Acerca de nosotras ·

domingo, 22 de mayo de 2022

Crudas realidades de mujeres, madres e hijas en la literatura contemporánea

 


Existe una literatura que logra tocar las fibras más sensibles de nuestra alma, lecturas que nos atrapan de principio a fin llevándonos en una montaña rusa de emociones conocidas o tal vez desconocidas por nosotras hasta entonces, libros que al leer la última línea y cerrarlos nos dejan inmóviles con los sentimientos a flor de piel, en una maraña de encuentros desencuentros y reflexiones, en este nivel de sensibilidad fuerza actualidad y cruda realidad se encuentra la contemporánea narrativa femenina, obras salidas magistralmente de la pluma de autoras que escriben de lo que saben, porque quién mejor que las mujeres para hablar de las propias mujeres?



Entre las páginas de los libros se encuentran las más grandes verdades de la existencia humana, reflejo fiel de nuestro interior y de la fracturada sociedad en la que vivimos, Cometierra de Dolores Reyes ( 2019) y El Eterno Verano de Liliana de Cristina Rivera Garza 2021) son de esas lecturas que denuncian, que nos impactan y nos estremecen haciéndonos sentir el infernal dolor del rechazo, la discriminación, el abandono, las desapariciones y los feminicidios; pero también la indignación ante la impunidad a la vez que son generadoras de conciencia, solidaridad, sororidad y lucha.

“Del dolor nace la obra y el arte es una herida hecha luz” nos recuerda a menudo la escritora española Rosa Montero, históricamente las mujeres hemos tenido el rostro, el cuerpo y la vida atravesada por el sufrimiento de la opresión, la desigualdad y la violencia.

Hace años una amiga mía y editora del periódico para el que yo escribía en ese entonces, me dijo que mis palabras escritas eran mi voz más fuerte, y tenía razón!, hoy más que nunca nuestras letras hablan por nosotras, nos representan, nos definen, nos defienden, nos liberan.

Además de la violencia de género que a todas en general tanto nos lastima, existe otra triste realidad que pincha que corta que duele y que marca la vida de algunas mujeres, y es la compleja y en ocasiones devastadora relación materno filial.

Es verdad que no todas las mujeres somos madres, pero sí, todas somos hijas, y aunque la madre es el primer contacto humano y el primer vínculo afectivo que se tiene, la relación con ella en un desconocimiento e incomprensión mutua puede llegar a ser muy complicada para muchas.

De este complejo tema y de los claroscuros de las diversas maternidades, nos hablan escritoras geniales en obras como La Solterona, Madres e Hijas, Como Agua para Chocolate, Apegos Feroces, Casas Vacías, La Hija Oscura, y próximamente Las Abandonadoras; en estas y en otras más se muestra la maternidad misma vista, sentida, gozada y sufrida expresándose sin filtros desde las propias vivencias de las mujeres.

Existe un dolor de ida y vuelta entre madres e hijas que en algún punto del camino en más de un sentido se separan, perdiendo lo sublime del amor que alguna vez las unió,….“mi madre mi enemigo declarado, mi primer amor” nos dice y nos impacta Kate Zambreno, autora de Mi Libro Madre Mi Libro Monstruo, donde cuestiona la domesticidad de su madre presente-ausente, y reflexiona sobre la capacidad de acompañamiento que tiene la escritura,la fotografía y la memoria.

Irónica, difícil y dolorosa es la situación de las hijas que en las vueltas de la vida como bien dice Marcela Lagarde, terminan siendo madres de sus madres, y lo es peor cuando existe un profundo desamor recíproco, …“Ahora me parece que esto de que se le olviden las cosas le conviene, que no quiere acordarse de las cosas que ha dicho y hecho. Me parece injusto que pueda quitarse el pasado de la cabeza mientras que yo la tengo a rebosar de pasado todo el tiempo”…dice Antara hija de una madre con alzheimer en la novela Azúcar Quemado de Avni Doshi ¿Cómo se atiende a una persona que te relegó a los márgenes? ¿Cómo te haces cargo de alguien que nunca se ocupó de ti?

Por un lado, el maltrato, el acoso, el terrorismo de pqreja como lo nombra Cristina Rivera Garza, los feminicidios y muchas otras dolencias nos aquejan; por el otro, la figura de nuestra madre está presente para bien o para mal a lo largo de la vida, y la literatura en su generosa dualidad nos ofrece la posibilidad de escribir y de leer para recordar o para olvidar, cada una decide.

Como amantes de las letras las mujeres podemos disfrutar de una buena literatura escrita por hombres, sin embargo, leer a nuestras iguales, es como asomarnos a la cristalina agua de una laguna y encontrar nuestro reflejo acompañado por el de muchas otras, es saber que nuestros miedos, deseos, sufrimientos y goces siempre han estado y están acompañados!

“Escribid mujeres escribid, porque durante muchos siglos se nos fue prohibido”
Virginia Woolf

Galilea Libertad Fausto
Créditos de la fotografía: Ana Regina García
Leer más...

domingo, 15 de mayo de 2022

Dile a Estados Unidos que ponga fin a las prohibiciones del aborto y proteja los derechos de las mujeres



Nos unimos a la campaña de Amnistía Internacional y te pedimos la apoyes con tu firma . Es claro que los derechos de las mujeres estan en riesgo : 

EE. UU. DEBE PROTEGER EL DERECHO AL ABORTO

Estados Unidos puede acabar con la protección constitucional al aborto en breve. Una filtración del Tribunal Supremo ha dejado claro que esta es una posibilidad muy real, y supone un retroceso de derechos humanos de décadas dejando en manos de los estados si permiten o no abortar.

Esto supone que las tasas de aborto seguro probablemente disminuirán y las tasas de aborto inseguro probablemente aumentarán, y también las tasas de mortalidad materna. Este nuevo panorama afectará de forma desproporcionada a las mujeres, niñas y personas de color y las que tienen menos recursos. Los efectos a largo plazo incluyen un aumento de la desigualdad de género, una menor participación en la fuerza de trabajo y un aumento de las tasas de pobreza.


El acceso al aborto es un derecho humano. El derecho internacional lo deja claro: toda persona tiene derecho  a la salud y a no sufrir violencia, discriminación ni tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes. Obligar a alguien a continuar con un embarazo en contra de su voluntad - por la razón que sea- es una violación de estos derechos. El aborto debe ser legal, seguro y accesible para todas las personas.


Dile a Estados Unidos que ponga fin a las prohibiciones del aborto y proteja el derecho a la atención del aborto.


¡FIRMA!

Leer más...

viernes, 8 de abril de 2022

De la rivalidad a la sororidad

 

De la rivalidad a la sororidad


La solidaridad indeleble entre nosotras las mujeres no es algo que se dé natural y automáticamente tan sólo por pertenecer al mismo sexo, sino que por el contrario, existe una arraigada construcción social y cultural  en el inconsciente femenino que nos predispone entre sí  a la rivalidad desde la temprana infancia.


Si hablamos con honestidad, la simpatía y la colaboración incondicional entre mujeres no siempre es permanente y en muchos casos suele terminar de forma abrupta, en cuanto los intereses de una se ven amenazados por los de la otra.


Tal comportamiento no es parte de una genética  envidiosa con la que nazcamos, en otras palabras no es un defecto de fabrica sino que más bien, es el resultado de un contexto opresivo que nos ha relegado, discriminado y enemistado con nuestras iguales obligándonos a competir por la supervivencia y el éxito.


Si bien es cierto que las mujeres a lo largo de la historia nos hemos acompañado, alimentando, sanado y cuidado; también lo es que en ciertas situaciones nos hemos detestado, rechazado y metido el pie unas a otras.


Sin embargo, a pesar de nuestros encuentros y desencuentros nos hemos solidarizado y organizado creando el feminismo,  logrando mediante este avances muy importantes en los espacios públicos y privados, no obstante, las oportunidades de desarrollo han sido y siguen siendo reducidas en comparación con las del sexo opuesto, e insuficientes para satisfacer todas las necesidades de quienes integramos más de la mitad de la población mundial.


De esta desigualdad, del grado de dificultad de acceso y de ascenso en la sociedad, de una formación cultural de dominación y discriminación en la que además desde siempre el atractivo físico femenino ha sido un factor importante a la hora de lograr la aceptación y el éxito, es que se deriva en gran medida la rivalidad y la competencia no sana entre mujeres.


Y me atrevo a decir que en gran medida porque en este asunto como en tantos otros no deberíamos generalizar, ya que existen excepciones  en las que la actitud negativa y el comportamiento malintencionado de una mujer hacia otra, tiene que ver más con el tipo de sentimientos la moral y la ética de la persona, y no  o no solamente con el modelo patriarcal, pero ese es tema para otro análisis.


Volviendo al asunto de nuestros afectos y desafectos, las mujeres a lo largo de la historia viviendo y sufriendo dentro de un milenario sistema androcéntrico, hemos tenido que ir abriéndonos brecha a base de grandes esfuerzos, sacrificios y luchas teniendo a veces y aún sin quererlo, que masculinizar nuestras acciones y pasar por encima de nuestras compañeras como actos de subsistencia.


A este respecto el feminismo como un organismo vivo y consciente de esta dolorosa problemática, nos plantea la sororidad como un pacto entre mujeres de pensamiento crítico autónomo e independiente que nos compromete a trabajar en colectivo a pesar de nuestras múltiples diferencias, para la estructuración de una metodología que nos permita la desarticulación del sistema patriarcal, la eliminación progresiva de la desigualdad y la violencia de género, así  también la sororidad como alternativa para eliminar la enemistad misógina que muchas veces existe entre nosotras consciente o inconscientemente.


En este sentido nos es importante recordar que el término sororidad proviene de la palabra soror que en latín significa hermana, y que la antropóloga académica escritora y feminista  mexicana Marcela Lagarde, fue quien desarrolló un significado más amplio y profundo estableciéndola como una hermandad entre mujeres.


La filosofía sórica nos requiere en primer lugar un conocimiento amplio de la historia de las mujeres en un mundo ancestralmente dominado por hombres, que nos lleve a una conciencia más clara del porqué y el para qué de los feminismos actuales, y de las necesidades  que individualmente y como género seguimos teniendo.


 En esta concientización hay que tomar en cuenta la realidad social, económica, educativa, política y cultural partiendo del entendido de que no es lo mismo ser mujer en las grandes ciudades que en las zonas marginales, en las comunidades rurales, campesinas, o indígenas; ya que las carencias varían dependiendo de la posición socioeconómica, el nivel académico, la ubicación geográfica de los lugares en dónde se vive, el grupo étnico al que se pertenece, estado civil, prácticas religiosas, usos y costumbres, etc.


Haciendo un análisis con perspectiva de género de las necesidades y daños que cada grupo social tiene en su actualidad y contexto, podemos ir estableciendo intereses comunes desde la diversidad y sentar las bases para el desarrollo de políticas que promuevan la seguridad, el bienestar y el empoderamiento de todas por igual, creando redes de apoyo que generen un verdadero cambio el interior de cada una,  en la agenda feminista y en la sociedad.


Sororidad es una forma de relación femenina con ética y estética feminista que busca crear espacios, condiciones y herramientas de unión en una alianza existencial y política que nos permita deconstruir dentro del mismo feminismo, la enorme desintificacion entre contemporáneas e intergerenacional que existe, y busca también generar puentes de diálogo que eliminen el gran abismo que hay entre las mujeres y las mujeres feministas.


Sororidad no tiene que ser una relación amorosa  a prueba de fuego entre nosotras, pero sí debe ser una convivencia con objetivos feministas que sea positiva y productiva basada en la empatía, la solidaridad, la admiración, el reconocimiento y el respeto mutuo.


Galilea Libertad Fausto 


Créditos de la foto a quien corresponda


Leer más...

martes, 5 de abril de 2022

Mujeres activistas de los paises MENA víctimas del software espía Pegasus




 Las activistas de MENA (Mediterraneo y norte de África )  han sido algunas de las más afectadas por el uso del spyware Pegasus, que amenaza su reputación personal y profesional. Ahora, están exigiendo responsabilidad.

Pegasus es el software de piratería, o software espía, desarrollado, comercializado y autorizado para gobiernos de todo el mundo por la empresa israelí NSO Group. Tiene la capacidad de infectar miles de millones de teléfonos con sistemas operativos iOS o Android.

Hala al-Ahed se alarmó cuando recibió un mensaje de Apple. El gigante de las telecomunicaciones le estaba notificando que podría haber sido pirateada usando el software Pegasus, el spyware israelí que brinda a su usuario acceso completo a un teléfono y su contenido.

Preocupada, al-Ahed envió su teléfono para que Frontline Defenders, una ONG que se especializa en proteger a los activistas, lo probara. El análisis forense digital confirmó sus temores: un gobierno no especificado había pagado más de un millón de dólares para espiarla usando Pegasus.

La primera preocupación de Al-Ahed, como abogada de derechos humanos en el Foro Nacional Jordano para la Defensa de la Libertad, eran sus clientes y asociados.

Al-Ahed está en la primera línea de la lucha por los derechos humanos en Jordania y trabaja en estrecha colaboración con otros activistas que han sido presionados por las autoridades. En un país donde compartir cierto contenido a través de WhatsApp puede llevarte a prisión, la privacidad de los activistas es primordial.

"Al-Ahed y otras mujeres activistas de derechos humanos y periodistas en la región enfrentan presiones únicas que sus colegas masculinos no enfrentan"

“Es muy perturbador. Todos los que trabajan en la esfera pública esperan que sus actividades tengan un precio. Sin embargo, este es un precio increíblemente alto. Cuando alguien compromete su privacidad, compromete la privacidad de todas las personas con las que trata”, dijo al-Ahed a The New Arab.

Quien haya encargado el hackeo del teléfono de al-Ahed ahora tenía acceso a cada conversación, contacto, archivo e imagen en su dispositivo, todo sin su conocimiento.

Sin embargo, el riesgo del hackeo se extendió mucho más allá de su carrera profesional. Al-Ahed y otras mujeres activistas de derechos humanos y periodistas en la región enfrentan presiones únicas que sus colegas masculinos no enfrentan.

“Todo el mundo dice que no tiene nada que ocultar, pero hay muchas cosas que comparto con mis amigos que no quiero compartir con los demás. Sobre todo porque estamos en una sociedad conservadora y la reputación de la mujer es muy importante”, dijo.

Una intrusión en su dispositivo significaba que cualquier cosa de su vida privada podría exponerse al mundo según el capricho del gobierno que la atacara.

Como activista social y de derechos humanos, usar esta información para iniciar un rumor, aunque sea falso, podría ser muy perjudicial para su vida profesional y personal.


Mujeres en primera línea


A pesar de las barreras a la participación femenina en la vida pública en muchos países de Oriente Medio, las activistas lideran las luchas por la libertad y contra los abusos de los derechos humanos.

Ya sea convirtiéndose en un ícono de su poesía revolucionaria durante las protestas de Sudán o dando un golpe literal a las fuerzas de seguridad del Líbano durante las manifestaciones de octubre de 2019, las mujeres se han convertido con frecuencia en símbolos revolucionarios en la región.

"Sin embargo, para las mujeres activistas de derechos humanos, esto significa que la privacidad de toda la red en la que operan podría haberse visto potencialmente comprometida".

Esto ha significado que a menudo hayan pagado el precio más alto por su activismo.

Con la llegada de la vigilancia y el software espía como Pegasus, donde las víctimas pueden ser pirateadas sin siquiera hacer clic en un enlace, las defensoras de los derechos humanos enfrentan peligros incluso en su vida privada.

“Para algunas mujeres, asumir estos roles en la vida pública ya es una batalla en sus familias y comunidades. Ya están luchando contra las normas patriarcales para poder hacer su trabajo”, dijo a The New Arab Lama Fakih, directora de Human Rights Watch en Oriente Medio y África del Norte, que también fue blanco de Pegasus.

“Estos datos que se recopilan se utilizan para socavar su reputación, hacer que no parezcan creíbles y que les resulte mucho más difícil continuar haciendo su trabajo”, dijo Fakih.

“Cuando se revelan fotos de [una mujer] o detalles de su vida personal, esto puede socavarla de formas a las que los hombres no son tan susceptibles”, agregó.

Los rumores o las fotos filtradas, muchas veces manipuladas a través de software como Photoshop, pueden causar un daño irreparable a cualquier mujer. Esto es cierto en la mayoría de los países, pero especialmente en los más conservadores como Jordania o Siria, donde las mujeres suelen llevar la carga de defender el “honor” de la familia.

En julio, una mujer fue asesinada en Siria por su familiar después de que una foto de ella sin un pañuelo en la cabeza comenzara a circular en Telegram, una aplicación de mensajería similar a WhatsApp.

Sin embargo, para las mujeres activistas de derechos humanos, esto significa que la privacidad de toda la red en la que operan podría verse comprometida.

Las mujeres defensoras a menudo manejan asuntos que sus colegas masculinos no manejan, como ayudar a sobrevivientes de violencia sexual o de género.

El manejo de estos problemas requiere la máxima sensibilidad para garantizar la privacidad de los sobrevivientes. Los sobrevivientes también necesitan saber que pueden contar con los defensores de los derechos humanos y las organizaciones que representan para protegerlos cuando se presenten.

Si los sobrevivientes de abusos contra los derechos humanos piensan que la información que comparten con las organizaciones de derechos humanos podría ser monitoreada, esto podría hacerlos reacios a buscar ayuda o hablar.

“Lo primero que pensé cuando descubrí que era un objetivo fue: ‘¿Cómo afecta esto a las personas por las que defiendo en mi red?’. Pensar que este activismo se ha utilizado para socavar sus derechos es realmente indignante”, dijo Fakih.

“[Sobrevivientes de] violencia sexual, violencia doméstica y... trabajadoras domésticas migrantes: estas personas confían en nosotros para mantener sus identidades seguras, pero quieren hablar para que estos abusos en su contra se detengan. Esto es muy escalofriante para las víctimas y para nosotros como defensores”, agregó.


Además de afectar negativamente a las víctimas de abusos contra los derechos humanos, el software espía también puede producir un efecto escalofriante entre otras activistas.

“Esto es una especie de doble golpe para nosotros, porque estamos trabajando en política en una sociedad conservadora y en cuanto a nuestra privacidad personal, que debe protegerse”, dijo Dima Tahboub, ex parlamentaria en Jordania y portavoz de la Hermandad Musulmana afiliada. Frente Islámico, dijo a The New Arab sobre su experiencia de ser atacada por Pegasus.


“Esto es desalentador para las mujeres que quieren trabajar en política… ver amenazada su privacidad personal es algo importante”, agregó Tahboub.


"A pesar de la protesta mundial y las sanciones estadounidenses impuestas a NSO Group, la empresa israelí que produjo el spyware, se ha hecho poco para lograr la rendición de cuentas o poner límites a la floreciente industria de la vigilancia".


Una industria de la vigilancia, sin supervisión

En agosto, un consorcio de periodistas reveló que gobiernos como India, Arabia Saudita y China utilizaron potencialmente Pegasus para apuntar a 50,000 personas en todo el mundo.

A pesar de la protesta mundial y las sanciones estadounidenses impuestas a NSO Group, la empresa israelí que produjo el spyware, se ha hecho poco para lograr la rendición de cuentas o poner límites a la floreciente industria de la vigilancia.

Mientras tanto, muchas víctimas de los ataques de Pegasus todavía no tienen idea de quién o por qué sus dispositivos personales fueron pirateados.

En Jordania, cuando al-Ahed exigió una investigación sobre cómo ella y otros jordanos fueron atacados por Pegasus, se encontró con el silencio. El gobierno jordano aún no ha tomado ninguna medida formal para investigar el uso de Pegasus contra sus propios ciudadanos.

Según los informes, Jordan estaba en conversaciones para comprar Pegasus en abril de 2021, pero se desconoce si alguna vez compró el software.

Al-Ahed dijo que planea presentar una demanda contra el grupo NSO en un tribunal internacional si no se hace nada para lograr la rendición de cuentas en Jordania.

El Grupo NSO niega haber atacado alguna vez a activistas de derechos humanos como Lama Fakih. En cambio, afirmó que “cualquier llamado a suspender estas tecnologías que salvan vidas… hasta que exista una estructura [regulatoria] es ingenuo y solo beneficia a los terroristas, pedófilos y criminales empedernidos que evadirán la vigilancia y la detención”.

Los activistas dicen que, contrariamente a las afirmaciones del Grupo NSO, los regímenes represivos suelen utilizar la tecnología de vigilancia contra los activistas. Para combatir esto, ha habido demandas crecientes para regular la industria de la vigilancia.

“Pedimos que se suspenda el comercio y la tecnología de vigilancia hasta que se pueda establecer un marco que respete los derechos. Al igual que otras industrias, como la industria armamentista, requiere regulación”, dijo Fakih.

“La gente está empezando a apreciar lo nefastas que son estas tecnologías. Estas tecnologías son increíblemente poderosas y los gobiernos pueden, sin supervisión alguna, atacar el teléfono de cualquiera”, agregó. 

Traducido del articulo de  William Christou


http://www.wunrn.com

 

What is Pegasus Spyware and how does it hack phones – ARTICLE: https://www.theguardian.com/news/2021/jul/18/what-is-pegasus-spyware-and-how-does-it-hack-phones

 

MENA – Middle East & North Africa

MENA's women activists are Pegasus spyware's biggest victims (alaraby.co.uk)

Leer más...

sábado, 19 de marzo de 2022

La amistad entre mujeres un acto revolucionario




Se fue nuestra amiga Francesca. Su último mensaje como respuesta a mi felicitación de cumpleaños fue " que la alegria te inunde" y no quiero ahora dejarme inundar por la tristeza tras su perdida.  Su sombra ha estada ahi cerca durante mi activismo ciberfeminista . 



Me envió hace muchos años un libro sobre bordados que me enamoró, luego sus reflexiones tan proximas a la realidad de las mujeres me acercaron más a ella. Yo tambien estaba en un teritorio en el que nuestros rasgos se asociaban con el conquistador, el violento, el poder, que sin duda ha dejado una huella dificir de digerir para quienes creemos en la horizontalidad.





 Justo eso ha sido para mi  Francesca Gargallo Celentani, una militante de la horizontalidad, intentando ser eco de las mujeres de AbyaYala . Comparto su  idea del feminismo como un universalismo y  me sumo a ella intentando  fortalecer cada eslabón de la cadena.

El vacio que su ausencia nos deja es enorme, más cuando sabemos de su potencialidad trasformadora.

Desde aqui celebramos su vida, agradecemos sus aportes y la reconocemos como nuestra heroína en la lucha contra el patriarcado que siempre fue.


Nos sumamos a todas sus amigas buscando desde esos dulces lazos trasformar una realidad que ella nos enseño a conocer con más profundidad .  GRACIAS FRANCESCA ¡

https://www.youtube.com/watch?v=b4BSImchrGA

http://www.heroinas.net/2014/11/francesca-gargallo-celentani.html

https://francescagargallo.files.wordpress.com/2014/01/francesca-gargallo-feminismos-desde-abya-yala-ene20141.pdf

Leer más...

miércoles, 16 de marzo de 2022

Ancestrales sesgos de marginación



 Las mujeres han estado presentes en la construcción científica del conocimiento desde los orígenes mismos de la Ciencia, aunque la Historia -escrita secularmente por varones y sobre varones- las haya mantenido invisibilizadas y al margen de los libros oficiales. En paralelo, la visión que la mayoría de los grandes maestros han dado sobre las mujeres ha sido ciertamente misógina, atribuyéndoles cualidades no solo diferentes, sino también negativas, descalificadoras y ridículas. Aunque evidentemente, como muy bien argumentó ya en 1405 la escritora y humanista Christine de Pisan (Italia 1364 - Francia 1430) en su obra "La ciudad de las damas": "si las mujeres hubieran escrito los libros, estoy segura de que los hubieran hecho de otra forma, porque ellas saben que se las acusa en falso"-


La realidad es que durante siglos, las Mujeres han sido el secreto mejor guardado de la Ciencia, secreto que solo los Estudios de las Mujeres y de Género, han empezado hace décadas a desvelar. Gracias a ellos hoy día estamos empezando a conocer a pioneras de todas y cada una de las áreas del saber, por ejemplo a Merit Ptah, médica egipcia de alrededor del 2.700 aC, o a Tapputi-Belatikallim, tecnóloga del perfume que vivió en Babilonia hacia el 1.200 aC. También en la Grecia clásica, en el 500 aC hubo mujeres que enseñaron en las escuelas pitagóricas, su propia mujer, Theano y más tarde Aspasia de Mileto, compañera de Pericles, y también la mujer de Aristóteles -Pythias- eminente biológa y embrióloga, cuyas cualidades al parecer no valoró su marido ya que dejó escritas para la posteridad afirmaciones tales como que el varón es por naturaleza superior y la mujer inferior, uno domina y el otro es dominado, siendo esto naturalmente así porque la hembra es hembra en virtud de cierta falta de cualidades.


En Alejandría, la conocida como María o Miriam la profetisa o la judía, fue una famosa alquimista que -en torno al año 100- inventó diversos aparatos para la destilación y sublimación, entre ellos el famoso "baño María" para calentar a temperatura constante sobre agua hirviendo. A ella se debe igualmente el popular pigmento oscuro intenso conocido como "negro maría". También Hipatia (370-415) -la más célebre científica de la antigüedad, que se ha empezado a conocer en España a nivel popular gracias a la reciente película sobre su vida, Ágora-, después de completar sus estudios en Italia y Atenas, enseñó Filosofía en la academia neoplatónica, donde acudían a oírla discípulos de toda la cuenca del mediterráneo. Fue así mismo una experta astrónoma, que se codeaba con los principales sabios de la época, lo que unido a su vida independiente, despertó envidias y recelos que le costaron la vida, muriendo apedreada y después quemada por el pueblo, exaltado por unos monjes cristianos celosos de su pagano saber.

Durante la Edad Media en Europa, muchas mujeres se refugiaron en los conventos huyendo de la vida de servidumbre a la que el sistema patriarcal las obligaba, doblegadas a la voluntad de su padre primero y después a la de su marido, o de cualquier otro varón de la familia, en caso de permanecer solteras. Y en ellos encontraron un espacio de libertad no solo para la oración, sino también para el estudio. Tal es el caso por ej. de Hildegarda de Bingen (1098-1179), que vivió en un convento desde los 8 años, convirtiéndolo en un importante centro de culto y estudio de todas las artes y las ciencias.

Con la creación de las primeras Universidades a partir del siglo XIII, se asimiló sin crítica alguna la tradicional aversión a las mujeres y la estela misógina de los pioneros, impidiendo expresamente la entrada a las mujeres que, en consecuencia, quedaron formalmente excluidas del sistema educativo de más alto nivel hasta las postrimerías del XIX y principios del XX.

Las vindicaciones feministas consiguieron el reconocimiento formal del derecho a la educación de las mujeres de tal manera que, a lo largo del siglo XX, se fue produciendo su incorporación progresiva -primero como alumnas y poco después como sujetos del conocimiento, profesoras e investigadoras universitarias- hasta llegar a ser, ya en el siglo XXI, la mayoría tanto cuantitativa como cualitativa, al menos a nivel de alumnado.

La llegada masiva de las mujeres a la Universidad ha supuesto una verdadera revolución científica, al incorporar un nuevo punto de vista capaz de detectar los ancestrales sesgos que las marginaron y las categorizaron como seres oscuros e inferiores.

Tomado del articulo de Ana Guil Bozal

http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0122-72382016000200013

Leer más...

lunes, 14 de marzo de 2022

Marcela Lagarde de los Ríos : claves feministas para la pandemia

 


Como parte de las Jornadas del 8M, en conmemoración del Día Internacional de las Mujeres, la comunidad universitaria escuchó, en conferencia virtual, a la activista, etnóloga, maestra y doctora en antropología, Marcela Lagarde y de los Ríos, con la conferencia virtual “Claves feministas para la pandemia”.

En su participación, celebró que la marcha de las mujeres este 8 de marzo estuviera concurrida, que salieran a la calle infinidad de mujeres jóvenes y algunos hombres, “pero principalmente personas que por primera vez se integran a la manifestación pública de sus ideas”. A todas esas personas, continuó, “les damos la bienvenida; les va a cambiar la vida y les dará un horizonte, un futuro de proyecto de vida y de proyecto de comunión”.

“Esto es lo que se abre paso en esta hora tan difícil de la pandemia, que ya ha ocasionado pérdidas enormes en vidas humanas. Es inaceptable en ese grado, porque son las condiciones sociales, económicas y políticas del mundo dividido en bloques las que favorecen la expansión de la pandemia”, aseguró.

Lagarde de los Ríos reconoció la transformación de una parte de la arquitectura institucional en laUniversidad de Colima: “Es muy bueno entender que para poner un alto a la violencia tenemos que renovar al Estado, hacer una reforma democrática de Estado, dotar a las instituciones de espacios y de conocimiento propio para formar profesionistas, universitarias y universitarios capaces de emprender esta causa, que es la de pacificar nuestras sociedades y el mundo entero”, opinó.

Reveló con emoción que ella se inauguró en el feminismo de masas el 8 de marzo de la pandemia de hace dos años, cuando las mujeres se atrevieron a salir; “ese año y el siguiente, ellas trajeron a más mujeres y todas hicieron suya la causa del 8 de marzo, que es por el respeto a la dignidad, integridad y a la vida de las mujeres”, agregó.

Su participación en este encuentro virtual, comentó, la hizo en honor a la activista y escritora sudafricana Diana E. H. Russell, fallecida hace dos años. Lagarde dijo que Russell fue defensora de una vida libre de violencia para todas las personas y fue además quien acuñó un primer término relacionado con el feminicidio, que entonces llamó “femicidio”, al referirse “al asesinato de personas del sexo femenino por personas del sexo masculino debido a su condición de ser personas del sexo femenino”.

Lagarde de los Ríos, creadora del concepto feminicidio, que sirve de base para diseñar y operar las políticas públicas sobre la violencia, compartió lecturas para entender cómo el feminismo ha hecho la crítica del mundo; entre ellas el “Segundo sexo”, de Simone de Beauvoir, “que recoge anhelos de mujeres del siglo anterior a ella y detecta las necesidades de las mujeres del siglo XX, y las proyecta al siglo XXI”.

Antes de ceder la palabra, mencionó las acciones que en todos los ámbitos “han roto silencios y denunciado violencias que se deben nombrar, reconocer e investigar, como el movimiento vigente #MeToo, donde mujeres poderosas hicieron denuncias de acoso sexual, además de la Campaña ONU Mujeres Spotlight para eliminar la violencia contra mujeres y niñas”

Esta actividad fue coordinada por el Centro Universitario   para la Igualdad y los Estudios de Género de la Universidad de Colima.

https://crco.anuies.mx/node/11279

Leer más...

miércoles, 9 de marzo de 2022

Llamamiento para el cese inmediato de las hostilidades en Ucrania y respeto de los derechos humanos internacionales y las leyes humanitarias


 Nos sumamos a la solicitud de La Red Global de Mujeres Constructoras de la Paz (GNWP)

 4 de marzo de 2022


La Red Global de Mujeres Constructoras de la Paz (GNWP) condena enérgicamente la invasión militar de Ucrania y el reconocimiento de las regiones separatistas de Luhansk y Donetsk como estados independientes por parte de la Federación Rusa. Hacemos un llamado a todas las partes para que garanticen el respeto de los derechos humanos, los derechos de las mujeres y el derecho internacional humanitario.


La invasión militar y la anexión de la península de Crimea y los territorios de Donetsk y Lugansk en 2014 violan la Carta de las Naciones Unidas y otras leyes internacionales. Desde la actual invasión rusa, 352 han muerto y 1.700 han resultado heridos. Esto se suma a las más de 14 000 víctimas, 30 000 heridos y más de 2 millones de desplazados internos en 2014. Además, debido a la invasión, las mujeres ucranianas corren un mayor riesgo de trata, exposición a enfermedades de transmisión sexual y acceso restringido a la educación, el empleo. y cuidado de la salud.


El reconocimiento por parte de la Federación Rusa de Luhansk y Donetsk como independientes de Ucrania junto con sus operaciones militares en curso en las regiones de Berdiansk, Enerhodar, Lviv, Kharkiv, Kherson, Kyiv y Zaporizhzhia han resultado en violaciones masivas de los derechos humanos y desplazamientos, y amenazan la paz y la estabilidad no sólo en Europa sino en todo el mundo. Estas acciones violan la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional humanitario y los Acuerdos de Minsk, un conjunto de acuerdos de 2015 que buscaban poner fin a las hostilidades y restablecer la protección de los derechos humanos en la región de Donbass. Ante la creciente crisis humanitaria, las mujeres ucranianas se están movilizando para distribuir ayuda humanitaria, difundir información crítica a través de las redes sociales y ayudar a las familias a huir de los ataques de las fuerzas militares rusas. Sin embargo, las conversaciones en Bielorrusia entre Rusia y Ucrania no han logrado incluir a las mujeres ucranianas de manera significativa.


Es vital apoyar los esfuerzos humanitarios liderados por mujeres ucranianas y garantizar su participación en la toma de decisiones sobre paz y seguridad de acuerdo con el Plan de Acción Nacional de Ucrania sobre la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. GNWP insta al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a la comunidad internacional en general tomar todas las medidas necesarias para restaurar la seguridad en Ucrania, proteger a los civiles y priorizar sus necesidades, especialmente las de las mujeres constructoras de paz, activistas y poblaciones vulnerables.


GNWP se solidariza con el pueblo de Ucrania, especialmente con las mujeres y los jóvenes constructores de paz, que son actores clave en la supervivencia y resiliencia de sus familias y comunidades durante una crisis. Debemos continuar escuchando y amplificando las voces del pueblo ucraniano. Reforzamos sus llamados a:

  • Un alto el fuego inmediato, el cese de todas las hostilidades y la observancia del derecho internacional humanitario;
  • Corredores humanitarios seguros y accesibles para la evacuación y la entrega de ayuda que llegue a todas las personas ucranianas necesitadas, especialmente a las comunidades minoritarias;
  • Inicio de un proceso de paz que asegure la participación significativa de mujeres, jóvenes y otras comunidades históricamente marginadas en todas las etapas de las negociaciones;
  • Prestación de apoyo técnico y financiero rápido a las organizaciones de la sociedad civil de Ucrania, incluidas las organizaciones de derechos de las mujeres en la primera línea de la crisis humanitaria;
  • Protección de los derechos de la mujer y los derechos humanos en Ucrania por los Estados miembros, las instituciones multilaterales;
  • Una investigación de los crímenes de agresión, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos dentro del territorio de Ucrania por la Corte Penal Internacional;
  • Rendición de cuentas por las violaciones de los derechos humanos a través de mecanismos de rendición de cuentas y monitoreo sensibles al género dirigidos por actores internacionales como la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa; y
  • Integración de disposiciones clave de las resoluciones Mujeres, Paz y Seguridad en todos los programas e iniciativas de seguridad en respuesta al conflicto en Ucrania.

Leer más...

martes, 8 de marzo de 2022

Mujeres bordando y tejiendo historia



 Estamos en el mes de la mujer y hoy más que nunca el arte está dándole rostro nombre y voz, a las vivencias y violencias cotidianas de las mujeres y las niñas, a sus sentires pensares sentires y necesidades.


Desde principios del siglo XXI pero sobre todo en la última década, el arte feminista le ha devuelto al bordado a mano el protagonismo y la utilidad como herramienta política que tuvo para las sufragistas inglesas, quienes estratégicamente decidieron transferir el uso doméstico de la costura llevándolo de lo femenino a lo feminista, confeccionado bandas, banderas y pancartas con leyendas  bordadas a favor de los derechos civiles de las mujeres.


Fue precisamente en marzo de 1912 que decenas de ellas como miembras de la Unión Social y Política de las Mujeres, fueron encarceladas por manifestarse en la vía pública rompiendo ventanas para exigir el voto femenino, durante su estancia en prisión tuvieron la habilidad y la valentía para esquivar la estricta vigilancia, atreviéndose a bordar sus nombres en un pañuelo como muestra simbólica de resistencia a la reprensión y a las diferentes torturas a las que eran sometidas.


Mucho tiempo atrás en el Tapiz de Bayeux bordado en Francia en el siglo XI, las mujeres dejaron memoria de los maltratos que padecían a mano de los hombres, y de los sufrimientos por los que pasaban.


La práctica del bordado que era mixta ya existía en la época babilónica y desde donde emigró al resto del mundo, sin embargo, en el caminar del tiempo fue perdiendo su categoría de arte siendo relegado a simple entretenimiento doméstico para mujeres, permaneciendo así durante siglos.


A propósito de esta feminización de la costura, recuerdo que para las niñas y adolescentes de los años sesenta y setenta  del siglo pasado, era algo muy común ver a nuestras abuelas tías y mamás con aros agujas y ganchos en mano, cosiendo en punto de cruz servilletas de cocina y manteles de comedor o tejiendo prendas grandes de vestir, chambritas y cobijitas para bebés propios y ajenos, incluso algunas de nosotras aprendimos a hacerlo pero más como un pasatiempo de ocasión, y no precisamente como una manifestación artística con perspectiva de género como comenzamos a hacerlo posteriormente.


Pero ya sea como una actividad recreativa o como instrumento de denuncia social, el bordado y las mujeres siempre hemos ido de la mano en la historia, y es a través de nuestra habilidad en el arte del hilado, hilvanado, cosido, remendado, tejido etc. que de forma individual y colectiva literal y metafórica (en el caso de la palabra hablada y escrita) como nos hemos expresado  y como hemos ido dejando nuestras huellas.


El feminismo nos ha permitido desarrollar una mente crítica, y por ende la capacidad de análisis para entender el estado patriarcal de una serie de cosas que como género nos han afectado en el pasado y que nos siguen afectando hoy en día.


Las diferentes formas de arte se transforman y nos transforman como parte de una sociedad estructuralmente patriarcal, y el bordado feminista desde la diferencia la diversidad y la desigualdad  se emancipa y crea un lenguaje textil de alto impacto.


Desde principios del siglo XXI mujeres de todo el mundo hemos venido rescatando este arte del ámbito doméstico, reivindicando a través de él nuestro histórico pasado de opresión y de invisibilidad, expresando de este modo también nuestro hartazgo de las atroces violencias de género que seguimos sufriendo, en este sentido colectivos como Hilando Vidas en España, Bordando Feminicidios en México y Tejiendo Feminismos en Argentina son una gran muestra de ello.


En esta cuarta ola del feminismo entre hilos estambres y telas no solamente nos expresamos, rebelamos, denunciamos y resistimos, sino que además nos acompañamos, cuidamos, apoyarnos, apapachamos y sanamos unas a otras porque como bien dice nuestra querida maestra Marcela Lagarde: “¿qué sería de nosotras las mujeres… sin la presencia y la ayuda de las otras mujeres?”


Galilea Libertad Fausto 


Créditos de la fotografía a quien corresponda.

Leer más...

8M2022 El FEMINISMO ES ABOLICIONISTA




 ESTE 8 DE MARZO DE 2022 EL FÓRUM FEMINISTA DE MADRID REIVINDICA QUE 

El FEMINISMO ES ABOLICIONISTA 

DENUNCIAMOS 

Que la mitad de la población, que somos las mujeres, seguimos sufriendo exclusión, violencia y opresión a causa de nuestro sexo. 

Que en pleno siglo XXI aún no ha desaparecido la división sexual del trabajo, obstruyendo nuestro acceso a los niveles de renta y empleo en igualdad con los hombres, e impidiendo que desarrollemos vidas autónomas e independientes. 

Que la pandemia ha agravado la situación ya precaria de las mujeres y, en lo que llaman “salida de la crisis”, el empleo de las mujeres no sólo no se recupera, sino que a veces empeora aumentando nuestra tasa de paro, mientras que los hombres sí mejoran su tasa de empleo. 

Que somos las mujeres quienes ocupamos las tres cuartas partes de los empleos con salarios inferiores al SMI y apenas representamos una quinta parte de los mejor retribuidos. Que padecemos las dos terceras partes de la contratación a tiempo parcial, en su mayor parte de forma involuntaria, y que somos quienes salimos del mercado de trabajo cuando toca hacerse cargo de la atención familiar. 

Que toda esta precariedad se salda con unos ingresos salariales un 24% menores que los de los hombres y con unas pensiones más del 50% inferiores, en muchos casos con cuantías de miseria. 

Que no existen suficientes Servicios Públicos, y los que existen están extenuados, para atender las necesidades de cuidado de la población, de forma que sigue recayendo sobre nosotras la mayor parte del trabajo de cuidados no remunerado en nuestros hogares, y aun cuando es retribuido, lo es en condiciones extremadamente precarias. Sin Servicios Públicos, las mujeres no podemos alcanzar la igualdad. 

Que estamos HARTAS de sufrir violencia por ser mujeres, de que nos golpeen y asesinen, de que nos violen, de que no nos permitan interrumpir nuestro embarazo, de que la justicia no nos crea, de que nos separen de nuestros hijos e hijas por intentar defenderlos de padres abusadores. 

Que en un momento de profunda transformación social los modelos de hombre y mujer se están redefiniendo y nos sigue asignando los mismos estereotipos y roles, reduciéndonos a meros objetos sexuales, consumibles y desechables, ofreciéndonos como medio de vida la mercantilización de nuestros cuerpos. 

Que el sistema está desplegando todos sus recursos para que nuestra sociedad tolere la prostitución y el alquiler de mujeres con fines reproductivos como ejercicios de libertad, mientras oculta que en realidad son expresiones extremas de violencia que sufren las mujeres por su pobreza. 

Que se pretende desdibujar el sujeto político del Feminismo reafirmando y reivindicando los roles y estereotipos de género por parte de ciertos sectores que pretenden su inclusión en leyes que, en caso de promulgarse, supondrán un retroceso de las políticas de igualdad a las que mermarán de recursos. 

Que las teorías de la “identidad de género” tienen efectos demoledores en las niñas y adolescentes, pues en vez de reivindicar sus derechos como mujeres las induce a adaptarse a los estereotipos y a hacerles creer que es posible cambiar de sexo, dirigiéndoles hacia tratamientos de por vida que las convierten en enfermos crónicos. 

Que la guerra en Ucrania provocada por la voracidad imperialista rusa nos recuerda que millones de mujeres en el mundo sufren las consecuencias de guerras devastadoras. Las ucranianas ya eran víctimas de la pobreza y la prostitución en un país en el que se ha regularizado la explotación reproductiva de las mujeres y disparado la proliferación de macrogranjas humanas.

EXIGIMOS 

Que los gobiernos e instituciones cumplan con su deber y garanticen la igualdad entre mujeres y hombres con todos los medios a su alcance. 

Políticas activas de empleo para las mujeres, que las saquen de la pobreza y les permitan desarrollar proyectos de vida plena, independiente y autónoma. 

Que los gobiernos e instituciones asuman la corresponsabilidad en el cuidado y la atención de las necesidades de la población con el aumento de recursos y presupuestos para los Servicios Públicos, así como recuperación de la gestión pública de los mismos, para evitar la mercantilización de nuestros derechos. 

Que se garanticen condiciones de trabajo digno para las mujeres, que las empresas favorezcan su permanencia en el empleo, su formación y promoción en igualdad, y corrijan la brecha salarial. 

Desarrollo de la coeducación en los colegios, sin fomentar los estereotipos de género. 

No a la ley trans. 

Protección efectiva para las mujeres víctimas de violencia machista y ejecución de los fondos del Pacto de Estado. No a la justicia patriarcal. Indulto y libertad para las madres protectoras. Protección para las menores tuteladas en centros públicos, garantía de medios de vida, persecución del proxenetismo. 

Una ley abolicionista de la prostitución que contemple alternativas reales de salida para las mujeres prostituidas. Leyes que protejan a las mujeres de la mercantilización de nuestros cuerpos y que favorezcan la igualdad entre mujeres y hombres: prohibición de la pornografía, sanción a la publicidad que hipersexualiza a las mujeres y a las niñas. 

Prohibición de la ovodonación y del alquiler de vientres. 

Fin de la guerra en Ucrania, no a la invasión de Putin. Apoyo a la vía diplomática y pacífica de resolución de conflictos. 

PAZ, TRABAJO Y LIBERTAD 

NO A LA GUERRA 

VIVA LA LUCHA DE LAS MUJERES 

VIVA EL 8 DE MARZO


Nos sumamos a las demandas del Fórum feminista de Madrid

Leer más...

lunes, 7 de marzo de 2022

NUNCA LA GUERRA


El "nunca la guerra" va más allá del "no". Tiene claro que no hay guerras justas o injustas. Rechaza que la guerra sea la continuidad de la política por otras vías. Ese rechazo ha de cocerse a fuego lento en las mentes, ha de cocerse vaciando los arsenales de armas. Pues no es la disuasión lo que puede salvarnos sino el vaciamiento de los arsenales, mostrando así la voluntad de negociar sin chantajes. Medio millón de refugiados dice la organización de Naciones Unidas que han salido ya de Ucrania. Tras siglos en los que podíamos haber aprendido que la paz ha de prepararse, no estando en pie de guerra sino en pie de paz. ¿Cuántas veces vamos a tropezar con la misma piedra, a saber, pactar un acuerdo tras miles de muertos? ¿por qué no antes de los muertos? Ayer lunes comenzaron negociaciones en Bielorrusia. Las partes, dicen, son escépticas hacia un posible acuerdo. No son las condiciones las que fallan. Es la inercia mental. No hay nada que no pueda ser inventado, acordado, decidido por las partes. La esperanza hoy radica en Rusia mismo, en la cantidad ingente de voces que están elevándose contra esta invasión.

Leer más...

lunes, 28 de febrero de 2022

La igualdad real de derechos para las mujeres

Rosalina Hernández Lozano


Rosalina Hernández Lozano
Hoy es el aniversairo del nacimiento de esa niña de ojos luminosos y confiados, que solo se consiguen cuando detras, el amor de tu madre y tu abuela depositan una fe que te hace crecer sin miedo y sin los limites que siempre se asignaban a las niñas .
Hortensia Sánchez Hernández 

Hortensia Sánchez Hernández 





Miro este jersey que seguro una de las dos hicieron y ese gorrito ya escaso, el flequillo cortado de forma no experta y veo todo el amor en mi depositado y siento el vacio de la ausencia de estas dos grandes mujeres que estuvieron alli la noche en que nací, con la sola compañia de una comadrona.
yo misma 

Las veo de mujeres fuertes afrontando el machismo imperante, sacando a su familia adelante, pendientes de sus hijas e hijo  y las veo de niñas, a mi abuela huerfana a los cinco años . A mi madre  construyendose en medio tambien de una postguerra hostil .
Son mis ancestras a las que por siempre estaré agradecida y en deuda. 




Y me animan y me empujan a conseguir la igualdad real de derechos para las mujeres.









Leer más...

lunes, 21 de febrero de 2022

El Aborto por Violación es legal en Ecuador

 



Luego de casi 14 años de lucha para que se despenalice el aborto por violación y de pasar por dos negativas de la Asamblea Nacional, finalmente la Corte Constitucional el 28 de abril del 2021 declara inconstitucional el literal 2 del artículo 150 del Código Integral Penal. 

El artículo 150 del Código Penal establece que el aborto no será punible cuando este sea practicado por un médico u otro profesional de la salud capacitado, que cuente con el consentimiento de la mujer o de su cónyuge, pareja, familiares íntimos o su representante legal, cuando ella no se encuentre en posibilidad de prestarlo, en los casos que esté en peligro la vida o la salud de la mujer embarazada y si este peligro no puede ser evitado por otros medios y si el embarazo proviene de una violación cometida en una mujer que padezca de discapacidad mental.


La primera demanda de Inconstitucionalidad se habia puesto  en Julio del 2019, por Fundación Desafío y Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador. Posteriormente en noviembre del 2020 otras organizaciones ingresan demandas en el mismo sentido que aportan y presionan en conjunto la promulgación de la sentencia. 

La sentencia de la Corte manda a que la Defensoría del Pueblo elabore una propuesta de ley y la Asamblea Nacional con esta base construya de manera participativa, inclusiva y con los estándares mas altos en materia de derechos humanos, un marco regulatorio que permita definir con claridad temporalidad, requisitos y objeción de conciencia. 


 Si bien la sentencia de la Corte Constitucional es extensa en argumentos que demuestran la discriminación al permitir solamente a las mujeres con discapacidad mental finalizar un embarazo, también es prolija en determinar cómo debe construirse la ley y sus contenidos en otros aspectos. Como era de esperarse las voces en contra no se hicieron esperar y a lo largo del proceso el contraste de un discurso basado en derechos y en evidencia médica y jurídica se enfrentó a proclamas religiosas, discursos sesgados y evidencias estadísticas que no se correspondían con la realidad del país. 

La ley que regula la interrupción voluntaria del embarazo en caso de violación, tuvo varios tropiezos ligados al plazo en el cual las victimas podrán acceder al aborto por violación. La propuesta inicial que sale de la Defensoría del Pueblo define que la ley no debe tener plazos.  Esta propuesta expresa el más alto estándar en el marco de la atención en el sistema de salud, sin embargo, imposible de lograr, en la coyuntura política actual y también porque la sentencia de la Corte Constitucional determina la colocación de plazos razonables que aseguren la seguridad e integridad de la víctima. 

El proceso sufre un revés cuando el informe para segundo debate plantea un límite máximo de 28 semanas, (7 meses). Esta propuesta es muy mal recibida por la sociedad, los asambleístas y el presidente de la republica quien plantea vetar totalmente la propuesta. Los grupos anti derechos se fortalecen en este escenario y al final del proceso, la comisión de justicia termina cediendo a las propuestas que retroceden en el plazo a cambio de votar a favor de la ley, la misma que es aprobada con 75 votos, el 17 de febrero.    Los plazos aprobados son de 12 semanas para mujeres adultas y 18 semanas para niñas y mujeres de la ruralidad. Esta ley pasa el veto presidencial quien decidirá si la acepta, la rechaza totalmente, o la veta parcialmente.  

Lo cierto es que una parte del movimiento feminista apoyamos el informe de mayoría, ante la incertidumbre de no contar con una ley o de permitir que otra propuesta regresiva y violenta planteada por un asambleísta antiderechos hubiera podido lograr los votos necesarios. 

Ante esos escenarios consideramos y defendemos que es un logro lo alcanzado, los plazos son restrictivos y serán cuestionados en una demanda de inconstitucionalidad o reforma a la ley. 

Lo aprobado ha resuelto el tema de los requisitos, o sea no se pedirá denuncia a la víctima y la notificación a la Fiscalía es ya obligatoria.  Se regula la objeción de conciencia e incorpora a la diversidad sexual y es interseccionalLa lucha continúa, las niñas y mujeres están en manos de la decisión del presidente y de sus asesores. Esperamos sensatez, coherencia y cumplimiento irrestricto con lo que la sentencia plantea. 

Virginia Gómez de la Torre  
Leer más...

lunes, 14 de febrero de 2022

El día 14 de febrero de 1902, se funda en Washington la Alianza Internacional para el Sufragio Femenino.


Susan Brownell Anthony y Elizabeth Cady Stanton


El 14 de febrero de 1902, en Washington, las sufragistas fundaron la Alianza Internacional para el Sufragio Femenino, para promover el derecho al voto de la mujer en el mundo. Posteriormente, en 1904, en Berlín se formalizo de forma más global esta Alianza Internacional para el Sufragio Femenino.

La Alianza Internacional de Mujeres (inglés: International Alliance of Women (IAW), francés: Alliance Internationale des Femmes (AIF), alemán: Internationaler Frauen-Verband)​ es una organización internacional no gubernamental que trabaja para promover los derechos humanos de las mujeres y niñas en el mundo. Fue fundada en 1904 en Berlín con el nombre de Alianza Internacional para el Sufragio Femenino International Woman Suffrage Alliance (IWSA) por Carrie Chapman Catt, Millicent Fawcett, Susan B. Anthony y otras sufragistas implicadas en la campaña por el sufragio de las mujeres en todo el mundo.

La IWSA tenía su sede en Londres, y era la principal organización internacional de sufragio femenino. En la actualidad trabaja sobre todo en un amplio enfoque de derechos humanos de mujeres y niñas. Hoy representa a más de 50 organizaciones en todo el mundo que comprenden varios cientos de miles de miembros, y tiene su sede en Ginebra.


Desde 1926, la organización tenía fuertes vínculos con la Liga de las Naciones. Desde 1947, la IAW ha tenido carácter consultivo general de la Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. El IAW también tiene estatus consultivo ante el Consejo de Europa.


Tiene representantes en la sede de la ONU en Nueva York, la oficina de la ONU en Ginebra, la oficina de la ONU en Viena, la UNESCO en París, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en Roma y el Consejo de Europa en Estrasburgo. También tiene representantes en la Liga Árabe en El Cairo y el Consejo de Países del Golfo en Riad, y es miembro influyente del Lobby Europeo de Mujeres en Bruselas. Su presidenta y representante principal ante las Naciones Unidas es Cheryl Hayles. Su actual representante principal de la ONU en Nueva York Soon-Young Yoon también es presidenta del Comité de ONG sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer, Nueva York y Primera Vicepresidenta de la Conferencia de ONGs. Los idiomas de trabajo oficiales de la IAW son inglés y francés.


La decisión para la creación de la organización fue tomada en Washington en 1902 por sufragistas como reacción a la reticencias del Consejo Internacional de Mujeres para apoyar el sufragio femenino.​ La Alianza se constituyó formalmente durante la segunda conferencia en Berlín en 1904 como International Woman Suffrage Alliance (IWSA), y tuvo su sede en Londres durante gran parte de su historia. Sus fundadoras fueron Carrie Chapman Catt, Millicent Fawcett, Helena Lange, Susan B. Anthony, Anita Augspurg, Rachel Foster Avery y Käthe Schirmacher.


Entre los congresos posteriores se celebraron en Copenhague (1906), Ámsterdam (1908), Londres (1909), Estocolmo (junio de 1911) y Budapest (1913). La Unión Francesa para el Sufragio Femenino (UFSF), fundada en febrero de 1909, fue reconocida formalmente por el congreso de la IWFA en Londres en abril de 1909 como representante del movimiento sufragista francés. La IWSA también publicó su propio periódico mensual, el Jus Suffragii. La IWSA, influenciada por Millicent Fawcett contra la militancia de las sufragistas al estilo de Emmeline Pankhurst, inicialmente rechazó la membresía en el WSPU en su reunión de Copenhague de 1906.


A fines de la década de 1920, la organización cambió su nombre a Alianza Internacional de Mujeres para el Sufragio y la Igualdad de Ciudadanía, y en 1946 se modificó a su nombre actual, Alianza Internacional de Mujeres. La primera Junta Ejecutiva incluyó a Carrie Chapman Catt (Presidenta), Anita Augspurg (1era Vicepresidenta), Donovan Bolden (2da Vicepresidenta) y Rachel Foster Avery (Secretaria).


La primera presidenta de la organización, Carrie Chapman Catt, también fundó la Liga de Mujeres Votantes en Estados Unidos durante su presidencia.


El color tradicional de la organización, usado para simbolizar los derechos de las mujeres y el sufragio femenino, es el amarillo.


La IAW representa a más de 50 organizaciones en todo el mundo y ha atraído a muchos miembros individuales. La IAW recibió el estatus consultivo general del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas en 1947, y tiene un estatus participativo con el Consejo de Europa. La IAW tiene representantes permanentes en Nueva York, Viena, Ginebra, París, Roma, Nairobi y Estrasburgo​ y se dirige a la Unión Europea a través de su membresía en el Lobby Europeo de Mujeres en Bruselas. La representante actual de la IAW en la sede de la ONU, Soon-Young Yoon, también es presidenta del Comité de ONG sobre el estado de la mujer, Nueva York. También tiene representación en la Liga Árabe, la Unión Africana y otras organizaciones.

La IAW presta especial atención a la ratificación y aplicación universal sin reservas de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) y su Protocolo facultativo. Las actuales Comisiones de la IAW abordan los temas de: justicia y derechos Humanos; democracia; paz; eliminación de la violencia y la salud.


https://es.wikipedia.org/wiki/Alianza_Internacional_de_Mujeres

 https://www.facebook.com/espiralenmovimiento/posts/262007967266578/

https://brewminate.com/the-history-of-transnational-womens-movements/

Leer más...