridades de México, que desde el más alto nivel aplican políticas públicas no solamente desde el discurso, como son los casos del propio Secretario de Gobernación y la Canciller Claudia Ruiz Massieu, quienes han establecido estructuras de poder diseñadas para beneficiar a las mujeres.

“Hemos venido trabajando con la Comisionada Alejandra Negrete de forma muy cercana para desarrollar indicadores que permitan medir exactamente dónde están los desafíos, los baches y las brechas que hay que salvar, pese a que no hay una legislación”, manifestó.

Gloria Analco
http://hemeroteca.semmexico.com/romper-los-patrones-culturales-del-machismo-un-desafio/

Leer más...

domingo, 17 de septiembre de 2017

Peru: Cifras de embarazo adolescente no se han reducido en 25 años



Falta de educación sexual integral e inexistentes campañas de prevención están llevando a una mayor incidencia de embarazos en niñas entre 11 y 15 años.
Hay una persistente prevalencia del embarazo adolescente en el Perú. Desde hace 25 años los indicadores no se han reducido, y por el contrario ha habido un incremento de 2.1%, pasando de 12.5% en el 2011 a 14.6% en el 2014, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Se estima que actualmente existen 207,800 adolescentes de 15 a 19 años de edad que son madres o están embarazadas por primera vez.

“No hay un enfoque integral de políticas públicas para poder revertir los indicadores, el presupuesto asignado es a todas luces insuficiente. Para empezar, no existe un presupuesto específico para disminución del embarazo adolescente, se está empeñando el desarrollo de miles de peruanas en el país”, afirma a Noticias Aliadas Rossina Guerrero, directora de Incidencia Política del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex).

El estudio realizado por el doctor Luis Távara “Impacto del embarazo en la salud de las adolescentes en el Perú”, publicado en el 2015, advierte que esta prevalencia se da con grandes diferencias por niveles educativos, por ámbito geográfico (urbano y rural) y por quintiles de pobreza, pese a que se han aplicado diversas estrategias para enfrentar este problema —desde el 2013 el Estado peruano cuenta con un Plan Multisectorial para la prevención del embarazo adolescente (2013-2021), y desde el año pasado el Ministerio de Salud cuenta con una Norma Técnica de Planificación Familiar que determina que ya no hay edad mínima para tener acceso a los métodos anticonceptivos— y todos los establecimientos están obligados a prestar servicios integrales de planificación familiar cuando la adolescente lo solicite.

Guerrero sostiene que lamentablemente este plan no se ha traducido en la mejora y protección de las adolescentes. El embarazo precoz es la segunda causa de deserción escolar en el país: 25%, es decir, más de un millón de adolescentes se quedan fuera del sistema educativo;  y posteriormente las madres adolescentes deben salir a trabajar en labores poco remuneradas para poder mantener a sus hijos, lo que las condena a la pobreza.

Uno de los principales problemas identificados por los expertos es que desde el Estado sólo se está atendiendo la problemática desde un enfoque de salud. Távara remarca que el manejo desde el Estado ha sido unisectorial y no multisectorial, mientras que Irene Del Mastro, magister en estudios de género de la University of Wisconsin, Madison, señala a Noticias Aliadas que el problema no se reduce sólo a tener acceso a la salud y a los métodos anticonceptivos.

“El enfoque del Estado no ha solucionado nada”, dice Del Mastro. “Desde hace 25 años las cifras siguen siendo las mismas, en 25 años ha oscilado entre 12% y 14%, es decir, no hay ningún cambio”.

Conservadurismo al ataque
La maternidad en el país está empezando cada vez más temprano. Cada día 15 niñas de entre 11 y 15 años se convierten en madres, según el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), teniendo una mayor incidencia en la selva peruana: 40% promedio.

Távara, en su estudio advierte que desde el Ministerio de Educación hay poca voluntad para implementar la educación sexual en todos los niveles educativos.

Para Del Mastro, “el problema de fondo es que no hay educación sexual integral en el país. La educación es uno de los principales pilares para revertir este problema estructural, si se implementa el enfoque de educación sexual en la currícula educativa los resultados no los vamos a ver de acá a 20 años”, añadiendo que hay un control de la sexualidad desde las escuelas y las casas. “No se le habla a los jóvenes de sexo, no vemos el sexo en los adolescentes como algo natural por un tema de conservadurismo”.

“Hay una necesidad de brindar educación sexual”, dice Guerrero. “Más allá de conocer métodos anticonceptivos, es necesario una educación desde el colegio, que alumnos y alumnas puedan conversar con los profesores sobre estos temas, puedan conversarlos también con sus padres. Los adolescentes están iniciando su actividad sexual sin prevenir un embarazo no deseado o una infección de transmisión sexual, que también es un problema grave”.

A la falta de la educación sexual integral, los expertos añaden que actualmente hay una gran presión por parte de grupos religiosos que quieren imponer una política no laica de la sexualidad y reproducción, que no es respetuosa de los derechos.

Organizaciones como Promsex, Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (DEMUS), y el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán han denunciado en diversas oportunidades que hay fuerzas políticas en el Congreso de la República con una fuerte influencia de la Iglesia Católica y Evangélica, que vienen imponiendo una agenda que podría influir en las políticas públicas, como el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, a la educación sexual integral y prevención de la violencia sexual.

“Hay constante ataques por parte de los grupos antiderechos en el país respecto a implementar políticas públicas que tendrían un impacto favorable para prevenir y disminuir el embarazo adolescente. El Congreso no puede tener injerencias en las políticas públicas. Si no tomamos conciencia del impacto que pueda tener la presión de estos grupos religiosos, vamos a tener indicadores muchos más graves de los que tenemos ahora”, advierte Guerrero.

Violencia sexual
Otra cifra alarmante es que el Perú ocupa el primer lugar entre los países de América Latina donde se registran más denuncias por violencia sexual. Cada año el Ministerio Público recibe aproximadamente 1,500 denuncias de mujeres peruanas. De acuerdo a estadísticas de DEMUS el 75% de las mujeres violadas eran menores de edad.

Según datos de la Policía Nacional del Perú, diariamente cinco niñas entre 10 y 14 años se convierten en madres producto de una violación sexual.

“Aunque no hay estadísticas de cuántas jóvenes hayan querido abortar, en el Perú hay un tema de falta de justicia reproductiva. Nuestro país es clasista, elitista, porque no hay acceso al aborto seguro, eso es una forma de condenar a las mujeres pobres a consecuencias reproductivas que no tienen posibilidad de revertir”, dice Del Mastro.

El estudio “Impacto del embarazo en la salud de las adolescentes en el Perú” afirma que el embarazo de las adolescentes es considerado uno de los problemas de salud pública más prevalentes e importantes que afectan a las mujeres peruanas en tres dimensiones: física, mental y social.

Para Guerrero el país tiene un enorme desafío, que debe ser asumido de manera multisectorial, y de manera articulada con los ministerios de la Mujer, Educación, Salud y Trabajo.

“Debemos realmente fortalecer los sistemas públicos y fortalecer el Estado como garantes de los derechos, eso implica una mejor educación, mejores servicios de salud. Los operadores de salud tienen muchos prejuicios en torno a los derechos que tienen los adolescentes en acceder a métodos de planificación familiar. Para hacer valer el cumplimiento de los derechos se necesitan recursos, se necesita presupuesto”, finaliza. 
Magali Zevallos Ríos
26/06/2017


http://www.noticiasaliadas.org/articles.asp?item=1&art=7434

Leer más...

viernes, 15 de septiembre de 2017

Género y su construcción social



El concepto de género –acuñado en 1975 por la antropóloga feminista Gayle Robin y convertido en categoría central de las teorías feministas posteriores- ilustra la traslación a un plano ideológico y cultural de las diferencias naturales existentes entre hombres y mujeres. Ha configurado una normatividad masculina y femenina, que ha dado lugar a la subordinación social, la explotación y exclusión de las mujeres.

Este concepto (De Miguel, 2005) alude a una dimensión política y social, establecida a partir de la diferencia biológica entre ambos sexos. La representación social de la masculinidad y la feminidad asigna roles y valores en función del sexo de las personas desde el momento de nacer.

Diferentes autores (Corsi, 2003, Cobo 2005, Lomas, 2005, De Miguel, 2005) hacen referencia al hecho de que a las mujeres se las socializa para que estén enfocadas al ejercicio de tareas de cuidado, valorándose en ellas las capacidades afectivas y empáticas. El ideal femenino señala que las mujeres son emotivas, sensibles y dependientes, mientras que el ideal masculino afirma que los hombres son fuertes, racionales y autónomos.

Ya desde la infancia los padres educan y tratan de manera diferente a los niños y a las niñas, se les viste de forma distinta, los juguetes están determinados en función del sexo y, posteriormente, es la escuela junto con la familia la encargada de transmitir estos valores estereotipados.

Socialmente a los hombres se les prepara para asumir un rol dominante, vinculado al poder y a la autoridad. Por el contrario, en las mujeres se han valorado rasgos como la dulzura, la pasividad y la obediencia, así como la capacidad para expresar emociones.

En esta organización patriarcal de la sociedad (Lomas, 2005) tanto hombres como mujeres se ven constreñidos por los roles que se les asignan rígidamente, en función del sexo biológico; esto ha dado lugar a una construcción de la identidad del hombre y de la mujer ocupando posiciones de dominio y sumisión respectivamente. Estas posiciones marcan de manera esencial el mundo de las relaciones y si uno de los dos no “cumple” con los roles adjudicados se le considera en déficit. Es lo que ocurre cuando de una mujer emprendedora y activa se dice que “es poco femenina” y a un hombre poco agresivo y dominante se le tilda de “poco varonil”.

Como señalan Auman e Iturralde (Corsi, 2003) contamos con una ingente variedad de hechos que confirman la consideración de la mujer como inferior a lo largo de la historia:

o   La religión judeocristiana sustenta el mito de la mujer surgida de una costilla del hombre al que quedaba subordinada.

o   El Dios de la Biblia está caracterizado por rasgos masculinos.

o   La mujer antes del Concilio de Trento no “tenía” alma.

o   Durante la Edad Media las mujeres pertenecían a la casa feudal paterna de la cual se salía para ser objeto de pertenencia de la casa feudal del marido o del convento, el feudo de Dios.

En la actualidad sólo el trabajo productivo extradoméstico es reconocido, mientras que el doméstico –tarea que todavía sigue siendo predominantemente femenina- continúa ignorado, cuando no claramente desvalorizado.

Según un informe reciente de UNIFEM – El progreso de las Mujeres en el Mundo (2011- 2012) - la situación de la mujer dista todavía mucho de lograr la equiparación con la del hombre. La tasa de alfabetización de la mujer a escala mundial es del 71,8% frente a un 83, 7% de los hombres. En materia de ingresos aún no se ha logrado la equiparación. Únicamente un 30% de mujeres ocupó cargos de responsabilidad en 28 países desarrollados a lo largo de la década de los 90 y las mujeres, todavía hoy, constituyen el 70% de los 1300 millones de personas en situación de pobreza.

Como afirman Auman e Iturralde (Corsi, 2003: 87), con la exaltación de la figura de la madre y la confinación del mundo de la mujer al interior del hogar a partir del siglo XVIII la trampa para ésta quedaba perfectamente diseñada al quedar “la subjetividad de la mujer domesticizada, aislándola y excluyéndola de cualquier actividad social extradoméstica”.

La perpetuación de la situación de desigualdad entre hombres y mujeres se sustenta en algunos discursos religiosos tradicionales y hasta filosóficos. De Miguel (2005: 235) refiere cómo la violencia contra las mujeres entra como referente normativo en el discurso de la modernidad. Filósofos como Kant, Rousseau o Nietzsche asumen como “natural” un discurso discriminador y hasta justificador de la violencia contra las mujeres y cita numerosas expresiones populares que justifican y contribuyen a la transmisión de mensajes perversos como: “la mujer en casa y con la pata quebrada”; “la maté porque era mía”; “golpea a tu mujer de vez en cuando, que aunque tú no sepas porqué lo haces, ella sí lo sabe”.

http://www.aperturas.org/articulos.php?id=0000778&a=Otra-masculinidad-es-posible-Propuesta-de-Intervencion-con-hombres-violentos-en-la-pareja
Leer más...

jueves, 14 de septiembre de 2017

Recomendación General No.35 Comité CEDAW sobre violencia de género contra las mujeres


La Recomendación General No. 35 del Comité CEDAW, emitida el 15 de julio de 2017, contiene precisiones importantes a los estándares sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias. 
El Comité señala: "En muchos estados, la legislación que aborda la violencia de género contra la mujer sigue siendo inexistente, inadecuada y / o mal implementada. Una erosión de los marcos legales y políticos para eliminar la discriminación o la violencia basada en el género, a menudo justificada en nombre de la tradición, la cultura, la religión o las ideologías fundamentalistas, y reducciones significativas del gasto público, a menudo como parte de las "medidas de austeridad" crisis, debilitan aún más las respuestas estatales. En el contexto de la disminución de los espacios democráticos y el consiguiente deterioro del estado de derecho, todos estos factores permiten la omnipresencia de la violencia de género contra las mujeres y conducen a una cultura de impunidad.
En cuanto a las medidas legislativas generales, la Recomendación establece:

"29. Velar por que todas las formas de violencia de género contra la mujer en todas las esferas, que constituyan una violación de su integridad física, sexual o psicológica, sean penalizadas e introduzcan sin demora o fortalezcan sanciones legales proporcionadas a la gravedad del delito como así como los recursos civiles.

30. Velar por que todos los sistemas jurídicos, incluidos los sistemas jurídicos plurales, protejan a las víctimas / supervivientes de la violencia de género contra la mujer y garanticen su acceso a la justicia y un recurso efectivo de conformidad con las orientaciones de la Recomendación general Nº 33 (2015).

31. Derogar todas las disposiciones legales que discriminan a la mujer y, de este modo, consagrar, alentar, facilitar, justificar o tolerar cualquier forma de violencia de género en su contra; incluso en las leyes consuetudinarias, religiosas e indígenas. En particular, derogar:
a) Disposiciones que permitan, toleren o condonen formas de violencia de género contra la mujer, incluido el matrimonio forzado y otras prácticas nocivas, disposiciones que permitan procedimientos médicos a las mujeres con discapacidad sin su consentimiento informado, así como legislación que criminaliza el aborto, ser lesbianas, bisexuales o transexuales, las mujeres en la prostitución, el adulterio o cualquier otra disposición penal que afecte a las mujeres de manera desproporcionada, incluidas las que resultan en la aplicación discriminatoria de la pena de muerte a las mujeres.
b) Las normas y procedimientos discriminatorios de prueba, incluidos los procedimientos que permiten la privación de libertad de las mujeres para protegerlas de la violencia, las prácticas centradas en la "virginidad" y las defensas legales o los factores atenuantes basados ​​en la cultura, la religión o los privilegios masculinos, defensa del honor ", disculpas tradicionales, indultos de las familias de las víctimas / supervivientes o el posterior matrimonio de la víctima / sobreviviente de agresión sexual con el autor, los procedimientos que dan lugar a penas más severas, incluyendo la lapidación, así como las prácticas judiciales que ignoran una historia de violencia de género en detrimento de las mujeres acusadas.
c) Todas las leyes que impidan o disuaden a las mujeres de denunciar la violencia de género, tales como las leyes de tutela que privan a las mujeres de capacidad legal o restringen la capacidad de las mujeres con discapacidad de testificar ante los tribunales; la práctica de la llamada "custodia protectora"; leyes de inmigración restrictivas que desalienten a las mujeres, incluidas las trabajadoras domésticas migrantes, de denunciar esta violencia, así como leyes que permitan detenciones duales en casos de violencia doméstica o procesamiento de mujeres cuando el autor es absuelto entre otras."


Estamos a la espera de su traducción al español para su difusión  completa en este idioma.

En ingles lo hemos difundido : 

Leer más...

miércoles, 13 de septiembre de 2017

CRITERIOS BÁSICOS A INCORPORAR EN EL DISEÑO DE LAS ACCIONES DE FORMACIÓN EN VIOLENCIA DE GÉNERO EN PAREJA 13/13



1 : La inclusión de la perspectiva de género  Implica contemplar en las acciones formativas los condicionantes de género y utilizar metodologías que propicien el auto análisis sobre sus efectos en el personal sanitario, a fin de acceder a la comprensión del fenómeno de la violencia hacia las mujeres, tanto en lo que respecta a su origen como a las razones que explican su mantenimiento.

2: La visibilización y desnaturalización de la violencia que padecen las  mujeres: La acción formativa deberá contemplar el trabajo teórico y actitudinal del concepto de umbral de percepción de la violencia para contribuir a la visibilización de la violencia que sufren las mujeres, y que sabemos que permanece oculta por considerarse en ocasiones normal.

3 : La presencia de un enfoque interdisciplinario y especializado: Dada la complejidad del fenómeno de la violencia hacia las mujeres, y las características tan particulares que presentan estas mujeres, el equipo que desarrolla las acciones formativas deberá estar compuesto por profesionales que abarquen todas las disciplinas concernidas, y que cuenten con una experiencia probada en la intervención en estas situaciones.

4 : El posicionamiento contra la violencia: A lo largo de toda la acción formativa debe quedar explicitada la política activa y comprometida de las instituciones y de los colectivos profesionales en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

5: La consideración de los hijos e hijas como víctimas y testigos de la situación de violencia: En el diseño de las acciones formativas debe considerarse el daño que padecen los niños y niñas expuestos a la violencia hacia las mujeres como otra de las secuelas que produce la violencia, y tenerles en cuenta como otras víctimas invisibles.

6: El trabajo sobre las actitudes: La metodología empleada en las acciones formativas debe facilitar el trabajo de identificación de las necesidades, obstáculos y dificultades personales y profesionales que este trabajo pueda suscitar.

 7: El soporte instrumental para la intervención: La acción formativa debe dotar al personal de salud de instrumentos técnicos y estrategias de afrontamiento para hacer frente con seguridad y eficacia a esta tarea de ayuda a las mujeres.





Leer más...

martes, 12 de septiembre de 2017

#Ecuador: #NiñasNoMadres #CRCEcuador la niñez no es edad para embarazos forzados #EcuadorEsDDHH


Leer más...

lunes, 11 de septiembre de 2017

Herramientas para la intervención 12/13


Las acciones formativas que se diseñen deben ofrecer al personal sanitario instrumentos útiles para la intervención en violencia hacia las mujeres.
Para enfrentarse a esta tarea profesional se debe contar con un soporte instrumental que proporcione seguridad y evite la revictimización de las mujeres. En este sentido estrategias de afrontamiento como la contención, la escucha activa, el manejo de la subjetividad con relación a la víctima o el aprendizaje de la intervención en crisis son algunas de las habilidades que deben estar previstas en el diseño de la formación.


Leer más...

domingo, 10 de septiembre de 2017

El trabajo sobre las actitudes 11/13

La formación exige un método de trabajo que facilite procesos personales orientados al análisis de las propias actitudes permitiendo una mayor comprensión del problema y así contribuir a una más efectiva intervención. El método elegido debe facilitar el trabajo de identificación de las necesidades y las barreras que las y los profesionales de la salud tienen para afrontar el problema de la violencia desde su práctica clínica habitual.
Para trabajar en violencia hay que vencer determinadas dificultades personales y profesionales derivadas de la resistencia al cambio, al tratarse de casos que implican una importante revisión de ciertas actitudes, y donde están comprometidos valores, creencias o prejuicios muy arraigados.
En todos estos aspectos, se puede comprobar que, ante un problema de tanta complejidad, no parece conveniente un planteamiento rígido en cuanto a la formación. Se hace necesario el acercamiento entre distintas disciplinas y el aprovechamiento de cuantos aportes teóricos y técnicos nos brinden las distintas modalidades de intervención.

http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=PTSA_Multimedia_FA&cid=1142445522535&pagename=PortalSalud%2FPTSA_Multimedia_FA%2FPTSA_documentoWebeditpro
Leer más...

sábado, 9 de septiembre de 2017

Toma en consideración de los hijos e hijas como víctimas testigos de la situación de violencia 10/13


Partimos del supuesto de que la exposición reiterada en la infancia a un ambiente de abuso y violencia hacia su madre constituye una forma grave de maltrato psicológico.
En el diseño de las acciones formativas debe considerarse el daño que padecen los niños y niñas testigos por el hecho de vivir en un entorno con modelos inadecuados de identificación parental, y el efecto que sin duda esto tiene en etapas posteriores de su desarrollo. En la infancia se necesita la protección de personas adultas para un buen desarrollo, ya que se trata de una etapa muy vulnerable a las situaciones de violencia y al miedo que se apodera del hogar.

Leer más...

viernes, 8 de septiembre de 2017

Argentina hacia el 28 de septiembre: #UnGritoGlobal por el #AbortoLegal


Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, articulación integrada por activistas y organizaciones de mujeres, lgttbiq, feministas, movimientos sociales y partidos políticos, queremos convocar y coordinar acciones para concretar una manifestación global por el reconocimiento de nuestro derecho.

Porque queremos:

- exigir nuestro derecho a la despenalización y legalización del derecho al aborto en Argentina y los Estados de América Latina y el Caribe;

- dar a conocer a la sociedad las diferentes situaciones de vulneraciones del derecho a la salud y a la educación a las que nos vemos sometidas las mujeres y personas gestantes; 

- visibilizar la demanda política de reconocimiento a la soberanía sobre nuestros cuerpos;

Queremos realizar el viernes 29 de septiembre a las 17hs una Marcha federal de Plaza de Mayo al Congreso.

Educación sexual para decidir
Anticonceptivos para no abortar
Aborto legal para no morir
#NiMuertasNiPresas, ¡vivas y libres nos queremos! 
#AbortoLegal una deuda de la democracia


www.abortolegal.com.ar
www.facebook.com/campabortolegal
www.twitter.com/campabortolegal

Leer más...

jueves, 7 de septiembre de 2017

Paraguay busca superar la inequidad con las mujeres



   
Paraguay busca superar la enorme inequidad existente en cuanto a los espacios de poder ocupados por mujeres.

Hoy en día, el 80 % de los cargos electivos son ocupados por hombres, igual ante un 50 % de población femenina en edad de votar.

Esta es la campaña impulsada por la ONU Mujeres y el Ministerio de la Mujer buscando una igualdad de género para cargos electivos. El 50,5 % de la población está compuesta por mujeres, por lo que se busca hacer conocer esta desigualdad a nivel nacional.



Lilian Soto fue candidata a la presidencia en elecciones pasadas. Ahora, después de fundar el partido Kuña Pyrendá, busca promover a la mujer en los espacios de poder.

El Congreso está compuesto por un 17 % de mujeres parlamentarias. Legisladoras afirman que el propio sistema electoral paraguayo relega la participación de mujeres a espacios no accesibles.

Activistas también promueven actividades para generar un compromiso social para otorgar más lugares a las mujeres.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la situación debe mejorar no sólo a través de leyes. El objetivo para el año 2030 es contar con una representación de 50 % a 50 % en hombres y mujeres.

Juan Cáceres Troche,
http://www.hispantv.com/noticias/paraguay/352247/mujer-situacion-politica-elecciones-igualdad
http://www.ip.gov.py/ip/mujeres-campesinas-marchan-en-asuncion-en-el-dia-de-la-mujer-paraguaya/
Leer más...

martes, 5 de septiembre de 2017

Posicionamiento contra la violencia 9/13

Trabajar en la prevención y el tratamiento de la violencia hacia las mujeres exige tomar postura ante la injusticia esencial de la experiencia traumática y la necesidad de devolver a la víctima alguna sensación de justicia lo que implica el entendimiento de la problemática de la violencia y a esto contribuye el claro posicionamiento profesional contra la violencia (Herman, 2004; 214).
Por otro lado, desde las instituciones promotoras de las acciones formativas debe explicitarse una política activa y comprometida en la identificación, prevención y erradicación de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones. Para lo cual es imprescindible la implicación de las instituciones.

Leer más...

lunes, 4 de septiembre de 2017

La presencia de un enfoque interdisciplinar y especializado 8/13


Entendiendo al ser humano desde una perspectiva integral como un ser bio-psico-social, y atendiendo a la gran complejidad que presenta el fenómeno de la violencia de género, así como las múltiples necesidades que pueden presentar sus víctimas, el equipo que planifica y desarrolla la acción formativa debe tener presente el amplio abanico de disciplinas concernidas.
Por otro lado, el personal de salud deberá estar debidamente formado en el campo de la violencia hacia las mujeres, dada la especificidad de esta problemática. Existe un acuerdo general en el hecho de que la formación incrementa la capacidad de detección de casos. la formación deberá abarcar varias facetas de conocimiento, como son, entre otros, los efectos del trauma en la salud, las particularidades de este tipo de violencia y personas expuestas a ella, los diagnósticos diferenciales, las condiciones sociales en las que tiene lugar la violencia, el conocimiento de los recursos destinados al apoyo de las mujeres, etc.


http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=PTSA_Multimedia_FA&cid=1142445522535&pagename=PortalSalud%2FPTSA_Multimedia_FA%2FPTSA_documentoWebeditpro
Leer más...

domingo, 3 de septiembre de 2017

La visibilización y desnaturalización de la violencia que padecen las mujeres 7/13


La sensibilidad, el grado de conciencia, la visibilidad o el umbral de percepción (o lo que es lo mismo, la detección) de la violencia hacia las mujeres es muy diverso, tanto en la sociedad como en los miembros que la componen. Esta situación se observa también en muchas de las mujeres maltratadas. Hay una perspectiva subjetiva que no siempre coincide con la evaluación objetiva del trato que reciben en sus relaciones de pareja.
Esta paradoja se pone claramente de manifiesto en las encuestas que se realizan para evaluar la prevalencia de este problema en la sociedad en las que se ha detectado un enorme porcentaje de mujeres que, siendo claramente maltratadas (diagnosticadas como maltrato técnico), aún así ellas no se percibían a sí mismas como tal. Es decir, un gran número de mujeres están padeciendo diversos tipos de violencia “sin saberlo”, considerando normales las conductas a las que están sometidas. Es a esto a lo que nos referimos cuando hablamos de visibilizar y desnaturalizar el maltrato.
Es oportuno señalar que esta labor es necesario realizarla con las propias mujeres maltratadas para ayudarlas en su recuperación, y también con el colectivo de profesionales que las atiende, ya que también la subjetividad del umbral de visibilización opera en él.


Leer más...

sábado, 2 de septiembre de 2017

Harta de ser mujer en Marruecos

Estoy harta de estar siempre por debajo del hombre ante la Ley, harta de esta gran desigualdad.

Estoy harta de no poder salir solo a la calle para dar un paseo, sin que los hombres me molesten. Harta de que, cuando nos ven solas por la calle, se comporten como lobos ante un cordero, no como verdaderos hombres.

Estoy harta de que todos me juzguen por dentro mirando solo la ropa que me pongo o no me pongo, mientras que el hombre puede vestir como quiera y nadie le critica.

Estoy harta de no poder ir a tomar un café tranquilamente a una terraza, mirando el cielo, mirando la vida pasar.

Estoy harta de que los hombres nos tapen el cuerpo, la cara, las manos, pero ellos no se tapan nada nunca o sólo si les apetece.

Estoy harta de que se nos exija llegar vírgenes al matrimonio, pero a ellos no. De que en la noche de bodas se nos compruebe la virginidad, pero a ellos ni se les pregunte si son vírgenes.

Estoy harta de que la sociedad entera y las familias me repudien si soy madre soltera, mientras que ni siquiera se busque al padre para exigirle la misma responsabilidad que se me exige a mí. El hijo es de los dos, la responsabilidad de criarlo es de los dos y si hay repudio debe de ser de los dos.

Estoy harta de no poder tener un novio o un marido no musulmán y de que el hombre, sin embargo, sí pueda tener una mujer no musulmana.

Estoy harta de que no haya en Marruecos ni un solo partido político que promueva la igualdad legal hombre-mujer.

Estoy harta de que un hombre se crea que puede hacer conmigo y con mi cuerpo lo que quiera, como quiera y cuando quiera, sin tener en cuenta lo que yo quiera.

Estoy harta de tener que vivir en países no musulmanes para poder vivir una vida normal, digna y humana.

Estoy harta de que un hombre (sea mi hermano, mi marido, etc.) que tiene el mismo nivel de incultura que yo, mande siempre sobre mí.

Estoy harta de este conformismo de la mujer que por otro lado entiendo, pues el hombre nos ha cortado la lengua y matado la voluntad.

Estoy harta de que los hombres estén ciegos y sean tan desagradecidos: ¿acaso no ven que todos nacieron de mujer?; ¿es que no saben que viven gracias a que una mujer, en su vientre, los alimentó con su propio cuerpo, con su propia sangre, con el calcio de sus huesos?

Estoy harta de todas aquellas personas que impiden que la legislación equipare al hombre y a la mujer.

Y, a pesar de estar harta, estoy orgullosa de ser mujer.


Zubaida Boughaba/29/08/2017 


http://www.correodiplomatico.com/2017/08/29/harta-de-ser-mujer-en-marruecos/
http://www.lavanguardia.com/internacional/20170805/43329777288/sondeo-marruecos-segundo-pais-peligroso-mujer.html
Leer más...

viernes, 1 de septiembre de 2017

Desde Oaxaca, México, se reconoce a las mujeres

Marta Lamas, Julieta Fierro y Josefina Vázquez las galardonadas

  


Nos sumamos a la alegría con todas las mujeres  y esperamos que desde todas las universidades se siga el ejemplo: 

Las Universidades modernas deben reconocer a las mujeres


Por primera vez en la historia de la  Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) otorga el Doctorado Honoris Causa a tres mujeres

SOLEDAD JARQUÍN
SemMéxico, Oaxaca, 30 agosto 2016.- Por primera vez en la historia de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) tres mujeres recibieron el Doctorado Honoris Causa, ellas son: la feminista y académica Marta Lamas Encabo; la historiadora e investigadora Josefina Zoraida Vázquez y Vera, y la astrónoma y divulgadora científica Julieta Norma Fierro Gossman.

En el acto, el rector Eduardo Bautista Martínez, señaló que en tanto no sea cotidiano el reconocimiento al papel fundamental de las mujeres en la vida social, las universidades no pueden sentirse satisfechas por su presencia en las sociedades modernas.

El teatro Macedonio Alcalá fue el marco que reunió a un grupo de ex rectores de la UABJO; a 94 consejeras y consejeros del Consejo Universitario, así como el actual rector y presidente de ese organismo, y la ex rectora Leticia Mendoza Toro, quien condujo la sesión solemne de entrega de los doctorados Honoris Causa, también otorgado al Premio Nobel de Química, José Mario Molina Pasquel y Henríquez, ausente –se dijo- por motivos de salud.

Emocionada hasta el sistema interestelar, la científica Julieta Norma Fierro Gossman, ocupante de la silla número duoquinta de la Academia Mexicana e integrante del Sistema Nacional de Investigadores en el máximo nivel, narró su ascendencia oaxaqueña, a través de su abuelo que nació en estas tierras, revolucionario que se unió a los hermanos Serdán y diputado federal. También recordó a su bisabuelita quien tenía una fonda frente a Santo Domingo, que entonces era un cuartel militar.

Al agradecer la distinción para la Astronomía y la divulgación de la Ciencia, recordó con un dejo de emoción que, “en uno de los momentos más difíciles de mi vida, Oaxaca me acogió y protegió”. “Llevo sangre de este gran Estado en mi cuerpo y en mi alma”.

Julieta Fierro habló “de la maravilla del universo” de la que formamos parte “una galaxia espiral, que es de los objetos más deslumbrantes del universo”. Dijo que el 70 por ciento de lo que existe en el universo es energía oscura, que mantiene a nuestro universo en expansión, que permite saber que ha vivido hasta este momento 13 mil 800 millones de años. 

La materia oscura, invisible, constituye otro 26 por ciento de lo que hay en el universo, añadió la científica más reconocida por su tarea de divulgación en México y en más de 30 países del mundo. 

El cuatro por ciento restante somos nosotros, los átomos de la vida cotidiana, los carbonos, los nitrógenos, los oxígenos y estas sustancias las fabrican las estrellas durante su vida y al final de su existencia las arrojan al espacio, así es que cada uno de nosotros venimos de las estrellas y solo el 0.005 por ciento de lo que existe en el cosmos es la luz, la radiación, las ondas de radio.

Así describió el universo a un público que escuchó atento a la maestra que dice llegar tarde a una nueva aventura: dar cursos a distancia sobre Astronomía, porque las maneras de aprender y de enseñar cambian, ese es el futuro, aunque no es fácil.

Fierro Gossman volvió a otro instante de su vida, cuando leyó lo escrito por una de sus primas, quien escribió la historia de las primeras médicas egresadas de la UABJO, “me sentí orgullosa cuando leí sus textos, ahora me siento particularmente honrada de formar parte de esas primera mujeres que reciben un Doctorado Honoris Causa de esta gran institución”.

Tocó el turno a Marta Lamas, fue un discurso que la reflejó: siempre sobria, siempre feminista, siempre académica y siempre activista. 

Confesó que, pese a su situación privilegiada, ha vivido sexismo por ser mujer, razón que la llevó a encauzar su trabajo intelectual y de activismo hacia las injusticias que produce el hecho de que la diferencia sexual se traduzca en desigualdad social, política y económica.

Se refirió al racismo, clasismo, homofobia, transfobia, intolerancia religiosa e intolerancia política y otras como formas horrendas de discriminación y opresión, pero sostuvo que todas las personas vivimos la discriminación de género donde los mandatos masculinos y femeninos se creen son naturales que están internalizadas en cada una de las personas validando relaciones de desigualdad “absolutamente funcional para la marcha de la economía capitalista”.

Llamó a restaurar el tejido social a través de hacer coincidir la vida familiar y social, desgarrado totalmente por las creencias que tenemos y que nos confrontan ante la diversidad de identidades y de opciones de vida existentes. El capitalismo produce subjetividades individualistas, consumistas y egoístas, que dificultan la solidaridad porque producen conductas de indiferencia y hasta de crueldad.

Afirmó que sin conocimiento no va a ser fácil cambiar las creencias tradicionales y transformar el esquema de género para alcanzar un ejercicio igualitario de las libertades y obligaciones humanas. En ese sentido, dijo, que las universidades, especialmente las públicas, deben promover y difundir ese conocimiento. Y planteó la educación humanista como fundamental para abordar los graves y dolorosos problemas que hoy enfrenta no solo nuestro país sino el mundo entero.

“Un desafío indudable para las y los universitarios reside en hacer comprender a nuestros conciudadanos que, no obstante la diversidad humana que vemos florecer día con día, todas las personas somos iguales en tanto seres humanos, por lo que deberíamos tener los mismos derechos, las mismas oportunidades y el mismo trato”.

Marta Lamas consideró que desde su perspectiva de casi medio siglo de activismo feminista, el cambio será posible si transformamos cómo percibimos y tratamos a las demás personas, para ello, es indispensable el conocimiento sobre los esquemas culturales arraigados en nuestras mentalidades. 

En su turno, la académica mexicana Josefina Vázquez y Vera hizo un recuento histórico de Benito Juárez, quien gobernó los 14 años más críticos en que el país se ensangrentó con una guerra civil y una intervención extranjera. Un ser humano con virtudes y pasiones, pero un estadista que respondió a los retos que el país enfrentaba en momentos cruciales por lo que sigue siendo una inspiración en la vida política mexicana.

A su vez, el rector Eduardo Bautista Martínez refirió que la UABJO patentiza con este reconocimiento su política de igualdad de género y su compromiso con el trabajo de mujeres y hombres que han aportado mucho para la transformación de la sociedad. 

Dijo que durante casi un milenio de existencia las universidades no siempre reconocieron los aportes de las mujeres en los campos científico, académico, artístico y cultural. 

http://www.semmexico.com/nota.php?idnota=2783
Leer más...

jueves, 31 de agosto de 2017

Escuchamos a nuestras hermanas de Nicaragua: Nos están matando .


Carta a la Nación: Nos están matando
Escrito por Movimiento Feminista de Nicaragua  
Jueves, 24 de Agosto de 2017 


En lo que va del mes de agosto, 7 mujeres han sido asesinadas atrozmente, con saña y crueldad, a manos de hombres y en lo que va del año, se informa de 38 femicidios ejecutados y 45 femicidios frustrados, convirtiendo la violencia en una epidemia de gravedad para las mujeres, independientemente de la edad, el área de residencia, la ocupación, el estado civil de las mismas. Muchas de éstas han sido violadas, otras dejan hijas e hijos en la orfandad; en la mayoría de los casos han puesto denuncias previas por violencia sin obtener respuesta alguna. Dos de estos femicidios fueron niñas, uno a manos de la policía.



Ante tal situación, las organizaciones de mujeres  y feministas hacemos un llamado a:

· La Policía Nacional a tomar con seriedad las denuncias que presentan las mujeres por violencia; a clasificar adecuadamente y dar el trámite correspondiente a los femicidios y los femicidios frustrados, así como a perseguir y encarcelar a los agresores y femicidas, muchos de ellos  siguen en libertad, aunque se conoce su paradero.

· Al Ministerio Público, a que cumpla con su papel de representación de las víctimas y busquen el castigo ejemplar para los femicidas, violadores y agresores.

· A juezas y jueces para que apliquen con todo el peso,  la Ley 779, protegiendo a las mujeres, a niñas, niños y familiares.

· A la población para que no se muestre indiferente a la violencia hacia las mujeres, las proteja y reaccione cuando vea que las están agrediendo. Muchos de los femicidios frustrados se deben a la intervención oportuna de vecinas y vecinos.

· A los medios de comunicación, hombres y mujeres para que respalden y traten con respeto y seriedad las noticias acerca de los femicidios y la violencia contra las mujeres.

· A las mujeres para que continúen denunciando cualquier tipo de violencia y buscando el apoyo y acompañamiento para evitar convertirse en una estadística más.

Justicia para las mujeres, cárcel para los agresores
Por una vida sin violencia, castigo a los femicidas y agresores
Ni Una Muerta Más, Ni una mujer menos
#AlertaNiUnaMenos

Organizaciones de mujeres y feministas
Colectivo de Mujeres 8 de Marzo, Managua
Colectivo de Mujeres Xochilt, Managua
Colectivo de Mujeres ISNIN, Managua
Colectiva de Mujeres de Masaya
Fundación Entre Mujeres, Estelí
Voces Caribeñas (RAAS-RAAN)
Asociación de Mujeres Profesionales por el Desarrollo Integral (AMPDI)
Programa Feminista Centroamericano La Corriente
Colectivo Feminista Panteras Rosas
Grupo Feminista de León
Asociación de Mujeres Trabajadoras del Sector Informal
Fundación Puntos de Encuentro
Fundación Grupo de Mujeres Sacuanjoche
Espacio de Mujeres Feministas de Esquipulas
Grupo de Teatro Hijas de la Luna
Grupo Lésbico Artemisa
Espacio Feminista de Mujeres Jóvenes



http://movimientofeministanicaragua.org/index.php?option=com_content&view=article&id=156:2017-08-24-21-50-10&catid=14:noticias&Itemid=27
Leer más...

miércoles, 30 de agosto de 2017

El arduo camino de las españolas hacia la justicia

No fue  hasta  1981 que  las españolas alcanzamos la patria potestad sobre nuestras  hijas e hijos.


El voto no lo conseguiríamos  hasta la Constitución del 31. 

Fue el 9 de diciembre  en una votación "sumamente reñida", como recuerda la catedrática de Filosofía Moral y Política de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) Amelia Valcárcel, en la que apunta que fue la primera Carta Magna que reconoció la igualdad de derechos políticos entre los ciudadanos.

El 1 de octubre de ese mismo año, las Cortes ya aprobaron por primera vez en la historia de España el artículo constitucional que consagró el derecho al voto femenino, por 161 votos frente a 121, y en el hemiciclo sólo había tres mujeres, dos de ellas, Clara Campoamor y Victoria Kent, defendieron posiciones muy distintas.

Valcárcel opina que entonces se dio por primera vez una situación que más tarde se ha dado con frecuencia y es que "cuando el Parlamento se quiere oponer a un avance significativo para los derechos universales de las mujeres se manda a una mujer a defender esa posición"  Añadimos desde aquí que esta situación no se da solo en el Parlamento 

En este momento el Código civil establecía «El padre y en su defecto la madre tienen potestad sobre sus hijos legítimos no emancipados»

La normativa patriarcal sobre atribución de la patria potestad producía  graves consecuencias en numerosas ocasiones.  En los supuestos de separación de los cónyuges, la mujer perdía incluso el derecho de visita respecto de sus hijas e hijos  y, por consiguiente, las y  los menores también quedaban sin poder relacionarse con su madre con las consecuencias perjudiciales para su desarrollo emocional y afectivo.

La circunstancia de que la patria potestad la ostentase el marido, producía consecuencias gravísimas no sólo para la mujer, también para los hijas e hijos menores de edad, puesto que el Código civil disponía que si la esposa enviudaba y contraía nuevo matrimonio, perdía la patria potestad sobre ellos, salvo que el difunto marido (padre de los hijos) hubiera previsto expresamente en testamento ese extremo, habiendo ordenado, en tal caso, que conservase y ejerciese la patria potestad sobre sus hijos a tenor de lo dispuesto en el artículo 168 del Código. De no ser así  sólo si volvía a enviudar de este segundo matrimonio, recuperaba la patria potestad sobre todos los hijos no emancipados según disponía el artículo 172 del mismo Texto legal.


La situación marginal de la mujer casada respecto a sus bienes privativos y matrimoniales producía también infinitas limitaciones en su autonomía persona.



Las cosas comenzaron a cambiar en julio de 1971 cuando bajo la presidencia de María Telo Núñez se creó la Asociación Española de Mujeres Juristas (AEMJ) desde la que se solicitó la incorporación de mujeres juristas Comisión General de Codificación(CGC)

En diciembre de 1972 María Telo fue nombrada junto a tres mujeres más para formar parte de  dicha comisión  cuyos  trabajos culminaron con la promulgación de la Ley 14/75 de 2 de mayo de 1975 que devolvió a la mujer su capacidad plena de obrar al eliminar la obediencia al marido, la licencia marital y todas las discriminaciones por razón de sexo excepto dos, la patria potestad conjunta y la administración conjunta de los bienes gananciales.  


La patria potestad conjunta y la administración conjunta de los bienes gananciales, fueron objeto de la ley de 13 mayo de 1981 sobre «Filiación, patria potestad, y régimen económico matrimonial», en cuyo estudio María Telo participó activamente en la CGC. 

En dicha ley de 13 de mayo de 1981  se estableció en su Artículo 154: Los hijos no emancipados están bajo la potestad del padre y de la madre.

Como mujer, cuesta a ojos de hoy, creer que esto haya pasado, pero quizá sea una clave que nos ayude a comprender realidades que nos siguen subordinando a las mujeres en la aplicación de la justicia: derechos básicos políticos y civiles fueron obtenidos hace nada.
No es raro que en nuestro sustrato cultural permanezca ese machismo de siglos integrado como una violencia simbólica más o menos sutil de la que nosotras también participemos contra las otras y contra nosotras mismas. 


La gran María Telo siguió trabajando y  tuvo una destacada participación en los estudios previos a la aprobación de la ley de 7 de julio de 1981 sobre «Clases de matrimonio, separación, nulidad y divorcio» que supuso otro avance importante en nuestros derechos. 

Sobre la situación en de la mujer en España recordamos la vida de de nuestra gran escritora Ana María Matute : ... Se casó con un poeta muy culto y muy interesante, pero también muy egoísta y muy mala persona. Se lo hizo pasar muy mal y a los tres años de casarse ella ya sabía que no le quería nada, pero aguantó siete más. Decidió separarse a los diez años de la boda. Pero en la dictadura, ya lo saben, no había mujer que se divorciara de su marido. Ella lo hizo. Y no calculó las consecuencias: divorciarse de su marido, con Franco, suponía perder a su único hijo, algo que ella comprobó con inmenso dolor cuando se lo quitaron. “Eso fue lo más terrible del mundo, me quitó a mi hijo en 1963 y no lo pude volver a tener hasta que pasaron tres años”, cuenta, “aunque tuve la suerte de que mi suegra era muy buena y me permitía verlo sin que su padre se enterara…”


http://mujerdelmediterraneo.heroinas.net/2015/03/la-experiencia-intelectual-de-las.html

Leer más...

Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones

Desaparecidas hoy en España 

En el 30 de agosto, Día  Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, instamos  a los Gobiernos a apoyar a los familiares de las personas  desaparecidas mediante la eliminación de todos los obstáculos que dificulten la búsqueda de sus seres queridos.

La violencia de género como expresión de una relación desigual da lugar a feminicidios esclarecidos y a otros aún encubiertos que mantienen a las familias de las víctimas en un sufrimiento que es preciso termine.    Al tratarse de un problema recientemente afrontado se precisa formación en género de todas las  personas involucradas en  todo el proceso de investigación para actuar con celeridad y no permitir que pruebas determinantes se pierdan o que testigos involucrados se fuguen. Igualmente la dureza de las penas de quien ponga trabas para encontrar pruebas determinantes para hallar los cuerpos de las mujeres  deben ser máximas. 

La búsqueda de personas desaparecidas y, en muchos casos, la debida identificación de restos descubiertos, es el pedido más urgente y uniforme de los familiares, quienes sobrellevan un sufrimiento tremendo en su larga espera por conocer la suerte o el paradero de sus seres queridos.

Muchos familiares se enfrentan a obstáculos injustificados en su búsqueda, debido a la falta de voluntad política, o porque las investigaciones son insuficientes e inadecuadas.


Los Estados deben garantizar que los familiares, sus representantes y todas las personas con un interés legítimo en saber lo que ocurrió, tengan total e inmediato acceso a los mecanismos nacionales, regionales e internacionales encaminados a establecer la verdad sobre las desapariciones. Esto no sólo significa la eliminación de obstáculos para el acceso a estos mecanismos, sino también promover activamente y facilitar su utilización. También es esencial expandir el uso de los avances y experiencias forenses y las pruebas de ADN, y hacer una utilización apropiada de todas las técnicas tecnológicas y científicas disponibles.

La Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas es clara: las familias y los amigos de una persona desaparecida son víctimas y tienen el derecho a conocer la verdad sobre las circunstancias de la desaparición forzada, la evolución y los resultados de la investigación, y fundamentalmente, el destino de la persona desaparecida.

Por esta razón, el Comité contra las Desapariciones Forzadas alienta a los Gobiernos, cuando corresponda, a crear organismos ad hoc y unidades especializadas para investigar los casos de desaparición forzada, y a crear bancos de ADN nacionales que contengan muestras genéticas de todos los casos reportados.

Los Estados deben abordar con urgencia la angustia de los familiares de los desaparecidos y revitalizar las investigaciones sobre casos de desapariciones. 

Se lo debemos a los desaparecidos y a sus familiares y amigos que despiertan todos los días con la esperanza de conocer la suerte y el paradero de sus seres queridos”.

Leer más...