Acerca de nosotras ·

sábado, 30 de junio de 2018

Derecho a tener derechos





Conclusiones de las V Jornadas "Feminismo y Derechos Humanos" de Clara Campoamor : "Derecho a tener derechos" a cargo de Amelia Varcárcel, Filósofa feminista y miembro del Consejo de Estado y Marcela Lagarde, Doctora en Antropología y escritora feminista. Modera Silvia Buabent, ex- 5ª Teniente Alcalde. Concejala de Igualdad y Seguridad Ciudadana ahora directora del Instituto de la Mujer

Desde hace años venimos siguiendo y difundiendo las conferencias que desde las Jornadas Clara Campoamor se vienen generando para servir de eco a la voz de las maestras que tan bien elige Silvia Buabent Vallejo concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Fuenlabrada que organiza tan magnifico evento.




viernes, 29 de junio de 2018

El empoderamiento 4/6


Hablamos de cambio profundo, significativo, cuando los avances sociales no han dejado atrás a las mujeres o no se han cebado en ellas, sino que, al tomar en cuenta las necesidades y los aportes de las mujeres, se han traducido en su empoderamiento.
El empoderamiento está enmarcado en la emancipación y su sentido es la constitución de las mujeres en sujetas.
Por eso, impulsar el empoderamiento de las mujeres en su proceso de emancipación es una de las aspiraciones más insistentes y un eje prioritario de las acciones políticas en las últimas décadas. Por su propia voluntad, las mujeres determinan salir de la inferiorización, la sujeción, la tutela, el sometimiento y la colonización de género, mecanismos políticos que reproducen su opresión integral. El empoderamiento contiene las acciones concretas y los recursos para lograrlo.
El empoderamiento es un camino efectivo y sólido de las mujeres para salir de sus cautiverios y eliminar los cautiverios que enajenan a las mujeres como género.

jueves, 28 de junio de 2018

El derecho de las mujeres a una vida libre de violencias






Traemos el video de la Mesa redonda: "El derecho de las mujeres a una vida libre de violencias"a cargo de Ana de Miguel. Profesora de Filosofía moral y Política y miembro del Observatorio de Igualdad de Género de la Universidad Rey Juan Carlos y Laura Nuño. Directora del Observatorio de Igualdad de Género de la Universidad Rey Juan Carlos. Modera Marisa Tena. Abogada, Experta en Violencia de Género.

Desde hace años venimos siguiendo y difundiendo las conferencias que desde las Jornadas Clara Campoamor se vienen generando para servir de eco a la voz de las maestras que tan bien elige Silvia Buabent Vallejo concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Fuenlabrada que organiza tan magnifico evento. 


V "Jornadas Feminismo y Derechos Humanos" de Clara Campoamor, EPF-Jueves 26 de abril 2018




miércoles, 27 de junio de 2018

Mismidad y autoestima 3/6


De esta manera, la dimensión ética personal del sentido de sí misma y la colectiva del sentido del nosotras definen el empoderamiento y hacen la diferencia con otros procesos políticos. Los valores fundamentales que lo sustentan son la preservación de una misma y de nosotras, así como la protección y el cuidado en las experiencias vitales y en las acciones políticas.

Así, el deber ser femenino patriarcal queda trastocado por el empoderamiento de las mujeres capaces de cuidar vitalmente de otros a costa del descuido propio, aprovecha la capacidad de cuidado generizada en las mujeres, la resignifica y la reconduce hasta lograr que el autocuidado personal y colectivo de las mujeres sea una nueva dimensión fundante de género, tanto de la subjetividad de cada una como de mentalidades colectivas. El autocuidado, la preservación y la seguridad se convierten, por esta vía, en prioridad para cada mujer y para cada vez más colectivos. Por eso, el empoderamiento es tan positivo para las mujeres y es un recurso de preservación, de eliminación de circunstancias peligrosas para las mujeres, de mejoría vital y de bienestar.

El empoderamiento implica la ética del cuidado propio, la defensa, la protección, el desarrollo, el avance real, el enriquecimiento vital y su consolidación social. En este sentido, salir de la moral hegemónica y apropiarse de una ética de la mismidad es uno de los grandes trances políticos personales y colectivos para las mujeres.

Experimentar la mismidad consiste en dar el viraje hacia una misma y convertirse en su prioridad vital; por eso es la operación más complicada y abarca múltiples experiencias a lo largo del tiempo.

martes, 26 de junio de 2018

El feminismo, 50% del Humanismo




La conferencia: "El feminismo, 50% del Humanismo"   la imparten  Carmen Calvo. Catedrática de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba, exministra de Cultura  y desde junio de 2018 vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad del Gobierno de España y Marisa Soleto. Directora de la Fundación Mujeres. Modera Sonia Núñez: Directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad Rey Juan Carlos


Desde hace años venimos siguiendo y difundiendo las conferencias que desde las Jornadas Clara Campoamor se vienen generando para servir de eco a la voz de las maestras que tan bien elige Silvia Buabent Vallejo concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Fuenlabrada que organiza tan magnifico evento.

V Jornadas "Feminismo y Derechos Humanos" de Clara Campoamor, EPF
jueves 26 de abril 2018


lunes, 25 de junio de 2018

Sustentar el empoderamiento 2/6


Sin embargo, es posible y necesario sostener personal, social, institucional y jurídicamente el empoderamiento personal o grupal de mujeres o movimientos Una de las vías para lograrlo es usar el propio empoderamiento para avalar, prestigiar, legitimar, autorizar y sustentar a otras mujeres, sus creaciones, propuestas y acciones, así como a instituciones, movimientos o causas y, de manera recíproca, recibir el aval para empoderarnos.

Una vía fundamental para hacer más profundo, permanente y abarcador el empoderamiento consiste en que las leyes reconozcan el adelanto, el valor, los derechos, las oportunidades y las aportaciones de las mujeres, así como la legitimidad y la autoridad de dicho avance frente a la sociedad. Es preciso llevar a las leyes, es decir, a un pacto jurídico político en el Estado, el derecho al adelanto de las mujeres, porque la compulsión jurídica es mayor garantía de respeto de tal derecho, aun por quien no está de acuerdo y porque lo logrado por algunas puede convertirse en derecho de todas por la vía de los derechos sociales grupales.

El empoderamiento se sustenta también en procesos pedagógicos de género, educativos y políticos entre mujeres, implícitos en la crianza y la formación: quien enseña – la madre, la maestra, la dirigenta, la trabajadora o la empresaria experimentada, la colega solidaria – apoya el empoderamiento de la otra mujer – su hija, alumna, colega o compañera. Y a la inversa sucede también, cuando la hija, la alumna, la colega, en pos de la satisfacción de sus necesidades, exige el desarrollo de habilidades, fortaleza y autoridad de la otra mujer – su madre, maestra, socia o colega – y muestra sus propios poderes vitales. En ambos sentidos estamos ante procesos de empoderamiento que se potencian si la interacción tiene incidencia recíproca.

Como es evidente, empoderarse es un proceso de generación y acopio de nuevos poderes. Se trata de poderes vitales cuya característica es que no se basan en la opresión de nadie y permiten a la vez eliminar el binomio dominio-opresión en que estamos inmersas. Los poderes vitales permiten independencia y autonomía – autosuficiencia – material, social, subjetiva – sexual, intelectual, afectiva – y ética.

Empoderarse de manera personal se concreta en la individuación, es decir, en la transformación personal en un ser individual: único e independiente, con personalidad y concepciones propias, con capacidad de decidiry de actuar por cuenta propia, con movilidad y autodeterminación. La autoestima, la seguridad y la confianza se incrementan al empoderarse. Y cuando empoderarse se produce en grupos y movimientos, se condensa en la conciencia de tener una identidad grupal específica, en el desarrollo o la consolidación de una visión compartida del mundo y de la vida y en la legitimidad de las integrantes para actuar en nombre del movimiento o del grupo con autoridad. Desde luego, la autoestima de grupo, el orgullo de pertenencia y su valoración incrementan los poderes vitales, tanto individuales como del grupo.

domingo, 24 de junio de 2018

Alika y su triunfo para todas las mujeres


Alika es la primera víctima que se querella contra sus explotadores, y también contra el Estado. En poco tiempo logró convertirse en una luchadora, para conseguir justicia por su historia, pero también para pelear por todas las mujeres que hoy no pueden alzar su voz. Como dijo muchas veces, esta lucha no es por ella sino por todas. Por eso sostuvo su demanda al Estado (aun cuando le ofrecieron arreglar por plata) para dejar bien en claro que las víctimas sí denuncian, y que el Estado es responsable de la explotación sexual de tantas mujeres.


La sentencia



El juicio oral duró apenas 6 días, donde se plantearon infinidad de pruebas y declaraciones que no dejaron lugar a duda sobre lo que ocurría en El Sheik: las mujeres eran tratadas y explotadas sexualmente, y los proxenetas se llenaban los bolsillos por ese terrible negocio. Tampoco se dejó lugar a la duda en relación a la responsabilidad del Estado en garantizar que las redes funcionen, y en llevarse una parte de ese negocio millonario.

El miércoles 30 se dio a conocer la sentencia: 7 años de cárcel para Pedro Montoya y una multa de $70 mil, responsable del delito de trata con fines de explotación sexual; 3 años y una multa de $30 mil para Ivana García como partícipe secundaria; y 3 años para Lucy Campos Alberca también como partícipe necesaria. También se responsabilizó al gobierno municipal a quien se le imputó una “reparación económica” de $780 mil para Alika.

La sentencia expresa un logro muy importante por haber condenado a los proxenetas del Sheik, y también por haber dejado expresada la responsabilidad estatal, a través de la reglamentación de la explotación sexual. Este logro se da a pesar del avance del reglamentarismo a nivel internacional, y en el marco de una justicia patriarcal que ya no nos asombra con sus fallos en favor de proxenetas y violentos; es en este contexto en el que hay que poder hacer un balance de este juicio histórico.



Lo primero que hay que decir es que la sentencia es lo que es gracias a la lucha de Alika y de las mujeres y organizaciones que tomamos su bandera y la hicimos propia; esta condena no hubiera ni existido si la justicia patriarcal no hubiese tenido la presión de la lucha de Alika y del movimiento de mujeres, la presión de un paro histórico el último 19 de octubre y de miles y miles movilizadas y movilizados por la violencia contra las mujeres. El propio proxeneta Montoya declaró que ésta es la tercera vez que lo imputan por el delito de Trata de Personas; claro, lo decía para querer probar que ya se lo había investigado y no se había podido probar ningún delito. Pero lo que queda claro es que si antes no se consiguió ninguna sentencia y en este caso sí, se explica por la lucha que se desarrolló a partir de esta tercera denuncia.

El prontuario de los fallos de la justicia patriarcal es también muy esclarecedor en este sentido. En primer lugar hay que referirse al emblemático caso de Marita Verón. La búsqueda de justicia por su desaparición se la puso al hombro su madre Susana Trimarco. Fue ella quien se dedicó años enteros de su vida a investigar el paradero de su hija, siguiendo la pista de una red de explotación sexual que funcionaba en todo el país. Así logró mostrar la responsabilidad de 12 proxenetas y tratantes involucrados en esa red, llevándolos a un juicio importantísimo en el año 2012. Aún con todas las pruebas aportadas, el tribunal absolvió a todos los imputados, generando un escándalo nacional ¡que inundó las calles! Pero la justicia patriarcal siguió firme en su curso: finalmente todos los secuestradores de Marita quedaron en libertad.


En el año 2010 la justicia condenó a tan sólo 4 años de cárcel a Roberto Sander, un proxeneta de Villaguay, Entre Ríos. Sander fue llevado a juicio por el secuestro de una menor de 18 años en Formosa, a la que llevó al prostíbulo “Las mil y una noches” en Villaguay, y a la que mantuvo en la prostitución bajo amenaza de muerte. Todo esto fue probado en el juicio. Y a Sander lo condenaron… a ¡sólo 4 años!


Esta misma justica patriarcal que ha condenado a Belén por un aborto espontáneo en Tucumán, a Yamila por un parto que se adelantó, en Rosario, o a Victoria Aguirre de Misiones, porque su ex pareja asesinó a su hija. No queda lugar a dudas que la justicia es la encargada de garantizarle impunidad a tratantes, proxenetas y violentos, mientras persigue a las mujeres.

En este sentido haber conseguida una pena para los tres imputados y que se marque la responsabilidad del Estado en la explotación sexual de estas mujeres, es realmente un logro de la lucha. Sin la lucha que enarboló Alika, difícilmente se hubiera conseguida una condena.



La prostitución es explotación sexual y el Estado es responsable



Pero no sólo se arrancó una condena contra los proxenetas. Se lo hizo en un caso donde el delito de trata no estaba asociado al secuestro o al encierro físico, y esto es algo muy importante. Desde las posiciones reglamentaristas se ha logrado instalar que la idea de que la trata de personas sólo existe en la medida en que haya un secuestro, un encierro forzado. De esta manera se construye la idea que existen dos formas de prostitución; una forzada, ligada a la trata y otra, que al no ser forzada físicamente, sería de alguna manera voluntaria. Este argumento se esgrimió en más de una oportunidad durante el juicio, queriendo demostrar que las mujeres que estaban en El Sheik, al no estar encerradas físicamente, se encontraban ahí por su propia voluntad.

En este punto, que se haya conseguido una condena por el delito de Trata es un avance muy importante, en tanto se refuerza la idea que venimos sosteniendo que los mecanismos de sometimiento de las mujeres exceden la violencia física (aunque siempre está presente) y son mucho más difíciles de desandar. No existen condenas de este tipo, y mucho menos en casos donde las mujeres no estaban “secuestradas” físicamente.

Todos estos elementos son de suma importancia para poder entender la profundidad de esta experiencia; la lucha de Alika y del movimiento de mujeres y la condena del juicio. Pero hay algo que es realmente novedoso: la sentencia incluyó la responsabilidad del Estado en la Trata de Personas con fines de explotación sexual. Esta responsabilidad se explica por la reglamentación del funcionamiento de los prostíbulos vía las ordenanzas municipales que habilitaban los “Club nocturnos” y que exigían controles ginecológicos para las mujeres que eran explotadas en esos lugares. Es decir, que había una normativa municipal que garantizaba que el proxenetismo (y la consecuente trata) tuviera un manto de legalidad para someter a las mujeres y así obtener enormes ganancias.

Al Estado municipal se le impuso pagarle a Alika $780 mil, en concepto de “Daños y Perjuicios”, dando lugar a la demanda civil presentada por ella, por haber permitido su explotación. Esto es algo realmente histórico. En medio de una avanzada de la reglamentación estatal a nivel internacional, y cuando los discursos que buscan legislar la explotación sexual tienen cada vez más cabida en ámbitos institucionales y académicos, financiados por los organismos del imperialismo, una sentencia donde se condene este accionar del Estado, es realmente progresivo.

Nos deja un escalón más arriba para seguir peleando contra el reglamentarismo que, como se demostró en este juicio, sólo beneficia al lucro de los proxenetas. No sólo logramos demostrar que la legalización de la explotación trae aparejada más violencia contra las mujeres, también logramos que se condene lo que hace tanto tiempo venimos denunciando.

Quedamos en mejores condiciones para seguir luchando contra las legislaciones locales que habilitan de distintas maneras la explotación sexual; en club nocturnos, en zonas delimitadas (las llamadas zonas rojas), en departamentos privados. Todas modalidades distintas para sostener la misma forma de violencia contra las mujeres y trans.

¡Logramos arrancarle al Estado Proxeneta un fallo que va contra sus propios intereses!

Que la justicia sea patriarcal significa que este fallo histórico es producto de una enorme lucha de Alika y las mujeres que la acompañamos, de las docentes de Ushuaia que son las que sostuvieron esta lucha allí y del movimiento abolicionista en el Encuentro Nacional de Mujeres, llevando la campaña a todas partes y manifestando el apoyo a Alika también en las calles.

Y significa que también tenemos que seguir luchando para que la condena sea realmente efectiva e inmediata. Después de haber demostrado de manera sobrada que los proxenetas lucraban con la explotación de las mujeres que fueron encontradas en El Sheik, esa misma justicia que condenó a Montoya a 7 años de cárcel ¡lo deja en libertad hasta que la sentencia quede firme! Un tecnicismo que sólo beneficia a los proxenetas, y que expone a cualquier tipo de amedrentamiento por parte de sus explotadores a las mujeres que con mucha valentía se animaron a enfrentarlos. Hoy Alika tiene que estar custodiada permanentemente por el riesgo que corre al estar en la misma ciudad que sus explotadores, ¡mientras ellos se pasean tranquilos por el barrio!

Haber ganado este juicio es un enorme triunfo sobre el que nos tenemos que apoyar para seguir avanzando en conseguir: ¡cárcel efectiva para los proxenetas y sus cómplices y por el desmantelamiento de las redes de trata y explotación sexual!

Un abrazo enorme a esa luchadora extraordinaria que es Alika y ¡arriba la lucha contra la explotación sexual!

MARINA HIDALGO ROBLES

https://www.mas.org.ar/?p=11053
https://www.mas.org.ar/?p=15638&

La cuarta ola del Feminismo: su agenda




Desde hace años venimos siguiendo y difundiendo las conferencias que desde las Jornadas Clara Campoamor se vienen generando para servir de eco a la voz de las maestras que tan bien elige Silvia Buabent Vallejo concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Fuenlabrada que organiza tan magnifico evento. 

La conferencia: "La cuarta ola del Feminismo: su agenda" la imparte Alicia Miyares. Doctora en Filosofía y Feminista Modera Modera: Rosa San Segundo. Presidenta de la Plataforma Universitaria de estudios feministas y de género.



V Jornadas "Feminismo y Derechos Humanos" de Clara Campoamor, EPF. 26 de abril Fuenlabrada

sábado, 23 de junio de 2018

Vías para el empoderamiento de las mujeres 1/6


Los movimientos feministas han difundido con éxito la idea de la necesidad del empoderamiento de las mujeres y han logrado impulsar políticas públicas, acciones gubernamentales e internacionales y cambios legislativos y políticos tendentes a lograrlo. Así, el empoderamiento forma parte de la agenda política de las mujeres. Más aún, cada vez más mujeres nos movilizamos en todo el mundo de manera individual y a través de nuestras organizaciones y redes para lograr nuestro empoderamiento. Por eso necesitamos saber con precisión el significado que le damos nosotras.
La palabra empoderamiento viene del inglés empowerment y significa facultarse, habilitarse, autorizarse.
Los movimientos por los derechos civiles y por los derechos humanos, así como los movimientos feministas desde una perspectiva de género han utilizado esta palabra para explicar que quienes están sometidos a diversas formas de opresión requieren poderes para hacerle frente y que dichos poderes sean interiorizados y formen parte de su propia subjetividad y de su manera de ser y de existir.
Aplicado desde el feminismo a la condición y la situación de las mujeres, el empoderamiento consiste de manera literal en el proceso a través del cual cada mujer se faculta, se habilita y se autoriza. Esto es relevante debido a la constante desautorización de las mujeres y a las dificultades que el mundo nos presenta para habilitarnos, es decir para capacitarnos, sentirnos y ser capaces, y para facultar, es decir para tener la facultad o el poder de hacer cosas y de vivir con autoridad, es decir valoradas y reconocidas.
En la cultura el empoderamiento se concreta en el cambio de las mentalidades colectivas de mujeres y hombres y en los discursos y las prácticas de instituciones sociales, civiles y estatales. El cambio está cifrado en la aprobación y el apoyo al avance legítimo de las mujeres y de nuestras aspiraciones al desarrollo, al bienestar, a la participación y al goce de nuestros derechos y libertades.

Llamamos empoderarse al proceso de transformación mediante el cual cada mujer, poco a poco y en ocasiones a grandes pasos, deja de ser objeto de la historia, la política y la cultura, deja de ser el objeto de los otros, es decir, deja de ser-para-otros, y se convierte en sujeta de la propia vida, en ser-para-sí-misma, en protagonista de la historia, la cultura, la política y la vida social.
En los procesos colectivos, en tanto género, empoderarnos implica para las mujeres dejar de ser la otra mitad del mundo o un apéndice sometido y dependiente de los hombres – la mitad dominante, androcéntrica y supremacista – y convertirnos en la mitad de la humanidad, la sociedad, la comunidad y el grupo, al ser protagonistas con equivalencia de género en la sociedad, la cultura, la política, la economía, el desarrollo y la democracia. Empoderarse consiste, para cada mujer y para las mujeres como género, en ser sujetas sexuales, sociales, económicas, jurídicas, judiciales y políticas. Es asimismo ser sujetas de la cultura en el sentido de pensar y sentir legitimidad para decir, comunicar, actuar, experimentar y crear.
En la propia subjetividad, empoderarse es desarrollar la conciencia de tener el derecho a tener derechos, reconocer la propia autoridad y confiar en la capacidad de lograr propósitos. Dicha autoridad se produce cuando cada mujer genera autoconfianza, seguridad subjetiva y legitimidad para ser quien es y para existir, es decir, para autoafirmarse y atreverse, tomar decisiones propias y movilizarse para realizarlas en la existencia. Decimos que una mujer es o está empoderada cuando esas capacidades se convierten en poderes vitales y se tornan estructurales, se vuelven su forma de ser.
Por eso, desde la perspectiva feminista, empoderarse es algo que le sucede a cada quien. Una se empodera, no la empoderan, una organización se empodera por la acción de sus integrantes o un movimiento se empodera por obra y gracia de sus participantes. Nadie empodera a nadie.

viernes, 22 de junio de 2018

La #JusticiaPatriracal nos ataca de nuevo liberando a #LaManada



 #AlertaFeminista 

📢 La #JusticiaPatriracal nos ataca de nuevo liberando a #LaManada🐺🐺🐺🐺🐺 

👭👭#HemanaNoEstasSola #SiNosTocanAUnaNosTocanATodas #LaManadaSomosNosotras

📢 NOS MOVILIZAMOS‼
👀Busca tu convocatoria 

#ManadaLiberadaJusticiaAgotada


📢  Viernes 22 de junio: 

- Madrid 19h Ministerio de Justicia 
- Granada 20h Plaza Nueva, en el TSJA
- Málaga 19:30h Plaza  Constitución
- Sevilla 20h Ayuntamiento
- Córdoba 20:30h Boulevard Gran Capitán
- Tenerife 18h Plaza Weyler 
- Oviedo 19h en los juzgados de Llamaquique.
- Gijón 19h Plaza del Parchís
- Avilés 19h horas Plaza del Ayuntamiento
- Murcia 20h Plaza del General Belluga 
- Cartagena 20h Plaza ICUE
- Cadiz 17:30h Plaza Palillero
- Almería 20h Plaza del Educador
- Jaén 21h Subdelegación de Gobierno, Plaza de las Batallas
- Zaragoza 19h Audiencia Provincial 
- Santander 19h Delegación de Gobierno 
- Logroño 20h Palacio de la justicia 
- Cáceres 19h Plaza Mayor
- Badajoz 20h Delegación de gobierno
- Toledo 19 Plaza Zocodover
- Ciudad Real 19:30h Plaza del Pilar 
- Valencia 19h Delegación de gobierno

jueves, 21 de junio de 2018

Declaración de las y los docentes participantes del I Congreso Abolicionista Internacional




Durante los días 17, 18 y 19 de mayo se realizó, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 1er Congreso Abolicionista Internacional. El Congreso tuvo lugar en el Centro Cultural San Martín y contó con una gran afluencia de público (300 personas inscriptas y un público estimado de 400)  y de paneles. El día sábado 18 funcionó un taller específico para docentes cuyo objetivo era difundir el abolicionismo como herramienta de lucha contra el sistema prostituyente. Concurrieron al taller alrededor de 40 docentes preocupados por el avance sobre la conciencias de los alumnos del lobby proxeneta. Sabemos que las redes de prostitución hacen lobby en las escuelas. Incluso el regulacionismo, esto es, la corriente que se propone regular a la prostitución como actividad y con ello blanquear al proxeneta, ha recorrido las escuelas y por eso debemos frenarlo. De este taller surgió la siguiente declaración y la corroboración de que debemos continuar la lucha abolicionista:

El mundo presencia hoy una gigantesca avanzada del lobby proxeneta. Nuestras alumnas día a día se ven interpeladas por estas redes, que se aprovechan de sus necesidades materiales reales o del discurso simbólico que presenta a la prostitución como “un trabajo más”. El lobby proxeneta y regulacionista recorre las escuelas, articula, genera voluntades. Es hora de organizar nuestro campo abolicionista. Es por eso que las y los docentes aquí reunidas suscribimos la siguiente declaración:

La prostitución no debe ser un trabajo socialmente aceptable. El lobby regulacionista debe ser combatido en las escuelas a través de talleres, capacitaciones en servicio y jornadas para desmontar esa idea en nuestras alumnas.
El currículum escolar debe favorecer la comprensión de que la prostitución implica un avance en el proceso de mercantilización de la vida humana.
La creación de vínculos igualitarios entre alumnos debe tomar las formas de opresión patriarcal como contenido transversal medular del currículum. En este punto, entendemos que la prostitución es una práctica contraria a la lucha feminista porque no es más que una forma de consolidación de la opresión patriarcal y de la división entre las mujeres.
La prostitución tiene un contenido clasista que refuerza la subordinación de nuestras alumnas, centralmente de aquellas que forman parte de la clase obrera.
La trata de personas es inescindible de la prostitución.
Es por ello que:

Debemos ayudar a consolidar las luchas de nuestras estudiantes contra toda forma de opresión patriarcal. La perspectiva abolicionista debe tomar el currículum escolar para combatir transversalmente el discurso proxeneta que presenta a la prostitución como un trabajo más y a las personas en situación de prostitución como adversarias del feminismo por encontrarse en esa circunstancia.
Combatir por la creación de gabinetes específicos en cada una de las escuelas del país, con personal idóneo para acompañar psicológica, legal y materialmente a nuestras alumnas, combatir y denunciar a las redes prostitución, acompañar a las familias afectadas.
Luchar por una Ley de Educación Sexual Integral científica, laica y feminista.
Luego del debate se agrega lo siguiente:

Constituir un frente docente por la abolición del sistema prostituyente conformado por trabajadores de la educación junto a la comunidad educativa.
Proponer realizar un taller para docentes en el Encuentro Nacional de Mujeres que tome las problemáticas discutidas durante el Congreso Abolicionista.
Las y los docentes abajo firmantes se comprometen a llevar adelante esta tarea conjunta.



Buenos Aires, 20 de mayo de 2018

Firmado por los docentes presentes en el Taller:

Firmá la petición en:


miércoles, 20 de junio de 2018

Jornada : Violencia de género, redes y ciberacoso




Jornada gratuita organizada por la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres -21 de junio 


Las nuevas tecnologías de la información, Internet y, en especial, las redes sociales, son en la actualidad uno de los principales instrumentos de comunicación y socialización.

Su presencia se extiende cada vez más en todos los ámbitos de nuestra vida y, aunque ello sin duda conlleva muchos beneficios, también ha traído consigo que determinados individuos los utilicen para ejecutar comportamientos delictivos.

Hace unos años, ni tan siquiera se reconocía el acoso como una de las formas más generalizadas de la violencia ejercida contra las mujeres, pero lamentablemente las formas de violencia se reinventan tan rápidamente como lo hace el desarrollo de la sociedad, del que es un ejemplo el desarrollo tecnológico.  Y en todo lo tecnológico, tenemos que reconocer que los jóvenes y las jóvenes aprenden más y más rápidamente que la respuesta institucional que desde los distintos organismos se consigue ofrecer.

Por ello hemos considerado necesario realizar estas jornadas, de sensibilización, prevención y conocimiento, de lo que implica el uso inadecuado y malintencionado de las tecnologías de la información y las redes, como herramienta de la violencia.

Esta es una nueva forma de agresión, más sofisticada, cuanto más difícil de identificar y personalizar resulta la conducta delictiva, por las características de anonimato e impunidad, que favorecen su utilización en gran parte de las ocasiones.

En efecto, el ciberacoso, - envío continuo de emails o de mensajes de texto, escribir comentarios en los sitios de Internet que frecuenta la víctima, -  presenta especificidades respecto al acoso tradicional debido a la naturaleza del medio a través del cual se lleva a cabo, tales como el anonimato, la gran capacidad de difusión, ausencia de barreras físicas y temporales, que potencian su capacidad de afectación a los bienes jurídicos de la víctima.

En ocasiones, el ciberacoso también se presenta como un refuerzo del acoso que se realiza de forma presencial o tradicional, lo que permite ampliar sus efectos nocivos y, en otras, se produce simplemente en la red.

Según el reciente estudio realizado por la DGVG, respecto a la aceptabilidad y punibilidad de los distintos tipos de violencia sexual contra las mujeres, es cierto que más de un 95% de la población encuestada consideró inaceptables todos los comportamientos de violencia sexual ligados al uso de las nuevas tecnologías, cuando se les preguntaba directamente por ello.

Pero también lo es que desde nuestra experiencia la víctima, en muchos casos mujeres jóvenes que atendemos diariamente en nuestra organización, ni tan siquiera advierten dicho uso como un peligro que puede ponerlas en una situación de riesgo.  Tanto por el gran desconocimiento que hay a este respecto, como por lo rápido que evolucionan los medios tecnológicos.

En este sentido, el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, contiene diversas medidas, específicamente dirigidas a visibilizar y prevenir contra este tipo de conductas, entre ellas se menciona expresamente la necesidad de :

“Dar formación a los y las jóvenes sobre el uso adecuado y crítico de internet y las nuevas tecnologías, especialmente en la protección de la privacidad y sobre los ciberdelitos (stalking, sextin, etc…” (Eje 1 – medida 34).

En el ámbito de la justicia: “Perfeccionar la tipificación de los delitos en el ámbito digital”. (Eje 2- medida 109).

Por todo lo cual, desde la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, hemos querido poner nuestro pequeño grano de arena para contribuir a dar cumplimiento a estas medidas del Pacto de Estado, que tan necesario es hacer efectivas para conseguir una sociedad más libre e igualitaria y especialmente por la preocupación que sentimos en el retroceso que percibimos respecto de la violencia que afecta a las generaciones más jóvenes.

21 de junio - Secretaría de Estado, Servicios Sociales e Igualdad

Esta jornada se retransmitirá por streaming: https://youtu.be/pB6vCaflh4g

martes, 19 de junio de 2018

Las otras mujeres: una visión internacional de la Igualdad




Desde hace años venimos siguiendo y difundiendo las conferencias que desde las Jornadas Clara Campoamor se vienen generando para servir de eco a la voz de las maestras que tan bien elige Silvia Buabent Vallejo concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Fuenlabrada que organiza tan magnifico evento. 


La conferencia: "Las otras mujeres: una visión internacional de la Igualdad"  la imparte Soledad Murillo. Profesora de Sociología de la Universidad de Salamanca. Exsecretaria general de Políticas de Igualdad y nueva Secretaria de Estado de Igualdad. Modera  Isabel Mastrodoménico. Licenciada en Ciencias Sociales, Directora de la Agencia Comunicación y Género. 






lunes, 18 de junio de 2018

Un árbol de fuertes raíces




Desde hace años venimos siguiendo y difundiendo las conferencias que desde las Jornadas Clara Campoamor se vienen generando para servir de eco a la voz de las maestras que tan bien elige Silvia Buabent Vallejo concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Fuenlabrada que organiza tan magnifico evento. 


Aquí podemos escuchar la conferencia "Un árbol de fuertes raíces" a cargo de: Amelia Valcárcel. Filósofa feminista, miembro del Consejo de Estado y Maestra-Amiga.


Modera: Reyes Maroto. Profesora en la UC3M e investigadora en el Instituto de Estudios de Género. 

V Jornadas "Feminismo y Derechos humanos" de Clara Campoamor,  

27 de abril Fuenlabrada

domingo, 17 de junio de 2018

Enséñale a hacerse cargo de sí mismo 5/12



“Algunas madres crían a sus hijas pero adoran a sus hijos”, dice Jawanza Kunjufu, escritor y conferencista sobre cómo educar a los niños negros. Hacen que sus hijas estudien, hagan tareas del hogar, dice, pero no es igual con sus hijos.

La diferencia se refleja en los datos: las chicas estadounidenses de entre 10 y 17 años pasan dos horas más a la semana en quehaceres que los chicos, y es 15 por ciento más probable que se les pague a los varones por hacerlos, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Michigan.

“Enseñemos a nuestros hijos a cocinar, limpiar y cuidarse: a ser igual de competentes en la casa que como esperamos que lo sean nuestras hijas en una oficina”, dice Anne-Marie Slaughter, presidenta de New America, una organización de investigación y estrategia.

La sociedad  patriarcal ha venido educando a dos mitades de forma incompleta, a una para las labores de cuidados y a la otra para combatir en lo publico
Cuando un hijo antes  tenia que salir de casa por estudios o trabajo siempre tenia una ayuda en temas de alimentación y mantenimiento (para muchos era el momento de buscar esposa). Hoy esto no es posible y cualquier joven debe saber, por su propio bien hacerse una comida sana y cuidar su ropa y su espacio de vida.

El pretender que centren su vida en aspectos intelectuales o creativos, que hasta ahora eran los más pagados y reconocidos hará de tu hijo un ser incompleto que no conocerá el esfuerzo que significa que todo este como se precisa en el momento necesario. 
Aún cuando puedas pagar personas que cocinen, limpien, planchen, laven...o tu estés encantada en ser su empleada personal  flaco favor harás a tu hijo si no le enseñas a responsabilizarse de si mismo poco a poco. 
Un conocimiento mínimo de nutrición le ayudará a su salud toda la vida, también le permitirá conocerse sabiendo que le sienta mejor o que le enferma, si fuera el caso.  
Es seguro que se sentirá muy feliz si es capaz de preparar una cena sorpresa para alguna amiga o amigo, además  de que  le dará puntos si quiere conquistarla o conquistarlo.
Un rutinario cuidado de su ropa le quitará trabajos extras y le permitirá ahorrar en tintorerías y lavanderías cuando se vea obligado a vivir fuera de tu tutela.

Mantener el espacio en que vive, limpiar lo que ensucia, le dará unas rutinas que le ayudaran en otros aspectos de la vida.
Lo ideal es que en estos esfuerzos educativos el modelo paterno este muy involucrado y sirva de ejemplo. 





https://www.nytimes.com/es/2017/06/05/como-criar-a-un-hijo-feminista/

viernes, 15 de junio de 2018

Concentración en Madrid por el Día Mundial de las Personas Refugiadas. 21J-20h-Opera



Mujeres y niñas refugiadas, doblemente vulneradas.

Cada 20 de junio recordamos la cruel y dura realidad que atraviesan las personas refugiadas en todo el mundo. Decía el secretario general de la ONU, António Guterres, que «No se trata de compartir una carga, sino de compartir una responsabilidad mundial, basada tanto en la idea general de que todos somos humanos como en las obligaciones muy específicas contraídas en virtud del derecho internacional. Los problemas fundamentales son la guerra y el odio, no las personas que huyen. Los refugiados se cuentan entre las primeras víctimas del terrorismo.»
 ¿Y quién es realmente una persona refugiada? Alguien que HUYE de su país porque su vida corre peligro y su estado ha dejado de protegerle o nunca lo ha hecho. Alguien que, además, tiene el derecho reconocido internacionalmente a pedir protección internacional en países seguros que, como España, están obligados a ofrecer esta protección.

No podemos, NO DEBEMOS, seguir girando la cabeza hacia otro lado para no ver la realidad; hoy hay más de 70 millones de personas refugiadas en todo el planeta, una cifra muy alejada ya de la que dejó la Segunda Guerra Mundial. Estamos siendo testigos del mayor número de desplazamientos forzados, mientras los países de la Unión Europea endurecen sus políticas migratorias, refuerzan los controles fronterizos y firman acuerdos con terceros países no seguros para frenar la llegada de personas refugiadas y migrantes a Europa.

En 2015, las mujeres suponían el 47% de la población refugiada.

Miles de personas se ven obligadas cada día a dejarlo todo y a huir de sus países para salvar sus vidas. Y muchas de ellas lo tienen que hacer por causas relacionadas con su género. Ser mujer es, para prácticamente la mitad de las personas refugiadas en el mundo, un motivo para multiplicar su vulnerabilidad. Ser mujer significa, en muchos países, sufrir más peligros, persecuciones, violaciones, privación de libertad, acosos…

Las mujeres son doblemente victimizadas, no solo por la guerra, sino también porque padecen agresiones físicas y psíquicas, violencia sexual, matrimonios forzados o prematuros, mutilación genital femenina, crímenes de honor, feminicidio, esterilización forzada, aborto selectivo, víctimas de trata con fines de explotación sexual, negación del derecho a la salud sexual y reproductiva, reducción de oportunidades económicas derivadas del abandono de la educación y limitaciones sociales y civiles... Todo ello, reproduce una sociedad patriarcal que las condena a la exclusión social y económica. 

 Mariana recibió una paliza porque su entorno no aceptó que se sintiera una mujer transexual. La madre de Aisha huyó para que ella no tuviera que pasar también por una mutilación genital. Andrei luchó para que la agresión de su pareja a manos de la policía no quedara impune. A Fátima la quisieron obligar a casarse con un hombre que no amaba. Lubna sufría agresiones verbales y físicas de su marido. Abiona consiguió escapar de una red de trata… Historias reales de mujeres que nacieron en lugares muy lejanos entre sí, pero todas ellas comparten un destino: son personas refugiadas por motivos de género.

 En el mundo, 200 millones de mujeres son víctimas de la Mutilación Genital Femenina. Y son más de 70 países los que todavía penalizan con cárcel o incluso pena de muerte, las relaciones entre mismo sexo. En España, el 42% de las personas que solicitaron algún tipo de protección internacional el año pasado eran mujeres y niñas. Las personas son más que cifras, pero a veces solo las cifras consiguen transmitir la dramática realidad.

 Los peligros que recaen sobre las mujeres refugiadas no solo se dan, o necesariamente tienen que darse, en el país de origen. Si no que en muchas ocasiones las mujeres sufren violencia o se convierten en víctimas de trata durante su procese migratorio, hechos que no siempre concluyen al llegar a un país seguro.

 Este 20J, Día Mundial de las personas refugiadas, nos sobran los motivos para alzar la voz todas juntas, por nosotras y por las que no pueden hacerlo, y denunciar las vulneraciones de derecho que sufren las personas refugiadas y migrantes, en especial las personas más vulnerables como las mujeres.

Las ciudadanas y ciudadanos, entidades sociales, sindicales y políticas y los movimientos sociales madrileños hoy congregados recordamos que la mayoría de las mujeres inmigrantes que llegan ven restringidas sus oportunidades de trabajo a sectores que las hacen particularmente susceptibles a la explotación, la violencia, el aislamiento o simplemente a ocupaciones poco valoradas o informales.

Por lo que es necesario que los municipios adopten medidas para favorecer la inclusión real y efectiva de las mujeres refugiadas como;
  •  Talleres de empoderamiento a mujeres refugiadas
  •  Facilitar y reforzar el acceso a la información de ámbito laboral en distintos idiomas.
  •  Facilitar itinerarios de formación atendiendo a las características específicas de los colectivos, sus interesas, cualificación y experiencia, para lograr así sumar sus capacidades a nuestro mercado laboral.
  •  Incorporar herramientas de diagnóstico de la empleabilidad orientadas a la identificación y gestión de sus capacidades.
  •  Sensibilización en los centros de trabajo a empleados/as, en cuanto al perfil profesional y la situación legal de las personas refugiadas. Destacando su aportación positiva.

#MujeresRefugiadas, doblemente vulneradas

jueves, 14 de junio de 2018

Por un aborto legal y seguro





Acompañando a nuestras hermanas argentinas apuntamos estas reflexiones :

Siempre hubo abortos y los habrá independientemente de su moralidad o legalidad, su facilidad o dificultad.
La carga del aborto, o aun de la sexualidad, no es pareja para el hombre y la mujer. El hombre tiene una erección durante algunos minutos, la mujer, en cambio, carga un embarazo durante nueve meses, tiene de 10 a 14 horas peligrosas en el parto y luego suele sostener la crianza del niño en los primeros días, meses y años. Las mujeres lo tienen tan claro que desde tiempos inmemoriales y por distintos motivos han tomado la decisión de interrumpir un embarazo. La desesperación o el convencimiento han sido motores superiores al riesgo o a la legalidad. Dicho de otra manera, quisiera declarar que, a mi juicio y a juicio de los que estudian este tema, el aborto es algo habitual y nada raro en la vida de las mujeres. Claramente, en algunos momentos de la historia debe haber sido un método de planificación familiar. Pensemos que en el 1800 el número de hijos era siete por mujer, en el 1900 disminuyó a 3,5 por mujer, y en 1930, prácticamente, llegó a dos. Los anticonceptivos recién cumplieron su medio siglo de existencia hace unos años, por lo que es evidente que la interrupción del embarazo debe haber sido el elemento que hizo disminuir la natalidad o que contribuyó a declinar la fertilidad.
Esto muestra que los humanos siempre tuvimos una conducta para disminuir nuestra fertilidad. No lo hacemos público, no lo compartimos con la sociedad, negamos su existencia, pero siempre apelamos a los métodos anticonceptivos y, algunas veces, al aborto, para no tener hijos o para no aumentar el número de hijos que ya tenemos. Esta negación genera tensiones en la sociedad y muchas veces crea una molestia compleja entre hombres y mujeres. No olvidemos que los hombres ejercen un poder, que no es menor, sobre las mujeres al confinarlas al cuidado de los niños y al tenerlas sujetas al hogar.
Por otro lado, el aborto corrige errores de conducta, errores de anticoncepción, evita que mujeres y hombres se conviertan en madres o padres antes de tiempo o antes de que lo hayan decidido. Para algunos, los errores no deben coartar la vida del embrión, sobre todo si ha habido un desliz en la utilización de un condón… Para otros, si una niña  de 13 años ha sido violada por su propio padre, por un amigo del padre o por una jauría de jóvenes, igualmente debe seguir adelante con su embarazo.
En lo personal, cada vez estoy más convencido de que la mujer, independientemente de su edad, debe decidir sobre la prosecución o no del embarazo. No importa qué es lo que ustedes o yo pensemos al respecto. Los sesenta millones de abortos que se hacen por año en el mundo hablan por sí solos. Para algunas pocas mujeres, el aborto es un evento protegido y seguro para su salud. Otras deben recurrir a tallos vegetales, sondas, agujas. Estas mujeres no tienen ni voz ni voto para revertir la situación ilegal del aborto, por lo que, además, algunas terminan en prisión.
Es curioso que los países que encarcelan a las mujeres por abortos provocados, y muchas veces sólo sobre la base de la sospecha, tienen los índices más altos de femicidios, de embarazos adolescentes y de habitantes que quieren irse de esos países. La legislación como arma para disminuir el número de abortos ha sido totalmente ineficaz y trágica. En 1966, el dictador Nicolae Ceaucescu, en Rumania, prohibió el aborto, una práctica que precedentemente era legal. Nueve meses después, la tasa de natalidad se duplicó. Más tarde, la tasa de natalidad volvió a disminuir, pero a expensas de una tasa de mortalidad materna que comenzó a crecer gracias a una red de abortos clandestinos. Los que practicaban el aborto fueron puestos en prisión y en las fábricas se examinaba y se preguntaba a las mujeres sobre sus menstruaciones. A pesar de estos atropellos, la tasa de natalidad siguió en disminución. Se estima que durante el período en que gobernó ese dictador murieron 13 mil mujeres. ¿Esto es lo que quieren los defensores de la vida? En 1989, Ceaucescu fue depuesto y a las 48 horas el aborto volvió a ser legal. Pero no en todo el mundo la situación es pareja. En Rumania se estima que hay un promedio de cinco abortos por cada mujer, en los Estados Unidos se estima un aborto cada dos mujeres antes de llegar a la menopausia, mientras que en Holanda una de cada seis mujeres tiene un aborto.
Estas cifras no muestran que las mujeres sean distintas, sino que lo distinto es el nivel de educación y el acceso a los anticonceptivos. Cada minuto hay, aproximadamente, trescientos nacimientos; 45 abortos; la muerte de una mujer en edad reproductiva por embarazo, parto o aborto; dos adolescentes quedan embarazadas; se consumen 4.500 toneladas de petróleo y se gasta 1 millón de dólares en armamentos.
La muerte materna por la complicación de un aborto es una muerte que algunos justifican para defender la santidad de la vida del embrión, que es un valor moral, pero que no es un valor parejo para todos. Una muerte materna es una muerte que se puede prevenir si somos pluralistas, tolerantes y no inmiscuimos la religión en la vida cotidiana. Hasta que no se comprenda que la planificación familiar es un derecho humano, difícilmente se pueda modificar este escenario. Bloquear el acceso a la planificación familiar debería considerarse un delito de lesa humanidad. Planificación familiar y aborto seguro tendrían que ir de la mano, ya que no hay planificación que pueda ser perfecta.
l


 Gracias  a RIMA (Red Informativa de Mujeres de Argentina) y a  Patricia Chantefort
http://www.rimaweb.com.ar/

http://www.perfil.com/columnistas/por-un-aborto-legal-y-seguro.phtm

Irán: Nasrin Sotoudeh de nuevo en la prisión de Evín



Nasrin Sotoudeh, abogada y destacada activista iraní de los derechos humanos, ha sido arrestada.

Reza Khandan, esposo de la Sra. Sotoudeh, informó sobre su detención en Facebook y escribió: "La hora antes de que Nasrin fuera detenido en su casa y trasladada a la prisión de Evin".

Nasrin Sotoudeh ha sido abogada en casos de  personas activistas  en temas políticos y sociales, y anteriormente se ha enfrentado a incidentes judiciales y de seguridad.

En los últimos meses, ha estado representando a varias mujeres que se quitaron sus pañuelos en protesta por la obligación de llevar  hijab dentro del movimiento  llamado "Revolutionary Street Girl"

Sotoudeh defendió a periodistas y activistas como la abogada y premio Nóbel de la Paz, Shirin Ebadi, así como a personas  opositoras arrestados durante las grandes manifestaciones de 2009 contra la reelección como presidente del ultraconservador populista Mahmud Ahmadinejad.

Nasrin Sotoudeh obtuvo en 2012 el premio Sajarov concedido por el Parlamento europeo.


Pasó tres años en prisión entre 2010 y 2013 por haber actuado, según las autoridades, "contra la seguridad nacional" y haber difundido "propaganda anti-régimen". Durante su detención hizo dos huelgas de hambre para protestar contra las condiciones de detención en la prisión de Evin, y contra la prohibición de ver a su hija e hijo.

miércoles, 13 de junio de 2018

El Aborto será Ley! Y nosotras seremos parte de la historia!


Este 13 de junio, se votará en la Cámara de Diputados de la Nación la iniciativa que propone la despenalización y legalización del aborto en Argentina.
A modo de acompañamiento, la Campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito  ha convocado para ese día a una vigilia mientras se realiza la votación en la Cámara de Diputados de la Nación. En ese marco, habrá una transmisión en vivo de la sesión.


PLAZA CONGRESO
🎪Vamos a Poner gacebos/carpas y embanderarlos para mostrar presencia de UC, cada carpa tendrá asignadas distintas actividades (son bienvenidas más propuestas)
Quedamos en estar temprano en congreso para ocupar lugar y montar las carpas.
📍9hs en sede de Cerrito 32 cargamos las cosas en un flete y a las 10hs estamos armando. Necesitamos confirmar cuántas compas por distrito pueden dar una mano a esa hora.
⏰Para el resto la convocatoria arranca a las 12hs y durante todo el día y la noche.


🧚 CARPA PURPURINA  Tendremos compañeras que saben de maquillaje artistico. Debemos llevar todo el cotillón para poner en común (pinturas, glitter, vinchas, flores, etc)
🎨 También usaremos este espacio  para realizar Pancartas con consignas políticas : llevar cartulina, marcadores, pinceles, temperas, etc.

⛑ CARPA ABORTO ES SALUD
Turnos rotativos de compañeras profesionales de la salud para cuidarnos y botiquin.
Juego del aborto (como el de la oca pero aprendemos sobre aborto jugando).

🍝 CARPA ALTO GUISO
Vamos a tener durante todo el día y la noche termos de café, mate cocido y té.
Para la compañeras que se queden a bancar la noche vamos a hacer una olla popular para 500 personas #AltoGuisoDeLentejas

⚽ FULBITO NAC&POP
Para que el frío no nos gane durante la madrugada vamos a armar un picadito entre las orgas UC.

🚻 Básicas y lugares compañeros cercanos que van a estar abiertos para buscar agua caliente y usar los baños:
-Bar de Madres: Yrigoyen 1580
-Centro cultural El Hormiguero: Yrigoyen 1440.
-Hotel Bauen:  Callao 560


Nos sumamos a esta acción de vigilia mientras se realiza la votación en la Cámara de Diputados de la Nación

martes, 12 de junio de 2018

Decimos con las argentinas: #AbortoLegalEsVida #13J



Las poderosas mujeres de Argentina se enfrentan este 13 de junio  cuando los diputados debatirán la despenalización del aborto, a un momento histórico en el que sin duda ganarán.  Llevan una lucha larga, continua, clara y no van a aceptar que no se las escuche. Las mujeres que mueren por abortos inseguros cada año las inspiran.
Aunque sí está permitido que las mujeres víctimas de violación o que enfrentan un embarazo posiblemente mortal puedan abortar en Argentina, muy pocos médicos realizan el procedimiento porque temen contravenir la ley.
Por esta razón el 5 de marzo de 2018 se presentó por séptima vez consecutiva en la Cámara de Diputados de la Nación el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo  (IVE) redactado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.
El Proyecto, que propone la despenalización y legalización del derecho al aborto en Argentina, cuenta con la firma de más de 70 legisladores y legisladoras de todos los arcos políticos 


Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que lucha por el reconocimiento de este derecho desde 2005, expresan que:
– despenalizar y legalizar el aborto es un imperativo de salud pública, justicia social y derechos humanos.
– Es una obligación del Estado argentino garantizar el acceso al aborto seguro para avanzar hacia los más altos estándares del Derecho Internacional.
– Despenalizar y legalizar el aborto es ampliar la ciudadanía, extender el estado de derecho.
Exigen un paso necesario para dar respuesta desde el Estado y sus políticas públicas a la problemática de la clandestinidad del aborto y la criminalización que persigue y afecta a la mitad de la población del país.


El Proyecto presentado es el resultado de décadas de trabajo, reflexiones compartidas y desarrollo de estrategias políticas que atienden a las necesidades sociales. Es el único elaborado en forma colectiva, actualizado de acuerdo a los avances legales y legitimado en foros de debate. Es un ejemplo de organización y participación política feminista, un proceso de construcción de acuerdos y consensos y un ejercicio democrático. Por eso, exigen que el Congreso el 13 de junio esté a la altura de las demandas de la sociedad y el activismo y de la incidencia de la agenda feminista. No aceptan más clandestinidad.  E insisten :¡No queremos más muertas ni presas!


Una vez más, en la historia de Argentina, un pañuelo les hermana. El pañuelo verde es hoy un ícono que refleja la lucha de nuestras antecesoras y que interpela a los poderes del Estado junto a las nuevas generaciones. Por eso hoy,  las activistas argentinas para un mundo mejor, las que luchan por una vida digna de ser vivida exigen: ¡ABORTO LEGAL YA!


La lucha por el aborto legal, seguro y gratuito en Argentina no nació de la nada. Fue producto de la constancia de mujeres desobedientes al mandato de maternidad obligatoria, rompedoras de las cadenas de la reproducción biológica como esclavitud. La historia de esa desobediencia quedó plasmada en el libro fundamental de la ensayista y activista queer Mabel Bellucci.


Recordamos a otras pioneras en esta lucha : Marta Alanis, fundadora de Católicas por el Derecho a Decidir, que  fue la organización que repartió los pañuelos verdes por primera vez el 16 de agosto de 2003 en el XVIII Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario. Los pañuelos no tenían el logo de la Campaña ni la frase. Solo decían consignas feministas amplias: aborto, derechos sexuales y reproductivos, anticoncepción, Por el derecho a decidir.

 Hay opniones que proponen que esta nueva ley deberia llevar el nombre de Dora Coledesky  abogada, trotskista, sindicalista,  que volvió feminista del exilio parisino y en 1987 fue una de las impulsoras de la primera organización que se propuso la legalización y despenalización: la Comisión por el Derecho al Aborto (Codeab).




Pero nada sería posible sin las mujeres de todas las edades que hicieron posible el NiUnaMenos de 2015 y que hoy repartidas en distintos colectivos se reúnen, reflexionan, hacen carteles que  llegan a cada mujer de a pie para trasformar el mundo, como el Colectivo Feminista Villaguay autoras de estas fotografías.  

Desde aquí acompañando a nuestras hermanas argentinas en su lucha.


Fotos realizadas por el Colectivo Feminista Villaguay
Gracias a Lucia  Sabaté 
http://www.parlamentario.com/db/000/000597_proyecto_ive_2018.pdf

https://www.filo.news/actualidad/Aborto-legal-las-modificaciones-al-proyecto-de-ley-para-sumar-indecisos--20180610-0035.html
http://www.abortolegal.com.ar/proyecto-de-ley-presentado-por-la-campana/